22 de diciembre de 2020

22/DIC/2020

Coronavirus en la Argentina: el Gobierno reactiva la negociación con Pfizer para traer al país 3 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19

La Casa Rosada intenta dejar atrás los cortocircuitos con el laboratorio internacional y destrabar la llegada del antídoto al país. Ginés González García encabeza las conversaciones

El gobierno de Alberto Fernández intensifica las negociaciones con Pfizer para intentar acordar el arribo al país de 3 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus. Las charlas se llevan adelante tras los roces con la compañía internacional y luego de que el ministro de Salud de la Nación Ginés González García habló de “condiciones un poco inaceptables” por parte del laboratorio.

En la Casa Rosada hay optimismo respecto a un posible acuerdo y esperan cerrarlo pronto. Entre los argumentos se encuentra que el país fue sede para las pruebas y que pese a eso aún no recibió ni una sola dosis del antídoto. Países de la región, entre estos Chile, ya sellaron un trato con Pfizer/BioNtech.

El empresario Nicolás Vaquer, titular de Pfizer en la Argentina y para América Latina, pidió a la casa matriz del laboratorio firmar el convenio con la Argentina. Existiría un problema de carácter logístico, ya que la firma internacional quería que el Estado argentino los contrate también para hacer el seguimiento de la aplicación. Eso quedaría zanjado con el correr de las horas.

Es el propio ministro Ginés González García el que encabeza las negociaciones. Se trata del funcionario que días atrás admitió que el Gobierno está “bastante molesto” con Pfizer por las supuestas condiciones que impone la empresa para cerrar el acuerdo. Es que la Casa Rosada impulsó en el Congreso la Ley de Vacunas, una iniciativa que se ajustaba a lo requerido por el laboratorio, pero que la firma internacional todavía considera insuficiente.

“En las negociaciones se nos pidió una ley para tener alguna seguridad. Esa ley estuvo en el Congreso pero luego desde la central en los Estados Unidos nos decían que no era suficiente, que había que hacer otra normativa, y pedían que el contrato no lo firmara yo sino el Presidente de la Nación”, aseguró el martes pasado el funcionario de Salud en conferencia de prensa.

A las conversaciones del titular de la cartera de Salud se suman las gestiones de Jorge Argüello, embajador argentino en Estados Unidos, que le envió una carta a la administración de Donald Trump para intentar buscar respaldo, aunque en la Casa Blanca se mostraron indiferentes.

Entre las preocupaciones del Gobierno se encuentra la supuesta dificultad del laboratorio para proveer las vacunas acordadas ya que la producción habría caído a la mitad.

Arribo de la vacuna rusa

Mientras tanto, la Casa Rosada espera el arribo a la Argentina del vuelo que traerá las primeras 300 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V, que se espera esté en el país el jueves por la mañana. Este lote servirá para inmunizar a 150.000 personas.

En principio, el vuelo con destino a Moscú saldrá a las 19.30 de este martes del Aeropuerto Internacional de Ezeiza “Ministro Pistarini”, con el objetivo de regresar al país con el primer cargamento de vacunas rusas. Se prevé que la llegada a Buenos Aires sea el jueves entre las 10 y las 11, aunque desde Aerolíneas Argentinas aseguraron que puede haber cambios de último momento porque se trata de “una operación logística que implica un movimiento muy grande”.

En ese sentido, este lunes por la tarde, indicaron que se estaban realizando los últimos trámites administrativos con Rusia y explicaron que tuvieron que modificar algunos permisos, lo que hizo que, más temprano, el horario del vuelo se reprogramara.

Fente: TN