La Justicia ordenó a una obra social estatal cubrir la cirugía de reasignación genital para una funcionaria trans

La Justicia ordenó a una obra social estatal cubrir la cirugía de reasignación genital para una funcionaria trans


Se trata de la precandidata a concejal Vicente López, Cristina Montserrat Hendrickse. La mujer inició el reclamo en el 2020.

La Justicia ordenó a la Obra Social ObSBA a que brinde la «cobertura integral» de la cirugía de reasignación genital feminizante (vaginoplastia), a la primera funcionaria transgénero de la provincia de Buenos Aires, Cristina Montserrat Hendrickse.

«Tengo fecha para la cirugía el 14 de octubre. La Justicia tuvo una respuesta rápida y efectiva tanto en la cautelar como en el dictado de la sentencia con fundamento en la ley y en la Constitución», expresó Hendrickse, quien también es abogada.

«Que las personas trans no sean atendidas oportunamente para adecuar su cuerpo y sus caracteres secundarios de género autopercibido es otro de los motivos que influye en la baja expectativa del colectivo trans«, añadió.

El juez Francisco Javier Ferrer – que pertenece al juzgado de primera instancia Nº23 de la ciudad de Buenos Aires – resolvió hacer lugar a la acción de amparo iniciada por Hendrickse en 2021, y ordenó a la obra social  la cobertura integral de la Cirugía de Reasignación Genital de femenino (vaginoplastia), al mismo tiempo que declaró «ilegal y arbitraria» la conducta de esta obra social.


Montserrat Hendrickse se define como «mujer trans, abogada, docente y mamá de 4 hijas».

Para la funcionaria, la cirugía es fundamental porque, según describió, «hace a tu vida íntima a tu autopercepción del cuerpo», y porque «es molesto vivir con genitales que no considerás tuyos, que chocan con tu identidad».

«Que lo demoren o lo dilaten a algunas personas les produce hasta daños psicológicos, aunque no es mi caso, soy bastante fuerte y resiliente», agregó. Este tipo de cirugías está incluida en la Ley de Identidad de Género Nº 26.743.

A su vez, Hendrickse consideró que «las obras sociales se aprovechan de la dificultad que tienen las personas integrantes del colectivo trans para acceder a la justicia» y denunció que esto es algo «sistemático» en el comportamiento de esta obra social respecto de la población trans.

El reclamo comenzó en 2020 cuando la funcionaria le pidió a la obra social que le dieran cobertura para la cirugía. «Me empezaron a dar vueltas y a pedir la historia clínica, que en realidad no corresponde, pero yo igual la acompañé y ahí lo congelaron, no se pronunciaron durante un año, les pedí un pronto despacho, acudí a la Justicia e inicié un amparo», repasó Hendrickse.

Antes de este fallo, la justicia había tomado una medida cautelar en la que también obligó a cubrir la cirugía.

«Cumplieron y ya le pagaron al médico, tengo fecha para la cirugía el 14 de octubre», confirmó la funcionaria bonaerense. «Pero quedaba la decisión de fondo que la dictaron ayer y me la comunicaron este viernes, que confirma lo que adelantaron en la cautelar, que no puede dilatar pidiendo cosas que no hay que pedir, con vueltas y sin responder a mi pedido», advirtió.

Entre los principales fundamentos, el fallo citó el artículo 11 de la ley de Identidad de género, que establece que la persona podrá «a fin de garantizar el goce de su salud integral, acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales (…) para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa».

Y, el documento judicial, recordó que «la vaginoplastia es una intervención quirúrgica que ayuda a adecuar el cuerpo a la identidad autopercibida y que se encuentra expresamente enumerada en el artículo 1º del anexo del decreto reglamentario 903/PEN/2015 de la Ley de Identidad, el cual desarrolla el alcance del artículo 11 de la ley 26.743».

En cuanto a la operación la abogada contó que será acompañada por su familia y explicó que durará entre 8 y 9 horas y «es compleja».

«Extraen los genitales, los testículos y el pene, y con parte de glande y el escroto se hace una vagina, se hacen los labios superiores y mayores y un clítoris, esas distintas operaciones llevan bastante tiempo», describió.

En ese sentido, el fallo del juzgado aclaró que la intervención deberá realizarse «en los términos indicados por su médico tratante, sin necesidad de requerir ninguna otra documentación que aquella con la que ya cuenta, y aclarando que la cobertura integral comprende, entre otros, la totalidad de los gastos de medicamentos, estudios médicos y honorarios profesionales que pudieran generarse, tanto sean previos, simultáneos o posteriores».

Cristina Montserrat Hendrickse nació en la ciudad de Buenos Aires hace 58 años, pasó por el Liceo Militar en los años de la dictadura cívico militar; estudió derecho en la Universidad de Buenos Aires; vive con su pareja Liliana, su actual esposa, y tuvo a sus 4 hijas. Fue recién en 2016 que asumió su identidad de género, en 2017 rectificó su documento y desde entonces, también milita por los derechos del colectivo travesti, transgénero y transexual.

Fuente: Télam



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.