admin

YPF implementó un aumento del 4% promedio en naftas y gasoil

YPF implementó un aumento del 4% promedio en naftas y gasoil


La petrolera estatal actualizó sus precios este domingo, después del incremento que aplicaron otras compañías el jueves, en el marco de un acuerdo con el Gobierno.

YPF se sumó a partir de las 0 horas de este domingo al aumento de combustibles que implementaron otras empresas del sector el jueves, en el marco de un acuerdo con el Ministerio de Economía. Según se estipuló, la suba es del 4% promedio en naftas y gasoil.

Así, los precios vigentes de referencia en las estaciones YPF de la Ciudad de Buenos Aires pasaron a ser de 150,90 pesos para la nafta súper; 185,70 pesos para la nafta premium; 162,10 pesos para el diesel y 222 pesos para el diesel premium.

La avanzada la había protagonizado el primer día de este mes las estaciones de servicio de las marcas Shell y Axion, y se preveía que en los días subsiguientes se sumaran otras compañías como YPF y Puma.

La nafta común ya subió un 60% en lo que va del año. En el caso de la premium, fue del 70%. En el gasoil, los aumentos superan el 100%. En este combustible, se depende de importaciones. Faltó durante varios meses, por lo que su precio se incrementó más rápido que el resto.


Las petroleras acordaron tres subas mensuales del 4% durante diciembre, enero y febrero, más un incremento del 3,8% para marzo. Foto Rolando Andrade Stracuzzi.

Las petroleras acordaron tres subas mensuales del 4% durante diciembre, enero y febrero, más un incremento del 3,8% para marzo. La actualización fue consensuada con el titular de la cartera económica, Sergio Massa, e implica la colaboración de esas compañías en el programa «Precios Justos», que busca contener la inflación en los próximos meses.

Para que las petroleras se sumen, el Gobierno difirió aumentos en los impuestos a los combustibles y estableció una tabla sobre los incrementos que pueden aplicarles los fabricantes de biocombustibles. Las refinadoras están obligadas a incoporar «cortes» de bio en sus productos.

Era esa adhesión a “Precios Justos”, precisamente, lo que venían solicitando firmas de consumo masivo. Argumentaban que les resultaba muy difícil congelar el precio de sus productos si continuaban en alza los costos logísticos, estrechamente vinculados con el valor de los combustibles en las estaciones de servicio.

En noviembre, fue YPF la encargada de iniciar la recomposición, con subas del 5% en naftas y 7% en gasoil, tomando un promedio nacional.

Desde el día 3 de ese mes hasta la fecha, se estima una devaluación acumulada del 6,0%, superando en 2 puntos porcentuales el ajuste de combustibles a aplicar en diciembre.

En el último año, en tanto, el ajuste de precio acumulado de las naftas fue de aproximadamente 58% y el del gasoil del 80%, es decir, un promedio de 71%.

Al mismo tiempo, se continúa registrando una diferencia importante en los precios de combustibles con respecto a los países limítrofes. Los importes de los surtidores argentinos siguen siendo más bajos -en dólares-.

Desde Paraguay y Uruguay cruzan las fronteras para llenar los tanques con combustibles locales, ya que son más baratos que en sus territorios. En provincias del norte argentino, por caso, esto sigue generando un aumento significativo de la demanda de naftas y gasoil, que en las provincias de Misiones y Formosa superan en 24% las cifras de 2019.

ES

Mirá también



Source link

La Justicia define la sentencia sobre Cristina Kirchner y La Cámpora analiza cómo reaccionará

La Justicia define la sentencia sobre Cristina Kirchner y La Cámpora analiza cómo reaccionará


En algo más de 48 horas el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) leerá su veredicto. En ese momento Cristina Kirchner sabrá si por primera vez, resultará condenada en un caso de presunta corrupción o si no encontraron elementos suficientes para sostener una sentencia condenatoria.

Todo ocurrirá este martes después de las 17 y hasta ese momento, el hermetismo de los jueces se impone de cara a lo que será el final del juicio Vialidad.

Tres años y medio, más de 600 horas, un listado de 150 testigos, más de un centenar de audiencias celebradas, son parte del juicio que llevó a la vicepresidenta a estar sentada en el banquillo de los acusados y marcó al kirchnerismo durante todo este tiempo.

Sindicatos del sector público ya advirtieron que paralizarán el Estado si Cristina es condenada; organizaciones sociales analizan cortes de ruta y manifestaciones.

En La Cámpora y en el Instituto Patria aún evalúan cómo reaccionar. «Por ahora no hay nada definido, pero no se descarta nada», dijeron a Clarín en la organización que lidera Máximo Kirchner.


El Tribunal Oral Federal 2, integrado por Andrés Basso, el presidente Jorge Gorini y Rodrigo GIménez Uriburu.

El expediente que instruyeron el juez federal Julián Ercolini y los fiscales Ignacio Mahiques y Gerardo Pollicita, encontró responsable a la vice de los delitos de asociación ilícita -en carácter de jefa- y administración fraudulenta en perjuicio del Estado. Bajo esas dos figuras penales, la vicepresidenta afrontó su primer juicio oral y público.

El 22 de agosto los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, dieron por corroboradas las imputaciones y pidieron una condena de doce años de cárcel para Cristina Kirchner.

La misma condena solicitaron para Lázaro Báez, como organizador de la asociación ilícita. Bajo la misma figura penal, encontraron responsables a Julio De Vido, José López y a Nelson Periotti (ex director de Vialidad Nacional), para quienes requirieron diez años de pena.

Debajo de ese mayor grado de responsabilidad, los representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF) acusaron a los ex funcionarios del extinto Ministerio de Planificación Federal y de la Dirección de Vialidad Provincial en el sur, por administración fraudulenta e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos, con penas menores a los cinco años.

De todas estas acusaciones se defendieron los acusados a través de sus abogados en la instancia de alegatos. En un razonamiento antagónico al de los fiscales, todos reclamaron la absolución basada en la falta de pruebas y en la inexistencia de los delitos atribuidos.

Ahora será el Tribunal el que deberá dirimir entre estas dos posturas. Los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso -a quienes Cristina Kirchner acusó de ser un «pelotón de fusilamiento»-, conocen la envergadura del caso: no sólo por la extensión, complejidad y características del expediente concentrado en 51 licitaciones viales que recibió Lázaro Báez, sino también, por el trasfondo político.

Lázaro Báez. Foto David Fernández.
Lázaro Báez. Foto David Fernández.

Cristina Kirchner se convirtió en la primera vicepresidenta en ejercicio del poder en enfrentar un juicio por presuntos hechos de corrupción.

Una eventual condena, también se convertiría en un hecho político trascendente porque con la acusación hay un pedido de los fiscales de inhabilitación perpetua de cualquier cargo público.

Por ese motivo, y por rechazar sus vínculos comerciales con Báez mientras éste se imponía sistemáticamente en cuanto procesos licitatorio se presentaba, es que la vice sostiene el juicio y el caso sólo busca proscribirla y estigmatizar a su espacio político.

Instancias judiciales

Lo cierto es que en caso de contar con una condena, la misma no obtendrá firmeza hasta que se agoten las instancias recursivas, es decir, hasta apelar a la última instancia que se puede llegar: la Corte Suprema de Justicia. Mientras todo eso transcurre, Cristina Kirchner puede ser candidata al cargo que desee.

Ese análisis, igual, es prematuro. Aún resta oír la voz de los jueces el martes por la tarde. Sólo darán lectura a la responsabilidad penal de cada uno de los trece imputados y en caso de haber encontrado elementos para condenarlos, qué pena se le dicta a cada uno.

Los fundamentos del criterio que adopten, sea condenar o absolver, se conocerá recién en los primeros meses de 2023 y allí comenzará la instancia de apelaciones.

Si la sentencia es absolutoria, es la Fiscalía la que puede apelar esa determinación porque fue la que requirió penas muy altas para todos los involucrados en el expediente.

Por estas horas, los magistrados analizan una “organización criminal” -como definió el fiscal Luciani-, que se compone de dos delitos principales, la asociación ilícita y la administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública.

