EDITORIALES: PIDEN AYUDA A LA MINISTRA CAROLINA STANLEY / Ley de Salud Mental

Por Claudio Alejandro Izaguirre

ACTUALIDAD.COM.AR, tuvo acceso a una carta de la Asociación Antidrogas de la República Argentina que desde hace varios años vine interesando a la clase política sobre los daños causados por la actual Ley de Salud Mental. Según la entidad hay registradas más de diez mil muertes por falta de atención al enfermo adicto y todos somos testigos de los padecimietos de las madres de estos enfermos que pululan por los tribunales implorando ayuda. La actual ley impide la internación compulsiva y esto hace que el enfermo, por los problemas psiquiátricos que trae el consumo se convierta en homicida o decida el suicidio como una alternativa para solucionar su sufrimiento.

ESCRITO

A la señora Ministro de

Desarrollo Social y Salud de la Nación

Dra. Carolina Stanley

privadaministro@desarrollosocial.gob.ar

De mi consideración:

Tema: Pedido de audiencia para el 27 de mayo de 2019 18hs

Por medio de la presente, pido una audiencia con la Sra. Ministro de Desarrollo Social y Salud Dra. Carolina Stanley a fin de pedirle la derogación de la Reglamentación de la Ley de Salud Mental, para lo cual programamos una MOVILIZACIÓN al Ministerio de Desarrollo Social y Salud de Nación para el próximo 27 de mayo de 2019 a las 17 horas. Esta demanda obedece a la los siguientes puntos.

La reglamentación indica:

Desaparición definitiva de centros “monovalentes” a partir de 2020.

Se le llama monovalentes a los centros de rehabilitación de adictos. Esto deja sin cobertura alguna a cientos de miles de personas que sufren la enfermedad de la adicción los que no pueden ser atendidos en hospitales como se pretende dada la cronicidad de la enfermedad en cuestión. Los hospitales atienden la urgencia, pero no la contención integral del enfermo adicto. No están preparados para esto.

La atención del adicto debe ser con su consentimiento.

El adicto en crisis con brotes de paranoia, psicosis o esquizofrenia están imposibilitados por su dolencia de elegir lo mejor para sí mismo. En caso de que el profesional lo interne compulsivamente será procesado por privación ilegal de la libertad con penas de 8 a 15 años de cárcel efectiva y la quita del título habilitante. El médico prefiere enfrentar un juicio por mala praxis a un juicio por privación ilegal de la libertad.

Desmanicomianilización

Los servicios de Salud Mental por imperio de la ley no internan al adicto en crisis, entregando a los familiares la medicación psiquiátrica para que estos se la suministren. Ante la negativa del afectado el familiar no tiene recurso alguno para obligarlo a ingerir la medicación correspondiente, motivo por el cual el afectado vuelve a los episodios psiquiátricos ya descriptos agregando el odio hacia su familiar que “ha tratado de internarlo”.

Internación bajo la ley de Salud Mental

Para lograr la internacion de un adicto en crisis deben juntarse tres firmas: un Juez de familia, un médico Psiquiatra y un Licenciado en Psicología, en algunos casos se exige también la firma de un asistente social.  Este equipo interdisciplinario debe ser hallado en el momento de crisis que no todos los hospitales lo tienen y aquellos que cuentan con éste recurso se los encuentra de 8 a 12 horas de lunes a viernes. Es decir, la familia del adicto no encuentra este recurso en ningún lugar del país fuera de ese horario y de conseguirlo la internacion es por el término de cinco (5) días devolviendo a su hábitat pasado ese período.

Externación

La externación de los adictos en tratamiento queda en manos de personas ajenas al tratamiento que bajo la órbita de derechos humanos o INADI tiene la potestad de externar a las personas en cualquier momento. Lo que no se evalúa es la falta de medicación psiquiátrica que contiene al adictos y las consecuencias que trae abandonar el tratamiento.

La ley de Salud Mental permite, por lo antes expuesto, la llegada de las fuerzas de seguridad y la justicia penal antes que el sistema de salud mental para frenar los desequilibrios del enfermo adicto y de esta forma convertir al afectado en un delincuente o un homicida tras la falta de atención en tiempo y forma por parte del sistema de salud, poniendo además en riesgo de vida a su grupo familiar.

La Ley de Salud Mental es la única norma que conozco que mata personas y convierte en homicidas o delincuentes a los que debería atender. Como caso testigo pongo el homicidio de la periodista Paula Giglio en Mendoza.

Las comunidades terapéuticas y centros de rehabilitación, las madres y familiares de adictos, los adictos en recuperación y la sociedad toda necesita hoy de su intervención señora Carolina Stanley a fin dar por tierra con la reglamentación de esta norma, que no solo no ha resuelto la problemática, sino que deja como mudos testigos a sus familiares que viven el deterioro del afectado hasta su muerte sin poder contar con una normativa que proteja al adicto de su propia autodestrucción.

Atentamente.

Claudio Izaguirre
Presidente
Asociación Antidrogas de la República Argentina
Rincón 1424 Capital Federal
asociacionantidroga@gmail.com

NOTA DEL EDITOR: ACTUALIDAD.COM.AR, agradece al Sr. Claudio Alejandro Izaguirre, por habernos participado este petitotorio a los efectos de su divulgación en este medio.

Deja un comentario