Los matarifes advirtieron sobre las desventajas de terminar con la venta en media res

Los matarifes advirtieron sobre las desventajas de terminar con la venta en media res

La proximidad de la entrada en vigencia del nuevo sistema de comercialización de carne en piezas no mayores a 32 kilos está intensificando el debate al interior de la cadena cárnica.

Desde el Consorcio de frigoríficos exportadores ABC ya se expresaron a favor de la implementación de la medida al considerar que «actualizará al sector para que alcance los estándares utilizados en la mayor parte del mundo», y detallaron que «el producto se venderá en porciones más livianas y pequeñas, un avance que permite satisfacer la demanda de cada carnicería de acuerdo a las preferencias del público«.

Pero desde la Cámara de Matarifes y Abastecedores (Camya) afirmaron que el nuevo formato de comercialización tiene una serie de desventajas sanitarias y económicas, y diferenciaron el sistema de cuarteo que entrará en vigencia con el sistema de venta en cortes envasados al vacío, que rige en los países más desarrollados y al que la cadena aspira a llegar en el futuro. «Si hacemos un breve comparativo entre algunas de las características del comercio de carne en cajas de cortes envasados al vacío o Box Beef con el cuarteo propuesto, vemos que solo comparten un factor: mayores costos. El resto son puntos en contra», advirtieron.

Desde Camya enumeraron una serie de desventajas del cuarteo.

-Sanitarias: aumenta la superficie expuesta a contaminaciones y la carne no queda protegida por ningún tipo de envase.

-Vida útil: igual o menor a la media res.

-Calidad: igual o menor a la media res.

-Conservación: igual a la media res.

-Trazabilidad: expuesta a fallas por rotulado. No es por corte.

-Fletes: aumenta el costo por peor cubicaje y procedimientos de descarga.

-Mermas: aumenta la merma por mayor superficie expuesta.

-Comerciales: no permite distribuir cortes en función de la demanda.

-Operativas: se dificulta la carga y descarga en la distribución.

-Económicas: beneficia solo a la industria exportadora, que ya cuenta con instalaciones. El resto de la cadena no genera escala suficiente para compensar las nuevas inversiones.

-Subproductos: no se aprovechan en fábrica, ya que los huesos y grasas “viajan” con los cuartos del frigorífico a las carnicerías y de éstas a las graserías.

-Requiere conocimientos de despostada del carnicero, sin escala que lo justifique.

-Costos: se incrementan por inversiones en frio y cuarteo, menor cubicaje en transporte y mayores costos y tiempos de descarga.

«La única ventaja de cuarteo sobre la media res es que evita el inhumano esfuerzo que hace el trabajador, cargando las reses sobre sus espaldas. Pero esta situación se salvaría de un modo racional y sencillo, que es permitir la descarga de productos por medios mecánicos, cualquiera sea su tamaño. Es decir, se están utilizando como argumentos a favor del cuarteo condiciones de otro producto: la carne en cajas. Esta comparación mentirosa, utilizando los beneficios de la carne en cajas como si fuesen del cuarteo, hace que se intente imponer “contra natura” una modalidad de comercialización. que a todas luces es desfavorable», advierten desde la cámara.

Luego afirman que para que se modernice el comercio de carnes, «la modalidad de venta de cortes anatómicos en cajas tendrá que ganar su lugar en el mercado».



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.