LA IMPORTANCIA DE UNA FOTOGRAFIA EN LA PUBLICIDAD

12/Abr/2019

La publicidad es una herramienta que utiliza el marketing para promover bienes, servicios o ideas. Fundamentalmente, la publicidad se basa en la información y en la seducción para conseguir sus objetivos. Además, la inmediatez y la rápida decodificación son principios elementales en la práctica publicitaria.

El elemento por excelencia que incorpora en su esencia todas estas características publicitarias es la imagen fija. Dentro de la imagen, la fotografía es la que más fácilmente se adapta a los requisitos publicitarios. 

En primer lugar

La fotografía se encuentra en los niveles de iconicidad más altos. Esto contribuye a facilitar la identificación, tanto del producto, servicio o idea, como la identificación con los personajes o las acciones de los personajes de la fotografía. Se reconoce fácilmente el producto, sus beneficios, sus usos y/o el público al que se dirige.

En segundo lugar

Esta alta iconicidad también contribuye a resaltar el carácter de veracidad que pretende la publicidad. En cuanto que la imagen fotográfica se diferencia poco del referente real al que representa, favorece la impresión de verdad de lo que allí se reproduce.

Fotografía vs Video

Con respecto al vídeo, la imagen fija tiene la cualidad de la inmediatez y se puede conservar fácilmente en la mayor parte de sus formatos en publicidad. Y, además, con respecto al sonido, la imagen es recordada en mayor medida, tiene mayor veracidad y capacidad de seducción.

Hoy en día, gracias a los avanzados programas de edición de imágenes, la fotografía adquiere unas posibilidades de diseño y composición casi ilimitadas. Es por esto y por todo lo anterior, por lo que la fotografía es la técnica más utilizada en publicidad gráfica.

Los elementos que generalmente componen un anuncio publicitario son el slogan, texto, nombre de la marca, logotipo e imagen. La imagen es un factor básico para llamar la atención y avivar el recuerdo. El publicista sabe que el lector espera ver en ella interés, veracidad y presentación clara de la idea comercial, por lo que crea un enlace entre el que vende y el que consume, para lo cual presenta de la mejor manera posible su producto, resalta las cualidades del mismo y procura que éste destaque de los demás de la competencia para influir en las ventas.

Toda empresa que tenga una estrategia comercial de promoción y venta de un producto tiene que contar con una buena imagen para lograr que dicha estrategia sea eficaz y atractiva. La publicidad utiliza tanto imágenes gráficas como fotográficas, aunque actualmente se recurre más a estas últimas. Pero, ¿qué es lo que una fotografía acertada puede aportar a la publicidad? Una ilustración puede ser bella, significativa, un ícono, pero una fotografía puede causar un mayor impacto visual en el espectador. Posee un alto nivel de icoinicidad y facilita la identificación del consumidor, no sólo con el producto o servicio publicitado, sino también con los personajes o las acciones de los personajes de la fotografía. Se reconoce fácilmente el producto, sus beneficios y usos y el público al que va dirigido. Además, la fotografía puede describir y transmitir una atmósfera determinada, lograr extraordinaria minuciosidad en el detalle, claridad de definición, riqueza de textura, sutilidad en la gradación tonal, etc.
En pocas palabras, la fotografía reproduce la realidad y quien la contempla se traslada fácilmente al mundo que ella refleja. Bueno, eso es en teoría, porque lo que el consumidor desconoce es que en muchas ocasiones la fotografía ha sufrido alguna manipulación que pudo haber alterado dicha realidad.

Hoy nos encontramos ante una auténtica revolución de las técnicas fotográficas, las cuales renuevan y dan lugar a una nueva representación óptica auxiliada por la regulación de la luz que, junto con la composición, el encuadre y el retoque final, permiten obtener efectos que ofrecen las más amplias posibilidades a cualquier tipo de publicidad. Es por esto, que es importante poseer conocimientos prácticos de las técnicas si se quieren aprovechar al máximo las posibilidades casi ilimitadas que ofrece la fotografía. El fotógrafo debe tener formación y experiencia para mejorar dichos conocimientos y así conseguir una buena fotografía publicitaria estética y comercial. Debe atraer la atención hacia su trabajo, hacia el objeto a publicitar. Las fotografías deben transmitir el mensaje de forma clara y directa, ser de alta calidad y deben sacarle el mejor partido al producto publicitado. Para ello, el fotógrafo debe intentar ser lo más creativo e imaginativo posible.

¿CUAL ES LA IMPORTANCIA DE LA FOTOGRAFIA EN REDES SOCIALES?

La percepción psicológica que desprende nuestra foto de perfil en redes sociales es determinante para la reputación profesional de cualquier persona.

Todos los usuarios de redes sociales exponemos nuestra imagen al resto del mundo y la foto juega un papel fundamental en nuestra reputación y todavía más importante en la de nuestra marca personal o negocio.

La percepción psicológica que desprende nuestra foto de perfil en redes sociales es determinante para la reputación profesional de cualquier persona, especialmente aquellos que trabajen a diario con internet como principal herramienta de comunicación.

Para Marcelo Zilberman, fotógrafo profesional y director de Agencia Mondongo, “Cocina De Marketing Digital”, la llegada de nuevos dispositivos móviles y la facilidad para poder hacer fotografías por los usuarios, ha llevado a que los usuarios pierdan la sensibilidad en la calidad de las mismas.

