DEPORTES

si no firma la renovación de inmediato será separado del plantel

si no firma la renovación de inmediato será separado del plantel


El defensor regresó de su viaje sin autorización por Europa y entrenó junto a sus compañeros. Su futuro en el club es una incógnita.

La situación llegó al límite entre Federico Gattoni y San Lorenzo. El capitán del equipo de Ruben Darío Insua regresó este jueves de Europa, donde había viajado el fin de semana sin autorización, y se presentó al entrenamiento. Al finalizar mantuvo una charla con algunos dirigentes y Matías Caruzzo, coordinador del fútbol profesional, en la que le dieron un ultimátum: no jugará este sábado ante Lanús y si no firma la renovación de su contrato, que vence en cinco meses, será apartado del plantel profesional. La pelota, ahora, está bajo la suela del defensor.

«Hay una decisión tomada. Nosotros le manifestamos nuestro deseo de que firme la renovación y nos pidió que terminemos esto con su representante», explicó Caruzzo tras la reunión con el zaguero de 23 años que se había ido a Italia sin permiso dirigencial para completar el trámite del pasaporte comunitario, accionar que tampoco fue bien visto por los referentes del vestuario.

«Pidió disculpas por haber faltado a los entrenamientos y seguimos charlando por su renovación. Nosotros no vamos a cambiar ningún término de todo lo pautado desde septiembre del año pasado. No me gusta hablar de números públicamente, pero todo lo que estaba pactado, con las cláusulas de salida habladas, está para firmar», aclaró el exfutbolista que ahora está a cargo de todo el fútbol del Ciclón.


Caruzzo, coordinador de fútbol del Ciclón, rompió el silencio y se mostró enojado por el caso Gattoni. Foto: San Lorenzo.

Caruzzo se mostró visiblemente molesto en el contacto con la prensa en la Ciudad Deportiva de la institución azulgrana. Y fue contundente: «Gattoni manifiesta que no se quiere ir mal de San Lorenzo. Pero hay cosas en el medio que son difíciles de explicar. No voy a hablar mal del jugador. Está todo como para que firme y terminemos de buena manera. No vamos a cambiar una coma y no hay nada más que negociar. Está en ellos (por el jugador y el representante) si lo firman o no. Me llama la atención que no se haya firmado todavía, si aceptamos lo que pidieron».

Ese «lo que pidieron» se refiere principalmente a la cláusula de salida. Marcelo Lombilla, agente de Gattoni, pidió que la misma bajara de 15 millones de dólares a 1,5 millones. Desde Boedo aseguran que esto, pese a una resistencia inicial, finalmente había sido aceptado.

«A veces -continuó Caruzzo- parece que los clubes son rehenes de los representantes. Pero es el jugador de fútbol el que termina tomando la decisión. Yo llegué el 10 de mayo al club y éste fue uno de los primeros temas que abordé. Estoy muy caliente con algunas situaciones. Pedí que el jugador no jugara la primera fecha, pero entendí y respeté el pedido de Insua de querer utilizarlo. Para mí el límite era el inicio del torneo».

Más: «Yo no estaba informado del viaje y me molestó, claro. Debo reconocer que el representante me llamó tres veces después del partido del sábado con Arsenal, quizá para decirme eso, y yo no lo atendí porque le había dicho que si no firmaba el viernes para mí era un tema terminado y yo no tenía nada más que hablar».

En tanto, Caruzzo contó que la oferta del Sevilla existió, pero que «la misma no llegaba a la cláusula de salida que se había pactado y por eso fue rechazada». El ofrecimiento fue de 1,2 millones de euros brutos y la cláusula acordada es de 1,5 millones netos.

Este miércoles, Monchi, director deportivo del club andaluz, reconoció el interés por Gattoni y avisó: «Cuando termine el contrato dentro de seis meses valoraremos qué vamos hacer». El temor en San Lorenzo es que el futbolista opte por no extender su vínculo y salir libre a mitad de año sin dejarle dinero a la institución. Por eso ya le comunicaron que sin firma no jugará más. Por lo pronto, no estará concentrado para visitar a Lanús este fin de semana.

Por si acaso, en el Ciclón manejan alternativas en la defensa y no se descarta que inscriban a algún defensor central en el cierre del libro de pases. También buscan un extremo.

¿Quién reemplazará a Gattoni este sábado?

Ruben Darío Insua quería contar con Federico Gattoni, pero el defensor se perdió los últimos tres entrenamientos por su viaje sin permiso a Europa y este jueves realizó movimientos livianos en un costado. Es por eso que no jugará ante Lanús, este sábado a las 21.30 en el Sur por la segunda fecha del campeonato local.

El técnico va perfilando la formación con la que buscará el segundo triunfo (el sábado pasado le ganó 1-0 a Arsenal de local) consecutivo y mantiene la duda sobre quién será el reemplazante del capitán en la defensa.

Hay dos candidatos para el puesto. Uno es Gastón Campi. Y el otro podría hacer su debut ya que se trata de Carlos Sánchez. El colombiano, flamante refuerzo, obtuvo la habilitación en las últimas horas y está disponible.

Así, el equipo sería: Facundo Altamirano; Gonzalo Luján, Rafael Pérez, Sánchez o Campi, Gastón Hernández, Malcom Braida; Jalil Elias, Nahuel Barrios; Andrés Vombergar, Adam Bareiro y Ezequiel Cerutti.

Mirá también



Source link

Independiente quiere evitar que se repita el caso Verón y negocia con Hachen, que reclama su contrato tras haber jugado solo 11 partidos

Independiente quiere evitar que se repita el caso Verón y negocia con Hachen, que reclama su contrato tras haber jugado solo 11 partidos


El rosarino, de 32 años, fue parte del ajuste que la nueva dirigencia encabezada por Fabián Doman aplicó al plantel profesional. ¿Cuánto es lo que reclama el futbolista?

La nueva dirigencia de Independiente busca en sus primeros meses de gestión diferenciarse de su antecesora, que estaba presidida por Hugo Moyano. Por eso, el presidente Fabián Doman y compañía están detrás de las soluciones a todos los problemas que arrastra la institución y que saltan a la luz semana a semana. Y una de esas cuestiones que abordaron de inmediato para que no desemboque en un nuevo caso Gonzalo Verón es la situación de Gabriel Hachen, quien intimó al Rojo por falta de pago y, al no ser tenido en cuenta, exige que se le reconozca la totalidad de su contrato, unos 140 millones de pesos.

Hachen, de 32 años, arribó a Independiente a mediados de 2022 proveniente de Defensa y Justicia, con el pase en su poder. La Comisión Directiva anterior le firmó un vínculo por 18 meses. Sin embargo, tras las elecciones, la dirigencia que asumió empezó a reordenar el plantel y a tomar decisiones para acomodar los números del fútbol profesional. Detectaron que el salario del rosarino, que apenas había disputado 11 partidos (tres como titular) sin marcar goles con la camiseta del Diablo, era uno de los más elevados del equipo y no podían afrontarlo.

Es por eso que entablaron charlas con su representante, Christian Bragarnik, para llegar a un acuerdo y rescindirle el contrato, que vence en diciembre de 2023. Pero el jugador no esperó y optó por recurrir a Futbolistas Argentinos Agremiados para enviar un telegrama intimando al pago de la deuda (tres meses), caso contrario se declararía en libertad de acción.


Gabriel Hachen jugó apenas 11 partidos en Independiente.

A diferencia de lo ocurrido con el reclamo de Gonzalo Verón, que le inició un juicio al club por 6 millones de dólares por incumplimiento de pago al no recibir respuesta legal de la institución, los directivos actuales contestaron y abonaron dos meses de sueldo atrasado para demostrar voluntad de pago y de buscar una salida de común acuerdo. No obstante, la postura de Hachen es rígida ya que para irse quiere que le cumplan con lo firmado, es decir la totalidad de su contrato hasta el final de este año.

Lo que Doman y los abogados están tratando de gambetear es que todo este conflicto termine en la Justicia y se inicie un camino legal que seguramente se extendería más allá de su mandato, tal como sucede con el caso Verón, cuyo juicio sigue adelante.

Claro que hay diferencias. Lo de Hachen no está ni cerca del monto exorbitante que pide el delantero que había llegado en la era de Ariel Holan. Además, esta situación se abordó en seguida justamente para que no se convierta en una bola de nieve.

Según supo Clarín, en estos días las partes están en conversaciones para encontrar una salida pacífica. Un plan de cuotas podría ser el remedio a un dolor de cabeza que a futuro podría ser más grande.

