16 de diciembre de 2020

USURPACION

JOVEN DE 19 AÑOS, MANTIENE EN VILO A LOS ARGENTINOS

16/DIC/2020

Villa Mascardi: Betiana Colhuan, la machi de 19 años que lidera a los mapuches que asedian a los vecinos

Pertenece a la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu y llevó al grupo violento a instalarse en tierras del Parque Nacional Nahuel Huapi. Es prima de Rafael Nahuel, asesinado en 2017 en un enfrentamiento con efectivos de Prefectura

Con apenas 19 años, Betiana Colhuan es la líder del grupo de encapuchados que atacan vecinos, incendian cabañas y usurpan terrenos en las inmediaciones del Lago Mascardi, a unos 35 kilómetros de Bariloche. Es la “machi” de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu. En la cultura mapuche, esa figura es representa a una consejera espiritual y principal referencia médica y religiosa.

Desde sus 16 años, Betiana es la guía del grupo que se instaló en el Parque Nacional Nahuel Huapi. A mediados de 2017 la joven recibió una especie de epifanía que los llevó a instalarse en los terrenos que, según plantean, les corresponden por cuestiones ancestrales. Así empezó el problema que se extiende hasta estos días. Los mapuches usurparon entonces un predio de tierras fiscales y ahora, tres años después, usan ese lugar de base para salir a atacar las cabañas de los vecinos.

// VILLA MASCARDI, NUEVOS PERITAJES 16/DIC/2020

En noviembre de 2017 se hizo efectiva la usurpación de las tierras fiscales y la comunidad empezó también a cortar con frecuencia la Ruta Nacional 40 para visibilizar sus reclamos. El 25 de noviembre se dio un enfrentamiento dispar entre manifestantes y la Prefectura Naval Argentina en el que murió así Rafael Nahuel, de 22 años. Betiana es la prima del joven asesinado. Fue a partir de la influencia de María Nahuel, su tía, que Rafael decidió acercarse a Lof Lafken Winkul Mapu. María es la madre de la actual machi, que a su vez tiene un hijo con Matías Santana, el testigo que aseguró que los agentes de Gendarmería trasladaron el cuerpo de Santiago Maldonado.

Ahora, esta comunidad mapuche encabeza una serie de robos, agresiones y amenazas a los vecinos de Mascardi. En el programa de tv “Con Voz y Voto”, de la ciudad de Bariloche, la machi dio una entrevista y anunció que seguirían con sus prácticas violentas. “Los dueños, que viven en Buenos Aires, que están en sus casitas cómodos y con gas, van a tener que ir sacando sus valijas”, dijo. Muchas de las residencias ubicadas en el Parque Nahuel Huapi son de gente que no vive allí y que lo utiliza como segunda vivienda. Muchos residen en Bariloche y otros tantos en Buenos Aires.

Para los vecinos, víctimas de constantes ataques, la legitimidad de la comunidad Lof Lafken Winkul es nula. “No son mapuches, son delincuentes”, dice Diego Frutos, dueño de una cabaña que fue incendiada el 2 de agosto y atacada de nuevo veinte días más tarde. El modus operandi de los liderados por Betiana Colhuen se basa en apedrear las casas para comprobar si hay alguien y, en caso de estar vacías, avanzar con la usurpación, el robo o incluso el incendio de la misma.

No tienen inscripción en el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y no cuentan siquiera con el reconocimiento de otras comunidades reconocidas de la zona. Desde la agrupación mapuche Lof Wiritray – Relmü Lafken, que se ubica a pocos kilómetros y tiene una convivencia sana y respetuosa con los vecinos, publicaron un documento en el que aseguran que no acompañan las tomas.

La cabaña de Villa Mascardi quedó destrozada por el incendio (Foto: Rodrigo Saliva).

“Nunca existió en el citado lugar, hasta noviembre de 2017 ninguna otra comunidad mapuche, ni asentamiento, ni reinvidicaciones territoriales ajenas a nuestro propio reclamo histórico, legítimo y documentado”, explican. Además, indican que Betiana Colhuen se toma atribuciones que no le corresponden y van en contra de las tradiciones ancestrales mapuches. “Una machi es una persona que dedica su vida a nuestra medicina pero no cumple un rol ni tiene bajo ningún concepto la autoridad política para decidir dónde debe o no, radicarse una comunidad”, argumentan.

