«La nula capacidad de trabajo del personal del IPS»

"La nula capacidad de trabajo del personal del IPS"

En marzo de 2021, después de más de 30 años de servicio, decidí iniciar mi trámite jubilatorio como docente de la provincia de Buenos Aires.

Nunca imaginé que algo que, según los abogados previsionales debía salir en unos meses, aún hoy no obtenga respuestas.

El problema se manifiesta por la nula capacidad de trabajo del personal de IPS (dos años sin trabajar más allá de la mentira del trabajo virtual, cosa que nunca sucedió).

A eso, sumarle la absoluta falta de capacidad, de buenos modales, de respeto por quien aportó toda una vida.

Ofrecen como medios de contacto una dirección de mail que nunca responden, o un número de teléfono -148 del Gobierno de la Provincia, donde (siempre que tenga ganas) un empleado con pocas ganas se limita a responder: “No sabemos cuánto se puede demorar su trámite” y ante el cuestionamiento se limitan a cortar o victimizarse: “Señor, no me conteste así…”.

Lamento haber nacido en este país por millones de razones. Una de ellas es por darme cuenta que un piquetero o un preso liberado tiene más derechos que alguien que trabajó toda su vida, con mucho esfuerzo.

Una jubilación (además digital) no puede demorarse tanto, tanto como 18 meses. Todo es degradante en este país terminado.

Adrián Bihurrun / adrianpb003@gmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Cuando digo que el kirchnerismo considera a los jubilados el “último orejón del tarro” juro que no es una sensación o el deseo de un reconocimiento especial.

Según los datos oficiales de la BIEP (Base Integrada de Empleo Público) el PAMI y la ANSeS juntos, a principios de 2020, contaban con 26.490 empleados que costaban alrededor de 3.144 millones mensuales al Estado.

En marzo de 2022 eran 26.407 con un costo de 7.423 millones. En este periodo donde la inflación fue del 123%, el Estado aumentó el total de esos sueldos un 136%. Nada mal. En cambio, las jubilaciones se ajustaron un 106%, 30 puntos menos.

Dicho de otro modo, esos 26.000 puestos de trabajo equivalen a ¡255.429 jubilaciones mínimas!. Con los aumentos de este año el promedio mensual de los sueldos de esos organismos hoy es de $ 453.165, mientras los indicadores del Ministerio de Trabajo informan que el promedio de las jubilaciones en septiembre es de solo $ 67.753. ¿Qué tal?

Resulta curioso que todos estos haberes, de trabajadores y jubilados salen de la misma alcancía del Estado, que se nutre de impuestos, aportes y la maquinita de imprimir plata.

Todo esto me lleva a recordar que el principio de igualdad y no discriminación es fundamental para la salvaguardia de los Derechos Humanos. Por eso debemos exigir a un Estado que se autoproclama defensor de esos derechos, que las jubilaciones dejen de ser un absurdo 15% de los sueldos del personal activo y además que como estos, se actualicen por encima de la inflación.

Cualquier fórmula o norma que nos excluya y restrinja al goce a una vida digna como los demás es un delito, más grave aún, porque se está discriminando a una clase pasiva indefensa.

Amigos jubilados cambiar este gobierno, hipócrita y autoritario es imposible. Creo que tenemos una tarea mayor y definitiva. Consiste en la próxima vez elegir dirigentes capaces y honestos. Algo de lo que hoy carecemos.

Matías Aníbal Rossi / matiasrossi2014@gmail.com

Lo que escriben con la mano lo borran con el codo. Otro acto más de impunidad es el intento de promover suspender las PASO, forma electoral que se estableció por la Ley 26.571/2009 en pleno gobierno K.

Ahora, ante la posible pérdida de votos por consecuencias de desaciertos de quienes gobiernan, por la falta de idoneidad y autoridad del poder, inflación desmedida, el afectar arteramente a los jubilados, mentir, desdecirse una constante, pobreza e indigencia en aumento, cierre de fuentes de trabajo, consecuencias de la pandemia por yerros del gobierno y su entorno con víctimas, excesos de poder, etc., etc., quieren suspender las elecciones Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias en algunos distritos federales.

Las mismas están vigentes conforme al Art. 14 de la ley antes citada. Violarla es inconstitucional. Espero que el Poder Legislativo por haberla sancionado o el Poder Judicial por intentar infringirse la misma, no sean serviles al poder de turno, y veten todo intento de profanarla.

Se debe cumplir con la Ley como corresponde, en vez de seguir traicionando a la ciudadanía, para favorecer a un gobierno autoritario y antidemocrático, al cual responden impunemente, sólo los traidores a la patria.

Rodolfo C. Castello / rccastello@hotmail.com

Soy Argentino, tengo 86 años, trabajé y estudié desde los 14. Soy jubilado y hace 14 años, no es un error, es un horror, inicié un juicio contra la ANSeS.

En todo ese tiempo tuve tres veredictos favorables, el último el año pasado, ahora, ya hace un año la ANSeS da vueltas y vueltas buscando pretextos para demorar el pago de lo que me corresponde.

Debo aclarar que mis aportes laborales fueron de más de 40 años. Pero cuando entro en cólera pensando que están esperando que me despida de este mundo, me tranquilizo al razonar qué puedo esperar de un gobierno que no cree en el mértio, de un Presidente que dijo que saltarse en la fila de un vacunatorio no era ningún delito, que faltó a su propio DNU con una fiesta en Olivos, con una vicepresidente que en un veloz fallo cobra más de 4.000.000 de pesos mensuales de una jubilación y pensión de privilegio, mientras la mayoría de los jubilados no pasan los $ 40.000.

Me iré de este mundo con el sabor amargo de no poder ver a una Argentina justa y equitativa, donde los políticos sólo sean empleados circunstanciales que deben prestar al pueblo un servicio calificado.

Eduardo Héctor Pena / penaeduardo636@gmail.com

¿Cuál será la gota que hará rebalsar el vaso? La inflación devora, los trabajadores atrapados entre las cuerdas del alquiler, expensas, prepaga, colegio, seguro, Internet, supermercados, remedios; ni hablar los jubilados con esos haberes que no cubren la canasta de indigencia.

A excepción de la casta política, la cual no hace ni el mínimo sacrificio, el resto es carne de cañón, pero para todo hay un límite, los mansos también se cansan.

Susana Mastronardi / susumastro@gmail.com



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.