Mirá también



Source link

Gattoni vuelve de Europa y San Lorenzo espera que cumpla con la renovación de su contrato

Gattoni vuelve de Europa y San Lorenzo espera que cumpla con la renovación de su contrato


El capitán azulgrana finalizó el trámite de su ciudadanía italiana pero no acordó su traspaso al Sevilla de España. Insua lo espera para que continúe jugando en el ‘Ciclón’.

El caso de Federico Gattoni dividió las aguas en San Lorenzo. Hace rato que las opiniones son varias dentro del club de Boedo sobre la situación del defensor de 23 años que sigue sin renovar su contrato que vence a mitad de este año y que para colmo se encuentra en Europa sin autorización dirigencial finalizando el trámite de su ciudadanía. Sevilla finalmente desistió por él para este mercado de pases, que en el Viejo Continente cerró este martes, y ahora el capitán del equipo dirigido por Ruben Darío Insua pegará la vuelta al país. El DT ya avisó públicamente que si cumple con el compromiso de firmar su nuevo vínculo, jugará. Pero algunos directivos piensan a su vez que habría que aplicarle algún castigo por viajar sin consentimiento.

El foco ahora estará puesto en lo que hará Federico Gattoni. El futbolista formado en la institución azulgrana coqueteó con el fútbol español durante este verano, pero al final ese salto no se dará al menos en esta ventana del libro. Es que la oferta del Sevilla de 1.2 millones de euros brutos fue rechazada por San Lorenzo por considerarla baja. Y el equipo de Jorge Sampaoli no volvió a insistir, aunque del otro lado del Atlántico se habla de que a mitad de año volvería a la carga por él.

Lo concreto es que este jueves el defensor central estará pisando nuevamente suelo argentino. Y en Boedo lo esperan con el contrato sobre la mesa para que de una vez por todas estampe su autógrafo y se cierre una negociación que arrancó en mayo del año pasado.

«Si firma, juega; sino, no», repiten en el Ciclón. Por su parte, el Gallego Insua fue claro: «Todavía no estoy enojado. Si el firma esta semana estar cumpliendo con su parte. Cuento con él, el sábado fue capitán. Si firma, juega, sino, no», expresó el DT en ESPN.


Foto MARCELO CARROLL – Clarín

En San Lorenzo saben que no pueden perder al jugador ya que es un capital del club y por eso lo colgarán únicamente si se niega a firmar la renovación para irse libre después de junio. Lo que sí evalúan en la dirigencia azul y roja es la posibilidad de aplicarle alguna sanción disciplinaria por haberse ido sin estar autorizado.

Se trata del capitán del equipo, que debería dar el ejemplo con su comportamiento. Y pasar por alto este episodio podría sentar un peligroso antecedente a futuro de que cualquier desobediencia no tendrá consecuencia alguna.

Foto MARCELO CARROLL - Clarin
Foto MARCELO CARROLL – Clarin

Los dirigidos por Insua visitarán a Lanús en la noche del sábado. Y parecería difícil que Gattoni pueda estar presente. Aunque llegue y firme, como pretenden todos, se habrá perdido casi todos los entrenamientos de la semana y su lugar podría ser ocupado por Carlos Sánchez, quien debutaría en la defensa azulgrana.

En tanto, en el arco seguirá atajando Facundo Altamirano ya que Augusto Batalla todavía se está recuperando de una distensión en su aductor derecho. Y habrá que ver si el técnico decide la inclusión de Agustín Martegani, otro de los que pudo haber emigrado en este libro pero que se quedará ya que se rechazó un ofrecimiento de Racing por considerarlo insuficiente.

Martegani entró en el segundo tiempo por Nahuel Barrios el pasado sábado ante Arsenal y le dio claridad al mediocampo. Fue clave con un buen pase filtrado en la jugada del 1-0 y ahora podría haberse ganado un lugar entre los titulares.

Mirá también



Source link

"Ojalá podamos tenerlo acá a mitad de año"

«Ojalá podamos tenerlo acá a mitad de año»

Hay un clamor en River por un campeón del mundo. Se trata de Nicolás Otamendi, el defensor que tuvo un gran Mundial y que fue una pieza en el camino de la Selección Argentina en Qatar. Y que, como ya se sabe, es fanático de River. Entonces, las declaraciones públicas de integrantes del planeta riverplatense se reiteran con el pedido hacia el marcador central para que en junio venga al país y se ponga la banda roja sobre su pecho.

Ahora, el turno de expresar el deseo fue de Franco Armani, compañero de Otamendi en la Selección y también campeón del mundo. «Ojalá podamos tenerlo acá a Otamendi, es un jugador de gran trayectoria, de experiencia, de jerarquía. Ojalá que a mitad de año pueda tomar esa decisión, de venirse a River y obviamente nosotros lo vamos a estar esperando con los brazos abiertos como hacemos con todos los jugadores que llegan a la institución. El estará pensando qué hará de acá a mitad de año pero Dios quiera que se dé porque tener un jugador de esa magnitud acá con nosotros sería espectacular. Ojalá se pueda dar, es una decisión de él, y atrás de él está la familia también», afirmó el arquero en la conferencia de prensa que brindó luego del entrenamiento de River este martes en Ezeiza.

Armani se sumó al mensaje de Ignacio Fernández, quien, entre risas, el sábado, después de la victoria a Central Córdoba en Santiago del Estero. «Ojalá que vuelvan todos los que tengan ganas de volver y por ahí hay alguno que salió campeón del mundo que siempre está ahí, así que ojalá que venga también, lo estamos esperando», expresó Nacho, en clara referencia hacia Otamendi.

Ya Martín Demichelis había hecho su trabajo cuando, ya vestido como entrenado de River, en una conferencia de prensa, le mandó un mensaje directo a Otamendi, antes de que terminara el Mundial. «Nico, te estoy hablando a vos. Deseo que seas campeón del mundo y que vengas a cumplir tu sueño de jugar en River para que te homenajee todo el fútbol argentino. Con 34 años sos de los mejores defensores del Mundial”, manifestó Micho.

Los contactos están. Hay mensajes públicos y privados. El presidente de River, Jorge Brito, admitió que intentarán ir por él. «Otamendi tiene contrato con Benfica y llegado el momento intentaremos hablar con él. Sería muy importante contar con un jugador de su jerarquía», afirmó el titular del club de Núñez.

Y hasta el propio Otamendi también manda señales. Sigue exhibiendo su fanatismo por el club a través de sus redes sociales. En un video que subió a su cuenta de Instagram, desde el avión que trasladaba al plantel de Benfica para jugar ante Arouca por la Liga de Portugal, mostró el termo de mate que tiene una etiqueta de River.

Otamendi tiene contrato con el club portugués hasta el 30 de junio y todavía no decidió su futuro. De acuerdo a lo que pudo saber Clarín, más allá de que tiene la chance de renovar por un año más en el Benfica, lo tienta la chance de volver al fútbol argentino y vestir la camiseta del club del que es hincha.

En otras respuestas, Armani, que compartió un mes en Qatar con Otamendi, siguió con el plan de seducción. «En River seguimos siendo una familia. Ese concepto continúa intacto más allá de que cambió el cuerpo técnico. Tiene la misma línea, la misma mentalidad y la gran mayoría de los jugadores que estamos, ya hace varios años que nos encontramos en el club. River sigue siendo familia. Al que llega lo arropamos, y eso nunca se va a perder. Seguimos siendo la misma familia que fuimos siempre. Y ojalá esta familia pueda recibir a Otamendi en junio», expresó el arquero campeón del mundo.

Más de Armani: Entre la emoción por la Copa del Mundo, el rol de líder y el entusiasmo por seguir ganando

Franco Armani dejó otras definiciones en la conferencia de prensa que brindó en el RiverCamp de Ezeiza, que fueron desde el reconocimiento por haber sido campeón del Mundo hasta las nuevas ideas de Martín Demichelis y su futuro como arquero.

El reconocimiento por ser campeón del mundo: «Es una alegría muy grande poder tener ese reconocimiento, desde el primer momento que salí del vestuario, pisé el campo de juego, fui a hacer la entrada de calor, fue un recibimiento muy lindo, emocionante. Estoy muy agradecido a la gente de Santiago del Estero, al hincha de River, y también a los hinchas de Central Córdoba que me recibieron de muy buena manera. Es un mimo muy grande hacia a mí y me da mucha motivación y mucha alegría para poder seguir ganando cosas. La Copa del Mundo para todo jugador es el logro máximo, se disfruta pero a su vez quiero seguir ganando cosas».