Estos delitos pueden existir de forma independiente, no se requiere encontrar responsables a los imputados de uno de ellos para determinar que cometieron el otro ilícito.

Las últimas semanas en Comodoro Py la discusión se centraba en el delito de asociación ilícita: nunca se dictó una condena a políticos atribuyéndoles dicha estructura.

Para la Fiscalía se cuenta con todos los elementos que el código impone para atribuir ese delito: la organización de dos, tres o más personas, la distribución de roles para cometer los delitos, la comisión indeterminada de los delitos (que deriva en otros expedientes), la permanencia en el tiempo de la maniobra delictiva, la conjunción de voluntades para que todo esto ocurra.

Es el delito al que mayor resistencia le imponen los Tribunales en general, algunos bajo la premisa de que es una figura penal muy amplia, otros evitando sentar el precedente de que se avance en la utilización de este criterio jurídico.

Son los fiscales los que más reclaman que se comience a dictar condenas por asociación ilícita, entre otros aspectos, porque las penas por defraudar al Estado son mayores a los seis años, al igual que enriquecimiento ilícito.

“Es una forma de desincentivar a la comisión de los delitos”, indicó una alta fuente judicial.

Para el fiscal Luciani, los jueces deben resolver entre la justicia y la corrupción.

Para los defensores, el mismo Tribunal debe elegir entre una “condena inmoral o el resguardo al Estado de derecho”. La palabra final se conocerá el martes.

Mirá también



Source link

vence más de $ 1 billón por mes y el fantasma del reperfilamiento merodea

vence más de $ 1 billón por mes y el fantasma del reperfilamiento merodea

EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

Para financiar el déficit se espera que los bancos aumenten su exposición en títulos y el BCRA emita más.

Noviembre cerró con una tasa de rollover de vencimientos de la deuda pública de 100%, la más baja desde abril. Pero en la última y tercera licitación (fueron tres en total en el mes), el Tesoro consiguió $ 226.962 millones cuando las obligaciones estimadas por la consultora Econviews eran por $ 249.233 millones.

Parecería así que los tiempos para pedir prestado comienzan a acortarse de cara al próximo año electoral: el mercado desea tener menos deuda argentina en su poder y empieza a racionar el crédito al Tesoro.

¿Qué es la tasa de rollover de la deuda? La porción de pagos que Sergio Massa logra patear para adelante y prorroga en el tiempo, o sea, refinanciamiento. El 100% de noviembre enciende la luz amarilla porque es el más bajo desde el 90% de abril.

“El agravante de la última licitación, la tercera de noviembre, es que la tasa fue de sólo 83%”, señala una presentación de la consultora abeceb.com.

Buceando más en las profundidades de los resultados de la Secretaría de Finanzas, se encuentra además que la mayor parte de los pesos que Economía consiguió fueron a 3 o 4 meses de plazo pagando tasas efectivas anuales de 118%, lo que implica un aumento del costo del dinero si se tiene en cuenta que las Ledes pasaron de ofrecer un rendimiento de 109% en septiembre a 118%.

Ni hablar que el canje de deuda que se llevó adelante en noviembre, unas semanas atrás, para oxigenar las cuentas del Tesoro, quedó prácticamente en el olvido.

Ya casi nadie recuerda que Massa arrancó el mes despejando $1,7 billón que vencían antes de fin de año, logrando el 61% de adhesión al canje, menos que el 85% de agosto pasado en una transacción similar.

Es cierto que ese canje de deuda le sirvió al ministro para aliviar los vencimientos de acá a fin de año. Pero cargó más las obligaciones para 2023. “Se postergaron $ 931.000 millones y el promedio mensual pre-elecciones ya supera el billón de pesos”, dice abeceb.com para quien el pico de pagos llegaría en julio con $ 1,6 billón.

En noviembre Economía enfrentó obligaciones por $ 464.625 millones. Este mes $ 466.490 millones, según un informe de Delphos, “el gran desafío será la licitación del 14 de diciembre con vencimientos en torno a $ 405.000 millones”.

Las señales de saturación del mercado de deuda en pesos van más allá de los plazos y tasas de interés que se pagan. El economista Andrés Borenstein halló que en lo que va de noviembre, el Tesoro retiró depósitos del Banco Central por $ 180.897 millones para poder financiar el gasto. En octubre había sacado otros $ 170.749 millones.

En este contexto y frente al panorama que se abre hacia futuro, la pregunta que el mercado empieza a hacerse es si existe una tasa suficientemente alta que incentive a los privados a arriesgarse a tomar deuda pública argentina, cuando el temor de un ajuste desordenado en el mercado cambiario obligue al Gobierno a hacer otro reperfilamiento, defaultear el pago de la deuda local y la tasa de inflación pegue un nuevo salto. Fue lo que le sucedió a Mauricio Macri pocos meses antes de que la dupla Fernández-Fernández asumiera en diciembre de 2019 (Macri reperfiló).

Si a esto se le suma que el Gobierno no detalla un programa financiero que explique qué nivel de déficit fiscal proyecta mes por mes, qué fuentes planea utilizar para financiar el déficit y cómo piensa convencer a los bancos de que les presten el dinero, las dudas arrecian y cada vez será más.

El plan A de Massa, según los economistas consultados por Clarín, pasará por financiarse con los bancos y la emisión monetaria. Hasta qué punto lo hará, no se sabe.

“La pregunta es si Massa reperfilará o emitirá para pagar esa deuda”, plantea el economista Fernando Marull. “El mercado cree hoy que terminará emitiendo”.

De acuerdo al informe de Bancos del BCRA, en septiembre de este año la exposición de los bancos al sector público subió a 15% de sus activos, lejos aún del límite de 35%. Esa exposición es definida como la tenencia de Títulos del Tesoro por los Bancos argentinos, ya sea de Ledes, Lecer o Globales en dólares y no incluye las Leliqs, por $ 7 billones (o 27% del activo) que son Títulos.

“Con esta exposición ‘baja’ resulta creíble que Massa esté buscando emitir bonos contra dólares y que los bancos y empresas más grandes renueven sus tenencias”, aventura Marull.

El billón promedio de pesos de vencimientos que enfrenta Economía desde enero en adelante se divide entre acreedores del sector público (provincias, municipios y organismos) y privado. El total que vence en 2023 es $ 16,4 billones de los cuales $ 6,3 son con el sector privado. Los casi $ 10 billones restantes serán más exposición para el sector público y el Banco Central.

De acuerdo con el balance semanal que publica el Banco Central, entre el 15 y el 23 de noviembre el stock de títulos aumentó $ 309.000 millones. La última semana de octubre subió $ 385.000 millones y la última de septiembre $ 424.000 millones, “aunque ahí puede estar influyendo una letra intransferible por el dólar soja”, apunta Borenstein. “Son todos montos similares a los de la crisis de junio. Medido como porcentaje del activo, los títulos que posee el Central a principios de año equivalían a poco más del 35 por ciento, subiendo al 45,1 por ciento actualmente”.



Source link

Obsesionado con el expediente, Lázaro Báez ya presiente una nueva condena por corrupción

Obsesionado con el expediente, Lázaro Báez ya presiente una nueva condena por corrupción


Lázaro Báez coincide con Cristina Kirchner en un concepto. “Como ella dijo, esto es político y la sentencia ya está escrita”, deslizó en una conversación esta semana. El martes próximo el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) leerá el veredicto en el juicio por el presunto direccionamiento en la obra pública vial en Santa Cruz.

No es la primera vez que el contratista K afronta una situación semejante: pesa sobre él una condena a doce años por lavado de dinero. Aguarda la decisión de los jueces acompañado de su pareja, siguiendo programas de política y con una revisión constante del expediente.

El silencio fue la estrategia judicial de Lázaro Báez durante este juicio que puso bajo la lupa a su firma insignia, Austral Construcciones (ACSA) y cómo a través de la misma se convirtió en proveedor del Estado.


El Tribunal Oral Federal 2, integrado por Andrés Basso, el presidente Jorge Gorini y Rodrigo GIménez Uriburu.

