La diputada Camila Crescimbeni fue al recinto con su bebé y al borde del llanto defendió la Ley Johana

La diputada Camila Crescimbeni fue al recinto con su bebé y al borde del llanto defendió la Ley Johana

Se trata de la propuesta mediante la cual se busca la contención médica de las mujeres ante la muerte perinatal.

La diputada Camila Crescimbeni que había trascendido durante la sesión en que se trató el Presupuesto 2023 al estar en el recinto cuando afrontaba un duro momento familiar y personal por la pérdida de un hijo y que tenía a otro internado, este jueves volvió a la Cámara baja con su pequeño en brazos y con lágrimas en los ojos.

Esta vez, la diputada de 32 años participó durante el tratamiento de una iniciativa que fija los procedimientos médico-asistenciales para la atención de mujeres y personas gestantes frente a la muerte perinatal.

«Lo último que quisiera es estar hablando de este proyecto», arrancó Crescimbeni con la voz entrecortada y su bebé en brazos para agregar: «La vida quiso que me tocara perder al hermano de Rufino de un embarazo que venía muy bien que nunca tenía complicaciones».

Luego relató los momentos sufridos durante su embarazo y el momento que vivió con el fallecimiento de su bebé. «A las 8 de la mañana, en un nuevo control, mi hijo Silvestre no tenía más latidos, esa fue la frase que toda madre que gesta que es lo más terrible que a uno le pueden decir», resumió la joven.

La legisladora apuntó que hay «cientos de madres» que le escribieron después de que su caso trascendiera. «Es un tema con mucho más tabú de lo que se sabe», apuntó.

«Nunca imagine que iba a estar hablando sobre este proyecto en particular, pero lo que quería transmitir es visibilizar en mi que es muy importante el acompañamiento porque uno espera la vida, no la muerte«, expresó la diputada casi sin poder contener sus lágrimas.

Mientras los diputados seguían con suma atención su testimonio, la joven agregaba: «Esos hijos son bebés amados, no son un dato menor porque hay muchas madres y padres que necesitan un rito de sanación» después de la pérdida de un hijo.

Crescimbeni habló durante el tratamiento de la denominada Ley Johanna que intenta garantizar los procedimientos médicos-asistenciales para la atención de mujeres y personas gestantes frente a casos de muerte perinatal.

La propuesta fue impulsada luego del caso de Johana, quien el 6 de octubre de 2014, un mes y medio antes de dar a luz, fue a hacerse una ecografía de rutina y el corazón de Ciro ya no latía. Había tenido un embarazo sin complicaciones, pero los estudios confirmaban que su bebé había sido víctima de una muerte perinatal.

Pidió que le hicieran una cesárea pero los médicos le respondieron que ella no era una urgencia e insistieron en inducirle el parto. Durante casi 10 horas la tuvieron esperando en la maternidad. Finalmente, la mujer fue sometida a una cesárea y cuando fueron a buscar el cuerpo a la morgue, lo encontraron dentro de una caja.

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *