21 de diciembre de 2020

SENADO

«OBSESION»: ABORTO LEGAL

21/DIC/2020

Aborto legal | La Iglesia cuestionó a la dirigencia política por la “febril obsesión” por el proyecto

La Conferencia Episcopal volvió a pronunciarse contra la iniciativa, que es impulsada por el Gobierno. Se debatirá el 29 de diciembre en el Senado

La Iglesia redobló las críticas al proyecto de aborto legal al cuestionar a la dirigencia política por lo que consideró que es una “febril obsesión por instaurar“ la interrupción del embarazo en la Argentina. La Conferencia Episcopal advirtió que “hay miles de cuestiones sanitarias y sociales a resolver, que requieren toda nuestra atención”. Manifestó además que el país necesita “una ardua reconstrucción: de las fuentes de trabajo, de la educación, de las instituciones y de los lazos fraternos”.

La CEA se manifestó nuevamente contra el proyecto, que impulsa el Gobierno y que el Senado debatirá el próximo 29 de diciembre. La institución liderada por Oscar Ojea se pronunció en el mensaje de Navidad, con el título “¿Por qué no renovar la esperanza?”. Planteó que “en estas últimas semanas el panorama se ha ennegrecido” y que “la opción política pasó a ser una incomprensible urgencia, una febril obsesión por instaurar el aborto en Argentina”.

// MEDIA SANCION POSITIVA PARA LEY DE ABORTO 11/DIC/2020

La Iglesia sostuvo que “hay miles de cuestiones sanitarias y sociales a resolver, que requieren toda nuestra atención”. Mencionaron desde los problemas de la vacunación hasta la cantidad de personas muy enfermas que este año no han recibido adecuada atención médica, pasando por las mujeres que sufren violencia o no tienen un trabajo digno”. Cuestionó que “lo que se les ofrece en este momento duro e incierto es el aborto, y eso es un golpe a la esperanza”.

Los obispos manifestaron que por la pandemia, esta Navidad “nos encuentra en un momento histórico donde necesitamos una ardua reconstrucción: de las fuentes de trabajo, de la educación, de las instituciones, de los lazos fraternos”. Aunque afirmaron que “para quienes esperan empezar un año mejor, esta agenda legislativa no les trae esperanzas”, en relación al proyecto de interrupción legal del embarazo.

Manifestaron que la fiesta de la Navidad “nos hace pensar en la dignidad de cada vida, nos recuerda cuánto vale un ser humano”. Señalaron además que confían “en el bien que habita en el pueblo, en esa tierra fértil que son los corazones de los argentinos, capaces de elegir la vida y la fraternidad más allá de todo”.

En otro tramo del mensaje navideño los obispos recordaron que el Papa Francisco pidió en su última encíclica: “Que la pandemia no nos deje iguales sino que nos vuelva más apasionados para defender toda vida: la vida de un anciano, de un discapacitado, de un enfermo, de un niño por nacer”.

Fuente: TN

ABORTO EN EL SENADO

11/DIC/2020

Se espera un ajustado debate en el Senado y Cristina Kirchner podría definir la votación

Los “verdes” dicen tener una ventaja de un voto pero los “celestes” creen que llegan al número para el rechazo. El rol clave que tendría la Vicepresidenta.

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) tiene por delante un desafío complejo: ser aprobado en la Cámara de Senadores, en donde el “poroteo” indica que se tratará de una disputa voto a voto hasta el final.

//MEDIA SANCION POSITIVA PARA LEY DE ABORTO

Es que de acuerdo al sector que se consulte, los números son disímiles. Los “verdes” afirman tener 36 votos a favor y 35 en contra, mientras que los “celestes” aseguran contar con el mismo numero de voluntades. Además, afirman que la legisladora neuquina Lucila Crexell todavía no definió. También hablan de un indeciso que los representantes que acompañen la iniciativa cuentan como propio pero que, en realidad, la rechazaría.

José Alperovich, de licencia por una denuncia de abuso sexual, es el senador 72, y su ausencia representaría un golpe para los celestes ya que en 2018 votó en contra. Pero lo cierto es que, si lo requiere, podría pedir participar de la sesión: el tramite para hacerlo no reviste mayor complejidad.

En este contexto, varios especulan con que podría darse un empate en la Cámara Alta y de ocurrir, sería la vicepresidenta Cristina Kirchner la que debería definir por sí o por no. Una situación muy parecida a la que atravesó Julio Cobos en 2008, cuando rechazó la resolución 125.

El tratamiento en el Senado comenzará la próxima semana en las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Salud. En todas, el oficialismo cuenta con los votos para darle dictamen. La intención es que esto ocurra antes del viernes 18 para que el proyecto esté listo para su debate en las sesiones que podrían celebrarse entre el 28 y el 30 de diciembre.

A último momento, Diputados introdujo modificaciones en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. Esta serie de cambios podrían repercutir favorablemente en los senadores que tengan ciertas dudas.

Sobre la objeción de conciencia, en el texto original se obligaba a los efectores de salud a garantizar el aborto en el caso de que una persona gestante así lo requiriese. El artículo 11 deja sin efecto esa cuestión, aunque obliga a aquellos efectores “que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo a causa del ejercicio del derecho de objeción de conciencia” a “disponer la derivación a un efector que realice efectivamente la prestación y que sea de similares características al que la persona solicitante de la prestación consultó”.

A propósito de las personas gestantes menores de 16 años con embarazos no deseados que decidan abortar, se requerirá su consentimiento informado y la asistencia de al menos uno de sus padres, conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, que indica que “la persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales”.

Media sanción

Tras más de 19 horas de debate, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). La iniciativa obtuvo 131 votos a favor, 117 en contra y hubo seis abstenciones.

