22/DIC/2020

El Gobierno dictó la conciliación obligatoria

Hay huelga por 24 horas en el servicio ferroviario. Reclaman una deuda de $140 millones de la Superintendencia de Servicios de Salud con la obra social

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por el paro de trenes por 24 horas en el área metropolitana, dispuesto por el gremio La Fraternidad en protesta por una deuda de $140 millones con la obra social del sindicato. La medida de fuerza afecta a las líneas Roca, Mitre, San Martín, Sarmiento, Belgrano Sur y Tren de la Costa.

Con esta acción el Gobierno ordena levantar la huelga para que se restablezca el servicio de trenes, por la medida de fuerza que afecta a 500 mil usuarios. El ministerio de Transporte dispuso un cronograma de micros que unen las principales estaciones de cada ramal con las cabeceras porteñas, para que los pasajeros puedan viajar, y hay largas filas para poder abordarlos.

El secretario general de La Fraternidad Omar Maturano sostuvo que cree que la conciliación “no corresponde, porque no se trata de un problema laboral ni gremial” por el que dispusieron la medida de fuerza. Afirmó que consultarán a los abogados del gremio para que les comuniquen si corresponde o no acatar la medida, en diálogo con Radio La Red. Consideró que antes de dictar la conciliación deberían haberlos llamado “y no sacar un simple papel y tirarlo por debajo de la puerta del sindicato”.

El gremialista advirtió en TN que de no recibir respuestas del Gobierno por su reclamo “se profundizará el plan de lucha” y decidirán nuevos paros, que podrían concretarse el 31 de diciembre y el 1° de enero próximos. Explicó que en la tarde del lunes se reunió con autoridades de la SSS, que “no hubo acuerdo” por la millonaria deuda con la obra social y advirtió que podrían “ir a la quiebra” si no les pagan lo que les deben. En el encuentro participaron además el secretario general de Obras Sanitarias e integrante del consejo directivo de la CGT José Luis Lingeri y el presidente de la Obra Social Ferroviaria (OSFA) Juan Sifrén.

El jefe de La Fraternidad sostuvo que aunque el Gobierno reconoció “la abultada deuda, no ofrecieron soluciones positivas”, y que por eso realizan el paro. Calificó la deuda como un “grave problema, que convirtió a la obra social de la actividad en deficitaria”. Explicó que les deben $140 millones por el sistema único de reintegros y que se trata de “dinero que ya desembolsó la entidad para atender la salud de sus afiliados”.

Sostuvo que “la salud debe ser esencial y los ferroviarios son también trabajadores esenciales” y que “así lo demostraron durante toda la pandemia”. Planteó que “es impensable suponer que una obra social superavitaria se haya convertido en deficitaria por el solo hecho de que se le retiene una abultada deuda desde hace años”.

Fuente: TN