También se expusieron los múltiples y millonarios negocios que tejió a través de la misma compañía, con Néstor y Cristina Kirchner. ACSA se convirtió en una síntesis: el patrimonio del empresario creció un 12.000% mientras que el de ACSA un 45.000%.

Después de más de tres años y medio, el juicio en el que se reiteró por parte de la Fiscalía y muchos testigos, la relación que Báez mantenía con los Kirchner como partes de una misma ecuación, llega a su fin.

El ex socio comercial de la vicepresidenta conoce el circuito: palabras finales por la mañana, un cuarto intermedio y finalmente, la lectura del veredicto.

Algo similar afrontó en febrero de 2021 cuando el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) lo condenó a doce años de prisión por haber lavado 55 millones de dólares en el caso conocido como la Ruta del Dinero K. Para esas operaciones fue indispensable contar con Austral Construcciones.

A días de escuchar el fallo, Báez mantiene la premisa en su fuero más íntimo de que la «sentencia ya está escrita porque es todo político”. Bajo ese concepto, niega cualquier acusación. Defiende el rol de Austral Construcciones en suelo santacruceño y para ello, repite otro planteo: “La empresa le dio trabajo a 3.000 familias”.

Los días previos a oír el veredicto el contratista patagónico, mantiene asiduas conversaciones con su abogado -Juan Villanueva-, su fuente de consulta primaria. Con el expediente en manos, releyendo constantemente cada parte de la acusación que derivó en un pedido de condena por parte de la Fiscalía de doce años, realiza preguntas constantemente.

Conoce la causa, conoce las rutas cuestionadas y bajo investigación, sigue también el devenir de su empresa, la que supo ser adjudicataria de 51 licitaciones por $ 46.000 millones y que está en plena etapa de remate de sus bienes en el marco de la quiebra que lleva adelante la justicia comercial. Ese tema le molesta, reclama que le “robaron” la empresa y que la “llevaron a la quiebra a propósito”.

Lo cierto es que el común denominador en todos los expedientes judiciales que afronta, es su constructora y los movimientos de fondos de la misma con un nexo directo con el matrimonio Kirchner y con otro antecedente: 24 rutas en suelo santacruceño sin concluir. Para eso también tiene otro responsable: el gobierno de Mauricio Macri.

Con ese rompecabezas de argumentos cree que lo que se vendrá es una nueva condena, aunque le añade un reclamo más: a las faltas de prueba para sostener las presuntas irregularidades en los contratos viales, Báez sostiene que él es el único en el expediente que no es funcionario “yo no decidía sobre los procesos ni sobre el dinero”, repite cada vez que puede.

Este tiempo en el que cumple el arresto domiciliario en un domicilio del Gran Buenos Aires, es acompañado por su novia Claudia Insaurralde. Cada visita que recibe Lázaro Báez tiene que ser informada al Tribunal que tiene a su cargo la supervisión de su prisión preventiva.

En el día a día, Báez convive con la custodia de las fuerzas federales instaladas las 24 horas en el acceso al domicilio, responsables de controlar todos los movimientos de la propiedad que cuenta con un jardín al que le dedica varias horas el empresario que se dedicaba a la construcción.

A esa cotidianidad, casi inalterable, el dueño de Austral Construcciones le añade un rutina televisiva, en la que no se pierde cuanto programa de política pueda ver. Eso se convierte en las charlas obligadas con quienes van a visitarlo, incluidos sus abogados.

Utilizando sus análisis políticos como contexto, sostiene que en el juicio no hay ninguna prueba de cargo que pueda sustentar una condena, pero espera una sentencia acusatoria una vez más. No explica, sin embargo, cómo se convirtió en empresario de la construcción, cómo hizo para no perder nunca ni una sola licitación, cómo logró levantar un emporio de veinte compañías. El silencio se impone como estrategia.

¿Otra mala noticia?

Metido de lleno en sus causas, sabe que en poco tiempo podría recibir otra mala noticia: la Cámara de Casación estaría cerca de confirmar la condena por lavado de dinero en la que dos de los tres jueces del Tribunal, sostuvieron que esos fondos provinieron de las presuntas irregularidades de obra pública vial.

Lázaro Báez con Julio De Vido, en el primer día del juicio. Foto Federico López Claro.
Lázaro Báez con Julio De Vido, en el primer día del juicio. Foto Federico López Claro.

Metido en sus causas de lleno y casi obsesivamente, pide a sus abogados que le expliquen todo, incluso cómo van a defenderlo, “participa, opina de la estrategia siempre”, explicó alguien que conoce de cerca la cotidianidad de Báez.

Algo que lo perturba por estos días es la discusión por la división de bienes con su ex esposa, Norma Calismonte, la madre de sus cuatro hijos. El pasado viernes el juez de familia de Río Gallegos que lleva adelante el trámite, pidió autorización para analizar todos los bienes incluidos en el caso de la Ruta del Dinero K.

La mayor inquietud es cómo se va a resolver esa discusión. “A Norma hay que darle lo que corresponde”, repite y sostiene que su enojo es con el abogado que no la asesora de la mejor manera. Ya firmaron un acuerdo por más de 1.600 millones de pesos por la división de 85 propiedades y la participación accionaria de 21 empresas.

Parte de esa riqueza es la que la justicia pone en discusión y una porción de la misma, conduce siempre al Lázaro Báez a los negocios celebrados con Cristina Kirchner con quien comparte el pedido de condena más alto en el caso Vialidad que vivirá sus horas finales el martes desde las 17 horas.

Mirá también



Source link

"En Argentina, bajar la inflación exigirá ajustes fuertes, pero los beneficios se podrán ver rápido" dice Julio Velarde, presidente del Banco Central de Perú

«En Argentina, bajar la inflación exigirá ajustes fuertes, pero los beneficios se podrán ver rápido» dice Julio Velarde, presidente del Banco Central de Perú


– Llega de Lima a Buenos Aires a dar una conferencia en el Banco Central de un país que tiene una inflación anual cercana al 100%. En Perú hace 25 años que tienen inflación anual de un dígito. ¿Qué le hace pensar que la Argentina no haya podido dominar la inflación?.

– Los argentinos saben lo que debe hacerse. Está sobre explicado. Lo esencial es cortar los factores que hacen que el déficit sea importante. Y que sea financiado por el mercado, no por el Banco Central. Es complejo obtener fuentes de financiamiento. Pero si no hay fuente de financiamiento el ajuste necesariamente termina siendo más fuerte precisamente porque no hay crédito.

– Es decir que sin financiamiento, no hay espacio para el gradualismo Exacto. Pero en cuestión de meses, que serán duros, se verán los resultados.

– ¿Meses?

– Sí. Meses, no años.

– ¿Fue muy duro bajar la inflación del 7.500% hasta llegar a un dígito anual?.


Julio Velarde, al frente del Banco Central de Perú desde 2006. Foto German Garcia Adrasti

– Si bien el proceso fue más corto que en Chile, Bolivia o Israel, no es poco tiempo siete años para llegar a una inflación de un dígito.

– ¿Cuál fue la clave, en el caso de Perú?

– Además de todo lo que ya hemos hablado, fue muy importante la decisión de respetar un tipo de cambio flotante, un camino distinto al de la Argentina de aquellos años. Acá mi amigo Domingo Cavallo fue por el 1 a 1, e incluso el FMI apoyaba los tipo de cambio fijos.

– ¿Por qué considera que acertaron con el tipo de cambio flotante?

– Nos ayudó muchísimo. Y lo hicimos porque si nos atábamos a un tipo de cambio tal vez no habría confianza en lograr la disciplina fiscal necesaria. También tuvimos suerte, no se lo voy a negar. En los años ‘90 se moderó la inflación en todo el mundo. Casi todos los países llegamos a un dígito de inflación al mismo tiempo. No sé si lo habríamos logrado en los años ´80. O habríamos tardado más tiempo.

– ¿Cómo toleró la sociedad el ajuste para bajar la inflación?