El funcionamiento del equipo: «Lo más importante a rescatar del inicio de esta nueva etapa es la solidez defensiva. Desde que arrancamos los primeros amistosos en la nueva era de Martín (Demichelis), arrancamos con esa idea de ser un equipo sólido en defensa y mantener el arco en cero. Sabemos que en cualquier momento del partido vamos a tener opciones de gol y eso fue lo que pasó en los amistosos y en el debut en la Liga. Hay que seguir de esa manera para sumar confianza y ganando se hace más fácil trabajar y corregir errores. También rescato el buen funcionamiento del equipo en todas sus líneas, con una idea clara de juego que es la que quiere Martín y es la que nos inculca todos los días. Hay que seguir por esta línea».

La idea de salir jugando desde abajo: «Me siento muy cómodo, lo he hecho cuando estuve en Nacional, con dos técnicos diferentes. En Estados Unidos, en los amistosos, salió muy bien. Hubo muchos momentos en que iniciamos el juego en nuestro arco y terminamos en el arco rival. El sábado no se pudo realizar porque la cancha no estaba bien. Pero se llevó a cabo otra idea de juego que también teníamos preparada. Obviamente hay momentos, hay otros planes, sobre todo cuando el equipo contrario presiona mucho. Hay distintas situaciones en las que uno dentro del campo de juego tiene que tomar una decisión y tratar de tomarla de la mejor manera».

El liderazgo: «Un líder se puede ir formando. Hablo desde mi lado, que fui tomando un liderazgo con el correr del tiempo. Fui creciendo y me fui guiando por los más grandes cuando llegué a River, por Leonardo Ponzio, por Javier Pinola y hoy estoy junto a Enzo Pérez en ese lugar y es un crecimiento día a día. Algunos tienen la virtud de nacer con ese liderazgo y otros no, lo vamos aprendiendo con el correr del tiempo. Y eso me tocó a mí y la edad te hace más maduro y se aprende del día a día».

El apoyo a los arqueros compañeros más jóvenes: «Tanto Ezequiel Centurión, como Franco Petroli y Lucas Lavagnino, son grandes chicos que están trabajando muy bien y creciendo y es una alegría tenerlos como compañeros. Con respecto a Ezequiel, tuvo un crecimiento muy grande, le sirvió muchísimo poder salir del club y tener continuidad en Estudiantes de Buenos Aires y jugar, vino con otra cabeza, más preparado, más maduro y se vio cuando le tocó jugar, con grandes actuaciones. Cuando tenga la posibilidad de jugar, hay que apoyarlo, de mi lado en el entrenamiento me toca hablarles y corregirlos cuando tenga que hacerlo. Y también tenemos un entrenador de arqueros que es Alejandro (Saccone)».

El futuro: «No llegué a pensar en mi futuro. Vivo el día a día, disfruto el día a día, que es lo más importante. Me siento feliz acá en River, estoy en el lugar en el que quiero estar, pero todavía no me pienso a analizar mi futuro. Se verá con el correr del tiempo. Pienso y disfruto el día a día y de mis compañeros y el cuerpo técnico nuevo y eso es lo principal. Lo otro se verá con el tiempo».



Source link

¿cuánto deberán pagar los hinchas que viajen a Córdoba?

¿cuánto deberán pagar los hinchas que viajen a Córdoba?

El Pirata le cobrará a los hinchas de River más del doble del precio que Talleres le puso a los simpatizantes de Independiente.

Así como pasó el sábado con los hinchas de Independiente que pudieron ir a ver a su equipo al Mario Alberto Kempes de Córdoba contra Talleres de Córdoba, sin esconderse bajo el disfraz de neutrales, lo mismo sucederá con River el sábado, que jugará en ese ese escenario contra Belgrano, por la segunda fecha de la Liga Profesional. Eso sí, lo que cambia es el precio. Y los hinchas “Millonarios”, que vuelan de la bronca, repudiaron los precios y en señal de protesta llaman a no asistir al partido.

Belgrano puso a la venta diez mil entradas para la tribuna Popular Norte (denominada Willington) del Kempes, destinada a los hinchas de River. ¿El precio? ¡13.500 pesos! A ese número hay que sumarle el Service Charge, una tarifa extra que le agrega un 10% al ticket, con lo cual el valor real alcanzaría casi los 15 mil pesos.

De esta manera, Belgrano le cobrará a los hinchas de River más del doble del precio que Talleres le puso a los simpatizantes de Independiente, que pagaron 6.000 pesos la entrada, y tres veces más lo que Central Córdoba de Santiago del Estero vendió para los “neutrales” hinchas de River el sábado, que pudieron acceder a una platea del Madre de Ciudades de Santiago del Estero por un costo de 5.000 pesos. Entonces, el precio que puso Belgrano resulta abusivo. Sobre todo si se tiene en cuenta, además, que el costo que fijó la AFA para una entrada popular es de 2.300 pesos.

Ante esta situación, los hinchas de River estallaron de bronca en las redes sociales. Y los que habitualmente viajan con sus banderas, conocidos como “Los bandereros”, emitieron un comunicado para manifestarse en contra del precio que dispuso Belgrano, que decía:

“Cuando nos enteramos de que en Córdoba habría parcialidad visitante y no neutral, nos pusimos contentos/a ya que viajar para alentar a nuestro equipo es algo que pensamos y disfrutamos siempre. Debido a los altos precios de la “POPULAR” nos manifestamos en contra: 13.500 $ más impuestos hacen un total de 15.000 $. Muchos micros de Buenos Aires empezaron a darse de bajas para no ser cómplices de estas lacras del fútbol y pedimos una regulación de AFA para que realmente tome cartas en el asunto”.

Lo mismo hizo la Subcomisión del hincha de River, cuyo comunicado manifestaba: “Desde nuestro espacio repudiamos por completo los precios que lejos están de ser por una entrada popular, para el partido que River jugará con Belgrano en el Mario Alberto Kempes de Córdoba. Este abuso con el hincha genuino tiene que parar y desde la Subcomisión apoyamos la iniciativa de NO ASISTIR AL PARTIDO, así como “bandereros” y “micros históricos” de la tribuna no estarán presentes. Entendemos la ambición recaudatoria pero solicitamos respeto por los hinchas, no solo de nuestro amado River Plate, sino del fútbol en general”.

En caso de que esta movida prospere no sería la primera vez que los hinchas de River se manifiestan de esta manera. Ya sucedió a fines de 2019, en un partido contra Newell’s en Rosario. En aquel entonces, la dirigencia del club rosarino puso la popular a 4.000 pesos cuando, según normativa de la AFA, en ese momento debía cobrarse 500 pesos una entrada popular. Apenas 250 hinchas de River compraron los tickets, cuando la dirigencia de Newell’s esperaban vender 6.000 boletos y recaudar 24 millones de pesos. Sin embargo, juntaron apenas 1 millón. Es decir que el boicot funcionó.

Ahora, los hinchas de River apuntan a que se dé una situación similar. Mientras tanto, Belgrano ya puso a la venta los tickets a 13.500 pesos este lunes a través del sitio autoentrada.com y con el límite de un máximo de cuatro boletos por persona. Posteriormente, el canje de las entradas se realizará en las Boleterías Autoentradas del Complejo Dinosaurio Mall, ubicado en la calle Rodríguez del Busto 4086 y aquellos que lo adquieran podrán retirarlos (solo los titulares de las tarjetas con que las que hayan efectuado las compras) desde el jueves hasta el sábado, de 11 a 18.

Mirá también



Source link

de ser ovacionado en el Nuevo Gasómetro a irse a Europa sin autorización

de ser ovacionado en el Nuevo Gasómetro a irse a Europa sin autorización


El capitán del ‘Ciclón’ fue titular el sábado en la victoria ante Arsenal, tras un presunto acuerdo verbal para la firma de un nuevo contrato. Este lunes no se presentó a entrenar y podría no jugar más en el club.

San Lorenzo ganó en su estreno en el campeonato, el sábado ante Arsenal por 1-0, pero la tranquilidad se esfumó este lunes en el club de Boedo. Es que Federico Gattoni no se presentó en la vuelta al trabajo y viajó a Europa sin autorización dirigencial para culminar el trámite de su ciudadanía. En medio de una negociación chicle por la renovación de su contrato, que vence en cinco meses, y un fuerte interés del Sevilla de España, el capitán pegó el faltazo y ¿no juega más en el Ciclón?.