Agregan también que si una machi se dedica a “llamar a la violencia, a dividir ni generar discordia, va en contra de su propósito en ésta tierra” y afirman que en la comunidad que lidera la prima de Rafael Nahuel “usa la etnia como excusa para escudarse y robar, amenazar, cuatrerear y mentir, y esconden su rostro para delinquir impunemente en la zona”

Para finalizar, ponen en dudas sus orígenes “Claramente no son de origen mapuche. Los vecinos de la zona aledaña a la ocupación los reconocen como del área metropolitana de Buenos Aires y como punteros de agrupaciones sociales y partidos políticos”, dice el comunicado.

Fuente: TN

VILLA MASCARDI, NUEVOS PERITAJES

16/DIC2020

Impresionante operativo en la toma mapuche

La Justicia rionegrina ordenó nuevos peritajes en los terrenos usurpados. Participan fiscales y fuerzas federales

Un nuevo capítulo se escribe en Villa Mascardi, en las afueras de San Carlos de Bariloche, con las tierras ocupadas desde hace varios meses por integrantes de la comunidad mapuche local Lof Lafken Winkul Mapu. La Justicia provincial ordenó otra vez peritajes para constatar quiénes están usurpando terrenos públicos y privados frente a la ruta nacional 40. Como hubo incidentes en los últimos operativos, con resistencia de encapuchados que no se querían identificar, se dispuso un impresionante despliegue de fuerzas federales de seguridad.

Desde muy temprano, el procedimiento salió desde Bariloche con una docena de móviles y camiones de la Policía Federal Argentina. Al frente está la fiscal Silvia Little y sus secretarios, para realizar el allanamiento e inspección en las tierras usurpadas. Esta medida se tomó ya que últimamente hubo incidentes protagonizados por estos grupos violentos, incluso con agresión a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, y sus colaboradores, cuando estuvieron en la zona.

El panorama se complicó más tarde cuando en un corte de la ruta 40, los encapuchados identificaron en un auto al vecino Diego Frutos, uno de los líderes de la comisión de Vecinos de Villa Mascardi que lleva adelante los reclamos para recuperar los terrenos usurpados, y le dieron una paliza.

Por otra parte, el Tribunal de Impugnación rechazó un planteo defensivo de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu contra la formulación de cargos y la orden de restituir el predio ocupado en Villa Mascardi al Obispado de San Isidro.

Los jueces Miguel Cardella, Rita Custet Llambí y Carlos Mussi, declararon inadmisible la queja presentada por el defensor Manuel Mansilla, en representación de los integrantes de la Lof Lafken Winkul Mapu que habían sido imputados por usurpación. En la misma disposición impugnada, se había ordenado restituir el predio ocupado en Villa Mascardi, al Obispado de San Isidro.

Los jueces recordaron que el juez de Garantías admitió el 22 de octubre pasado, la formulación de cargos y la solicitud de un desalojo y que luego esas decisiones fueron ratificadas por el juez de Revisión el día 6 de noviembre.

Analizando los planteos defensivos, los jueces del TI concluyeron que “no puede prosperar porque la inadmisibilidad resuelta por el juez del Foro de la Tercera Circunscripción Judicial es la solución que se ajusta a nuestros precedente en función de que tramitada la instancia recursiva prevista en el artículo 228 del CPP no existe impugnabilidad objetiva que habilite una segunda instancia recursiva”.

No obstante, argumentaron que “aun en el caso de que no hubiere existido el doble conforme de los actos impugnados este Tribunal de Impugnación no sería competente”, pues según apuntaron: “El mismo magistrado es quien declara la inadmisibilidad del recurso, sin que la queja presentada reúna los requisitos de objetividad y subjetividad que exige el ritual o la manifiesta violación de garantías constitucionales y convencionales”.

Los magistrados, agregaron además que la defensa “no rebate la argumentación que denegó la impugnación presentada ni existe una cuestión definitiva que habilite la instancia ante este Tribunal”.

// JOVEN DE 19 AÑOS MANTIENE EN VILO A LOS ARGENTINOS

Betiana Colhuan, Yéssica Bonnefoi, Johana Colhuan, María Nahuel, Luciana Jaramillo, Romina Rosas, Cristian Colhuan, Maira Tapia, Juan Pablo Colhuan, Gonzalo Coña, según la acusación, son los responsables de haber invadido y desplegado diversos actos en el predio ubicado en Villa Mascardi y que pertenece -según escritura pública del año 1983- al Obispado de San Isidro, que se lo había comprado a la Administración de Parques Nacionales. Pese a ello, la formulación de cargos resuelta en octubre, prosperó únicamente contra María Nahuel, Johana Colhuan, Betiana Colhuan y Yéssica Bonnefoi, porque el resto de los nombrados no fueron debidamente notificados de la realización de la audiencia y no se presentaron a la misma.

Fuente: TN