“Las nuevas tecnologías han llevado a perder algunas de las características que hacen únicas a las fotografías, como su esencia, el contar una historia”, indicó Zilberman.

En muchas ocasiones será la primera imagen y por consecuencia la primera impresión que una persona tenga de nosotros. Y pueden ser desde reclutadores de recursos humanos de una empresa hasta nuestros propios clientes o proveedores.

Lo ideal es que uses una imagen profesional, que tenga la suficiente calidad y nitidez. Donde se te vea amigable y cercano. Nada de fotos de fiestas, bebiendo, fumando, con la cara medio tapada, etc. Eso es mala imagen tanto en Linkedin como en cualquier otro sitio.

Hoy en día todo está conectado entre sí y obtener nuestra información es algo relativamente sencillo. De ahí a la importancia de escoger una buena imagen positiva que nos defina como profesional.

Lo que todavía mucha gente no es consciente es que su foto por ejemplo de Facebook o Twitter pertenece a un aspecto menos profesional a la que solo tienen acceso tus amigos y familiares.

Pero esto es un error y lo que mucha gente no sabe, o al menos todavía no es consciente de ello, es que con una simple búsqueda en Google de su nombre, todos sus perfiles que tenga asignados en Twitter, Facebook, etc. Será lo primero que aparezca junto a la foto de perfil.

Pero ¿qué podemos hacer para mejorar la calidad de la fotografía en nuestras redes sociales?

  • Que la foto sea real: A no ser que nuestra profesión vaya directamente relacionada con el tema del diseño o la ilustración no es muy recomendable que uses un dibujo como foto de perfil. Una foto de otro elemento que no sea tu rostro tampoco sería lo más recomendable, puede dar lugar a confusión y pensar que prefieres no mostrarte al mundo y eres una persona introvertida.
  • Que se vea bien la cara: Evitemos fotos de cuerpo entero donde cueste distinguir tu rostro o fotos de primeros planos donde solo se te vean los ojos, etc. Tu expresividad se muestra enseñando el rostro entero. De ahí a que lo recomendable sea que aparezcas en la foto de cintura para arriba como mucho.
  • Fondo y ambiente neutro: Sólo nosotros debemos ser el centro de atención. Evitemos distracciones innecesarias con el fondo y otros elementos.
  • Misma imagen en todas tus redes sociales: Si queremos que nos reconozcan de inmediato en todas las redes sociales emplea la misma foto. Es adecuado si quieres proyectar una imagen uniforme de tu persona.
  • Sonreír siempre: Tampoco nos pasemos pero sonríe siempre que puedas y conseguirás transmitir una imagen realmente positiva de tu persona.

El poder de la fotografía en el comercio Electrónico ó Digital

Internet pasó de ser una red donde predominaban los contenidos editoriales en texto a un espacio donde los propios usuarios publican principalmente imágenes. El estudio más reciente de usos de Internet realizado por Tendencias Digitales, muestra como la publicación de fotos se encuentra en el sexto lugar de los usos más populares de internet. Y es que ya más de la mitad de los usuarios de internet se conectan desde Smartphones, los dispositivos preferidos para tomar y compartir fotografías. Según esto, en la medida que los smartphones incrementen su penetración en la población total, las fotografías seguirán ocupando un puesto predominante entre las actividades realizadas en internet. La importancia que le otorgan los usuarios a las imágenes también se refleja en la popularidad que han ganado plataformas como Instagram y Pinterest, entre otras.

Pero más allá de la importancia que tienen las fotografías como forma de comunicación y entretenimiento entre los usuarios de internet, también las imágenes están influyendo cada vez más en las decisiones de compra. Recordemos que una de las barreras para las compras por internet es la necesidad que tienen los consumidores de ver los productos antes de comprarlos, la cual se puede satisfacer ofreciendo recursos para que el comprador vea el producto lo mejor posible (imágenes en buena resolución, diversos ángulos, imágenes 360, etc.).

Las imágenes forman parte del viaje del consumidor actual y no solamente involucran los medios electrónicos sino que están presentes en el punto del venta, cuando los compradores toman fotografías con sus smartphones y las comparten mediante la mensajería instantánea con familiares y amigos, e incluso en sus redes sociales. Esta actividad forma parte de lo que se ha denominado “in-line shopping” (conjunción de “in store”, en la tienda, con “on line”, en internet) y precisamente el citado estudio de Tendencias Digitales destaca como una de las principales actividades realizadas en los comercios es tomar fotografías a los productos.

Pero también en el comercio electrónico las fotografías son determinantes en las decisiones de compra. Los consumidores en internet declaran que la principal fuente de información para la toma de decisiones de compra online son las páginas de internet de los proveedores, seguida de los motores de búsqueda y los reviews. Al indagar qué factores consideran estos compradores que influyen en sus decisiones también destacan las fotografías, escoltando las experiencias previas y la información de precios.

A mi parecer, forma parte de una de las prácticas clave en el comercio electrónico (descripción apropiada de los productos), junto con otros elementos como el proceso de checkout, los medios de pago y el marketing. Algunos comerciantes, sobre todo los pequeños menosprecian el poder de las fotografías porque obtenerlas implica trabajo e inversión. Una imagen vende más que mil palabras así que vale la pena invertir para obtener fotografías de calidad.

Deja un comentario