Se sacudió todo San Lorenzo. El cimbronazo es fuerte porque se trata de un pibe criado en las divisiones juveniles azulgranas que además lleva la cinta en su brazo en cada partido de la era de Ruben Darío Insua. Si bien las charlas se estiraron mucho más de la cuenta, nadie se esperaba llegar a esta situación.

Gran parte de la dirigencia pretendía que Gattoni no jugara en la primera fecha si no estampaba su firma antes, pero Insua habló con el defensor y luego de ese diálogo decidió contar con él para el fin de semana ya que, según declaró el propio entrenador, el futbolista le había expresado que el martes iba a firmar con San Lorenzo de no llegar una oferta en el cierre del mercado europeo.


Gattoni no firmó la renovación de su contrato con San Lorenzo y se fue a Europa sin aviso. Foto: AFP

Esto, por caso, hizo elevar la temperatura interna ya que Matías Caruzzo, coordinador de fútbol profesional, no estuvo de acuerdo. Según supo Clarín, Caruzzo hasta cortó el contacto con Gattoni y su representante, Marcelo Lombilla, luego de que no se sellara el acuerdo el pasado viernes.

Gattoni fue titular y capitán en el Nuevo Gasómetro ante el conjunto de Sarandí. Al día siguiente habría solicitado autorización para subirse al avión, pero le avisaron que si no firmaba no lo autorizaban a cruzar el Atlántico. Se fue de todos modos.

«No sabemos si viajó o no, pero si lo hizo fue sin autorización del club. Ni dirigentes ni mánager ni cuerpo técnico le dieron luz verde», aseguran desde Boedo. El zaguero ya había viajado a Italia para iniciar el trámite de la ciudadanía en la primera semana de pretemporada en Uruguay. Pero en esa oportunidad había sido con el okey de todas las partes.

La negociación por la renovación de su contrato, que caduca a fin de junio, se inició en mayo del año pasado. Más de ocho meses después, la cuestión sigue sin definición. Y ahora todo indica que el final será en malos términos.

El nudo principal estaba en la cláusula de salida. En su contrato vigente es de 15 millones de dólares. Pero desde la representación de Gattoni se pusieron firmes en que para renovar ese monto debía bajar drásticamente: a 1,5 millones. En San Lorenzo pusieron el grito en las nubes ya que es un número muy bajo.

El festejo de Federico Gattoni, de 23 años, con la cinta de capitán de San Lorenzo. Foto: Juano Tesone - Clarín
El festejo de Federico Gattoni, de 23 años, con la cinta de capitán de San Lorenzo. Foto: Juano Tesone – Clarín

De todos modos, entendían que se habían acercado en los últimos días puesto que habían aceptado finalmente esa petición, pero incluyendo dos cláusulas, una para el fútbol local y otra para el exterior. Había optimismo en la Comisión Directiva de llegar a buen puerto.

Lo cierto es que pasó el tiempo y Gattoni no selló su nuevo vínculo. Algo parecido ya había ocurrido antes de rubricar su contrato anterior. En Boedo no hay buenas referencias de Lombilla, el agente de Gattoni.

En el club azulgrana lo tienen en la mira desde 2018, cuando el juvenil Francisco Bonfiglio, bajo su representación, se fue por la Patria Potestad al Villarreal de España. Desde ese momento, cada negociación que lo involucra resulta engorrosa para San Lorenzo.

¿Cuál será el final de esta historia? En Sevilla crecen las versiones que lo dan cada vez más cerca a Gattoni del equipo de Jorge Sampaoli. Al Ciclón no llegó ningún ofrecimiento formal por él desde España por el momento. Por estas horas, la dirigencia evalúa qué determinación tomar, aunque todo apunta a que, de continuar hasta mitad de año sin escribir su autógrafo, será apartado del plantel profesional.

Mirá también



Source link

Lucas Merolla, el muro que pretende Boca y que se forjó en el fútbol del ascenso

Lucas Merolla, el muro que pretende Boca y que se forjó en el fútbol del ascenso


El central zurdo de 1.94 metro está a un paso de vestirse de azul y amarillo. Antes de afianzarse en Huracán pasó por Deportivo Español y Guillermo Brown de Puerto Madryn.

Varios aspirantes en distintos mercados de pases han apuntado a Lucas Gabriel Merolla en sus libretas. Por el momento, las intenciones nunca avanzaron más allá de ello. Sin embargo, esta vez el capitán de Huracán parece haber encontrado un destino lejos de Parque Patricios, aunque no tanto: Boca lo pretende para cubrir el hueco que dejaron la lesión de Marcos Rojo y la desvinculación de Carlos Zambrano.

En la última temporada, Merolla fue titular y portó la cinta de capitán en 22 de los 27 partidos de su equipo en la Liga Profesional y fue uno de los baluartes del conjunto dirigido por Diego Dabove que terminó cuarto en el certamen. Para llegar a este presente luminoso, el zaguero zurdo de 27 años debió trajinar y buscar minutos en el ascenso antes de tener su chance en el Globo.

El defensor se formó en las divisiones inferiores de Huracán (después de haber jugado al baby fútbol en Nueva Chicago), pero antes de debutar fue cedido a préstamo a Deportivo Español en julio de 2016 para participar en el torneo de la Primera B. Su estreno fue el 28 de agosto de 2016 en la victoria 1 a 0 del equipo que dirigía Luis Islas sobre Defensores de Belgrano en el Bajo Flores.

Tras esa temporada en la tercera categoría del fútbol argentino, en la que disputó 36 encuentros y marcó tres goles, trepó un escalón: pasó a Guillermo Brown de Puerto Madryn, nuevamente cedido a préstamo. Fue titular en 21 de los 24 partidos que el conjunto chubutense disputó en el certamen de la Primera B Nacional y también en el choque frente a Boca que perdió 1 a 0 en Mendoza por los 16avos de final de la Copa Argentina.


Cuando jugaba en Guillermo Brown, Lucas Merolla enfrentó a Boca por los 16avos de final de la Copa Argentina 2017. Foto: Fotoreporter.

Después de esa experiencia en la Patagonia, regresó a Huracán para formar parte del plantel profesional, aunque durante el primer semestre Gustavo Alfaro no le dio oportunidades. Recién el 10 de marzo de 2019 y con Antonio Mohamed como entrenador pudo jugar su primer encuentro en la Primera del Globo: fue en una derrota 3 a 1 contra San Martín de Tucumán por la 22ª fecha de la Superliga.

Esa noche, Mohamed decidió presentar una alineación integrada mayormente por futbolistas que habitualmente no eran titulares porque simultáneamente Huracán estaba disputando la Copa Libertadores. Merolla, quien tenía ya 23 años, fue titular y no pudo hacer demasiado para evitar la cuarta derrota consecutiva de su equipo y la octava en 13 presentaciones ese año.

Lucas Merolla debutó en la Primera de Huracán el 10 de marzo de 2019. Foto: Marcelo Carroll.
Lucas Merolla debutó en la Primera de Huracán el 10 de marzo de 2019. Foto: Marcelo Carroll.

Ya sin Mohamed y con Néstor Apuzzo primero e Israel Damonte después, se afianzó como titular. En los últimos tres años fue una fija en la zaga, respaldado también por Frank Kudelka y por Diego Dabove, quien además le entregó la cinta de capitán en el último torneo. La única pausa indeseada, de seis meses, se produjo como consecuencia de una fractura en el tercio medio de la tibia izquierda que sufrió el 20 de octubre de 2021 en un encuentro con Banfield.

Se jugaba el quinto minuto de tiempo agregado y el Globo se imponía 3 a 1 en el Florencio Sola por la 17ª fecha de la Liga Profesional cuando Merolla fue a buscar al tranco un balón sobre la banda izquierda. Mauricio Cuero, a toda marcha, lo anticipó y el defensor, en su tardío intento de rechazo, golpeó al colombiano y se llevó la peor parte del impacto. Fue retirado en camilla y entre lágrimas. Todo ello dos días antes de que su pareja diera a luz y cuatro días antes de un clásico contra San Lorenzo.

“(Cuando estaba) Tirado en el piso, ya sabía que estaba fracturado. Le dije al línea lo que me estaba pasando, sentía que la tibia me había quedado jugando, no podía apoyar, sentía que estaba quebrado el hueso”, contó Merolla tras la lesión. Y reconoció su responsabilidad en la acción: “Me confié. Me había olvidado de que Cuero había entrado recién y estaba con toda la energía. Después me mandó un mensaje, se sentía mal, pero le dije que no tenía nada que ver, que quien había tenido la culpa había sido yo”.

