17/FEB/2021

A la escuela, minuto a minuto: un año después cómo es el inicio de clases

Entre la emoción, los nervios y los cuidados 370 mil alumnos porteños vuelven a las aulas. Los fotos del primer día

Luego de meses de idas y vueltas, finalmente este miércoles comenzó el ciclo lectivo 2021 para alumnos de la Ciudad de Buenos Aires en todos los colegios de gestión estatal y privada.

En la escuela permitido por las autoridades de CABA en esta etapa es de cuatro horas. (Foto: Twitter).
Comenzaron los jardines maternales, el Nivel Inicial, el primer ciclo de la Primaria y primer ciclo de Secundaria. (Foto: Twitter).
El regreso a las aulas se organizó de manera escalonada. (Foto: Twitter).

Los primeros en comenzar fueron los jardines maternales, el Nivel Inicial, el primer ciclo de la Primaria (primero, segundo y tercer grado) y primer ciclo de Secundaria (primero y segundo año). Con un protocolo sanitario que exige la utilización de barbijo y mantener distancia dentro de las aulas, entre otros puntos clave para prevenir contagios de coronavirus, el máximo tiempo de permanencia en la escuela permitido por las autoridades de CABA en esta etapa es de cuatro horas.

Para el 22 de febrero se sumará el resto de los alumnos de la primaria y una semana después, el 1 de marzo, será el turno de todo el nivel secundario.

Regreso entre emoción y protocolos

La vuelta a las escuelas se hizo esperar. Luego de prácticamente un año entero con clases virtuales, los primeros grupos se reencontraron este miércoles cerca de las 8 de la mañana en los establecimientos. Entre ansiedad, emoción y también cautela, debieron cumplir con varios puntos que fueron detallados en el protocolo que aprobó el gobierno nacional para disminuir el riesgo de contagios.

El ingreso de los estudiantes se pautó cada 10 minutos y por grupos, con el propósito de evitar aglomeraciones de chicos y padres. Al llegar, se tomaba la temperatura y se le colocaba alcohol en gel a cada alumno.

La “burbuja”, de acuerdo con lo establecido, será cada grado, sala, curso o año. Esto significa que si hay un caso de coronavirus en el colegio, no se cancelarán todas las cursadas ni se cierra el establecimiento, sino que quedarán eximidos de asistir -hasta tanto se regularice la situación- quienes integren la burbuja.

La distancia es de un metro y medio entre los bancos y se debe usar tapabocas desde los 5 años. Las puertas y ventanas deben permanecer abiertas y los recreos serán sin contacto entre las burbujas. Además, por el momento no se realizarán actos.

El procedimiento en caso de detectar positivos

El martes, horas antes del inicio del ciclo lectivo, el ministro de Educación Nicolás Trotta explicó en TN cuál es el protocolo que se aplicará en los casos en que se detecten casos de coronavirus en las escuelas. Dijo que se aislará “la burbuja” en la que se registró la infección, para “disminuir la posibilidad” de riesgo de contagios de la enfermedad.

Al ingresar a cada institución, se les toma la temperatura y se higienizan las manos de los chicos. (Foto: NA).

Cada jurisdicción tiene un protocolo específico los casos en que se detecten contagios de COVID-19. Si se presenta un caso sospechoso los alumnos que integren la burbuja no podrán ir al colegio hasta que no se confirme o descarte la enfermedad.

Si un docente da positivo pero mantuvo el distanciamiento el grupo burbuja podrá seguir las clases con otro maestro. En el caso de Capital Federal todos los integrantes de los grupos burbuja que hayan asistido a clases con el profesional positivo en coronavirus deberán aislarse durante diez días.

Más controles en el transporte público para evitar aglomeraciones

El regreso a clases presenciales en la Ciudad también tendrá su impacto en el tránsito. Desde este miércoles, estudiantes y docentes están habilitados para viajar hacia los colegios en colectivos, subtes y trenes, por lo que se espera una mayor congestión.

Por ese motivo, el Gobierno porteño desplegó un operativo para monitorear el estado de las calles en el horario escolar y se dispusieron cortes en las cercanías de los colegios para facilitar la llegada de toda la comunidad educativa. Desde Nación solicitaron a todos los usuarios “salir con tiempo y tener mayor paciencia”.

El Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana (CGMMU) utilizará distintas herramientas para informar en tiempo real el estado del tránsito, la situación del transporte público, las entradas a los colegios y la cantidad de gente en la calle.

Los cortes de calles se concretarán desde el 22 de febrero, cuando se complete la vuelta de los grados superiores de la escuela primaria. Se harán en la cuadra de los diez principales colegios de la ciudad de Buenos Aires durante el horario de ingreso y egreso y estarán a cargo del personal de cada escuela.

Los números de la vuelta a clases en la Ciudad de Buenos Aires

  • 2117 escuelas de gestión estatal y privada
  • 739 de nivel inicial
  • 886 de nivel primario
  • 492 de nivel secundario

Sobre una matrícula total de 785.152 estudiantes, este miércoles empiezan en total 370.493 estudiantes.

  • El 22/2: se incorporan 144.596 estudiantes de Primaria.
  • El 1/3: 90.073 estudiantes de Secundaria
  • El 8/3: 26.918 estudiantes jóvenes y adultos.
  • El 22/3: 152.172 estudiantes de nivel superior.
  • Personal docente y no docente de gestión estatal y privada: 110 mil.

Uno de los padres podrá tomarse licencia laboral cuando los hijos tengan clases virtuales

Con el inicio del ciclo lectivo, la madre, el padre o la persona responsable a cargo tendrá derecho a licencia laboral con goce de sueldo para los días en el que sus hijos no concurra a clases presenciales o tenga reducida la jornada escolar, en el marco del retorno a las aulas con protocolos por la pandemia de coronavirus.

Así lo decidió el Gobierno a través de una resolución que ya fue firmada por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y será publicada en el Boletín Oficial en los próximos días. La medida regirá para todo el país y renueva la justificación de la inasistencia laboral para la madre, el padre o el tutor que no tenga con quien dejar a sus hijos, puesto en marcha en medio de la cuarentena y desactivada con el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (Dispo).

La distancia es otro de los puntos claves del protocolo para las clases presenciales. (Foto: EFE).

La medida establece que “solo un progenitor o persona responsable por hogar” podrá acceder a la justificación de falta al trabajo por el motivo de cuidado de los hijos. Así, quien “resulte indispensable para el cuidado” de los menores deberá notificar a su empleador mediante una declaración jurada:

  • Los datos del niño, niña o adolescente;
  • Grado o año que cursa y datos del establecimiento educativo al que concurre;
  • El régimen de presencialidad que se haya dispuesto en esa institución;
  • La declaración de que su presencia en el hogar resulta indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente, los días en que no concurran a clases presenciales o no pueda cumplirse la jornada escolar normal y habitual del establecimiento educativo.

Fuente: TN