24 de diciembre de 2020

iPHONE

iPHONE HACKERS

24/DIC/2020

¿Por qué Apple preparó unidades de iPhone para hackear?

La compañía californiana envía smartphones especialmente diseñados para la investigación de vulnerabilidades

Además de los iPhone que se consiguen en el mercado y de los prototipos que alguna vez diseñó Apple y nunca llegaron a los usuarios, existen unidades de esos smartphones con características inusuales. Se trata de equipos especialmente diseñados para ser hackeados, creados por el mismísimo fabricante estadounidense.

¿Por qué Apple crea ejemplares de iPhone aptos para hackers? No se trata de un auto-boicot sino todo lo contrario: esos desarrollos se encuadran en un programa de investigación de seguridad impulsado por la empresa. A esos teléfonos se los conoce con las siglas SRD, por “security research device”.

La movida fue anunciada a mediados de año con el objetivo de “ayudar a mejorar la seguridad de todos los usuarios de iOS”.

Según informa el sitio MacRumors, la compañía con sede central en Cupertino, California, ya notificó al primer grupo de expertos que forman parte del programa. Ellos recibirán unidades de iPhone que se comportan como un smartphone tradicional (aquel que se consigue en las tiendas), pero que ofrecen a los investigadores más permisos para acceder y ejecutar herramientas para encontrar vulnerabilidades.

Estos singulares iPhone están especialmente configurados, permitiendo la ejecución de código único para respaldar las investigaciones de seguridad. Los participantes del programa tienen acceso a una amplia documentación y un foro en el que pueden interactuar con los ingenieros de Apple con fines de colaboración.

Los especialistas conservarán los teléfonos SRD durante 12 meses, y podrán renovar el préstamo para continuar con su participación en el programa en 2022. Ellos tendrán la obligación de reportan fallas que encuentren. La mencionada publicación indica que siendo que hay dispositivos limitados para distribuir, Apple solamente eligió investigadores con un historial probado de éxito en la búsqueda de problemas de seguridad en las plataformas. Por lo demás, se espera que la empresa inicie una nueva ronda más adelante en 2021.

Además de esta iniciativa, e igual que otras compañías tecnológicas, Apple cuenta con un programa de recompensas que entrega grandes sumas de dinero (en este caso hasta 1.5 millones de dólares) a aquellos que descubran brechas de seguridad en sus productos.

Si bien la firma californiana siempre se ha jactado del alto nivel de seguridad de sus productos, los dispositivos de la marca no se salvan de las brechas. Esta semana se conoció una falla en iMessage que permitió espiar a decenas de periodistas; a mediados de mes se divulgó un error en iOS 14 que bloqueó la notificación de mensajes entrantes; y hace algunas semanas un experto en seguridad informática reveló un agujero de seguridad en los iPhone que permitía a atacantes tomar absoluto control de los dispositivos a distancia, sin que las víctimas se percaten de ello. Según contamos acá, aquel hallazgo es “uno de los hacks más impresionantes de la historia”.

Fuente: TN / TECNO

iPHONE DESLEAL

01/DIC2020

Multan a Apple en Italia por prometer que los iPhone son resistentes al agua

La autoridad antimonopolio le exige a la compañía californiana el pago de 10 millones de euros por prácticas comerciales desleales

La promoción de una especificación de los iPhone le trae dolores de cabeza a Apple, que fue multada en Italia por publicidad engañosa y “prácticas agresivas”. La autoridad antimonopolio de aquel país europeo, la AGCM, pide que la compañía con sede central en California, Estados Unidos, pague 10 millones de euros por prácticas comerciales desleales y publicidad engañosa.

En concreto, la resolución señala que el fabricante generó confusión respecto a la resistencia al agua de sus smartphones, mencionando a todos los modelos de la serie 8, a los iPhone X y a los dispositivos que conforman la familia 11 que se anunció en 2019.

¿Los iPhone resisten el agua?

Según el organismo, Apple remarcó en sus anuncios que los teléfonos resisten un máximo de 30 minutos a una profundidad de entre 1 y 4 metros. En este punto notan que la promesa resulta ambigua: “Lo que se anuncia no se puede replicar en la vida real (…) sin comprometer las funciones del dispositivo”, señalan. Además indican que la resistencia al agua de los iPhone se ha probado en condiciones de laboratorio y que por ende “no representa un caso real en el que, por ejemplo, el agua no sea pura o estática”.

«click» en imagen para ver publicación organizmo italiano

El informe de AGCM cita ejemplos de consumidores cuyo iPhone se había sumergido brevemente en el mar y a los que se les negó la cobertura. Otro denunciante había estado lavando su dispositivo con agua de la canilla, lo que Apple consideró un uso inadecuado, según cuentan en TechCrunch. Otro usuario informó que su iPhone XR dejó de funcionar después de entrar en contacto con el agua y que Apple le dijo que debía comprar un dispositivo nuevo, aunque a un precio subsidiado.

En su descargo, la empresa que dirige Tim Cook dijo que la garantía no cubre los daños causados por líquidos. En este punto, el organismo regulador notó que el “pecado” de Apple reside en el lenguaje utilizado para promocionar dicha característica de los smartphones. El modo de comunicar esa especificación es “capaz de engañar a los consumidores”, ya que no aclaran si se trata de una garantía convencional o legal, esta última más amplia y con mayores derechos para el comprador.

En concreto, Apple deberá pagar 5 millones de euros por uso engañoso de lenguaje e imágenes, y otra multa de igual cifra por no reconocer los derechos de asistencia y garantía en caso de daños en los iPhone provocados por líquidos. La suma no representa una gran erogación para una compañía que en 2019 tuvo ganancias por 260.000 millones de dólares.

Recientemente Apple promovió un sitio web en el que echa luz sobre la resistencia al agua de los iPhone, indicando que el usuario no debe bañarse con el teléfono n sumergirlo en el agua. En ese orden, indicó que los teléfonos son resistentes a las salpicaduras y al “contacto rápido” con los líquidos. Un vocero del fabricante estadounidense dijo que “nunca se indicó, ni siquiera incidentalmente, que los dispositivos sean totalmente impermeables”.

La empresa tiene 60 días a partir de la fecha en que se le notificó la multa para apelar la decisión.

Fuente: TN