17/ENE/2021

Lo que hay que tener en cuenta en enero

Mientras muchos contribuyentes avanzan en completar la declaración jurada 2020, es clave no olvidar el cambio de año fiscal y ratificar o rectificar datos que para los empleados en relación de dependencia son determinantes en el sueldo mensual.

Pasada la primera quincena de enero, muchos contribuyentes focalizan la atención en el calendario impositivo 2021, donde el Monotributo por la recategorización obligatoria, que la AFIP extendió hasta el 31 de enero, y el Impuesto a las Ganancias se llevan las principales consultas.

En el caso de Ganancias, la mayoría de las dudas este año radica sobre cómo tramitar la devolución del adelanto del 35% por la compra de dólar y gastos con tarjeta realizados entre septiembre y diciembre últimos. Para aquellos que sea trabajadores en relación de dependencia alcanzados por el impuesto patrimonial, aun no esta disponible la posibilidad de deducir esas percepciones a través del formulario 572web.

Más allá de ese reintegro, existen fechas clave en torno a este gravamen patrimonial, más aún en estos primeros meses en los que puede mezclarse qué corresponde hacer con las deducciones según sea el año abordado. Esto porque Ganancias es un impuesto anual: rige desde el 1 de enero al 31 de diciembre, pero exige reportar información ante la AFIP con un calendario diferentes según el tipo de contribuyente.

El empleado puede cargar deducciones, percepciones y retenciones para suavizar el impacto de Ganancias sobre el salario mensual, pero el 31 de marzo es el plazo máximo para presentar el “cierre” 2020, vía el formulario 572web. A partir de ese, el empleador -agente de retención- procede a los ajustes correspondientes (si debe reintegrar algunos de los adelantos descontados durante el año, como por ejemplo la devolución por el anticipo de la compra de dólares).

Plazo para informar las deducciones del año fiscal 2020. (Foto: captura de pantalla Sidarig. AFIP)

Para los autónomos ese plazo opera entre el 11 y 15 de junio, mientras las empresas tienen otro calendario según las fechas de cierre de balances.

Lo que vence es la presentación de la declaración jurada del año previo: es decir lo que se informe hasta el 31 de marzo, corresponde a las deducciones de 2020, que deben hacerse con la tabla de alícuotas del año pasado. Entre las deducciones figuran:

  • hijos,
  • cónyuge;
  • gastos médicos,
  • intereses de préstamos hipotecarios
  • alquiler de vivienda permanente,
  • seguros de vida;
  • personal de casas particulares.

En paralelo y con el cambio de año, rige la nueva tabla de alícuotas con una actualización del 35%, poco más de un punto porcentual menos que la inflación del año pasado. Es allí donde el contribuyente de la cuarta categoría no debe olvidar iniciar el año fiscal 2021 y cargar las deducciones que correspondan en el formulario572 web.

Para no pagar Ganancias un trabajador soltero y sin hijos a cargo deberá tener ingresos mensuales menores netos (de bolsillo) a $74.812. En el caso de un empleado que deduce su cónyuge y a dos hijos, la cifra neta se eleva a $98.966.

Con la actualización del mínimo no imposible, también se elevan las principales deducciones que puede hacer el contribuyente. Es que según la ley de Ganancias, el alcanzado tiene derecho a realizar deducciones para aliviar la carga del tributo si es residente en el país, tiene hijos y/o un cónyuge, paga un crédito hipotecario o un alquiler, un seguro de vida, gastos médicos y también imputar otros gravámenes como el impuesto al cheque o la reciente alícuota de 35% por la compra de dólar ahorro.

Para 2021, las principales deducciones anuales quedaron en:

Tabla de deducciones anuales del artículo 30 de la ley de Impuesto a las Ganancias. (Fuente: AFIP)

Cada año fiscal, se pueden declarar ante la AFIP, esas deducciones que les permita descontar lo que deben tributar, pagos a cuenta o datos de pluriempleo (salarios pagados por un empleador diferente del que opera como agente de retención de Ganancias).

La carga del formulario

En el servicio Siradig-Trabajador, el trabajador en relación de dependencia deberá elegir el nuevo período fiscal. La AFIP precarga algunos parámetros “trasladados” de los años previos: empleadores o cargas de familia. No obstante, esas precargas deberán ser ratificadas o rectificadas por el contribuyente.

En el caso de la deducción por hijo, el sistema preguntará si se perciben asignaciones familiares o no y el porcentaje de deducción que aplicará el progenitor (50% o 100%), una vez reafirmado, esa carga de familia estará disponible en todo el año fiscal.

Primera carga de deducciones de Ganancias del año fiscal 2021. (Foto: captura de pantalla Siradig. AFIP)

Una vez cargadas las deducciones, el contribuyente deberá enviar el formulario on-line, a fin de que su empleador .agente de retención- las tenga en cuenta al momento de la liquidación mensual de los haberes.

Fuente: TN