La increíble historia de «El Tano» Sofía, un pesado al que las balas siempre le picaron cerca

La increíble historia de "El Tano" Sofía, un pesado al que las balas siempre le picaron cerca


La reunión fue el 6 de agosto de 2021 en la oficina de Resguardo de la AFIP del puerto de Zárate. José Damian Sofia (58) -históricamente conocido en el mundo del hampa como «El Tano»- llegó primero y comenzó a explicarle a su interlocutor el negocio de exportación de harina que estaba planeando junto un ciudadano serbio, el cual se sumaría al encuentro minutos después.

La harina en realidad iba a esconder cocaína y el interlocutor de Sofía (aunque él no lo sabía) no era un funcionario de Aduana infiel sino el agente encubierto N° 23 de la Policía Federal. De esa reunión el serbio Bodo Ratkovic (56) se fue con una sorpresa que recién descubriría días después: su camioneta Volkswagen Amarok terminó con un dispositvo de rastreo satelital.

El aparatito no duró mucho de incógnito y curiosamente, cuando se dio cuenta de que alguien lo seguía, Ratkovic no sospechó ni de la Policía ni de la Justicia ni de la DEA. Apuntó directamente a Sofía, hombre al que habia conocido vía la colombiana Mónica Liliana Gutiérrez Valencia (43). El serbio pensó que Sofía lo quería seguir para mexicanearlo. Entonces lo despachó.

Fue así que de repente José Sofía desapareció de la causa 7617/2021 que llevaba adelante el juez federal de Campana Adrián González Charvay, abierta a partir de la denuncia de un informante identificado con el numero 404.

Gustavo Darío Sancho, José Damián «El Tano» Sofía y
Christian Quinteros, alias «Gordo Tita».

El hecho de que se arruinara el negocio con el serbio salvó a «El Tano» Sofía de caer en la «Operación Promesas del Este», el 26 de abril de 2022.

En ese operativo fue detenido Ratkovik, la colombiana Gutiérrez Valencia y siete integrantes de la banda. Se secuestraron 170 kilos de cocaína en un contenedor lleno de maiz que iba a partir del puerto de Zárate hacia España.

Cosas del destino, «El Tano» Sofía se salvó por un pelo. Pero su destino judicial le tenía preparada otra cosa: González Charvay siguió investigándolo y el 26 de agosto pasado lo detuvo con una banda de siete personas, entre ellos su hijo Gastón (34). Lo que encontró el juez en dos depósitos de Rosario fue un premio gordo: 1.658,3 kilos de cocaína distribuidos en 1.114 paquetes que iban a ser exportados a Dubai en una carga de cereales para alimento animal.

«El Tano» -que esta semana fue procesado y embargado por 700 millones de pesos- terminó preso y con eso se cortó una racha de llamativa «buena suerte» en la Justicia.

Diego Xavier Guastini, asesinado por sicarios en Quilmes en 2019.

Diego Xavier Guastini, asesinado por sicarios en Quilmes en 2019.

En los últimos 20 años zafó de una causa de robo en Lomas de Zamora, dos de tráfico y tres de cohecho en Morón, una de lavado de activos en Chaco, un sangriento doble homicidio en Moreno y todavía está por verse si llegará a condena el juicio que se le iniciará acusado de amenazar de muerte a la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado.

Cada uno de estos casos es un mundo y de ellos se abren conexiones con personajes pesados como el narcolavador Diego Guastini (asesinado por sicarios en 2019) o el narco Gustavo Sancho, la persona a la que Sofía intentaba defender con los llamados amenazantes al despacho de Arroyo Salgado.

Mañana en el Abasto

El 24 de noviembre de 2004 la Policía secuestró dos kilos de cocaína en un operativo realizado en la vereda del Abasto Shopping. No fue casualidad sino producto de una causa (la N° 1794/04) abierta en el juzgado federal 2 de Morón. Esta había empezado (como es costumbre policial) por un anónimo.

El caso tuvo varios implicados, pero dos de ellos merecen destacarse. Por un lado José Damián Sofía, que quedó con captura y a quien la Policía recién encontró el 27 de noviembre de 2006. Y por otro Diego Alejando Di Sipio (46) miembro de un clan familiar del oeste del Conurbano, como Sofía, quien dos años después sería detenido por pedido de Fiscalía Antimafia de Trento (Italia) acusado de tener vínculos con la Ndrangheta, la mafia calabresa.

La del Abasto Shopping fue una causa grave para Sofía en la que el fiscal de juicio le pidió seis años de prisión. Pero el 5 de agosto de 2010 el Tribunal Oral Federal N° 5 de San Martín absolvió a todos los acusados. Consideró que las escuchas no habían sido fundamentadas y declaró todo nulo.

Una perlita de ese juicio: a Sofía también se lo acusaba de intentar sobornar a los policías que lo habían detenido en 2006. Pero al momento de declarar los policías perdieron la memoria y ya no se acordaban de lo que había ocurrido. En síntesis «El Tano» zafó, y no sería la única vez.

Lavado+narcotráfico: cero

Diez años después del inicio de la causa «Abasto» un nuevo anónimo -esta vez recibido en la Delegación San Martín de Investigación de Tráfico de Drogas Ilícitas- apuntó a José «El Tano» Sofia. El denunciante aportó su nombre, su número de celular y detalló que se movía en un Mercedes Benz negro y vivía en el Barrio Banco Provincia, en Moreno. Junto con Sofía mencionó como su socio a un tal Juan Manuel Lorenzo.