– La subida de precios había sido drástica pero la economía se recuperó rápidamente. El principal efecto, aunque voy a parecer monetarista, es que los saldos reales de la gente se contraen salvajemente cuando en un solo mes los precios suben 400%. La gente se vio obligada a vender sus dólares, porque todos los peruanos tenían algunos dólares guardados. Y así el Banco Central comenzó a tener reservas positivas por primera vez en mucho tiempo. El tipo de cambio flotante ayudó, porque sirvió como referencia para fijar precios. Y en un mes el dólar bajó de 500 a 300 soles.

– En Argentina se debate si encarar el ajuste de forma gradual o de shock, por los costos sociales. ¿Usted qué opina?

– Hay que entender que la inflación y la hiperinflación empobrecen. Perú tuvo caídas del PBI del 12% en 1990. Es cierto que hubo uno o dos meses de ajuste fuerte y eso obviamente tuvo un costo. Pero en un período de un año se ve que los costos son menores que no hacer el ajuste. Si se hace bien, obviamente.

«En un período de un año se ve que los costos son menores que no hacer el ajuste»

– Acá hay quienes insisten con la dolarización. ¿Le parece una salida adecuada?

– La dolarización no hace desaparecer el déficit. Con o sin dolarización el ajuste hay que hacerlo, sea en pesos o en dólares. Si no se controla el déficit la dolarización tampoco sirve. Si no se arregla el problema de raíz poco importa dar medidas cosméticas. Pero hay un problema adicional. No es solo solucionar el déficit, sino contener a los grupos de poder que presionan al Estado para obtener beneficios

– ¿Cómo sería eso?

– Hay que tener algún mecanismo que permita proteger al Gobierno de esas demandas corporativas. Hay que ayudar al Gobierno a que mantenga el equilibrio macroeconómico. Desde ya que es más fácil decirlo que hacerlo.

La independencia del Banco Central

– ¿Para usted fue decisiva también la independencia del Banco Central?

– Sí, definitivamente. Y está escrito en la Constitución. Antes de la reforma constitucional decía que era autónomo dentro de la ley. Luego la reforma dice que es autónomo dentro de su ley. Estamos blindados.

– Además de la inflación, tenemos represión cambiaria y financiera. ¿Cómo se sale de los múltiples cepos?

– En otros países, usualmente cuando se liberalizan los tipos de cambio el tipo de cambio único termina en el medio de los extremos. En los años ‘80 en Perú teníamos 30 tipos de cambio. Se unificó, y por supuesto hubo costos al principios. Sin subsidio o precio sostén al trigo, crecen las pizzerías, Si lo corrijo, estas sufren. Pero la unificación tiene que hacerse en algún momento. Y desde ya, no hay controles a la entrada y salida de capitales.

Para Julio Velarde fue crucial sostener la independencia del Banco Central de Perú para poder bajar la inflación en ese país. Foto German Garcia Adrasti
Para Julio Velarde fue crucial sostener la independencia del Banco Central de Perú para poder bajar la inflación en ese país. Foto German Garcia Adrasti

– Perú, al contrario de la Argentina, es una economía muy abierta. Eso debe haberlos ayudado, imagino

– Somos una economía completamente abierta. Se fijaron los aranceles en alrededor del 3% y son básicamente uniformes. Eso ha sido muy importante

En los años ‘80 en Perú teníamos 30 tipos de cambio

¿Aún hay sectores que reclaman mayor protección?

– Siempre. Y se envalentonaron cuando llegó un presidente como Castillo que, entendían, podía escuchar sus demandas. Siempre hay justificaciones para ese pedido de mayor protección. Ya sea que promete a cambio de más protección más empleo, o se queja de la competencia china… Pero repito, no hay que acceder a los reclamos sectoriales. Mismas reglas para todo el mundo

– Usted conduce el Banco Central de Perú desde septiembre de 2006. Desde entonces han pasado siete presidentes de la Nación y varios fueron desplazados en medio de severas crisis políticas. – ¿Cómo se sostuvo en el cargo y sobre todo, cómo hizo para que la inestabilidad política no contagiara a la economía peruana?

– Muchas veces se pudo pensar que la convulsión política podría derivar en un cambio en las reglas del juego fundamentales del régimen económico. Había agitación del mercado, de los bonos, pero el temblor duraba uno o dos días y se corregía. Pasadas esas turbulencias, la gente del mercado, los inversionistas, decían: bueno no ha cambiado nada. Se fue un Presidente y llegó otro pero las reglas siguen siendo las mismas.

– Pero con Pedro Castillo, el actual Presidente, qué pasó, siendo que sus orígenes políticos están bien a la izquierda.

– Con la asunción de Castillo pasó algo parecido a los anteriores, pero más intenso. Hubo una gran fuga de capitales equivalente al 8% del PBI y la presión devaluatoria fue muy fuerte. La gente se asustó por sus ahorros. Los peruanos temían que sucediera algo similar a lo que pasó en Argentina el lunes siguiente a las PASO de 2019. Con el paso de los meses el escenario catastrófico se ha disipado.

«La gente se asustó por sus ahorros. Los peruanos temían que sucediera algo similar a lo que pasó en Argentina el lunes siguiente a las PASO de 2019.»

– ¿Cómo atravesaron la tormenta del Covid?

– No fue fácil. Por la disparada del gasto el déficit fiscal subió al 8,9% del PBI Y cómo lo financiaron?

– Con deuda que emitió el Tesoro, en soles peruanos y en dólares.

¿ El Banco Central no le prestó nada al Tesoro?

– No me pasa por la cabeza y además no puede prestarle. El Gobierno se financió con el mercado, como debe ser. Además, en la Constitución del Perú hay un artículo que prohíbe expresamente al Banco Central financiar al Gobierno. Le repito, lo dice la Constitución Nacional.

– Pero más allá de eso, ¿La estabilidad económica del Perú cómo se logró mientras atravesaban tantas tormentas políticas, con presidentes destituidos al poco tiempo de asumir?

– La sociedad peruana ha logrado un consenso básico luego de haber sufrido una hiperinflación del 7.500 por ciento en 1990. Ese consenso es que la hiper no se puede repetir y la inflación alta tampoco.

El acuerdo de las élites de no volver a la inflación

– ¿Cómo se construyó ese acuerdo?

– La Constitución fue reformada en el año 1993, es decir después de la híper y del ajuste que la sucedió. Dado que los partidos políticos son muy débiles, es difícil hablar de un acuerdo entre partidos. Pero sí a lo mejor podría decirse que hubo un acuerdo de las élites políticas y económicas del Perú para sostener políticas y reglas de juego que dieran estabilidad a la economía.

Es interesante el concepto de acuerdo de las élites, más allá del contenido de la Constitución.

– Yo diría mejor un acuerdo de las élites y de la sociedad en su conjunto. Nadie quería volver a pagar los costos de una inflación alta. Fíjese que el ingreso per capita casi ni se movió entre 1967 y 2003. Los hogares tuvieron un crecimiento nulo de sus ingresos durante 36 años…

No debe ser fácil cortar de cuajo tantos años de desorden macroeconómico.

– No fue fácil. Porque cuando uno quiere cortar el déficit tiene que enfrentarse a grupos de poder que presionan para llevar recursos a su favor. En los años ‘80 el desorden era tal que todo el mundo tenía las manos metidas en el bolsillo del otro, y como no alcanzan los recursos un trimestre se favorece a uno, luego a otro… y así. De aquellos años rescato como algo positivo el mensaje del por entonces candidato presidencial Mario Vargas Llosa (perdió las presidenciales de 1990 contra Alberto Fujimori) , porque consiguió al menos temporalmente que gran parte de la clase empresarial mercantilista dejara de pedir favores. porque se dio cuenta que a la larga perjudica a todos.

– ¿Cual fue el aporte puntual de Vargas Llosa, a su juicio?

– Que sorprendentemente se consiguió cierto consenso en que no se podía seguir adelante con pedir ventajas sectoriales, que iban desde un IVA diferenciado, a aranceles diferenciados… eso ayudó mucho. Ahora no hay tantos lobbys que piden privilegios o tratamientos excepcionales. Se entendió que eso a la larga genera déficit. Y lo importante es bajar el déficit, porque en definitiva, lo que hay que entender es que el Estado no está para darles recursos a todos.