La recuperación fue lenta. Recién volvió a competir el 8 de abril de 2022 en un partido de Reserva que el equipo dirigido por Claudio Cabrera le ganó 5 a 0 a Barracas Central en la Quemita. Esa mañana hizo un gol de cabeza. Una semana después, regresó a la Primera en una derrota 2 a 1 ante Tigre en el José Dellagiovanna por la 10ª fecha de la Copa de la Liga.

Con aquella lesión transformada solo en un ingrato recuerdo y mientras atraviesa el mejor momento de su carrera, Merolla parece destinado a vestirse de azul y amarillo en el torneo que comenzará este viernes. ¿Qué podría aportarle a Boca? Muy buen juego aéreo, fortaleza física, velocidad y muy buen juego con los pies a pesar de su altura (1,94 metros).

La transferencia del defensor, cuyo contrato con Huracán vence el 30 de junio de este año, podría verse facilitada porque el club de Parque Patricios todavía le adeuda a Boca alrededor de 500.000 dólares por el pase de Franco Cristaldo, quien ya abandonó el Globo y se fue a Brasil en diciembre para jugar en Gremio.

Así lo explicó este jueves Juan Román Riquelme, quien se mostró confiado en que la negociación fluya. “Tengo una muy buena relación con el presidente y el vicepresidente de Huracán, veremos de qué manera podemos llegar a un acuerdo. El chico dijo que tenía muchas ganas de estar en nuestro club, está ilusionado. Veremos si podemos acordar todo y que Huracán también termine contento, que es lo más importante”, afirmó el vicepresidente xeneize.

Mirá también



Source link

"No sé qué hubiese pasado conmigo sin el fútbol"

«No sé qué hubiese pasado conmigo sin el fútbol»


Las torres de Dock Sud fueron testigos de sus primeras gambetas eléctricas, cuando apenas se sabía atar los cordones. O ni eso, porque muchas veces Nahuel Barrios corría descalzo persiguiendo a su amiga más fiel, la pelota, esa que siempre estuvo a su lado para guiarlo lejos de la droga y mantenerlo siempre enfocado en alcanzar el sueño de ser futbolista.

«Empecé a jugar en el barrio. Desde chiquitito siempre me gustó jugar a la pelota en el Docke. Después fui a un club de Gerli que se llamaba Amor y Lucha. Ahí me vieron cuando tenía 10 y me llevaron a una prueba en San Lorenzo. Y quedé», cuenta el albor de su carrera este enganche de 24 años que gracias a su habilidad y sus 155 centímetros de estatura se volvió inatrapable para los rivales.

De esquivar patadas -y también de saber hacer cuerpo a tierra cuando se armaba la podrida– en el potrero de Dock Sud a probarse la camiseta número 10 del Ciclón, esa que usó su ídolo Leandro Romagnoli y con la que saldrá al Nuevo Gasómetro por primera vez este sábado en el estreno del campeonato, ante Arsenal. El Perrito comparte con Clarín su satisfacción por un presente ideal después de haber remado durante años en el club de Boedo.

Atrás quedaron los préstamos en Defensa y Justicia y en Central Córdoba de Santiago del Estero para encontrar continuidad. De la mano de Ruben Darío Insua, Barrios se asentó en el club de Boedo y quiere más. 


El Perrito nació en las torres de Dock Sud y allí empezó su amor por la pelota. Foto: Maxi Failla

-¿Cómo eran esos partidos en las canchitas de Dock Sud?

-Eran picantes. A mí me invitaban a jugar los más grandes y me cagaban a patadas. Me gustaba igual, eh. Se ponía re picante y me llamaban siempre para jugar con ellos. Me gustaba jugar mucho a la pelota. Todo el día jugaba. Armábamos pelotas con bolsas: le metíamos trapos, la atábamos y a jugar. Descalzo, como sea.

-¿Cancha de tierra?

-Ahí en el barrio sí, de tierra. Y cuando llovía jugábamos en el barro. No importaba nada más que jugar a la pelota. Hacíamos torneos. Jugábamos por la Coca, por cualquier cosa para que motive más. Y nos cagábamos a patadas.

-¿Cómo era tu día de pibe?

-Y… Llegaba de la escuela y le decía a mi mamá, “Má, me voy a jugar a la pelota”. Todo el día en la calle estaba. Aparecía de nuevo como a las 9 de la noche. A veces mi mamá, Mónica, me retaba, pero ella se daba cuenta de que lo que a mí me gustaba era jugar a la pelota.

-¿En tu familia fuiste el único que se dedicó al fútbol?

-Somos ocho hermanos, yo soy el del medio. Tengo hermanos varones que también les gustaba jugar, pero no llegaron. Me parece que no les gustaba entrenar, eran medio vagos, ja. Juegan muy bien, pero no supieron aprovecharlo.

-¿Cuándo te diste cuenta que eras bueno para el fútbol y que te querías dedicar a eso?

-Siempre lo supe. Y eso que había muchas cosas en mi barrio que me lo impedían. Pero a mí me gustaba entrenar. Me iba solo. A los 14 años ya viajaba solo. Era un sacrificio porque a veces no teníamos para el pasaje, pero mi mamá hacía lo que sea para que yo pudiera venir. Yo siempre dije que algún día todo eso iba a tener una recompensa. Gracias a Dios se pudo dar.

Nahuel Barrios en las Torres de Dock Sud. Foto: Prensa San Lorenzo.
Nahuel Barrios en las Torres de Dock Sud. Foto: Prensa San Lorenzo.

-¿Si no hubiese sido por el fútbol qué te imaginás que hubiera pasado con tu vida?

-Sinceramente, no lo sé. El barrio era muy pero muy bravo. Todo estaba a mi alcance, pero nunca agarré nada. Nunca me desvié hacia otro lado. Yo tenía algo que era el fútbol y fui por eso. Vos le podés preguntar a cualquiera. Muchos me preguntan “¿cómo llegaste a pesar de todo?”. Yo me lo pongo a pensar y es verdad. Pero mi idea era fija.

-¿Tenés amigos que tenían condiciones, pero que siguieron otro camino?

-Sí, muchísimos. Algunos ahora están presos, otros están… Pero bueno. Yo se los dije a mis hermanos. Pero más que hablarles y decirles no puedo hacer más nada.

-Hace varios años dijiste que uno de tus objetivos era poder sacar a tu familia del barrio. ¿Pudiste lograrlo?

-Mi mamá todavía no se quiere ir. Yo intenté, pero aún no quiere. Yo sé que lo voy a lograr. Ella está acostumbrada a vivir ahí. Gracias a Dios están mejor. Yo los puedo ayudar. Obviamente que mis hermanos están grandes y ellos también se valen por sí mismos. Soy muy familiero, pero a mi mamá no le gusta salir mucho. Le digo de ir a pasear y a veces la convenzo. Es que uno de mis hermanitos es discapacitado y ella lo cuida.

-¿Y cuando volvés al barrio qué te dicen?

-La verdad es que me reciben todos re bien. Nadie me dice nada. Ellos me conocen y saben cómo soy. Cuando debuté el barrio estaba contentísimo que alguien de ahí pueda llegar. Era como un ejemplo.

-¿Te gusta ser un ejemplo de que se puede tener un origen humilde y alcanzar lo que uno quiere?

-Sí, mucho. Lo nenes chiquitos vienen siempre a decirme que me ven jugar. Eso a mí me alegra muchísimo. Capaz que ellos quieren seguir el mismo camino y eso está buenísimo. Me da fuerzas.

-¿Tuviste alguna charla puntual con Insua cuando llegó?

-No. Se fue dando con el transcurso de los entrenamientos. Él me dio una oportunidad de jugar y yo se lo agradezco porque yo tenía que demostrar adentro de la cancha y lo estoy aprovechando. Quiero seguir por más. No me quiero quedar solo con lo del año pasado. La vengo luchando hace mucho y no se me estaba dando. Me fui a préstamo y no se me dio como yo quería. Y ahora estoy teniendo esta chance y la quiero seguir aprovechando.

"Estoy aprovechando la oportunidad que me da Insua, pero quiero seguir por más", dice el Perrito con la 10 de San Lorenzo. Foto: Maxi Failla
«Estoy aprovechando la oportunidad que me da Insua, pero quiero seguir por más», dice el Perrito con la 10 de San Lorenzo. Foto: Maxi Failla

-¿Cuando volviste del último préstamo pensabas en irte de nuevo o pensabas en tener otra posibilidad acá?

