Ethereum completó con éxito The Merge y ya no dependerá de la minería

Ethereum completó con éxito The Merge y ya no dependerá de la minería


La fusión le permite a la blockchain reducir un 99% su consumo energético. Qué podría pasar con bitcoin.

La blockchain Ethereum, que aloja la segunda criptomoneda más importante del mundo después de bitcoin, completó este jueves The Merge, una transformación tecnológica clave para su futuro, que le permitirá reducir prácticamente en un 99% su consumo de energía.

«¡Se acabó! (…) A todos los que han contribuido al éxito de The Merge (‘la fusión’): pueden sentirse muy orgullosos hoy», tuiteó Vitalik Buterin, cofundador de la blockchain.

Como todas las criptomonedas, Ethereum empezó a funcionar mediante una cadena de bloques de instrucciones encriptadas, que son creadas de forma incesante por miles de ordenadores en todo el mundo, de forma autónoma y automática.

Con esta operación la moneda, que representa el 20% del mercado (40% para bitcoin) pasa de un sistema conocido como «proof of work» («prueba de trabajo»), que certifica que la inscripción ha sido realizada por esos ordenadores, a la «prueba de participación» («proof of stake»), en la que básicamente se recompensa a los que aportan financieramente su capital.

Es un cambio complejo que desde el punto de vista ecológico tiene un impacto enorme en el mundo de las criptomonedas. Se calcula que el funcionamiento de Ethereum hasta ahora consumía anualmente la misma cantidad de electricidad que Nueva Zelanda.

«Todo sucedió exactamente como estaba previsto», indicó a la AFP Simon Polrot, especialista en la cadena de bloques y ex presidente de la Asociación para el Desarrollo de los activos digitales.

La cotización de ethereum volvió a reanudarse en las plataformas de criptomonedas este jueves, como CoinMarket, donde su precio evolucionaba ligeramente a la baja, a 1.588 dólares por unidad (-0,88%).

Las criptomonedas son una creación totalmente informática y virtual, que se basa únicamente en la fiabilidad de su solvencia en los mercados gracias a las cadenas de bloques, que se suponen que son infalsificables.

Ethereum es clave en ese mercado, muy volátil, porque prácticamente todos los intercambios en el mundo del arte digital se realizan con esa moneda.

La práctica totalidad de los tokens no fungibles (NFT), que son una especie de título de propiedad de las obras de arte digital, son creados en la cadena de bloques de Ethereum.

Qué es The Merge


Vitalik Buterin en una charla de la Usina del Arte el año pasado. Foto YouTube

La actualización -conocida como “Merge” (fusión)- tomó un estatus casi mítico después de años de retrasos que hicieron que algunos expertos se preguntaran si alguna vez se llevaría a cabo.

Este cambió lleva a Ethereum a una infraestructura más eficiente desde el punto de vista energético, respondiendo a la crítica generalizada de que el impacto climático de las criptomonedas es mayor que sus posibles beneficios.

Se trata de un cambio fundamental en cómo se crean los bloques: De PoW a PoS.

Ambas tecnologías son mecanismos para inscribir transacciones en la blockchain. Aunque el historial de transacciones de Bitcoin (BTC) está secuenciado de forma segura mediante la prueba de trabajo (PoW), consume mucha electricidad y la cantidad de transacciones que puede manejar a la vez es limitada.

Por esto se han planteado alternativas, como el modelo de prueba de participación (PoS, por sus siglas en inglés) uno de los más destacados. Estos mecanismos de consenso permiten que las redes informáticas colaboren sin dejar de ser seguras.

Las redes Blockchain necesitan resolver varios problemas para funcionar de manera efectiva. Por ejemplo, sin una autoridad central como bancos o FinTechs (por ejemplo, PayPal) en el medio, las redes de criptomonedas descentralizadas deben garantizar que ninguna parte en una red gaste el mismo dinero varias veces.

Además, el mecanismo de consenso evita que la red se descarrile a través de una bifurcación dura.

La prueba de trabajo y la prueba de participación son los dos principales mecanismos de consenso utilizados actualmente por los proyectos de finanzas descentralizadas (DeFi) para obtener criptográficamente el consenso sobre las redes de criptomonedas.

Además, sienta las bases para que futuras actualizaciones reduzcan las elevadas tarifas necesarias para realizar transacciones en Ether, la moneda de la plataforma y el segundo activo digital más valioso después del Bitcoin.

Qué es ethereum

La blockchain aloja más que criptomonedas. Foto Reuters
La blockchain aloja más que criptomonedas. Foto Reuters

Ethereum tiene muchas semejanzas con bitcoin, pero también varias diferencias. En la web de la Fundación Ethereum la definen como «una plataforma global de código abierto para aplicaciones descentralizadas». Agrega que, «puedes escribir un código que controle el valor digital, se ejecute exactamente como se programó y sea accesible desde cualquier parte del mundo».

«Código abierto» y «aplicaciones descentralizadas» significa que cualquier programador puede acceder al código y crear contratos inteligentes, tokens (unidad digital que permite desarrollar software) y hasta juegos que no están sujetos a ningún gobierno, empresa u organismo.

El ether se convirtió en una de las criptomonedas más buscadas y también presenta algunas diferencias. Mientras la emisión de bitcoins está limitada a 21.000.000, no existen límites para el ETH.

SL

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.