17 de enero de 2021

CFK

NISMAN A 6 AÑOS

17/ENE/2021

La causa del memorándum con Irán, la que más preocupa a Cristina Kirchner

La vicepresidenta y el presidente Alberto Fernández, tuvieron oscilantes posiciones entre el homicidio y el suicidio sobre la conmocionante muerte del fiscal del caso AMIA.

A nadie le escapa que la principal preocupación de la vicepresidenta Cristina Kirchner son sus multiprocesamientos en la Justicia federal, resabios de hechos de corrupción que se habrían cometido durante sus gobiernos. Preocupación que, parece, se convirtió durante los años de gestión macrista y en lo que va de su socio del poder, Alberto Fernández, en obsesión para quitarse de encima esa espada de Damocles. Las causas abiertas, algunas en proceso de juicio oral y la mayoría en espera, son las denominadas Hotesur/Los Sauces, negociados en la obra pública, dólar futuro, los cuadernos de las coimas y el encubrimiento por la firma del memorándum con Irán del atentado a la AMIA. Este último caso es el que más la inquieta a la expresidenta, un proceso que roza lo que hace 6 años conmovió a la Argentina y al mundo: la repentina y sospechosa muerte del fiscal que investigó el ataque a la mutual judía, Alberto Nisman.

ACUSACION

Precisamente, el 14 de enero de 2015, el doctor Alberto Nisman denunció a la entonces presidenta Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento de Irán por la firma del Memorándum de Entendimiento en el marco de su investigación del sangriento atentado a la AMIA, ocurrido el 18 de julio de 1994. Cuatro días después, el domingo 18 de enero de 2015, el fiscal fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero con un tiro en la cabeza, a pocas horas de su presentación en el Congreso Nacional.

Nisman acusó a la presidenta Cristina Kirchner y a su canciller Héctor Timerman de pactar un acuerdo con el régimen iraní en febrero de 2003 para proteger a los responsables intelectuales y materiales del ataque terrorista a la sede de la mutual judía en Once. Según el fiscal, las maniobras del gobierno nacional para borrar a Irán del caso AMIA fueron a cambio de acuerdos comerciales con Teherán. Para poder materializar este arreglo era necesario garantizar la caída de las alertas rojas que pesaban sobre varios altos funcionarios iraníes, hecho que jamás ocurrió. Ademas de Cristina Kirchner y Héctor Timerman, la denuncia de Nisman alcanzaba al diputado K, Andrés “Cuervo” Larroque, al piquetero oficialista Luis D’Elía, al líder de Quebracho, Fernando Esteche y al argentino/iraní Jorge “Yussuf” Khalil. Además fueron procesados el por entonces secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, el jefe de la AFI, Oscar Parrilli y su segundo, Juan Martín Mena.

Jorge «Yussuf» Khalil y Luis D’Elía bajan del camión celular en Comodoro Py para declarar ante el juez Claudio Bonadio.

Los fiscales pidieron que para la lista de testigos del juicio se llame al exjefe de Interpol, Ronald Noble, y su segundo, Joel Sollier. Quieren saber si la firma del memorándum con Irán implicaba el cese de las alertas rojas. Sobre Noble, el fiscal federal Marcelo Colombo, aseguró que “no existe imputación formal” como lo pidieron los querellantes. El fallecido juez Claudio Bonadío, quien instruyó la causa hasta que fue elevada a juicio, puso en duda el accionar de Noble.

Mas allá de la compleja trama judicial, tanto en la instrucción como el demorado comienzo del juicio oral, están las oscilantes posiciones que tuvieron los hoy más altos funcionarios del poder argentino: Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Cuando el actual presidente estaba distanciado y enfrentado públicamente con Cristina, declaró en varios medios: “Nadie en la Argentina cree que Nisman se ha suicidado. La primera que no lo cree es Cristina Fernández de Kirchner”. Últimamente, restablecida la relación con Cristina, cambió de visión y declaró: “No apareció ninguna prueba seria que diga que a Nisman lo mataron”.

