Los rituales satánicos de Ezra Miller y por qué se llamaba así mismo Dios y el Diablo

Los rituales satánicos de Ezra Miller y por qué se llamaba así mismo Dios y el Diablo


Cada vez con mayor frecuencia, Ezra Miller se convierte en el foco de la polémica por sus controvertidas acciones, muchas de ellas rozando -o directamente siendo- un delito. El actor ha protagonizado varios episodios de gran repercusión como el acoso y agresión que cometió en Hawaii o cuando robó botellas de alcohol en una casa, uno de los más recientes.

A parte de todas esas secuencias que ya son públicas, la revista Vanity Fair ha sacado a la luz las pruebas de que el Ezra Miller tiene comportamientos muy peculiares. En ellas lo más destacado que concierne al joven actor  tiene que ver hasta con rituales satánicos.

Varias personas del entorno de Ezra Miller han desvelado que abusaba verbal y emocionalmente de sus más allegados, puesto que se refería a sí mismo alternativamente como «Jesús» y «El diablo», lo que para él le daba vía libre a cualquier comportamiento.

Una foto para la policía. Ezra Miller, detenido en Hawaii, en marzo de 2022. Foto AP

Un altar para rituales satánicos

Entre esos rituales satánicos destaca un altar donde obligaba a las mujeres que se prestaban a sus delirios o eran directamente obligadas a dejar sus teléfonos y realizaba otro tipo de ofrendas con ellas al llegar. Además, contaba con un consejero espiritual que aseguraba que «ellos eran el próximo Mesías y que los masones estaban enviando demonios para matarlos».

Su entorno ha asegurado que entre esas prácticas tan controvertidas siempre tenían cabida las armas de fuego. Según un viejo amigo, cuando acudió a visitarle hace unos meses vio «más armas que nunca, y tres niños pequeños corriendo entre ellas. La niña más pequeña cogió una bala y se la metió en la boca».

El medio estadounidense Vanity Fair ha contado que muchos de esos casos ilegales han desaparecido. Posiblemente el motivo haya sido que tanto él como su equipo han pagado a sus presuntas víctimas para acabar con sus polémicas.

La aceptación de sus problemas

Ezra Miller, actor de The Flash, entre otros éxitos de Hollywood tiene 29 años. Luego de acumular múltiples denuncias por maltratatos, abusos y robos, reconoció que tiene «problemas complejos de salud mental»,

La joven estrella hollywoodense se expresó por escrito en una publicación enviada a la revista especializada Variety: «Tras atravesar una época de crisis intensa, ahora entiendo que estoy sufriendo problemas de salud mental complejos y he comenzado un tratamiento continuo«, afirmó.

Ezra Miller, en "The  Flash".

Ezra Miller, en «The Flash».

«Quiero disculparme ante cualquiera a quien haya podido alarmar o molestar con mi comportamiento. Me comprometo a hacer el trabajo necesario para poder regresar a una fase de mi vida sana, segura y productiva», añadió en su nota.

Una larga lista de problemas

Ezra Miller, actor que se dio a conocer por películas independientes como Tenemos que hablar de Kevin o Las ventajas de ser un marginado, saltó a los titulares por causas ajenas a su trabajo por primera vez en abril de 2020, cuando se difundió un vídeo en el que se le veía agarrando del cuello y tirando al suelo a una admiradora que se acercó a bailar con él en un bar en Reikiavik.

En marzo de este año fue arrestado en Hawai por alteración del orden y acoso en un bar y recientemente fue acusado de robo y allanamiento de morada en Vermont por llevarse unas botellas de bebidas alcohólicas de una vivienda en ausencia de sus propietarios.

Pero más alarmante aún fue la denuncia de una madre que lo acusaba de manipular y retener a su hija de 18 años en su casa. Como así la de otra mujer de Massachusets, que consiguió una orden de alejamiento contra el actor por amenazas y por haber actuado de manera inapropiada con su hijo de 12 años.

Ahora se agrega lo dicho por la gente de su entorno, acerca de sus rituales satánicos.

WD



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.