16 de diciembre de 2020

JOVEN DE 19 AÑOS, MANTIENE EN VILO A LOS ARGENTINOS

16/DIC/2020

Villa Mascardi: Betiana Colhuan, la machi de 19 años que lidera a los mapuches que asedian a los vecinos

Pertenece a la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu y llevó al grupo violento a instalarse en tierras del Parque Nacional Nahuel Huapi. Es prima de Rafael Nahuel, asesinado en 2017 en un enfrentamiento con efectivos de Prefectura

Con apenas 19 años, Betiana Colhuan es la líder del grupo de encapuchados que atacan vecinos, incendian cabañas y usurpan terrenos en las inmediaciones del Lago Mascardi, a unos 35 kilómetros de Bariloche. Es la “machi” de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu. En la cultura mapuche, esa figura es representa a una consejera espiritual y principal referencia médica y religiosa.

Desde sus 16 años, Betiana es la guía del grupo que se instaló en el Parque Nacional Nahuel Huapi. A mediados de 2017 la joven recibió una especie de epifanía que los llevó a instalarse en los terrenos que, según plantean, les corresponden por cuestiones ancestrales. Así empezó el problema que se extiende hasta estos días. Los mapuches usurparon entonces un predio de tierras fiscales y ahora, tres años después, usan ese lugar de base para salir a atacar las cabañas de los vecinos.

// VILLA MASCARDI, NUEVOS PERITAJES 16/DIC/2020

En noviembre de 2017 se hizo efectiva la usurpación de las tierras fiscales y la comunidad empezó también a cortar con frecuencia la Ruta Nacional 40 para visibilizar sus reclamos. El 25 de noviembre se dio un enfrentamiento dispar entre manifestantes y la Prefectura Naval Argentina en el que murió así Rafael Nahuel, de 22 años. Betiana es la prima del joven asesinado. Fue a partir de la influencia de María Nahuel, su tía, que Rafael decidió acercarse a Lof Lafken Winkul Mapu. María es la madre de la actual machi, que a su vez tiene un hijo con Matías Santana, el testigo que aseguró que los agentes de Gendarmería trasladaron el cuerpo de Santiago Maldonado.

Ahora, esta comunidad mapuche encabeza una serie de robos, agresiones y amenazas a los vecinos de Mascardi. En el programa de tv “Con Voz y Voto”, de la ciudad de Bariloche, la machi dio una entrevista y anunció que seguirían con sus prácticas violentas. “Los dueños, que viven en Buenos Aires, que están en sus casitas cómodos y con gas, van a tener que ir sacando sus valijas”, dijo. Muchas de las residencias ubicadas en el Parque Nahuel Huapi son de gente que no vive allí y que lo utiliza como segunda vivienda. Muchos residen en Bariloche y otros tantos en Buenos Aires.

Para los vecinos, víctimas de constantes ataques, la legitimidad de la comunidad Lof Lafken Winkul es nula. “No son mapuches, son delincuentes”, dice Diego Frutos, dueño de una cabaña que fue incendiada el 2 de agosto y atacada de nuevo veinte días más tarde. El modus operandi de los liderados por Betiana Colhuen se basa en apedrear las casas para comprobar si hay alguien y, en caso de estar vacías, avanzar con la usurpación, el robo o incluso el incendio de la misma.

No tienen inscripción en el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y no cuentan siquiera con el reconocimiento de otras comunidades reconocidas de la zona. Desde la agrupación mapuche Lof Wiritray – Relmü Lafken, que se ubica a pocos kilómetros y tiene una convivencia sana y respetuosa con los vecinos, publicaron un documento en el que aseguran que no acompañan las tomas.

La cabaña de Villa Mascardi quedó destrozada por el incendio (Foto: Rodrigo Saliva).

“Nunca existió en el citado lugar, hasta noviembre de 2017 ninguna otra comunidad mapuche, ni asentamiento, ni reinvidicaciones territoriales ajenas a nuestro propio reclamo histórico, legítimo y documentado”, explican. Además, indican que Betiana Colhuen se toma atribuciones que no le corresponden y van en contra de las tradiciones ancestrales mapuches. “Una machi es una persona que dedica su vida a nuestra medicina pero no cumple un rol ni tiene bajo ningún concepto la autoridad política para decidir dónde debe o no, radicarse una comunidad”, argumentan.

Agregan también que si una machi se dedica a “llamar a la violencia, a dividir ni generar discordia, va en contra de su propósito en ésta tierra” y afirman que en la comunidad que lidera la prima de Rafael Nahuel “usa la etnia como excusa para escudarse y robar, amenazar, cuatrerear y mentir, y esconden su rostro para delinquir impunemente en la zona”

Para finalizar, ponen en dudas sus orígenes “Claramente no son de origen mapuche. Los vecinos de la zona aledaña a la ocupación los reconocen como del área metropolitana de Buenos Aires y como punteros de agrupaciones sociales y partidos políticos”, dice el comunicado.

Fuente: TN