La sesión en la Cámara Baja continuó con el tratamiento del “Plan de los 1000 días”, que también obtuvo media sanción al cosechar 196 votos positivos.

La iniciativa obtuvo media sanción en Diputados. (Foto: Télam).Por: MAXIMILIANO VERNAZZA

Esta iniciativa establece una protección integral a la mujer y al niño hasta los primeros tres años de vida. El texto, que apunta a acompañar, proteger y apoyar íntegramente a las embarazadas y recién nacidos, está basado en un esquema que rige en la provincia de San Juan desde 2016.

Fuente: TN

EN LAS MANOS DE CFK

03/DIC/2020

Aborto: los tiempos que marque Cristina Kirchner pueden destruir la frágil mayoría que el proyecto tiene en el Senado

El anuncio de que la Cámara de Diputados podría estar aprobando en apenas dos semanas la legalización del aborto pone a Cristina Kirchner en la encrucijada de tener que acelerar una serie de decisiones que podrían ser determinantes para la suerte de la iniciativa enviada al Congreso por el Gobierno de Alberto Fernández.

La primera, y tal vez la más importante, ya que podría definir la suerte del proyecto, es la fecha en la que la iniciativa llegará al recinto de la Cámara alta. Una posibilidad es que sea al filo del fin del año, el 30 de diciembre.

Pero también tendrá que decidir otras cuestiones que, aunque menores, podrían tener incidencia en el destino del debate, como las comisiones a las que será girada la iniciativa y cuál de ellas será cabecera de la discusión.

Si, como prometen en la Cámara baja, la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) resulta aprobada a mediados de diciembre, al Senado le quedarán dos semanas y media para sancionarla antes de fin de año, como pretende el Poder Ejecutivo.

Sin embargo, el calendario que le quedaría disponible a la vicepresidenta es muy apretado si se toma en cuenta que en esas semanas están los días no laborables por las fiestas de fin de año. Entre ellas la Navidad, celebración esta última muy cara a los cristianos, que en su mayoría rechazan de manera muy fuerte el aborto. Para la Iglesia Católica y el papa Francisco sería una provocación la sanción del aborto en la proximidad de esa festividad, dijo un senador «celeste».

Cristina Kirchner y María de los Ángeles Sacnun, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado
Cristina Kirchner y María de los Ángeles Sacnun, presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado

Por otro lado, postergar el debate para el año próximo podría significar un costo político importante para Cristina Kirchner, que debería dar explicaciones a sus votantes y al colectivo de organizaciones y militantes que vienen bregando por la legalización del aborto de las causas de una eventual demora.

La postergación, además, podría impactar en la suerte del proyecto de manera definitiva. A esta altura del año, como no había ocurrido durante el debate de 2018, la legalización del aborto es mayoría en el Senado.

Si bien los números oficiales aún no lo registran, fuentes periodísticas están en condiciones de afirmar que el apoyo al proyecto cuenta con 36 votos mientras que el rechazo suma 35, restando un solo legislador por definir su postura. Esa mayoría es un poco más holgada, ya que uno de los senadores «celestes» es el tucumano José Alperovich, en uso de licencia hasta fin de año por las acusaciones de violación que pesan en su contra.

En este escenario, cualquier postergación, sobre todo cuando el año próximo será electoral, podría diluir la ligera ventaja que hoy tiene el proyecto del Poder Ejecutivo en una cámara históricamente conservadora.

Comisiones

Otro tema al que deberá atender Cristina Kirchner es la selección de las comisiones que tratarán el tema y cuál de ellas conducirá el debate. Cuantas menos sean, más corto será el tiempo de debate y más fácil alcanzar el dictamen para llevar el proyecto al recinto.

El antecedente de 2018 muestra a Gabriela Michetti girando el proyecto a cuatro comisiones. Presionada por el entonces jefe de la bancada peronista y uno de los baluartes a favor del aborto en el Senado en ese momento, Miguel Ángel Pichetto, la vicepresidenta de Mauricio Macri accedió a que el proyecto sea debatido por las comisiones de Salud, de Justicia y Asuntos Penales y de Asuntos Constitucionales, quitando de la discusión a la de Presupuesto y Hacienda.

Si Cristina Kirchner apura el trámite para que el aborto se trate este año en el Senado, la aprobación podría ser cerca de la Navidad, algo que entre los "celestes" consideran una provocación
Si Cristina Kirchner apura el trámite para que el aborto se trate este año en el Senado, la aprobación podría ser cerca de la Navidad, algo que entre los «celestes» consideran una provocación Crédito: Prensa Senado

La condición de cabecera recayó hace dos años en la de Salud, presidida por el «celeste» Mario Fiad (UCR-Jujuy). Si se tiene en cuenta que el jujeño sigue al frente de la comisión, parece difícil que Cristina Kirchner repita el mismo giro de 2018.

En este escenario, entran a sonar los nombres de acólitos de la vicepresidenta que apoyan la legalización del aborto y que podrían conducir el debate. En esa lista se anotan María de los Angeles Sacnun (Santa Fe), que preside Asuntos Constitucionales; y Oscar Parrilli (Neuquén), a cargo de Justicia y Asuntos Penales.

Tampoco se descarta que Cristina Kirchner abra el juego a la comisión de Legislación General, caso en el cual intervendría la militante de La Cámpora Ana Almirón (Corrientes). Sin embargo, esto implicaría sumar una comisión más al debate.

Cualquiera sea el diseño, en todas las comisiones mencionadas el apoyo al aborto tiene asegurada la mayoría para emitir dictamen, por lo que ese tema no sería un obstáculo, como sí lo fue en 2018.

Fuente: LA NACION