la pista de los 20 mil dólares y la emboscada

la pista de los 20 mil dólares y la emboscada

Emilio Giménez (49) era muy conocido como empresario de la Feria de Guaymallén, donde su familia lleva más de 50 años con puestos de venta de frutas por mayor. Cuando lo mataron volvía del trabajo a su casa. Traía un bolso con dinero y alcanzó a darse cuenta de que lo venían siguiendo.

Giménez hacía todos los días el mismo recorrido para volver a su casa, en el barrio Barrio Jardín Urquiza, a 200 metros de la cancha de fútbol del club Murialdo, en Villa Nueva Guaymallén. Estaba casado y tenía dos hijos, una adolescente de 15 años, y un varón de 11.

Era un vecino muy querido, solidario y trabajador. «Disfrutaba salir a pescar, juntarse a comer asado, buen padre, hijo y amigo. Estamos muy impactados y pedimos Justicia», dijo su amigo Marcelo Astudillo.

Este jueves, a las 16, antes de llegar a su casa, había ido a dejarle frutas y verduras a su mamá que vivía a cuatro cuadras del sitio donde lo asesinaron.

Cuando regresaba a su vivienda, en la esquina de Quintana y Newbery, a solo dos cuadras de su casa, dos asaltantes le cruzaron una camioneta Jeep blanca y otra vehículo, una Toyota RAV gris, lo encerró por atrás.

El empresario venía hablando por teléfono con su socio y alcanzó a decirle que lo estaban siguiendo. No llegó a cortar. El socio -ahora testigo de la causa- escuchó el estruendo de la maniobra marcha atrás y el golpe de la camioneta Amarok de Giménez contra el portón de una casa cuando intentaba escapar de los asaltantes. Y, unos segundos después, cuando bajaron los ladrones y lo ejecutaron dos disparos.

Escaparon sin llevarse el dinero porque la camioneta estaba incrustada en un portón y, de inmediato, salieron los vecinos a la calle.

Las cámaras de la vía publica mostraron cómo huyeron los asaltantes, al menos cinco personas pueden verse. Uno de los vehículos de los delincuentes, la camioneta Toyota, quedó en el lugar y el otro, la Jeep, apareció a 20 cuadras, en calle Colombia y Francia de Guaymallén.

Ambas habían sido robadas y tenían pedido de captura. En el interior de la camioneta los investigadores encontraron manchas de sangre en la puerta trasera izquierda, que será peritada para intentar dar con los asesinos.

Sobre el monto que llevaba Giménez, los investigadores hablan de 20 mil dólares, casi 6 millones de pesos que estaban en ese bolso y que los asesinos no alcanzaron a llevarse. Seria el dinero de la venta de un camión, según precisaron allegados al caso.

Giménez recibió un tiro en el pecho y falleció en el lugar, ante la consternación y el dolor de sus amigos, familiares y vecinos, que llegaron a los pocos minutos porque era una persona muy conocida y querida en Villa Nueva. 

Este viernes a las 7.30 de la mañana, los trabajadores del Mercado Cooperativo de Guaymallén hicieron una protesta en el frente del predio de calle Sarmiento en pedido de «Justicia por Emilio Giménez».

Sus colegas contaron que Giménez era “una excelente persona, daba mucho trabajo y que siempre estaba listo para ayudar».

Edgardo Basile, presidente del Mercado Cooperativo de Guaymallén, habló ante las cámaras de canal ) de Mendoza: «Esta vez le tocó a Emilio, lamentamos su muerte. Del robo diario no estamos exentos, pero esto ya se desbordó. Estamos desprotegidos y conmocionados. Pedimos Justicia», dijo.

Mendoza. Corresponsal.

GL



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.