asado entre la confirmación de dos bilaterales

asado entre la confirmación de dos bilaterales

Solo los precios de los hoteles en Manhattan que por estos días, todos los años, suben a precios siderales, indican que hay delegaciones de 200 países en Manhattan listas para acudir a la Cumbre de las Naciones Unidas. La mayoría de los líderes mundiales -incluido Joseph Biden- desfilan por estas horas en Londres para asistir al funeral de la reina Isabel II.

Ni los neoyorquinos que prefieren los límites más allá de la isla ni los miles de turistas que paseaban este domingo en un día sin nubes bajo un sol de más de 28 grados por el Central Park o buscaban la combinación perfecta entre precio y diseño en el Soho prestaban atención al Cumbre de Presidentes. Algunos de ellos mostraban el video viral de un hombre que este mismo viernes entró a un McDonalds en el East Side con un hacha para amenazar a clientes. Lucían más conmovidos por esa noticia que por la declaración del presidente estadounidense, que aseguró que la pandemia de coronavirus había llegado a su fin en Estados Unidos. En la práctica, salvo la excepción de los barbijos en el subte, nadie parece pendiente del covid-19. 

Alberto Fernández también aprovechó el domingo para matar la ansiedad de las próximas 72 horas fuera de reuniones de alto impacto, lejos del país. Almorzó tira de asado y panqueques con parte de su equipo y de los miembros del consulado y la embajada en Buenos Aires Grill. De fondo, con la pantalla apagada, siguió los pormenores del clásico que River le ganó a San Lorenzo. Después pasó por las inmediaciones de la casa donde vivió Astor Piazzolla.

Su esposa Fabiola Yañez, que también tiene agenda propia en calidad de primera dama (aunque al igual que la del mandatario termina de ultimarse), lo acompañó al igual que en la Cumbre de las Américas. Francisco, el hijo de ambos, se quedó en la Argentina.

El Presidente se anotó en la previa del inicio de su agenda la confirmación de las únicas bilaterales formales que mantendrá finalmente entre el lunes y martes: una reunión con el primer Ministro de Portugal, António Costa y otra con el de Haití Ariel Henry. El discurso frente a la Asamblea ya está casi cerrado, según relataron integrantes de la delegación.

Los platos fuertes de la gira -después de la confirmación del encuentro con la titular del FMI serán el almuerzo y la cena de trabajo que compartirá con el presidente de gobierno español Pedro Sánchez y con el mandatario francés Emmanuel Macron, respectivamente.

El canciller Santiago Cafiero fue el único que tuvo agenda oficial. Encabezó por la tarde en la sede argentina ante la ONU un encuentro con representantes de Organizaciones Judías. “Argentina sufrió los atentados a la Embajada de Israel y contra la AMIA. El esclarecimiento de los hechos y la lucha contra el antisemitismo es un compromiso ineludible de nuestro país. Tenemos memoria. Queremos justicia”, dijo ante William Daroff, CEO de la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses.

El ministro regresó al Park Hyatt para reunirse con Fernández en el piso 26, que seguía atento a su principal compromiso en la gira, la reunión con la titular del FMI Kristalina Georgieva. En los próximas horas compartirá encuentros -por separado- con sus pares de Estados Unidos y China

La agenda internacional de Fernández, que también volverá a ponerse el traje de presidente de la CELAC en la semana de la CAF permitió a los ministros y funcionarios que están en Nueva York evitar el barro de la política local o criticar o sobre los dichos de Mauricio Macri sobre el atentado a Cristina Kirchner. Nadie se sorprendió demasiado. Antes de despegar, cerca del Presidente volvieron a recordar que la presidenta del partido que fundó el ex presidente -en alusión a Patricia Bullrich- seguía sin condenar el atentado. 



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.