-Es que acá llegó Ruben y todos empezaban desde cero. Si me daban la oportunidad yo estaba mentalizado en que la iba a aprovechar. Si no se daba me iba a ir a préstamo, sí.

-¿Por qué creés que Insua logró pacificar a San Lorenzo?

-Es que el Gallego conoce mucho al club. Ya había estado acá. Nos hace saber todo el tiempo del sentido pertenencia. Nos da mucha confianza a los que juegan y también a los que no juegan. Todo se sienten importantes. Se generó un buen clima y hay un grupo bárbaro. Todos primero son muy buenas personas y ni hablar de la clase de jugadores.

-¿Cuándo te diste cuenta que este definitivamente iba a ser tu momento?

-Cuando jugué con Barracas Central como titular. Ese fue mi primer partido como titular con Insua. Sentí que era el momento. Me solté mucho. Yo había tenido varias oportunidades en el pasado y no las había aprovechado. Y ahora yo estoy más grande, me siento más maduro.

-Jugaste de enganche, de extremo, de doble cinco… ¿Dónde disfrutás más?

-En Inferiores siempre jugué de enganche, libre. En Primera empecé a jugar más por afuera. De las dos maneras me siento muy cómodo porque me gusta mucho jugar mano a mano, pero en el medio tengo más la pelota y participo más en el juego. Me gusta no tener una posición fija. Y me gusta participar del juego siempre. Tengo que empezar a probar pegarle más al arco.

-¿Te pide eso Insua?

-Sí, todos me dicen que pruebe más. No me animo tanto a darle al arco, me gusta más dar un pase.

-Este fútbol es muy físico y más allá de tu contextura te la rebuscás para trascender. ¿Nunca sentiste que estaba en inferioridad física?

-Hoy tenés que correr mucho, no es como antes. Si no corrés hoy no sé si vas a poder jugar. Y no, no me siento inferior. Por ahí los rivales pueden pensar que como soy chico me van a ganar y se confían. Mejor para mí. Saco ventaja de eso. Algunos defensores rivales me piden que me quede quieto y que deje de correr, ja.

-Tu ídolo era el Pipi Romagnoli, el último 10 de San Lorenzo surgido de la cantera, pero ahora la 10 la tenés vos.

-Sí. Este momento lo pensé muchas veces. Lo soñé mucho. Vengo de Inferiores y ahí siempre la usé. Deseaba usarla en Primera. Ahora se me dio y estoy muy feliz.

"Siempre usé la 10 en Inferiores, pero deseaba usarla en Primera", cuenta Barrios sonriente. Foto: Maxi Failla
«Siempre usé la 10 en Inferiores, pero deseaba usarla en Primera», cuenta Barrios sonriente. Foto: Maxi Failla

-¿La pediste o alguien te propuso que la uses?

-La pedí yo. Nos pusimos de acuerdo con Insua. Me dijeron que sí. Yo ya venía pensándolo, pero estaba esperando el momento adecuado. Antes no jugaba y no era oportuno. Ahora sentía que sí. Ruben aceptó.

-¿Hablaste con el Pipi sobre esto?

-No todavía.

-¿Y qué pensás que te diría?

-No sé… Es el más grande, la dejó allá arriba. Voy a hacer todo lo posible por dejar este número a la altura que se merece. El Pipi ganó todo acá y yo voy a intentar hacer algo. La usé ya en los amistosos de verano pero la camiseta no tenía el apellido. Este sábado va a ser otra cosa, con la gente de San Lorenzo… Los hinchas siempre me demuestran un cariño muy grande. Va a ser muy lindo. Mi familia va a estar en la cancha.

-Insua y algunos referentes marcan que este año hay que ganar un título. ¿Lo hablan entre ustedes en el vestuario?

-Sí, obvio. Somos San Lorenzo, un equipo grande. Tenemos que apuntar a estar arriba en todas las competencias. Nos estamos preparando para eso. Sueño con ganar algo con San Lorenzo. Ojalá se nos dé. Pero hay que estar tranquilos.

La opinión de Leandro Romagnoli: «​Se lo merece, ojalá que el 2023 sea su año»

Romagnoli como DT interino de San Lorenzo. REUTERS/Agustin Marcarian
Romagnoli como DT interino de San Lorenzo. REUTERS/Agustin Marcarian

Para mí significa una alegría muy grande que el Perrito Barrios lleve la 10 de San Lorenzo. Primero porque nació del club, hizo todo un esfuerzo para llegar a Primera y lo consiguió. Se tuvo que ir a préstamo, la luchó, volvió y hoy tiene un presente muy bueno, como todo el equipo.

Tiene un sentido de pertenencia muy grande porque salió del club. Se lo merece por el año que tuvo. Ojalá que el 2023 sea su año y el de todo San Lorenzo. Ese es mi deseo.

Le diría que salir campeón con la camiseta azulgrana y con el equipo que te dio todo de chico y te vio crecer es lo más lindo que te puede pasar. Espero que este año le pueda tocar vivirlo a él y a todos sus compañeros.



Source link

"Sé lo que quiere el hincha y es una gran ventaja"

«Sé lo que quiere el hincha y es una gran ventaja»


«A siete cuadras de la cancha y a siete de la sede. Ahí, en el medio, vivo yo». Leandro Stillitano duerme con su familia en el corazón de Avellaneda, a pasos del estadio de Independiente. Pero nació y creció en Gerli, en la calle Sarmiento, entre Cangallo y Carabelas. Ahí empezó a conocer íntimamente al club que hoy le permite tener su primera experiencia como técnico principal en la máxima categoría, después de haber sido colaborador de Ariel Holan y de Gustavo Quinteros.

«Mi papá había jugado en Inferiores en el Rojo y llegó a entrenar con el Bocha en la época de Pastoriza. Yo jugué al baby en Estrella de Echenagucía y nos llevaban a todos los partidos de Independiente», dice Stillitano, mate en mano, en una charla profunda con Clarín.


Foto Rolando Andrade Stracuzzi – CLARIN

Su termo está decorado con stickers de sus hijas mellizas y de Diego Maradona, su ídolo mayor. Ceba y sigue contando: «Mi papá, que ya no lo tengo en vida, me decía: ‘En ese club hay que jugar siempre bien y después ganar’. Eso me quedó muy grabado». Se reconoce hincha y socio de Dock Sud, equipo en el que jugó y se retiró temprano, a los 26 años. Pero confiesa un sentimiento muy especial por Independiente, por el viejo, por su infancia, por el barrio, por sus amigos fanáticos, por los recuerdos de los veranos en la pileta.

De adolescente vio el debut del Palomo Usuriaga desde la tribuna, quedó revolcado junto con su tío y uno de sus hermanos tras una avalancha por un gol del Negro Jorge Martínez en un 2 a 2 contra Deportivo Español y dijo presente en la última función de la Doble Visera, ante Gimnasia de Jujuy. Y si no tenía plata para una entrada, se metía en el segundo tiempo cuando abrían las puertas de la cancha.

Stillitano es el vecino de Avellaneda que cumplirá el sueño de saltar del otro lado del mostrador para dirigir a Independiente en el LDA-Ricardo Enrique Bochini. De eso, de los primeros informes que le hacía a Holan (de quien luego fue ayudante en el Diablo, entre otros clubes), de sus aspiraciones y de sus ideas, de todo eso habla el DT del Rey de Copas a días del debut oficial, el sábado con Talleres en Córdoba.

Foto Rolando Andrade Stracuzzi - CLARIN
Foto Rolando Andrade Stracuzzi – CLARIN

-Se ve que Independiente te marcó a lo largo de tu vida, ¿te removió muchos recuerdos este nuevo desafío?

-Sí, me marcó. Tuve la suerte de salir campeón como asistente de Holan acá y de conseguir buenos resultados. Ahora tengo este orgullo de ser el DT. Pero tengo un recuerdo muy especial del día en que me tocó ir al estadio del Rojo con Defensa y Justicia, porque era la primera vez que iba con otro equipo profesional. Entrar por el barrio en el micro, ir por la puerta visitante… Fue algo shockeante para mí. Ganó Independiente 1-0 con gol de Martín Benítez. Recuerdo todo de ese día, desde que llegué hasta que me fui. Y lo de ahora me removió todo, más que nada lo familiar. Por eso no dudé un segundo cuando me llamaron.

-¿Cómo fue?

