la insólita acción que hizo revisar el reglamento

la insólita acción que hizo revisar el reglamento

El dicho «hazte fama y échate a dormir» es más viejo que el fútbol. Pero esa sensación reaparece cada vez que hay una jugada polémica en la que está involucrado Barracas Central, el equipo de Claudio Chiqui Tapia, presidente de la AFA.

Desde que Rodolfo De Paoli regresó como DT al club donde la pasada temporada logró un histórico ascenso a la Primera División, el Guapo levantó notoriamente su nivel y en especial lo hizo jugando en su cancha, donde suma cuatro triunfos consecutivos. Esa racha le permite soñar con disputar la próxima Copa Sudamericana, nada menos.

Pero el sentimiento está instalado desde hace un par de años en el ambiente futbolero: es imposible pensar en Barracas Central y no asociarlo con la influencia que ejerce el aura de Chiqui Tapia en los fallos arbitrales. Los antecedentes pesan, aunque a veces lo hagan más los prejuicios.

Este sábado quedó demostrado en forma manifiesta, en lo que terminó siendo victoria de Barracas Central por 3-1 ante Godoy Cruz.

Se jugaba el primer tiempo del duelo en el estadio Claudio Chiqui Tapia, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires. Iban 0-0, el partido era parejo y la visita parecía estar más cerca de ponerse arriba en el marcador, cuando en medio de un ataque del Tomba, una pelota cayó desde la tribuna local hacia la cancha, interrumpiendo la jugada que iniciaba el equipo mendocino. ¿Qué hizo el árbitro? 

Leandro Rey Hilfer sonó su silbato, cortó la jugada y reanudó el partido con un «balón a tierra» cediéndole la pelota al arquero de Barracas Central, que pasó de ser atacado con peligro a tener control cómodo del balón dentro de su área.

Por supuesto, los futbolistas de Godoy Cruz le protestaron con vehemencia, que pacientemente dio sus razones. Y en las redes empezó a circular el video señalando con tono conspiranoide lo que se consideró otro fallo a favor del equipo de Tapia. Lo único cierto es que ni unos ni otros tienen claro lo que dice el reglamento: otro mal que afecta al fútbol nuestro de cada día, y que incluye también a buena parte del periodismo.

La Regla 8 del IFAB (International Football Association Board), titulada «Inicio y reanudación del juego», describe en su punto 2 en qué casos se debe hacer un balón a tierra. «El árbitro concederá un balón a tierra al guardameta del equipo defensor en su área penal si, al detener el juego: el balón está en el área penal o el último toque del balón se ha producido dentro del área penal».

Tal como muestran las imágenes, la decisión de Rey Hilfer fue la correcta. Lo importante en estos casos es respetar lo que dice el reglamento, aunque a veces parezca injusto.

El caso de Atlético Tucumán

Hace un par de fechas otra acción «injusta» hizo revisar los reglamentos. Fue en el partido entre Atlético Tucumán y Banfield, cuando el arquero local Carlos Lampe fue protagonista de una jugada que dejó a todos sin saber lo que correspondía sancionar.

¿Que ocurrió? El lateral derecho del equipo tucumano, Martín Garay, le dio intencionalmente la pelota a Lampe. El ex Boca y Vélez, en ese caso, no podía tocar el balón con su mano. Sin embargo, el pase, muy alto, lo superaba e iba sin escalas al fondo del arco. Es por eso que el boliviano estiró una de sus manos y frenó el remate, impidiendo lo que era gol para el Taladro.

Los jugadores de Banfield se fueron enseguida encima del árbitro Darío Herrera, quien marcó tiro libre indirecto, tal como indica el reglamento cuando el arquero usa las manos para controlar un pase de uno de sus compañeros, y no se movió de esa decisión. ¿Debía expulsar al arquero por cortar una acción manifiesta de gol?

Si bien el arquero es el único futbolista que tiene potestad para tocar la pelota con la mano en su propia área, en este caso, por el pase de un compañero, está inhabilitado para hacerlo -de ahí el indirecto-. Sin embargo, lo que hace Lampe es evitar una oportunidad manifiesta de gol… ¿No puede tocar la pelota con la mano, pero puede tocar la pelota con la mano? ¿Hay un hueco en el reglamento que año a año revisan los decanos de la International Board? ¿O fue correcta la decisión de Herrera?

Sí, efectivamente: el árbitro no se equivocó. ¿Por qué? Porque hay una directiva que dice que cuando un arquero recurre a su brazo no se considera último recurso porque es una parte del cuerpo que puede utilizar. Cuando se trata de un pase atrás de un compañero no se considera oportunidad manifiesta de gol.

Una curiosidad: Herrera estuvo presente en el VAR del partido entre Barracas Central y Godoy Cruz.



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.