– ¿En Perú respetan usos y costumbres y hoy se considera que tienen una economía bimonetaria. ¿Cómo conviven el sol y el dólar?

– La verdad que bien. Todos los peruanos nos hemos acostumbrado y como Banco Central hemos desarrollado instrumentos para mitigar los efectos del bimonetarismo, incentivamos a la gente a ahorrar en soles pero la gente en definitiva ahorra en la moneda que se sienta más cómoda

¿El Tesoro en qué moneda se endeuda?

La mayor parte de la deuda pública es en soles. Durante el Covid debieron tomar un poco más de deuda en dólares porque el mercado local se cerró, pero ahora no hay problemas y de hecho emitió un bono en soles con vencimiento en 2037.

– Hay países que le ponen un techo al déficit por ley. ¿Sirve?

– Siempre pueden votarse reglas fiscales. Pero tarde o temprano son vulneradas por otra ley o alguna excepción. Ocurre en todo el mundo. A la larga lo que funciona es que haya cierto consenso o convencimiento de que hay que bajar el déficit. Y, paradójicamente, ese consenso debería ser más fácil de lograr en un país como la Argentina, que viene de muchos años de inflación. Es evidente que las consecuencias de no lograr ese consenso es más inflación y nulo crecimiento. Y lo que importa es lograr las condiciones para lograr un crecimiento sostenible durante varios años.

– Desaconsejada a su modo de ver la dolarización, ¿qué opina de aplicar aquí una economía bimonetaria, esbozada por Domingo Cavallo?

– Una economía grande como la Argentina no puede atarse a los ciclos económicos de Estados Unidos. Veamos que, en los hechos, Uruguay es bimonetaria. Paraguay también. Y lo llevan bien. Se puede hacer. porque en definitiva yo creo que los ciudadanos tienen derecho a ahorrar en la moneda que quieran. Las prohibiciones a ahorrar en dólares no funcionan.

– ¿Cómo enumerar las 4 o 5 consecuencias de no bajar la inflación?

– Es fundamental en la toma de decisiones de inversiones. La inflación es una niebla que oculta precios relativos. Con alta inflación se escucha más al gerente financiero que al operativo, al que se ocupa de mejorar la productividad y buscar nuevos mercados. Y la inflación en definitiva es recesiva, porque nunca pueden ajustarse los ingresos a la inflación.

– ¿La inflación es un fenómeno monetario o multicausal?

– El problema es cómo se mide si es monetario. A la larga si no hay dinero no puede sostenerse la inflación, pero la causa es difícil de determinar. Milton Friedman se impuso sobre los banqueros centrales en las décadas de los años ‘70 y ‘80 y muchos le hicieron caso. Pero una vez un ex banquero central de Canadá dijo: “no es que nosotros hayamos abandonado las metas monetarias, ellas nos abandonaron a nosotros”. La verdad es que la demanda de dinero es difícil de prever y por eso hoy ya casi ni veo los agregados monetarios. Nos manejamos con la tasa de interés. Fíjese el enorme crecimiento de la liquidez en los Estados Unidos desde la crisis de 2008 y casi no se notó.

Pero en Argentina la tasa no sirve porque el mercado porque el mercado financiero es muy chico Claro. Además, cuando hay inflación alta no puede funcionar.

Hay quienes dice que es el Presidente real de Perú

 Julio Velarde (70 años) fue designado al frente del Banco Central de Reserva del Perú por el ex presidente peruano Alan García en septiembre de 2006. Desde entonces ocupa ese sillón y tiene mandato para quedarse allí hasta 2026. Llegó a la conducción del organismo monetario del Perú durante el segundo mandato de García, es decir cuando el ex presidente, había abrazado ideas económicas bien opuestas a las que adhería en su primer mandato (1985-1990).

Desde que asumió, Velarde ha convivido, además de García, con los ex presidentes Ollanta Humala; Pedro Pablo Kuczynski (destituido); Martín Vizcarra (destituido); Manuel Merino (renunció a la semana de asumir); Francisco Sagasti (completó el mandato presidencial de Kuczynski) y Pedro Castillo.

Velarde surge en Perú como un catalizador de consensos, un verdadero ancla que garantiza que las variables económicas no se disparen mientras la política se pelea en un escenario de marcada polarización.

Velarde le cuenta a Clarín que hasta ahora no tuvo un solo encuentro oficial con Castillo, para subrayar la independencia del Banco Central. Ni bien ganó las elecciones, el primer anuncio de Castillo se refirió a garantizar la continuidad de Velarde.

Con tantas crisis políticas, la figura de Velarde como conductor de la política monetaria del Perú se agigantó. Fue galardonado en varias ocasiones como el mejor banquero central de la región.

Es cierto que Velarde llega al Banco Central del Perú con la economía de ese país estabilizada. Perú pasó de la híper en 1989/1991 a una etapa de estabilidad macroeconómica, baja inflación -menos de un dígito desde 1997- y crecimiento económico sostenido, con desniveles. Sufrió como todos el golpe de la Pandemia, que interrumpió una mejora constante de los indicadores sociales. Estabilidad macroeconómica, déficit fiscal controlado y apertura económica son las columnas vertebrales del crecimiento de Perú.

Según un estudio del economista argentino Leopoldo Tornarolli, Perú había logrado bajar el índice de pobreza desde el 42,4% de 2007 al 20,7% en 2017. Por la pandemia saltó al 30,5% en 2020 pero cerró 2021 en 25,9%. Vale recordar, en este punto, que Argentina y Venezuela son los dos únicos países de América de Sur que no habían logrado en 2019 -antes de la pandemia- mejorar sus indicadores de pobreza en comparación con los registros del año 2000.

Los ingresos de los hogares también mejoraron en forma consistente. En moneda constante, estaban en 951 soles en 2010 y llegaron a 1105 soles en 2019, antes de la pandemia.

El PBI estaba en 15.000 millones de dólares a la salida de la híper de 1990 y hoy está cerca de los 220.000 millones de dólares.

En diálogo con Clarín, Velarde dice que habla con varios economistas argentinos, pero mencionó a Domingo Cavallo y Federico Sturzenegger.

Clarín los contactó para obtener una opinión sobre Velarde.

Cavallo dijo esto: “La importancia de Julio Velarde para Perú surge nítidamente de observar cómo pudo mantener baja la inflación mientras existía una inestabilidad política extrema. Yo hace mucho tiempo que vengo sosteniendo que Julio es el presidente de Banco Central que mejor ha manejado la política monetaria en una economía bimonetaria. Siempre recomendé a los presidentes del Banco Central de Argentina que aprendieran de él.

Sturzenegger comentó: Julio Velarde en Perú es una institución. Muchos lo llaman el verdadero presidente del Perú. El que mantiene la fibra de la sociedad cohesionada y al sistema económico estable a pesar de los vaivenes políticos y económicos. Nunca habla de más. Nunca de menos. Mantiene tanta calma, que por sí sola calma. Y cuando uno habla con él usa el método socrático. Razona a partir de preguntas que hace al interlocutor y que se hace a sí mismo como buscando un nivel de profundidad que escapa al resto. Para Latinoamérica es la representación más clara de la institucionalidad de la Banca Central y de los beneficios de tener un banco central independiente”



Source link

Trol, en Netflix, es un monstruo grande y pisa fuerte

Trol, en Netflix, es un monstruo grande y pisa fuerte


Subió al streaming el jueves y ya el viernes era la película más vista. Es buen cine catástrofe y de acción.

Está King Kong, está Godzilla, hasta pueden hacerlos pelear en una película (Godzilla vs. Kong) y lo harán en otra (Godzilla and Kong, prevista para 2024). Está el T-Rex de las sagas de Jurassic Park y Jurassic World, y háganle un lugar a Trol, el “protagonista” de esta producción noruega que ya es la película más vista de Netflix en la Argentina.

Es un monstruo grande y pisa fuerte. Tanto como para dejar huellas en el suelo, y para dejar a los incrédulos con la boca abierta.

Porque los Trols, parece, son como Papá Noel y los Reyes Magos. Son una leyenda, son un mito, una creencia, pero en el cine pueden ser reales (Noche sin paz, estrenada este jueves, es un ejemplo).


