cómo será el regreso de la histórica Renoleta

cómo será el regreso de la histórica Renoleta


En octubre, Renault mostrará un nuevo R4, ahora con formato SUV y 100% eléctrico.

El 17 de octubre marcará el esperado regreso del Salón del Automóvil de París tras cuatro años de ausencia debido a la pandemia de Covid-19. Y como si se hubiese guardado lo mejor para este momento, Renault saldrá a jugar de local, nada menos, con seis novedades, entre las que incluye un guiño a la nostalgia que promete llevarse todas las miradas: la nueva versión del histórico Renault 4.

Se espera que la cita en la Ciudad Luz devele muchos más detalles, en particular sobre equipamiento y mecánica, pero al igual que Fiat y la reinvención de su querido Fitito, sí se sabe que la nueva Renoleta será 100% eléctrica y adaptada a los tiempos que corren. Se presentará como una libre interpretación del original, pero en formato crossover para competir en la hoy tan codiciada categoría de los SUV urbanos.


El teaser de la nueva trompa del R4 que adelantó Renault.

Eso se deja ver en uno de los pocos adelantos que entregó hasta el momento Renault: compartió una foto a modo de teaser en la que abundan las sombras y apenas se ven dos siluetas que adelantan sus líneas, pero donde también da a entender que, al igual que el original, este nuevo Renault 4 tendrá su versión furgoneta.

En ese sentido, para la marca del Rombo el Renault 4Ever –ese será oficialmente su nuevo nombre– viene para ubicarse entre los modelos de entrada a su gama eléctrica, una opción accesible en un catálogo que planea tomar impulso en los próximos años y que en París dejará ver otros dos adelantos: el Renault 5, un hatchback chico con toques deportivos; y la versión de pasajeros de la utilitaria Kangoo E-Tech. Ambos se suman a otros emblemas de la era eléctrica de la marca, que ya son una realidad, como el Megane E-Tech.

Una aproximación del diseño del nuevo R4.
Una aproximación del diseño del nuevo R4.

Esto, sin embargo, no significa que su lanzamiento sea inminente: aunque lo esperable es que en la cita bianual en la capital francesa se conozca un prototipo muy cercano a la versión final, las estimaciones en base a los planes de Renault indican que, como muy temprano, podría materializarse en las concesionarias de los mercados más importantes recién a partir de 2024.

El boceto del prototipo Renault 4 eléctrico.
El boceto del prototipo Renault 4 eléctrico.

El Renault 4, un clásico que enamoró a los argentinos

Renoleta, Cuatro Ele, R4, Correcaminos, Cuatro Latas… y la lista sigue. Los distintos apodos que se ganó el mítico modelo en sus años de trayectoria son apenas una muestra del cariño popular que despertó. Como primer vehículo familiar de miles de familias en todo el mundo, y con un arraigo muy fuerte en la Argentina, el Renault 4 es uno de los vehículos memorables de la marca francesa.

Nacido para competir con el también francés Citroën 2CV, el Renault 4 se produjo entre 1961 y 1993 sin grandes cambios en su aspecto: fueron 8.135.424 unidades fabricadas en 28 países para 100 mercados, en todas sus versiones, tanto del sedán de 5 puertas que siempre fue el gran protagonista como sus variantes de furgoneta y pickup.

Renault 4
Renault 4

La enorme versatilidad fue la gran virtud del R4: su despeje considerable y su bajo peso lo convirtieron en una herramienta ideal no sólo para movilizarse en la ciudad, sino también para el trabajo en el ámbito rural. Allí se podía aprovechar al máximo su capacidad de carga con la comodidad que le aportaba su gran portón trasero. Disponía de un baúl amplio y un interior modulable: ofrecía una capacidad de 1.450 litros en su máximo despliegue, un volumen inédito para un auto compacto de apenas 3,6 metros de largo.

Renault 4 en la planta de Santa Isabel, en Córdoba
Renault 4 en la planta de Santa Isabel, en Córdoba

La Argentina no fue una excepción a su éxito europeo y el Renault 4 no tardó en convertirse en todo un ícono que trascendió generaciones en cada rincón del país. Aquí el primer vehículo de tracción delantera de la marca del Rombo comenzó a fabricarse en 1963 en la planta de Renault en Santa Isabel, Córdoba, en ese momento propiedad de Industrias Kaiser Argentina (IKA).

Su producción finalizó en 1987 tras haberse vendido 227.067 unidades. Se consagró como el 13º vehículo de mayor producción en la Argentina y el segundo Renault más vendido luego del R12.

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.