Por su parte, Cristina Kirchner también fue y vino con distintas hipótesis y teorías sobre la muerte del fiscal del caso AMIA, oscilando entre el homicidio y el suicidio. Parece que (aunque cueste creerlo) ambos socios del Frente de Todos se esclarecieron, despejaron todas sus dudas, cuando vieron el documental de Netflix “Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía”. En su libro “Sinceramente”, Cristina primero plantea sospechas sobre la muerte del fiscal y pone al exagente de la SIDE, Antonio “Jaime” Stiusso en medio de la escena. En otra parte del texto, la expresidenta también abona la hipótesis del suicidio, citando argumentos del libro del periodista Pablo Duggan “¿Quién mató a Nisman?”, donde el autor refuta las pericias de Gendarmería y toma partido por el suicidio.

La miniserie de Netflix

Finalmente, Cristina resaltó en sus redes sociales el trabajo del documental de Netflix y criticó cómo se manejó la Justicia al investigar la muerte para perjudicarla. “La verdad es algo que nunca buscó Comodoro Py ni la mayor parte del Poder Judicial”, concluyó la vicepresidente. Libros, documentales, expedientes judiciales. Todo mezclado, como las opiniones de los principales protagonistas de esta macabra historia, de la que se cumplen 6 años.

Fuente: TN

ALBERTO Y CRISTINA «NADA NOS VA A SEPARAR»

19/DIC/2020

Alberto Fernández dijo que el acto con Cristina Kirchner fue para “disipar dudas”: “Nada nos va a separar”

El Presidente reconoció que el objetivo fue “terminar con lo que intentan instalar” sobre una ruptura en el vínculo con la vice. Aseguró que no la va a “defraudar” y se definió como un “kirchnerista crítico”

Alberto Fernández aseguró este sábado que el propósito del acto que compartió en La Plata con Cristina Kirchner fue “disipar dudas” y “terminar con lo que intentan instalar” sobre una supuesta ruptura en el vínculo entre ambos.

“El acto se le ocurrió a Axel (Kicillof). Sirve para disipar dudas, para los que quieren vernos separados, divididos”, sostuvo el Presidente.

// EL OFICIALISMO NECESITA «OXIGENO»

En una entrevista con El Destape Radio, Fernández profundizó: “Si hablo con Cristina, los diarios dicen que soy un títere, que hago lo que me manda; si no hablo, hay una crisis institucional, estamos peleados, no funciona. No sé qué quieren. Hablamos cuando tenemos que hablar. Nos conocemos hace muchísimos años. Fue muy feo estar peleado con ella: me sentí mal esos años. Nada va a quebrar mi amistad con ella: ni aunque ella lo dispusiera”.

“Vivimos en los últimos meses un debate inusual: pasamos de que Cristina se metía en todo a que no me hablaba”, resaltó. Y agregó: “Le agradezco siempre a Cristina la confianza que depositó en mí y no la voy a defraudar a ella ni a ninguno de los que nos votaron”.

“Soy un kirchnerista crítico”

Fernández se definió como un “kirchnerista crítico” y, aunque sin nombrarlo, continuó la línea de cuestionamientos a su antecesor, Mauricio Macri. “Desde hace unos años estamos viviendo, porque los medios también lo imponen, esta idea del político no político, de los que no vienen de la política, como si venir desde la política fuese un hecho contaminante: yo me reivindico como político, reivindico a la política. Los no políticos nos han dejado unos resultados horribles”.

El jefe de Estado reconoció que el coronavirus “efectivamente trajo más pobreza: se pasó de 40 a 44 puntos”, aunque subrayó que “aún en pandemia hicimos muchísimo”. Y fue más allá: “También es cierto que la UCA dijo que si el Estado no hubiera estado presente, la pobreza sería 10 puntos más alta y la indigencia en vez del 10 por ciento sería del 27”.

