Coronavirus: nueve provincias volverán a tener clases presenciales en agosto

14/JUL/2020

El Consejo Federal de Educación aprobó los protocolos de regreso a las aulas que presentaron los gobiernos provinciales de Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes

Hay consenso entre Educación y los gobernadores para retomar la actividad en Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes.

Nueve provincias volverán a tener clases después de las vacaciones de invierno, ya que el Consejo Federal de Educación aprobó los protocolos de regreso a las aulas que presentaron los gobiernos provinciales de Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes. Según explicó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en algunas provincias volverán las clases en todo el territorio pero en otras, como por ejemplo en Santa Fe, solo se retornará en aquellas localidades pequeñas en las que no hay circulación del virus y que se encuentran en fase cinco desde hace un mes.

Algunas provincias volverán el 3 de agosto y otras, a partir del 15. El anuncio del día concreto lo hará cada gobernador. Las escuelas volverán a abrir, aunque esto no implicará un retorno a los horarios normales de clases, sino que se continuará con una modalidad a distancia, aunque esto no significa de forma virtual, aclaró Trotta. Habrá un regreso escalonado.

Cada gobernador anunciará en las próximas horas como será el regreso escalonado. Se priorizará el regreso de los alumnos que cierran ciclo. Las escuelas deberán garantizar el distanciamiento social en las aulas.

Para la ciudad de Buenos Aires y la provincia, en cambio, explicó el ministro, no están en el horizonte cercano la vuelta a las clases, aunque podría haber novedades después de los anuncios del 17. “No tenemos un horizonte de cuándo se van a poder volver a clases el AMBA, porque no están dadas las condiciones epidemiológicas. Y de ninguna manera vamos a promover la vuelta a clases de forma apresurada. Pero, a partir del 17, podríamos tener novedades”, dijo Trotta.

Y agregó: “No va a haber un tiempo homogéneo para toda la población. En los planes de los próximos dos años, tendremos que redefinir los contenidos. Los chicos no van a volver en marzo próximo como lo iniciaron este. Vamos a tener años pedagógicos completamente distintos. Vamos a volver a una escuela diferente. Por ejemplo, si logramos volver unas semanas después (que en el resto del país) en la región metropolitana, tendremos que reorganizar los contenidos del año próximo”.

Trotta mantuvo reuniones esta mañana con los gobernadores de esas provincias y resolvió que se avanzará en una progresiva vuelta a clases. Allí anunció que el Ministerio impulsará una campaña para un regreso seguro, sobre todo para llevar tranquilidad a las familias a la hora de volver a enviar a sus alumnos a clase. “Los pacientes y docentes que pertenezcan a grupos de riesgo no van a volver a clases presenciales. Las familias que tengan temor, podrán continuar el aprendizaje en el hogar”, dijo el ministro.

También anunció que se aprobó una reasignación de partidas para destinarlas a infraestructura escolar. Se trata de un presupuesto de 2300 millones de pesos que pondrá a disposición de los directores de cada escuela de todo el país de disponer de unos 50.000 pesos para adecuar la estructura al retorno a clases. “Son obras sencillas. Por ejemplo, una escuela que no tiene agua no puede volver a clases”, detalló el ministro.

Esta mañana, Trotta se reunió virtualmente con los gobernadores Juan Manzur (Tucumán), Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Raúl Jalil (Catamarca), Gildo Insfrán (Formosa), Omar Perotti (Santa Fe), Alberto Rodríguez Saa (San Luis), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Gustavo Valdés (Corrientes) para planificar el retorno a clases.

Al ser consultado sobre cómo será la promoción de un año a otro, Trotta descartó el término “automático” y explicó que para los que terminen la secundaria, habrá un programa especial en las universidades, antes de ingresar a las currículas universitarias. “No hablamos de promoción automática. Eso sería promocionar sin haber acreditado el aprendizaje. Lo que decimos es que, a medida que no se pueda acreditar, van a ser rearticulados en el año siguiente. No se dan por perdidos los aprendizaje, sino que los estamos rearticulando para que se puedan acreditar dentro del ciclo educativo. Por ejemplo, vamos a establecer un módulo presencial en las universidades para que colaboren en el cierre del ciclo secundario”, dijo.

FUNTE: LA NACION / EVANGELINA HIMITIAN

Deja un comentario