Frente al intento K de suspender las PASO, Javier Milei y sus socios tendrían los votos clave

Frente al intento K de suspender las PASO, Javier Milei y sus socios tendrían los votos clave


Desde que la senadora cordobesa Alejandra Vigo consideró las PASO un “gastadero de plata” se potenciaron las alarmas en Juntos por el Cambio sobre una posible eliminación, aun cuando desde Juan Manzur a referentes parlamentarios del Frente de Todos negaron que trabajen en un proyecto con ese propósito. Con los tres diputados que responden a Juan Schiaretti, el oficialismo quedaría cerca de los votos para aprobar una eventual iniciativa, aunque el escenario no le resultará sencillo en la Cámara baja por el rechazo de los legisladores de la izquierda y de José Luis Espert.

El alerta en el principal espacio opositor se había encendido a fines de agosto, cuando gobernadores peronistas comenzaron a poner en marcha iniciativas para suspender las primarias o implementar la ley de Lemas en provincias como Salta, Catamarca y San Juan. A diferencia de esos distritos, en el Congreso nacional el Frente de Todos tendría que superar un escenario más adverso en especial en Diputados. La postura de Schiaretti, expresada por Vigo, profundizó la tensión en Juntos por el Cambio.

“Pueden tener el número, pero hay que ver si avanzan. No la van a tener fácil, aunque en todo sentido esto es impredecible”, dijo a Clarín este domingo uno de los principales dirigentes opositores. El oficialismo cuenta con 118 diputados propios, 11 menos que los necesarios para reunir el quórum y garantizar la aprobación del eventual proyecto.

Natalia De la Sota, Carlos Gutiérrez, Florencio Randazzo, Graciela Camaño y otros diputados del Interbloque Federal.
Foto Federico López Claro.

Con Natalia de la Sota, Carlos Gutiérrez e Ignacio García Aresca, de Córdoba Federal, más otros cinco legisladores que habitualmente funcionan como aliados (los rionegrinos Luis Di Giácomo y Agustín Domingo, los misioneros Diego Sartori y Carlos Fernández, y el neuquino Rolando Figueroa), el Frente de Todos alcanzaría los 126 votos y quedaría a tres de los 129 requeridos para modificar una ley electoral. A esta altura las cuentas del llamado poroteo las hacen los opositores. Los oficialistas niegan que estén juntando voluntades.

Otros bloques

El resto de los bloques por el momento no mostró predisposición para apoyar una posible suspensión de las PASO. Los legisladores de la izquierda, que las cuestionaron por el piso para acceder a las generales, aseguraron que no votarían a favor. “El sistema electoral tiene muchas falencias, como el piso proscriptivo del 1,5% o el financiamiento de las campañas. Pero rechazamos firmemente que primero Juntos con la Boleta Unica y ahora el oficialismo con las PASO manipulen las elecciones según sus intereses particulares”, tuiteó Myriam Bregman, del PTS.

No vamos a acompañar. No persiguen ninguna democratización del sistema. Nada tienen que ver estas cuestiones además con los verdaderos problemas que atraviesa la mayoría de la población, que no llega a fin de mes y que es lo que debería ser el centro del debate político”, dijo la diputada a este diario. Romina Del Plá, del Partido Obrero, dejó trascender una posición similar.

Del lado de los liberales, Espert rechazó avalar la posible suspensión. “De pensar en eliminar las PASO, habría que hacerlo inmediatamente después de una elección. Discutirlo a menos de un año de una instancia clave como la de 2023 es una mera actitud electoralista”, aseguró ante la consulta de Clarín.

Javier Milei, en cambio, evitó expresar una posición. Hace unos días un tuit de Carlos Kikuchi, uno de sus armadores, despertó inquietud en Juntos por el Cambio: “En un país donde la mayoría de la gente no tiene para comer o comprar remedios insistir con las PASO obligando a los argentinos a pagar con sus impuestos la interna de JxC es de una falta de solidaridad e inmoralidad absoluta”.

Si la postura de Milei queda en suspenso, lo mismo podría suceder con Victoria Villarruel y Carolina Píparo, en el último tiempo más cerca del diputado por la Ciudad que de Espert. Y en caso de avanzar con la iniciativa, el oficialismo podría intentar el acompañamiento del santacruceño Claudio Vidal y el riojano Felipe Alvarez, del bloque SER.

Los socialistas Mónica Fein y Enrique Estévez, en cambio, votarían en contra. Lo mismo harían Graciela Camaño, Florencio Randazzo y Alejandro Topo Rodríguez, los tres legisladores de Identidad Bonaerense.

Alejandro Vilca, Myriam Bregman y Nicolás Del Caño, diputados del PTS. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

Alejandro Vilca, Myriam Bregman y Nicolás Del Caño, diputados del PTS. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

“Estoy en contra de las PASO, porque son un mal sistema, pero en todo caso hay que cambiarlas a partir de 2024”, dijo Rodríguez hace unos días. Los diputados de los llamados “bloques del medio”, es decir que no pertenecen al Frente de Todos ni a Juntos por el Cambio, negaron por el momento sondeos del oficialismo para explorar una negociación para eliminar las primarias.



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.