“Los ministros que tengan miedo o no se animen, que vayan a buscar otro laburo”

Cristina Kirchner
Alberto Fernández y Cristina Kirchner junto a Kicillof, Massa, Magario y Máximo. Una imagen del acto en el estadio Único. (Foto: NA)

Fernández también aludió a la comunicación del Gobierno, que ha recibido críticas dentro del oficialismo. “No me animaría a decir que hay una mala comunicación, que por ahí la hay: lo que sí siento es que nuestros instrumentos de comunicación son muy débiles frente a los enfrentados. Yo hablo y ellos tienen una capacidad de vociferar mil veces superior a la mía”, manifestó.

Por último, el Presidente se refirió a la situación epidemiológica de la Argentina y subrayó que “hay que andar con cuidado con esto de la pandemia: la gente se relaja mucho, pero el problema no pasó”.

Fuente: TN

¿JUEZ Y DEFENSOR DE CRISTINA KIRCHNER?

17/DIC/2020

El abogado de Cristina Kirchner tuvo el aval para ser juez de la Cámara Federal

Es Roberto Boico, quien conforma la terna para ocupar una vacante en la Cámara Federal donde se definen las causas de corrupción

El Consejo de la Magistratura aprobó la terna para la Cámara Federal porteña, entre quienes está el abobado de Cristina Kirchner, Roberto Boico, y ahora definirá al candidato el Poder Ejecutivo para luego pasar por el Senado. Diego Amarante, juez en lo penal económico; Boico y Alejo Ramos Padilla, juez federal de Dolores, es el orden de la terna aceptada hoy en sesión plenaria. Ahora es el Poder Ejecutivo quien deberá designar a uno de los tres para ocupar un cargo en la Sala II de la Cámara Federal.

El Tribunal quedó en la mira pues por ahora se mantiene provisoriamente los cargos de Pablo Bertuzzi y y Leopoldo Bruglia, a quienes el oficialismo intentó desplazar pero finalmente la Corte Suprema decidió que se mantengan de manera transitoria hasta tanto el Consejo de la Magistratura designe a los dos cargos por concurso.

Actualmente, la terna para ocupar la vacante lo tiene a Boico en segundo lugar y a Ramos Padilla en tercero, pero este último ya fue propuesto por el Poder Ejecutivo para ocupar el juzgado federal con competencia electoral de La Plata. La Cámara Federal es un tribunal clave, no sólo revisa todo lo que deciden los doce juzgado federales de la Capital Federal, y en muchos casos define el futuro de los casos de corrupción.

Ahora, de la terna, el presidente de la Nación deberá elegir a uno para enviar su pliego al Senado Nacional donde se terminará aprobando al ocupante del cargo en la Sala II de la Cámara Federal.

Asimismo, el Consejo de la Magistratura avaló hoy el retorno del juez Eduardo Farah a la Sala II de la Cámara Federal porteña, de donde se lo había trasladado durante el macrismo luego de votar por la liberación del empresario Cristóbal López.

Por ocho votos, contra dos y dos abstenciones, el Consejo giró al Poder Ejecutivo para la continuidad del trámite el pedido aprobado por el juez Farah para dejar su vacante en el Tribunal Oral Federal 2 de San Martín y volver a la Cámara Federal, puesto para el que concursó en su momento.

El Consejo pugnó entre un dictamen de mayoría, presentado por el consejero académico Diego Molea, que proponía hacer lugar al pedido de Farah, y uno de minoría firmado por el consejero, diputado del PRO, Pablo Tonelli, que por el contrario sugería rechazar la moción del juez.

Farah en 2018 pidió el traslado a raíz de ser acorralado por el macrismo tras votar por la liberación del empresario investigado. Ahora, su regreso deberá ser avalado por el Poder Ejecutivo para hacerse efectivo.

Fuente: TN

LILITA IRA POR CRISTINA

14/DIC/2020

Pedirá juicio político por “alterar el orden democrático”

La Coalición Cívica-ARI decidió con sus diputados presentar el proyecto en el Congreso debido a la dura carta de la vicepresidenta contra la Corte Suprema de Justicia

El bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica-ARI presentará en el Congreso un pedido de juicio político contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por supuesto mal desempeño y comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones.