-Fue un día martes, yo estaba en Santiago de Chile, llevando a mis hijas al colegio y les dije que yo les devolvía la llamada. No sabía el motivo, sí se había confirmado unos días antes que Gustavo Quinteros no agarraba. Cuando me dijeron… Hasta recuerdo en qué tramo de la avenida Kennedy iba, ja. Quedé shockeado. “¿Estás seguro que me llaman a mí?”, pregunté. Cuando me encontré con mi mujer me vio a la cara y se dio cuenta de que algo pasaba. Yo estaba feliz. Iba caminando y me reía solo. Se resolvió todo muy rápido, firmamos los papeles y nos vinimos con las dos nenas y 17 valijas. Hay decisiones que no hay que pensarlas mucho. Conozco el club, sabía a dónde iba a venir, me aclararon la situación de entrada y ahora estamos acá.

Foto Rolando Andrade Stracuzzi - CLARIN
Foto Rolando Andrade Stracuzzi – CLARIN

-¿El haber estado del otro lado del alambrado te hace saber muy bien lo que quiere la gente de Independiente?

-Sí. Eso es una gran ventaja que tengo porque sé lo que quiere el hincha. Sé lo exigente que es Independiente. Fernando Cáceres vino a ver el último amistoso y me dijo que él había vuelto de Europa y quiso jugar acá por lo exigente que era. Que diga eso un jugador de su nivel es porque realmente es así. Tenemos la suerte y el privilegio de que venga seguido a hablar el Bocha y cuenta anécdotas de cuando él jugaba en Inferiores. Uno trata de capitalizar todo eso. Hoy estamos conformando un equipo nuevo con la idea de que los jugadores sientan la identificación con el club.

-A Doman le preguntaron hace poco si el éxito de Scaloni sin experiencia previa le había servido para jugársela por vos. ¿Creés que lo de Scaloni rompió con una estructura y que eso puede ayudar a que muchos se la jueguen por nombres sin pergaminos? ¿A vos te influyó en tu decisión?

-Yo iba aceptar con los ojos cerrados más allá de todo. Con Scaloni tenemos en común las iniciales, ja. Lo de Scaloni rompió con todos los paradigmas. Y deja en claro que a veces hay que estar en el lugar justo, en el momento indicado y preparado para lo que viene. Lo que hizo en la Selección es de una magnitud de la que todavía no tomamos consciencia. Fabián (Doman) y Pablo (Cavallero) fueron muy claros conmigo y me dijeron que esto no era una apuesta, que una apuesta era ir a jugar al casino. Me dijeron que este era el inicio de un proyecto para hacer una reestructuración en el plantel. La economía de Independiente no está al nivel de Boca, River o Racing y el club se decidió por mí y fue muy claro a dónde apunta.

-El ciclo de Holan dejó una marca en el club, ¿vos venís a retomar ese camino o a imponer tu impronta?

-Cada entrenador tiene su manera de gestionar. Ariel dejó una huella muy fuerte. A ese Independiente le sacabas la camiseta y le ponías una pechera y sabías que era Independiente. Yo apunto a eso, a generar ese sentido de pertenencia. Que lo hinchas se sientan identificados. Pero todos somos diferentes. Yo me formé con Ariel y continué con Gustavo Quinteros. Ambos tienen en común que son ganadores, miran el arco de enfrente. Esa es mi idea.

-¿Qué tipo de DT creés que sos ahora y que DT querés ser?

-Creo que soy un entrenador simple y a futuro me gustaría ser más simple. Quiero darles las indicaciones justas a los jugadores para resolver en ataque y para neutralizar al rival en defensa. Tengo muchísimos partidos y tuve la suerte de ganar cinco campeonatos, pero como asistente. Ahora empieza mi realidad como entrenador principal y apunto a volcar todo lo que adquirí y sumarle mi impronta. En lo simple está lo bueno y a veces darles muchas indicaciones a los jugadores puede ser contraproducente.

Foto: German Garcia Adrasti - Clarín
Foto: German Garcia Adrasti – Clarín

-¿Qué absorbiste de Holan y de Quinteros?

-De Ariel, la metodología de trabajo. En el caso de Gustavo, es muy simple en los conceptos que les baja a los jugadores y muy inteligente para modificar los partidos desde afuera.

-¿Y en general a qué técnico admirás?

-Uno miraba a River por Gallardo. Mi último partido en Colo-Colo fue con River. Fue el penúltimo de Marcelo. Le golpeé la puerta y hablamos de todo, de fútbol y de la vida. Le dije que tenía la posibilidad de venir a Independiente y se quedó sorprendido. “¿De qué depende?”, me preguntó. Le dije que dependía de mi decisión y me respondió “no lo dudés”. Me quedó muy marcado. Me gustan los entrenadores que proponen y que arriesgan, pero que también saben defender.

-¿Es más difícil armar la planificación de un partido o lograr el liderazgo de un grupo?

-Creo que una cosa termina siendo consecuencia de la otra. Si uno planifica bien, le muestra a sus jugadores los defectos y las virtudes, lo entrena en la semana y luego pasa en los partidos uno pasa a ser creíble. En el día a día hay que mostrar liderazgo. No es fácil, pero no es imposible. Hoy en Independiente los jugadores están con vibras positivas y eso nos hace mejor nuestro trabajo. A mí me gusta enfocarme en mi equipo lunes, martes y miércoles y mirar al rival jueves y viernes.

-¿Este recambio masivo te beneficia porque todos arrancan desde cero?

-Esto es parte de todo el cambio que se dio en el club. No es que hay una economía de guerra, pero sí hay que cuidar todas las fuentes de ingreso. Lo que más me gusta es que todos los jugadores que vinieron quieren jugar en Independiente. Los grandes no son muchos, Rey, Marcone, Laso y Cauteruccio, pero estamos conformes porque son los que van a llevar el rumbo de lo que es Independiente. Y hay compromiso de los más chicos.

-El equipo mostró buenas cosas en los amistosos y la gente ya se empezó a ilusionar. ¿Está bien eso o es apresurado?

-La ilusión tiene que estar siempre. Estoy tranquilo porque lo que han demostrado en el campo es lo que entrenan. No nos ponemos objetivos. Lo principal es que los hinchas se sientan identificados, como ya empezaron a hacerlo con lo que vieron. A partir de ahí hay que construir cosas nuevas. Es todo nuevo. Hay chicos nuevos que no tienen la magnitud de lo que es Independiente y lo van a empezar a vivir a partir del sábado porque seguro Independiente va a llenar su tribuna en Córdoba. No es una presión sino una responsabilidad linda.

-¿Que no negociás?

-Sacrifico. Entrega. Que el grupo esté por delante de una individualidad. Que se maten por el compañero. Eso es lo que tratamos de bajarle como cuerpo técnico. Cuando tengan la pelota van a jugar bien porque son buenos jugadores. Pero la actitud nunca se puede negociar.

Foto Rolando Andrade Stracuzzi - CLARIN
Foto Rolando Andrade Stracuzzi – CLARIN

-¿Lo anotás a tu Independiente entre los candidatos?

-Si hay un torneo de bochas Independiente lo tiene que pelear. Acá se está armando algo nuevo, paralelamente el club se está intentando sanear. El famoso campeonato económico. Quizá no se saben todas las cosas que el club está saldando y eso impide que podamos traer a algún jugador de determinado nivel. Con Pablo Cavallero y la Secretaría Técnica hemos visto más de 700 jugadores para tratar de achicar el margen de error. Yo quiero que los jugadores que vengan quieran estar en Independiente. Nos ha pasado que alguno tardaba o titubeaba y ahí yo prefería buscar a otros. Si duda, afuera. Yo quiero que sientan lo mismo que siento yo: a mí me llamaron y no me importó el dinero ni nada. Me encargué de asegurarme que los 31 que están entrenando quieran estar acá.

-¿Tenés la idea de hacer un trabajo a largo plazo?

-En el fútbol es muy difícil hablar de largo plazo. Pero yo como licenciado en Recursos Humanos creo en la continuidad de los proyectos. Obvio que en el medio pasan cosas y puede haber desvíos. Pero cuando un entrenador puede tener continuidad no solamente se logran resultados sino que se potencian jugadores. Pasó en River, en Defensa y Justicia, en Lanús, en Banfield, en Vélez, que ahora está vendiendo jugadores en millones de dólares. Apuntamos a eso. Estoy confiado porque noto que el club quiere eso también.

-¿Hay un objetivo último quieras alcanzar?

-Sí, pero prefiero no decir nada. Piano, piano. Este club siempre persigue la zanahoria mayor. Uno visualiza esa zanahoria. Hoy estamos lejos, pero vamos caminando despacio. Iremos haciendo cimientos fuertes.

