cómo es por dentro el búnker de la Selección Argentina y cuáles fueron los pedidos del equipo de Scaloni

cómo es por dentro el búnker de la Selección Argentina y cuáles fueron los pedidos del equipo de Scaloni


La albiceleste entrenará en el ala de varones de la Universidad de Qatar. Ocupará 85 habitaciones y usará dos canchas con césped idéntico al de los 8 estadios del Mundial.

El búnker donde descansará el sueño de la Selección Argentina de alzarse con la tercera Copa del Mundo es de una engañosa sencillez. A golpe de vista, el campus de la Universidad de Qatar es de un lujo límpido y medido. Un albergue estudiantil de edificios bajos, habitaciones de hotel tres estrellas, gimnasio y comedor. La pompa está en los amenities de ese gran predio de más de 25.500 metros cuadrados. En Doha todo lo que brilla es oro.

Callecitas de ladrillos encastrados abrazadas por palmeras sobre un césped brillante son las vías de distribución a los distintos sectores de la casa de altos estudios más importante de Qatar. Los 26 futbolistas y el cuerpo técnico de la Selección nacional deberán tomar el camino que los lleve al ala masculina de la Universidad. Allí van a dormir y a entrenar a partir del 14 de noviembre, a la espera del debut mundialista frente Arabia Saudita.

A unos cinco minutos en auto desde el ingreso principal al campus se levanta una serie de edificios cuadrados de cuatro pisos donde el equipo de Lionel Scaloni ocupará un bloque de 85 habitaciones. En el ingreso al módulo de departamentos un cartel advierte cuál es el código de vestimenta para poder ingresar. Ni ojotas ni bermudas ni musculosas. El outfit clásico de un futbolista en un país en el que el calor puede transformarse en bruma. Pero, claro, como muchas otras reglas qataríes, esta tampoco va a regir para los invitados especiales que lleguen a partir de noviembre.

En una paleta de colores dominante que va del blanco al ocre, el ingreso al edificio donde vivirá la Selección tiene una espaciosa recepción con sillones en forma circular y un patio de luz que cae justo sobre un jardín interno. Al fondo, un comedor rodeado de ventanales donde varias veces al día se juntará toda la delegación argentina. En los cuatro pisos hay habitaciones individuales y dobles, un gimnasio y distintas salas donde se montarán las áreas de administración, salud y juegos.

Los más de 23 mil alumnos que estudian en la Universidad no pululan por estas zonas. A más de dos meses para la Copa del Mundo, todo este sector reservado por la AFA se encuentra deshabitado y en remodelación. Por ahora, los obreros trabajan en mejorar aún más las instalaciones generales, y a partir de octubre comenzarán a vestir las paredes con gigantografías y videos de los jugadores y de la hinchada argentina. “Esto va a ser todo celeste y blanco”, adelantan a Clarín desde la organización.

Así es por dentro el búnker de la Selección Argentina en Qatar. Foto Clarín.

Así es por dentro el búnker de la Selección Argentina en Qatar. Foto Clarín.

A unos 200 metros de los edificios están las dos canchas reservadas para el entrenamiento de Messi y los suyos. De un verde reluciente, el césped es el mismo que en cada uno de los campos de entrenamiento de las 32 selecciones clasificadas y de los ocho estadios mundialistas. Las canchas tienen arcos móviles para hacer fútbol reducido y luz artificial para que el equipo albiceleste pueda recrear las condiciones de juego de los partidos que dispute en horario nocturno.

Así es por dentro el búnker de la Selección Argentina en Qatar. Foto Clarín.

Así es por dentro el búnker de la Selección Argentina en Qatar. Foto Clarín.

Pegado a las canchas hay un gran módulo que contiene los vestuarios, las salas de recuperación física y de video, y los típicos espacios de rezo para estudiantes musulmanes. Entre los pedidos de los managers de la Selección, que estuvieron en julio pasado revisando las instalaciones, está colocar un gimnasio pegado a las canchas y trasladar los vestuarios a una sala vidriada que está justo al lado de los campos de juego. A unos cuantos metros estará el Media Center que proveerá FIFA para los medios acreditados, donde se llevarán a cabo las conferencias de prensa no oficiales.

Encargada la carne para tirar a las brasas -un lujo caro en las góndolas de Qatar-, los jugadores podrán recibir a sus familiares en la zona de piscinas del predio universitario, donde los enviados de la AFA pidieron levantar un sector de parrillas.

Así son las canchas del predio donde se alojará la Selección Argentina en Qatar. Foto Clarín.

Así son las canchas del predio donde se alojará la Selección Argentina en Qatar. Foto Clarín.

La Selección no estará sola en este gran predio de la única universidad pública que tiene el país del este de la península arábiga. En julio se confirmó que España ocupará el ala de mujeres del campus. Por la extensión del predio, desde la organización del Mundial aseguran que los equipos de Scaloni y Luis Enrique no se cruzarán en ningún momento. En lo que sí deberán ponerse de acuerdo es en el uso del estadio multiuso con capacidad para 10 mil personas que tiene la casa de estudios y que el año próximo será ampliado para ser una de las sedes de la Copa Asia de 2027.

Hasta ahí no se limita la fastuosa infraestructura de la Universidad que contiene 10 facultades en las que se dictan 48 carreras, 32 maestrías y 9 doctorados. También tiene tres piletas, dos de ellas olímpicas; una pista de atletismo; 30 canchas deportivas adaptables para practicar diferentes deportes y áreas de sauna y jacuzzi.

Así son los gimnasios del búnker de la Selección en la Universidad de Qatar. Foto Clarín.

Así son los gimnasios del búnker de la Selección en la Universidad de Qatar. Foto Clarín.

Una ubicación estratégica

En Qatar el aquí y el allá están cerca, y el búnker elegido por la albiceleste no es la excepción. Está a 28 kilómetros del Aeropuerto Internacional Hamad de Doha; a menos de 10 del estadio Lusail, donde los de Scaloni debutarán el 22 de noviembre frente a Arabia Saudita y jugarán la segunda fecha frente a México, el 26; y a una distancia similar del 974, donde disputarán la tercera fecha de la fase grupos ante Polonia. La sede más lejana de todas, el estadio Al Bayt Stadium, está a 39 kilómetros. A 11 queda el Centro internacional de Prensa. La distancia no es un problema en este Mundial: los ocho estadios dispuestos para la Copa del Mundo están en un radio de apenas 55 kilómetros. 

El gran campus ubicado en el distrito Al Dafna también está conectado con el resto de la ciudad por una de las tres líneas de subte que tiene Doha: la roja, que cuenta con su propia estación a metros del ingreso a la Universidad. En auto, la movilidad puede ser un poco más lenta. En este país hecho de autopistas sin peaje, lo que frena el tránsito son los semáforos de larga espera.

La ubicación del búnker parece ser una estrategia más del equipo de Scaloni. Cerca de los estadios y lejos de los curiosos. La amplitud del predio y la extrema seguridad dispuesta por el Comité Organizador van a permitir que Messi y compañía estén aislados tanto de hinchas como de periodistas. El sueño de una nueva Copa está garantizado. 



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.