La bancada que preside Maximiliano Ferraro y que responde a Elisa Carrió impulsa el proceso de destitución de Cristina Kirchner luego de la carta en la que la vicepresidenta y titular del Senado abrió fuego contra los miembros de la Corte Suprema.

“Las críticas habituales de la Vicepresidenta a la Justicia se convirtieron en un ataque directo contra las reglas de convivencia democrática, un atentado contra el orden institucional y configuran el mal desempeño de la Vicepresidente que preside el cuerpo a cargo de enjuiciar constitucionalmente a los jueces de la Corte”, señalaron los legisladores de la Coalición Cívica.

Para la bancada de Carrió, que integra el bloque de Juntos por el Cambio, la vicepresidenta con una serie de medidas que impulsó en busca de “su impunidad y la de sus hijos” de los ocho procesamientos que tiene en causas por corrupción y el Pacto con Irán.

Según Carrió, Cristina sabe que falló, hasta ahora, su “plan de impunidad” y por eso ahora analizar la posibilidad de impulsar un juicio político a los miembros de la Corte o proponer una ampliación de los 5 a 9 de los miembros del máximo tribunal para poner jueces militantes en esos lugares. De acuerdo a ese análisis, Cristina está preocupada porque como vicepresidenta “no tiene inmunidad de arresto”, privilegio que sí tenía cuando era senadora hasta diciembre del año pasado.

Si el juicio político eventualmente es aceptado, la Cámara de Diputados debe hacer el rol de fiscal del vicepresidente acusado y el Senado de jueces para decidir si finalmente se la sanciona.

De acuerdo a ese análisis, Cristina (67 años) eventualmente sería condenada en causas como Cuadernos de las Coimas o el direccionamiento de 3 mil millones de dólares en contratos de obra pública a favor de Lázaro Báez luego de que cumpla 70 años. Entonces, en este caso cumpliría prisión domiciliaria.

Carrió impulsó ese pedido de juicio político, luego de que la Coalición Cívica ARI realizó la semana pasada un Congreso Federal, en el que reeligió al diputado nacional Maximiliano Ferraro como presidente, a Mariana Zuvic como vicepresidente y a Maricel Etchecoin como presidente de la Asamblea nacional partidaria.

“Es un orgullo volver a presidir este partido en el que estamos seguros de que lo primordial es construir una Argentina distinta. En el 2021 podemos comenzar a recorrer nuevamente, la senda de un cambio que ya logramos en 2015, junto al ex presidente (Mauricio) Macri, ‘Lilita’ (Carrió), la Unión Cívica Radical, el PRO y cada uno de nosotros”, sostuvo Ferraro al exponer ante los delegados.

El encuentro se realizó en el Palais Rouge, donde estuvieron presentes Ferraro, el nuevo presidente del bloque de diputados nacionales Juan Manuel López, Zuvic, la diputada provincial por Buenos Aires, Maricel Etchecoin; los diputados porteños Facundo del Gaiso; Cecilia Ferrero; Claudio Cingolani; Lucía Romano y Hernán Reyes; el ex diputado nacional Fernando Sánchez y el auditor porteño Juan Calandri.

“Esta bien que haya distintos liderazgos dentro del Juntos por el Cambio, que nos permita crecer mirando 2021 y 2023, y es ahí donde la CC ARI debe tener un lugar central en la conformación de los distintos liderazgos. Muchas veces nos esforzamos más por la uniformidad que por la unanimidad, son dos cosas distintas, tenemos que entenderlo para fortalecer nuestra democracia e instituciones”, indicó el presidente de la Coalición Cívica ARI.

Y, en ese sentido, agregó: “En la CC ARI y en Juntos por el Cambio no debemos renunciar a los matices, nos debemos preguntar qué hacer con el conjunto de esas diferencias y entre todos pensar la diversidad de los problemas y desafíos que tenemos por delante en la Argentina”.

Fuente: TN

ABORTO EN EL SENADO

11/DIC/2020

Se espera un ajustado debate en el Senado y Cristina Kirchner podría definir la votación

Los “verdes” dicen tener una ventaja de un voto pero los “celestes” creen que llegan al número para el rechazo. El rol clave que tendría la Vicepresidenta.

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) tiene por delante un desafío complejo: ser aprobado en la Cámara de Senadores, en donde el “poroteo” indica que se tratará de una disputa voto a voto hasta el final.

//MEDIA SANCION POSITIVA PARA LEY DE ABORTO

Es que de acuerdo al sector que se consulte, los números son disímiles. Los “verdes” afirman tener 36 votos a favor y 35 en contra, mientras que los “celestes” aseguran contar con el mismo numero de voluntades. Además, afirman que la legisladora neuquina Lucila Crexell todavía no definió. También hablan de un indeciso que los representantes que acompañen la iniciativa cuentan como propio pero que, en realidad, la rechazaría.

José Alperovich, de licencia por una denuncia de abuso sexual, es el senador 72, y su ausencia representaría un golpe para los celestes ya que en 2018 votó en contra. Pero lo cierto es que, si lo requiere, podría pedir participar de la sesión: el tramite para hacerlo no reviste mayor complejidad.

En este contexto, varios especulan con que podría darse un empate en la Cámara Alta y de ocurrir, sería la vicepresidenta Cristina Kirchner la que debería definir por sí o por no. Una situación muy parecida a la que atravesó Julio Cobos en 2008, cuando rechazó la resolución 125.

El tratamiento en el Senado comenzará la próxima semana en las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Salud. En todas, el oficialismo cuenta con los votos para darle dictamen. La intención es que esto ocurra antes del viernes 18 para que el proyecto esté listo para su debate en las sesiones que podrían celebrarse entre el 28 y el 30 de diciembre.

A último momento, Diputados introdujo modificaciones en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. Esta serie de cambios podrían repercutir favorablemente en los senadores que tengan ciertas dudas.

Sobre la objeción de conciencia, en el texto original se obligaba a los efectores de salud a garantizar el aborto en el caso de que una persona gestante así lo requiriese. El artículo 11 deja sin efecto esa cuestión, aunque obliga a aquellos efectores “que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo a causa del ejercicio del derecho de objeción de conciencia” a “disponer la derivación a un efector que realice efectivamente la prestación y que sea de similares características al que la persona solicitante de la prestación consultó”.

A propósito de las personas gestantes menores de 16 años con embarazos no deseados que decidan abortar, se requerirá su consentimiento informado y la asistencia de al menos uno de sus padres, conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, que indica que “la persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales”.

Media sanción

Tras más de 19 horas de debate, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). La iniciativa obtuvo 131 votos a favor, 117 en contra y hubo seis abstenciones.

La sesión en la Cámara Baja continuó con el tratamiento del “Plan de los 1000 días”, que también obtuvo media sanción al cosechar 196 votos positivos.

La iniciativa obtuvo media sanción en Diputados. (Foto: Télam).Por: MAXIMILIANO VERNAZZA

Esta iniciativa establece una protección integral a la mujer y al niño hasta los primeros tres años de vida. El texto, que apunta a acompañar, proteger y apoyar íntegramente a las embarazadas y recién nacidos, está basado en un esquema que rige en la provincia de San Juan desde 2016.

Fuente: TN

EN LAS MANOS DE CFK

03/DIC/2020

Aborto: los tiempos que marque Cristina Kirchner pueden destruir la frágil mayoría que el proyecto tiene en el Senado

El anuncio de que la Cámara de Diputados podría estar aprobando en apenas dos semanas la legalización del aborto pone a Cristina Kirchner en la encrucijada de tener que acelerar una serie de decisiones que podrían ser determinantes para la suerte de la iniciativa enviada al Congreso por el Gobierno de Alberto Fernández.

La primera, y tal vez la más importante, ya que podría definir la suerte del proyecto, es la fecha en la que la iniciativa llegará al recinto de la Cámara alta. Una posibilidad es que sea al filo del fin del año, el 30 de diciembre.

Pero también tendrá que decidir otras cuestiones que, aunque menores, podrían tener incidencia en el destino del debate, como las comisiones a las que será girada la iniciativa y cuál de ellas será cabecera de la discusión.