El abogado Carlos Salvatore fue condenado por liderar una banda narco.

El abogado Carlos Salvatore fue condenado por liderar una banda narco.

Así arrancó la causa 4879/2014 en el juzgado federal N° 3 de Morón. Pero el caso tuvo destino de cajón. Ni las escuchas ni los seguimientos derivaron en una acusación por tráfico contra Sofía y Lorenzo.

Eso sí, como Juan Manuel Lorenzo había estado implicado en el caso «Carbón Blanco» -y era parte de la banda del narco abogado Carlos Salvatore-, en el año 2018 el juez federal de Morón Néstor Barral se declaró incompetente y mandó la investigación por «lavado de dinero» a Chaco, donde se había instruido todo el caso contra Salvatore.

En abril 2017 Lorenzo, prófugo desde el 8 de agosto de 2016 en «Carbón Blanco», fue detenido finalmente en el Shopping Paseo Alcorta luego de realizar una llamada a su familia, comunicación que fue rastreada por la Federal.

Diego Di Sipio fue detenido junto a "El Tano" Sofía en la operación "Abasto".

Diego Di Sipio fue detenido junto a «El Tano» Sofía en la operación «Abasto».

La investigación contra Sofía no prosperó pero la causa tiene una perlita digna de resaltar: Lorenzo había sido acusado en el 2003 en la «Operación Trabajo», una embestida de la Justicia Italiana contra los negocios narco de la mafia calabresa, la Ndrangheta. En la misma «Operación Trabajo» había sido apresado en Argentina Diego Di Sipio, detenido con José Sofía en la causa «Abasto» del año 2004.

Las amenazas y el doble crimen

«Este es un mensaje de Gustavo Sancho y la familia. Dígale a la doctora que esto no da para más: o liberan a todos o a la jueza le va a pasar como a (Alberto) Nisman, y a sus hijas como a Candela (Sol Rodríguez)», fue la amenaza que el 3 de abril de 2018 se recibió en uno de los teléfonos fijos del Juzgado Federal N° 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman y madre de sus dos hijas.

En realidad no fue uno sino ocho los llamados al hilo que entraron al juzgado, entre las 9:01:31 y las 9:18:48 de la mañana de ese día. Todos fueron hechos por un hombre. En alguno de ellos se identificó como «Jorge», en otros dijo que no tenía por qué identificarse y en los últimos menciono al nombre de Sancho.

Luego de un paciente trabajo de investigación por parte del fiscal federal de San Isidro Fernando Domínguez, el 19 de noviembre de 2019 el juez federal N° 2 de San Isidro Lino Mirabelli procesó, con prisión preventiva, a un sospechoso por el delito de «coacción doblemente agravada por resultar anónima y haberse dirigido contra un miembro de los poderes públicos con el propósito de obtener respecto de éste una medida o concesión».

Y ese sospechoso no fue otro que José Damián Sofia.

Más de una tonelada y media de cocaína estaba lista para ser enviada a Dudai desde Rosario.

Más de una tonelada y media de cocaína estaba lista para ser enviada a Dudai desde Rosario.

Todo parecía encarrilado, pero Sofia volvió a tener suerte. El 4 de febrero de 2020 la Sala I Camara Federal de San Martín le dictó falta de mérito. Fue necesario que el fiscal Domínguez hiciera un mapeo interactivo del recorrido del celular de Sofia el día de las amenazas para salvar la causa.

Con las pruebas reforzadas, el juez Mirabelli volvió a procesar a Sofia en octubre de 2021, aunque esta vez sin prisión preventiva. A principios de este año la causa ya fue elevada a juicio. Como siempre que se habla de Sofia, en este caso también hay detalles llamativos:

1) La primera vez que el fiscal Dominguez pidió la detención de Sofia no lo pudo agarrar de inmediato porque (¿casualidad?) un día antes había viajado a Europa. «El Tano» no se fue solo sino con su hermano de la vida: Oscar Alfredo Rossi, uno de los ahora detenidos por el juez de Campana Adrián Gonzalez Charvay por el intento de tráfico de una tonelada y media de cocaína que estaba por partir a Dubai.  

2) Al declarar ante el juez Mirabelli por las amenazas a Arroyo Salgado, Sofia dijo que quien habia llamado al juzgado habia sido su chofer, Cristian Quinteros (43, alias «El Gordo Tita»).

Pero cuando declaró esto Quinteros ya estaba muerto. Lo mataron en diciembre de 2018 pero antes fue torturado con saña, lo quemaron y le sacaron un ojo con una cucharita. Poco después, en febrero de 2019, fue asesinada su esposa, Anabella Blumetti (46).

Anabella Blumetti y Cristian Quinteros, alias "El Gordo Tita".

Anabella Blumetti y Cristian Quinteros, alias «El Gordo Tita».

La mujer era amante de Sofía que, para muchos, fue quien estuvo detrás de los dos crímenes. El motivo: cumplir los mandatos del narcolavador Diego Guastini, con quien Quinteros tenía una deuda. Por eso Sofia declaró en la causa del doble crimen, que tramita en Moreno. Pero por ahora lo hizo solo como testigo.

Ante este extenso y complejo panorama se imponen varias preguntas.

¿Será la causa de González Charvay en Campana el fin de uno de los pesos pesados históricos del Conurbano bonaerense? ¿Cuál era su conexión con los dos colombianos que estan prófugos en ese expediente? Y lo que es más intrigante: ¿No aparece demasiadas veces la mafia calabresa en la vida de «El Tano» Sofia en particular y en la historia narco argentina en general?

GL



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.