Creer o reventar, el Trol de piedras se despierta y siembra el caos. Fotos Netflix

La película tiene, entonces, elementos sobrenaturales, pero también se habla de la Naturaleza con N mayúscula, de los dinosaurios y de las leyendas.

Ante lo desconocido

Y cómo una sociedad reacciona ante lo desconocido, y lo que le resulta increíble. Entre la ciencia y las creencias populares.

Son buenos los efectos visuales de esta producción noruega.
Son buenos los efectos visuales de esta producción noruega.

También, porque Trol es una película hasta para ver en familia, tiene un anclaje en la relación perdida entre un padre y su hija.

Tobias Tidemann cree en los trols desde siempre. Como lo vemos en el prólogo, 20 años atrás, cuando escala la ladera de un pico con su hija Nora, y le “hace ver” a varios trols en la ladera de una cadena montañosa.

Tobias (Gard B. Eidsvold), un especialista en las leyendas de los trols, y padre de la protagonista.
Tobias (Gard B. Eidsvold), un especialista en las leyendas de los trols, y padre de la protagonista.

Pasa el tiempo, y Nora Tidemann es una científica a la que la Primera ministra noruega pide ayuda cuando “eso” aparece de la nada, luego de que una compañía esté abriendo un paso en la montaña Dovre, ante la queja de los pobladores. Bueno, este Trol se despierta y va camino a la capital, Oslo. Se siembra el caos y Nora apelará a su papá, del que se distanció, que sabe todo de los trols.

Pero hasta que aparezca, o vemos “eso”, pasan 29 minutos. El director maneja bien los tempos del filme, creando intriga aunque todos sepamos que en algún momento el Trol va a hacer de las suyas.

El trol tarda en aparecer, casi casi como sucedía en "Tiburón".
El trol tarda en aparecer, casi casi como sucedía en «Tiburón».

Aunque formado de piedras, bueno, el Trol puede tener algunos momentos de bondad -salva a un niño de morir aplastado en un parque de diversiones-, pero también se puede tragar a un humano. ¿Tendrá estómago? Seguro que sí, porque tiene cola.

La eterna luna llena, porque vieron que justo, pero justo en las películas cuando están al descampado y de noche, siempre el satélite está lleno e ilumina todo, ayuda a que veamos todo. Cómo le tiran de todo al Trol, y cómo el Trol tira a todos. O a casi todos.

Mads Sjøgård Pettersen  e Ine Marie Wilmann, el militar y la paleontóloga.
Mads Sjøgård Pettersen e Ine Marie Wilmann, el militar y la paleontóloga.

También están el político de corbata y suéter, el militar que quiere combatir a la cosa extraña como sea, y por el otro lado, están los que esperan sentados en una oficina con monitores gigantes, viendo en directo las acciones, que son los que deciden si hay que atacar o qué hacer contra el Trol.

Ine Marie Wilmann, que es Nora, ya estuvo en otra producción de Netflix, Bloodride (2020), y Mads Sjøgård Pettersen, que es el soldado Kris, en la serie Home for Christmas, también en Netflix.

El director del filme es el mismo de la última de "Tomb Raider", con Alicia Vikander.
El director del filme es el mismo de la última de «Tomb Raider», con Alicia Vikander.

El realizador Roar Uthaug tiene experiencia en el cine de acción y catástrofe. Dirigió Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft, cuando Alicia Vikander reemplazó a Angelina Jolie, y también La ola, en la que el paso de una montaña sobre el fiordo Geiranger creaba un tsunami.

Así que con esto de las montañas ya está habituado. Y su camino en Hollywood estaría asegurado.

«Trol»

Buena

Acción/Aventura. Noruega, 2022. Título original: “Troll”. 101’, SAM 13. De: Roar Uthaug. Con: Ine Marie Wilmann, Kim Falck, Gard B. Eidsvold, Mads Sjøgård Pettersen. Disponible en: Netflix.

Mirá también



Source link

Aerolíneas Argentinas redujo sus gastos, pero le costó al Estado más de US$ 5.800 millones en la última década

Aerolíneas Argentinas redujo sus gastos, pero le costó al Estado más de US$ 5.800 millones en la última década


Este año ya demandó fondos por casi US$ 500 millones, lejos del récord de 2013, con Cristina Kirchner, cuando se destinaron US$ 900 millones, pero por encima de las transferencias que hizo Mauricio Macri.

En la última década, subsidiar a Aerolíneas Argentinas le costó al Estado US$ 5.833 millones. El dato surge de un análisis exhaustivo de Clarín sobre el gasto que la línea de bandera le demandó al Gobierno de 2012 a 2022, siguiendo el presupuesto de cada año y tomando el dólar promedio.

A poco menos de un mes para el final del año, la empresa estatal conducida por el camporista Pablo Ceriani gastó, en promedio, 486,6 millones. El cálculo surge a partir de transferencias realizadas por $ 63.248 millones a un dólar promedio de $ 130, según los registros del Banco Central, y con registros al 2 de diciembre.

Si bien en promedio este año el gasto de Aerolíneas viene siendo inferior a 2021, sigue estando ubicado por encima de los años de gestión de Cambiemos, aunque lejos de los más altos, en 2012 y 2013, años récord de transferencias, cuando gobernaba Cristina Kirchner.

El año pasado, el Gobierno destinó US$ 669 millones a Aerolíneas, cifra superada por 2013, cuando se giraron US$ 704 millones en concepto de asistencia financiera a la principal línea de bandera nacional. En 2012 el gasto había sido todavía mayor: US$ 904 millones. En 2014, en tanto, habían sido US$ 619 millones los girados.


Alberto Fernández, reunido en la quinta de Olivos con el titular de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani.

Las previsiones para 2022 se encaminan a tener cifras de gasto similares a 2015, año final del segundo gobierno de Cristina, cuando se le devengaron a Aerolíneas US$ 553 millones. Incluso más baja, ya que se presume que, siguiendo el ritmo actual de transferencias, estará por encima de los US$ 500 millones. 

Más allá de una reducción del 25% entre 2021 y 2022, el gasto previsto este año supera a todos los que gobernó Cambiemos. En la gestión de Mauricio Macri se destinaron a Aerolíneas US$ 304 millones; en 2017 se llegó a un piso de US$ 181 millones; en 2018, US$ 284 millones y en 2019, en plena crisis de ese gobierno, se alcanzaron los US$ 490 millones. Esa cifra se superará en diciembre por la actual conducción de la línea de bandera.

Antes de los US$ 669 millones de 2021, en un 2020 casi sin actividad aerocomercial por la pandemia de Covid-19, el gobierno de Alberto Fernández giró uS$ 638 millones. En ambos años, buena parte de la actividad de los aviones de Aerolíneas fueron viajes en busca de vacunas.

Así, sumando los gastos de los 11 ejercicios, de 2012 a 2022, se llega a la cifra de US$ 5.833 millones, con el pico de 2013 de US$ 904 millones y la baja hasta US$ 181 millones anuales de 2017, con el gobierno de Cambiemos.

El plan «austeridad» de Pablo Ceriani

Durante la época en que Mariano Recalde era presidente de Aerolíneas, el gasto diario que el Estado debía hacer para solventarla era de unos dos millones de dólares diarios. Lo mismo ocurrió en 2020, durante el primer año de gestión de Pablo Ceriani. Ahora la cifra ronda US$ 1,4 millones por día.

Pero esa “austeridad”, si es que cabe la palabra, termina allí: en la empresa que preside Ceriani, quien políticamente responde a Recalde, entienden que ese nivel de aportes del Estado ya no es posible bajar.

Para el año que viene, Aerolíneas tiene previsto pedir al Estado $ 90.000 millones, 25% por arriba de este año, según el proyecto de Presupuesto 2023, aunque se prevé que se reasignen partidas frente a una inflación que los privados proyectan en torno al 100%.

Desde la empresa vienen planteando que el “déficit” de Aerolíneas en 2021 fue de US$ 438 millones, es decir, mucho más bajo (US$ 229 millones) que durante el último año de la gestión de Cambiemos.