Si, como prometen en la Cámara baja, la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) resulta aprobada a mediados de diciembre, al Senado le quedarán dos semanas y media para sancionarla antes de fin de año, como pretende el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, el calendario que le quedaría disponible a la vicepresidenta es muy apretado si se toma en cuenta que en esas semanas están los días no laborables por las fiestas de fin de año. Entre ellas la Navidad, celebración esta última muy cara a los cristianos, que en su mayoría rechazan de manera muy fuerte el aborto. Para la Iglesia Católica y el papa Francisco sería una provocación la sanción del aborto en la proximidad de esa festividad, dijo un senador «celeste».

Cristina Kirchner y María de los Ángeles Sacnun, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado
Cristina Kirchner y María de los Ángeles Sacnun, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado

Por otro lado, postergar el debate para el año próximo podría significar un costo político importante para Cristina Kirchner, que debería dar explicaciones a sus votantes y al colectivo de organizaciones y militantes que vienen bregando por la legalización del aborto de las causas de una eventual demora.

La postergación, además, podría impactar en la suerte del proyecto de manera definitiva. A esta altura del año, como no había ocurrido durante el debate de 2018, la legalización del aborto es mayoría en el Senado.

Si bien los números oficiales aún no lo registran, fuentes periodísticas están en condiciones de afirmar que el apoyo al proyecto cuenta con 36 votos mientras que el rechazo suma 35, restando un solo legislador por definir su postura. Esa mayoría es un poco más holgada, ya que uno de los senadores «celestes» es el tucumano José Alperovich, en uso de licencia hasta fin de año por las acusaciones de violación que pesan en su contra.

En este escenario, cualquier postergación, sobre todo cuando el año próximo será electoral, podría diluir la ligera ventaja que hoy tiene el proyecto del Poder Ejecutivo en una cámara históricamente conservadora.

Comisiones

Otro tema al que deberá atender Cristina Kirchner es la selección de las comisiones que tratarán el tema y cuál de ellas conducirá el debate. Cuantas menos sean, más corto será el tiempo de debate y más fácil alcanzar el dictamen para llevar el proyecto al recinto.

El antecedente de 2018 muestra a Gabriela Michetti girando el proyecto a cuatro comisiones. Presionada por el entonces jefe de la bancada peronista y uno de los baluartes a favor del aborto en el Senado en ese momento, Miguel Ángel Pichetto, la vicepresidenta de Mauricio Macri accedió a que el proyecto sea debatido por las comisiones de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales, quitando de la discusión a la de Presupuesto y Hacienda.

Si Cristina Kirchner apura el trámite para que el aborto se trate este año en el Senado, la aprobación podría ser cerca de la Navidad, algo que entre los "celestes" consideran una provocación
Si Cristina Kirchner apura el trámite para que el aborto se trate este año en el Senado, la aprobación podría ser cerca de la Navidad, algo que entre los «celestes» consideran una provocación Crédito: Prensa Senado

La condición de cabecera recayó hace dos años en la de Salud, presidida por el «celeste» Mario Fiad (UCR-Jujuy). Si se tiene en cuenta que el jujeño sigue al frente de la comisión, parece difícil que Cristina Kirchner repita el mismo giro de 2018.

En este escenario, entran a sonar los nombres de acólitos de la vicepresidenta que apoyan la legalización del aborto y que podrían conducir el debate. En esa lista se anotan María de los Angeles Sacnun (Santa Fe), que preside Asuntos Constitucionales; y Oscar Parrilli (Neuquén), a cargo de Justicia y Asuntos Penales.

Tampoco se descarta que Cristina Kirchner abra el juego a la comisión de Legislación General, caso en el cual intervendría la militante de La Cámpora Ana Almirón (Corrientes). Sin embargo, esto implicaría sumar una comisión más al debate.

Cualquiera sea el diseño, en todas las comisiones mencionadas el apoyo al aborto tiene asegurada la mayoría para emitir dictamen, por lo que ese tema no sería un obstáculo, como sí lo fue en 2018.

Fuente: LA NACION