De sus días como jugador, a su inicio como DT y una anécdota inédita con Holan

Stillitano a la izquierda de Ariel Holan, durante un partido entre Independiente y Chacarita, en San Martín, en 2017. Foto. Maxi Failla - Clarín
Stillitano a la izquierda de Ariel Holan, durante un partido entre Independiente y Chacarita, en San Martín, en 2017. Foto. Maxi Failla – Clarín

Leandro Stillitano supo jugar en el Ascenso, pero su carrera fue fugaz. A los 21 años quedó sin club ya que en Tristán Suárez no le firmaron contrato. A eso se le sumó el fallecimiento de su papá. Quedó con su mamá y sus dos hermanos menores. Por ese motivo desechó una oportunidad de ir a Independiente Rivadavia de Mendoza. Trabajaba en el INTA (Instituto Nacional de Energía Agropecuaria) y necesitaba el ingreso.

Retomó el fútbol en Primera D, en Lugano. «Ahí aprendí el verdadero sentido del fútbol amateur, irnos de pretemporada a Chascomús en tres o cuatro autos, juntar plata entre todos», recuerda. A los 25 años pasó a Dock Sud, club del cual es hincha, y un año después decidió colgar los botines. «Quería estudiar Recursos Humanos. Me recibí en cinco años», explica.

En ese momento, a sus 29, empezaría su camino como entrenador. Gabriel Ostanelli, actual presidente de San Martín de Burzaco, lo llevó como mánager allí porque habían descendido a la D y él conocía la categoría. Al tiempo, el técnico Guillermo De Lucca (que hoy es ayudante suyo en Independiente) lo sumó a su cuerpo técnico. Unos meses después de que se fuera De Lucca, Stillitano quedó como DT.

«A la mañana entrenaba, a la tarde trabajaba y a la noche iba a la facultad. Terminaba muerto. Así estuve un año», cuenta. Ganó los primeros cuatro partidos, incluido el clásico con Claypole de visitante, y se quedó dos temporadas. Ya le había picado el bichito de entrenador.

A los 15 ya ayudaba a su papá, que fue técnico en Dock Sud y en Brown de Arrecifes: «En TN Deportivo pasaban los goles del Ascenso y lo grababa para analizar las imágenes y ayudarlo a mi papá con esos análisis. Yo iba incorporando cosas. Lo vi sufrir mucho a mi papá por el fútbol como me pasa a mí ahora».

Mientras avanzaba su aventura en San Martín de Burzaco, Stillitano sentía que le faltaban recursos. «Yo quería que mis jugadores salieran jugando pero no sabía cómo explicárselos. Hablé con Omar Sarif, que jugaba en Banfield, para pedirle permiso para ir a ver el entrenamiento. Estaba Almeyda como DT. Matías lo autorizó y fui. Ahi me lo crucé a Ariel Holan, me lo presentaron y empezó nuestra relación», relata.

Una fractura de escafoides jugando al fútbol con amigos lo obligó al reposo en su casa. Pero no se quedó quieto. «Fui todos los días a ver los entrenamientos de Banfield. Ahí aprendí muchas cosas. Ariel me pidió que le armara un informe de Primera D. Luego le hice de la C y me pidió que hiciera de la Primera B y que lo veamos con Alejandro Kohan porque él ya se quería largar solo. Al tiempo me llevó con él a la Reserva de Banfield», revela el comienzo de su historia con el Profesor, con quien ganaría posteriormente la Copa Sudamericana 2017 y la Suruga Bank 2018 en Independiente.

Y regala una anécdota inédita de esos días de trabajo con Holan en el lado rojo de Avellaneda: «Un día jugamos con San Martín de Tucumán y yo hacía el rival. Le pasé el informe a Ariel y le dije la formación. Cuando le menciono que como delantero estaba Luciano Pons, Ariel se quedó. Agarró su bolsito y empezó a revolver papeles. De pronto sacó el primer informe que yo le había hecho de la Primera D. Luciano Pons jugaba en Argentino de Rosario y tenía 22 años en aquel momento. Me lo mostró, ‘es este’, me dijo. Le di la mano y le dije ‘chau, me voy a mi casa’. Esos son los detalles que me quedaron de Ariel. No es lo mismo saber que no saber».



Source link

"Hicimos el mejor mercado de pases de todos"

«Hicimos el mejor mercado de pases de todos»

El flamante DT habla en conferencia, a tres días del debut: «Estoy extremadamente feliz».

A tres días de su debut oficial como técnico de River, Martín Demichelis dio una conferencia en el RiverCamp de Ezeiza. Vestido con una chomba roja con el escudo del club, ingresó pasaditas las doce del mediodía a la sala de prensa, se sentó y antes de comenzar a responder las preguntas, tomó un sorbo de agua. 

«Estoy tranquilo, no pienso más allá de que el próximo día, la próxima conversación con los jugadores, planificar el siguiente entrenamiento. Y luego iremos a Santiago del Estero on las ganas y las mismas convicciones de siempre, incrementadas con la muy buena pretemporada. Estoy extremadamente feliz con lo que fueron estas seis semanas y media, a pesar de algunas lesiones. El plantel trabajó muy bien y fue de menor a mayor», afirmó el técnico de River en su primera respuesta.

Enseguida se metió en el mercado de pases, del que aseguró estar muy satisfecho, y, con contundencia, manifestó: «Cabe destacar, con el mayor de los respetos a todos, que River hizo el mejor mercado de pases en esta ventana. Con Matías Kranevitter, Nacho Fernández, Enzo Díaz y Salomón Rondón que está al caer. Estoy agradecido al esfuerzo de la dirigencia». 

Después, en cada respuesta sobre fútbol, Demichelis entregó conceptos ricos y sólidos. «Uno de mis objetivos es intentar formar un equipo sólido, sin resignar el ataque y buscar el arco rival, sino ser protagonista. Si bien en los amistosos nos llegaron, estamos en esa búsqueda de que el equipo se sienta seguro, cómodo y es uno de los objetivos a reforzar. Ojalá se vea un equipo seguro a la hora de defender y no solo pasa por la fase defensiva, sino por la estructura del equipo», comentó Micho. 

Y agregó: «Tengo variables para jugar de diferentes maneras. Yo tengo mis gustos. Vamos a tratar de ir en búsqueda de los partidos y tener el control del partido.Y no vamos a resignar lo que marca la historia de River. Protagonismo, buen juego, disciplina, respeto, compañerismo, deseo de superación. No solo es una idea de jugar, sino un estilo de vida».

La felicidad de Demichelis con el trabajo realizado durante su primera pretemporada como técnico de River no es completa, de todos modos. Al entrenador lo preocupa la cantidad de jugadores lesionados (Matías Suárez, Nicolás De La Cruz, Paulo Díaz, David Martínez y Agustín Palavecino). «El plantel es enorme y soy un convencido de querer trabajar con planteles de 23, 24 jugadores de campo más los arqueros. Pero hace dos semanas entreno con 21 jugadores de campo más tres arqueros. Hay una problemática de jugadores lesionados que no me permite trabajar con muchos futbolista. Por eso no va habar muchas salidas», explicó. 

Y con respecto al futuro de Matías Suárez, mostró preocupación. «Lo de Matías es incierto, no le quiero frenar el crecimiento ni la carrera a nadie pero al tener un futuro incierto de cuándo voy a poder contar con ciertos jugadores, me tengo que cuidar porque soy el responsable del armado del plantel», manifestó el flamante técnico de River, 

En cuanto a lo específicamente táctico y técnico, Demichelis no tuvo inconvenientes para dar las razones de porqué le pide al equipo salir jugando desde abajo permanentemente. «Si vienen a presionar con tres, hay que salir jugando, si vienen a presionar con cuatro, hay que salir jugando, si vienen con cinco hay que tener más cuidado y si vienen con seis, hay que hacer un pase largo porque ya es matemática y en ese caso vamos a estar en inferioridad numérica. Yo trabajo con probabilidades. Tenemos ´plan A, plan B, plan C’s. Tampoco vamos a ser tontos. Si Armani no tiene la sensación de salir jugando, no va a salir jugando. Yo trabajo para darle la posibilidad del pase. No les pido nada que no hayamos entrenado», explicó. Y añadió: «La idea es sencilla. Yo propongo, intentamos una evolución, después deciden los jugadores».

Y en referencia a los futbolistas, aseveró: «Los que están en River saben que la competencia es gigante.Y cuando llega el fin de semana tengo que elegir 11 y después tengo que hacer cambios pero es parte del fútbol y la profesión que elegí. Y sé que soy la persona que más se va a equivocar».



Source link