Source link

Los faltantes de mercadería en las góndolas aumentó 35% respecto del año pasado

Los faltantes de mercadería en las góndolas aumentó 35% respecto del año pasado

La mayor demanda de productos con precios más bajos y los problemas con los proveedores, a su vez afectados por la falta de insumos, inciden en los faltantes, entre otros factores.

Mientras el Gobierno apuesta a bajar «cada sesenta días» un punto porcentual a la inflación, en las góndolas de los supermercados y autoservicios conviven múltiples realidades en materia de precios: desde la amplia dispersión en los valores hasta los faltantes de productos que son más visibles en ciertas categorías y en particular en la oferta rotulada con Precios Justos, dado que se trata de mercadería mas demandada por tener precios más económicos.

El problema de los faltantes se arrastra desde siempre. Sin embargo, hoy, ante el escenario de alta inflación y trabas a las importaciones, el tema de los faltas recrudece y se potencia. Según los registros de la empresa GS1 que monitorea el faltante de mercadería en góndola (FMG) este año, la ausencia de productos en los comercios aumentó un 35,2% respecto del año pasado.

​En el caso de Precios Justos, la oferta de esos 1800 productos rebajados va mejorando a medida que avanza la implementación del programa. No obstante, los funcionarios de  la secretaria de Comercio, se mantienen en alerta: ya anunciaron multas para las cadenas y/o empresas que no surtan las góndolas según lo previsible, de entre $5 y $250 millones,

Según el dato de GS1, este año, el faltante de mercaderia en la oferta total de los comercios representa un 13,52%, mientras que el disponible es del 86,48%. El porcentaje faltante aumentó respecto del 2021, cuando era del 10%. Aunque al compararlo con la base de la medición, en 2014, el pico de faltantes llegó al 19,47%.

En los últimos años, el indicador de faltantes fue en aumento. “Si se compara con el 2019 es posible hallar que este valor era de solo el 4,96%, lo que habla de un crecimiento exponencial entre el 2019 y el 2021, con el 2020 de la pandemia en el medio -año en el que no se llevó a cabo el relevamiento-. El mínimo registrado en los últimos años medidos fue en el 2017, (3,89%).

En la actualidad, varios factores inciden en que las góndolas no satisfagan la demanda de todos los consumidores: por un lado, los productos incluidos en el programa oficial para contener la inflación son rápidamente vendidos porque son mas económicos. Además, la industria también está padeciendo problemas con la importación de insumos, con lo cual ve reducida su propia capacidad de producción en general.

Según Sandra Gonzalez, titular de la entidad de usuarios ADECUA, “los faltantes del programa de Precios Justos se ven todos los días en los distintos comercios, como también la distorsión de precios que es muy grande”. Según la representante de los consumidores, también “el hecho de que las cadenas multipliquen la oferta de sus marcas  propias reduce la variedad de la existencia de otras marcas líderes”, comenta.

Según GS1, “a pesar de que la lupa se suele poner sobre las cadenas en los casos de faltantes, desde los retailers adjudican esta situación a distintos factores. De acuerdo con el informe el 45,20% de las cadenas dice que tiene que ver con los proveedores, mientras que otro 24% explica que tiene que ver con la reposición. En paralelo, desde el Gobierno ya se lanzó el Observatorio de Precios, cuyo rol también tiene que ver con el control de disponibilidad de insumos y bienes en los puntos de venta”, señalaron.

Al analizar el FMG por plaza en los distintos puntos del país, el informe de GS1 muestra que en la Ciudad de Buenos Aires el número llega al 12,60%, mientras que en el Gran Buenos Aires es mayor, del 13,49%. Por su parte, en el interior del país la situación se complejiza principalmente en el Norte.

Por caso, plazas como Salta alcanzan el 19,69% del indice, mientras que Tucumán y Paraná llegan al 17,20%. En contrapartida, en Trelew es del 8,48%, y en Neuquén marca un 8,96% de acuerdo con el relevamiento de GS1.

Entre los distintos canales, el de proximidad es el que registra mayores faltantes, con un 17,7%, mientras que los supermercados son los formatos que menos faltantes tienen en sus puntos de venta, con una variación a un dígito, del 9,6%.  Finalmente, en lo que respecta a las categorías, Alimentos tienen un mayor porcentaje de faltante, con el 15,9%, mientras que los productos para mascotas llegan al 8,3%.



Source link

Disney+ hará un documental sobre la banda que hoy está en un impasse

Disney+ hará un documental sobre la banda que hoy está en un impasse


Los fans del BTS ARMY están de parabienes: la plataforma Disney + anunció que estrenará de dos documentales centrados en la popular banda de K-pop BTS. Uno será sobre el grupo y el otro sobre J-Hope como solista.

La semana pasada, en el evento Disney Content Showcase 2022, en Singapur, la plataforma de streaming presentó los contenidos de los famosos coreanos que pronto estarán disponibles en su catálogo.


El anuncio del material de BTS en la convención de Disney

El documental del grupo

BTS monuments: beyond the star se anuncia como «un emocionante viaje por los nueve años de carrera de los íconos del pop del siglo XXI”, según adelantó Disney.

Será una docuserie de temática musical que llegará al streaming en 2023 como un contenido original y exclusivo. Aunque la fecha no fue confirmada por el momento, se espera que el lanzamiento se concrete durante las celebraciones por el décimo aniversario del grupo.

BTS en vivo en los Grammy de abril de 2022. Foto: Reuters.
BTS en vivo en los Grammy de abril de 2022. Foto: Reuters.

Según se anticipó en el showcase, el documental tendrá contenido sin precedentes e imágenes inéditas del conjunto, «gracias a un acceso sin precedentes».

Los famosos coreanos de BTS, que se preparan para el segundo capítulo de su historia, también compartirán pasajes de su vida diaria, pensamientos y planes futuros.

Actualmente, la banda se encuentra en un impasse debido al servicio militar obligatorio que existe en Corea. Mientras tanto, cada uno se está embarcando en proyectos como solista.

El especial de J-Hope

Por otra parte, también se estrenará un documental de J-Hope, que aún se encuentra en producción y no tiene fecha de estreno ni título confirmado.

J-Hope, de BTS. Foto: IG
J-Hope, de BTS. Foto: IG

Sin embargo, se adelantó que mostrará a Jung Ho Seok (nombre real del rapero de BTS) en el contexto del lanzamiento de su álbum Jack in the box.

El programa incluirá escenas del proceso de producción del disco, la fiesta exclusiva que organizó el ídolo por el estreno, y su actuación en Lollapalooza 2022.

Jack in the box fue lanzado en junio del 2022 con 10 canciones, y convirtió al rapero en el primer miembro de BTS en debutar como solista.

Se viene el disco de RM

RM, el integrante de BTS que pronto lanzará su disco solista llamado Indigo.
RM, el integrante de BTS que pronto lanzará su disco solista llamado Indigo.

Los fans del BTS ARMY también están muy ansiosos porque este fin de semana se estrenará el debut solista de otro integrante: RM, que lanzará Indigo. Hasta ahora solo se mostró la lista de temas y ficha técnica, además del nombres de los invitados especiales: Anderson .Paak, Tablo de Epik High, Paul Blanco y la legendaria Eryka Baduh.

Anteriormente, RM había sacado dos «mixtapes» en 2015 y 2018, pero este será su primer lanzamiento oficial como álbum.

Jin, al servicio militar

Hace apenas unos días se confirmó que Jin, el integrante de BTS que estuvo en Argentina para cantar con Coldplay, entrará al servicio militar el 13 de diciembre.

Jin en River junto a Chris Martin, de Coldplay, el 29 de octubre de este año. Foto: Martín Bonetto.
Jin en River junto a Chris Martin, de Coldplay, el 29 de octubre de este año. Foto: Martín Bonetto.

La noticia se difundió luego que el popular cantante de la banda BTS hiciera un llamado a sus seguidores para que se mantengan alejados del centro de entrenamiento del ejército de Corea del Sur.

Una fuente dijo que Kim Seok-jin, más conocido como Jin, la estrella de 29 años, hará su entrenamiento en la base militar de Yeoncheon, en la provincia norteña de Gyeonggi.

El servicio de Jin comenzará con un curso de capacitación básico de cinco semanas, y tras eso será asignado a una unidad, según la práctica estándar.

MFB

Mirá también



Source link

El Gobierno dice que Alberto Fernández ya está "en perfecto estado de salud" y reactiva su agenda

Alberto Fernández insiste con su idea de ser candidato a pesar de la relación rota con Cristina Kirchner


«¿Que cómo lo veo a Alberto? Flaco…». Uno de los dirigentes más cercanos al Presidente cree que el adelgazamiento del jefe de Estado es nada más que físico -gracias a los efectos de las sopas y la pera rallada que tanto le costó conseguir en Indonesia- y niega que Fernández esté más delgado en materia de apoyos políticos.

Si Cristina Kirchner es quien suma más voluntades dentro del Frente de Todos, los alfiles del jefe de Estado señalan que Fernández sigue representando a todos los sectores que no comulgan ciegamente con la ex presidenta. Entre ellos, identifican primero que nada a la conducción de la CGT e incluso a los movimientos sociales como el Evita, a pesar de las marchas en contra por la posible baja de planes sociales y del coqueteo de Emilio Pérsico con la vicepresidenta. «El resto sabe lo que vale Alberto», dicen confiados, en contraste con la mala opinión sobre el Presidente que camina en el kirchnerismo.

En el reducido grupo íntimo del Presidente señalan que el mandatario mantiene viva la llama de su reelección, aunque ahora solo está ´concentrado’ en la gestión y evita hablar de su candidatura para no interrumpir la frágil tregua del Frente de Todos.

En el universo Fernández no le temen a las encuestas ni a un hipotético candidato oficialista que se atreva a desafiar al Presidente en unas PASO. Por el contrario, al revés de lo que opina Máximo Kirchner, siguen defendiendo que las primarias son el paraguas necesario para contener a todas las vertientes del peronismo, incluso en lo más alto de la boleta. Sostienen que con primarias la historia hubiera sido diferente en la Provincia en las legislativas de 2021.

Los laderos del Presidente celebran por estas horas lo que llaman “la nueva normalidad del peronismo”, una analogía con los cuidados a los que obligó la pandemia. Se refieren a los apoyos que reúne la figura de Sergio Massa y a que las críticas furibundas de la ex presidenta a la gestión se detuvieron. “Nunca en la historia del peronismo pasó lo que vivimos. Nunca se había dado que estando en el poder se criticara tanto a un gobierno peronista, fue increíble. Hicieron mucho daño”, se lamentan.

A cuatro meses de la corrida que depositó a Sergio Massa en el ministerio de Economía, en algunos los despachos más importantes del Ejecutivo sostienen lo mismo que entonces. Consideran que el punto de inflexión se produjo, porque la vicepresidenta y La Cámpora tomaron nota de que el abismo que podía tragarse la gestión del Presidente, podía también llevárselos con él.

Cerca de Fernández no ignoran las dificultades para generar expectativas de cara al año electoral. “La inflación se come todo lo que hagas. Y ya tampoco sirven los aumentos”, señalan. Por eso, insisten en que el único camino posible es reducir la inflación. En la mesa chica del mandatario no ignoran que si Massa cumple con sus objetivos, se sentirá con pleno derecho para pelear por una candidatura, siempre y cuando Cristina Kirchner elija ser senadora.


Cristina Kirchner y Alberto Fernández en julio de este año, la última vez que compartieron un acto público.

Aunque pocos de sus aliados le creen cuando lo escuchan, el ministro de Economía insiste en que piensa en que se comprometió con su familia a que el Palacio de Hacienda sería su último cargo en la función pública. Su esposa Malena Galmarini ya sinceró su voluntad de competir por la intendencia de Tigre.

Massa sumó entre jueves y viernes el apoyo explícito de los intendentes del Conurbano. Martín Guzmán nunca lo tuvo. Apenas un puñado de ellos lo sacaron a pasear por el Conurbano.

Para hacerse escuchar, los jefes comunales del PJ se mueven hace tiempo como un bloque político. El jefe de Gabinete bonaerense e intendente en uso de licencia de Lomas de Zamora -un primus inter pares entre los alcaldes- tiene una relación aceitada con el ministro de Economía. Fue el quien motorizó los mensajes de apoyo que publicaron en Twitter los intendentes Andrés Watson, de Florencio Varela; Mónica Fassi, de Cañuelas; Alberto Descalzo, de Ituzaingó; y Mariano Cascallares, hombre fuerte de Almirante Brown. “Acompañamos la enorme tarea del ministro para brindar sostenibilidad a la deuda pública, orden macroeconómico y garantías de desarrollo para nuestra economía”, señalaron antes de plegarse al control de el programa Precios justos.

Algunos intendentes respaldaron a Massa con más que palabras y están dispuestos a comprar letras del Tesoro. Un intendente que participó de una de las reuniones con el Presidente, otro de los síntomas de la recobrada «nueva normalidad peronista” relativiza que los ejecutivos municipales intenten levantar la figura del ministro de Economía sin el aval de CFK. “Todos están con Cristina”, señalan.

Los ministros que visitan a Fernández en la intimidad de Olivos están conformes con los gobernadores. “Algunos son más elogiosos y generosos como Sergio Uñac (San Juan), otros son más amarretes, pero ahora todos acompañan. Todos manguean, pero todos acompañan”, señalan para explicar el cambio de ánimo.

De cara al año electoral, Fernández buscará sacarle rédito a su función como presidente del Partido Justicialista. Algunos funcionarios importantes con cargos en la estructura del PJ sostiene que el partido sigue teniendo peso y siendo un ordenador más allá del AMBA. También en los pueblos del Interior bonaerense que el presidente del PJ bonaerense Máximo Kirchner casi no visita.

Fernández perderá inexorablemente parte de su millaje internacional que mantuvo como presidente de la CELAC. La presidencia pro tempore del Mercosur es menos glamorosa. Aunque tienen expectativas, nadie se ilusiona demasiado con que llegue al país un efecto Lula que beneficie al mandatario argentino. La gobernabilidad del gigante latinoamericano es una incógnita. 

Al igual que los dirigentes de La Cámpora, cerca del Presidente creen que las escasez de ofertas en el cuarto oscuro potenciará las posibilidades del candidato oficialista. “La unidad del peronismo es la dinámica de lo impensado”, parafrasean al mítico periodista deportivo Dante Panzeri en tiempos de Mundial.

A diferencia de lo que opinan en el Instituto Patria, donde se concentran en consolidar el voto propio, cerca del mandatario señalan que Fernández intentará seguir abriendo el espacio oficialista. Defienden todavía el potencial de la marca del “Frente de Todos”, aunque reconocen que el cristinismo abolló esa herramienta, en especial, con las renuncias en masa posteriores a las PASO de 2021.

Un integrante del Gabinete que asesora al Presidente en materia política apuntó después del acto de la vicepresidenta en La Plata que Cristina Kirchner es la única candidata dirigente capaz de convocar a semejante multitud. Cerca de Fernández no lo niegan, pero le bajan el precio. “Fue un acto endogámico, para convencidos”, aseguran. Mientras blindan los pedidos de sus socios para una mesa política, en la intimidad del jefe de Estado apuestan que más tarde o más temprano la «nueva normalidad del peronismo» deberá sumar un capítulo difícil: que los Fernández vuelvan a coincidir en un acto público. La última vez fue hace exactamente seis meses, en Tecnópolis por los 100 años de YPF, cuando la vice le pidió que agarrara la lapicera para tomar decisiones y gobernar .

En la mesa chica del Presidente apoyan la reelección bonaerense de Axel Kicillof, aunque cante ante las cámaras `Cristina Presidenta`. “Es el candidato que más mide”, explican. Los intendentes, que preferirían a uno de ellos -Martín Insaurralde- estarían dispuestos a apoyar una aventura presidencial del gobernador. Significaría que les deja libre el premio de la gobernación.

Mirá también

Mirá también



Source link