Mauricio Macri ya tiene candidato y las extrañas alternativas de Rodríguez Larreta

Mauricio Macri ya tiene candidato y las extrañas alternativas de Rodríguez Larreta


Macri apuesta por Macri. La frase que repiten muchos dirigentes de Juntos por el Cambio cuando se consulta por una eventual candidatura presidencial del ex mandatario podría replicarse en la Ciudad. Con un sensible matiz. En el distrito que gobernó durante ocho años, entre 2007 y 2015, Macri (Mauricio) le juega sus fichas a otro Macri (Jorge).

¿Será entonces el ministro de Gobierno porteño la carta del PRO para la interna con el radical Martín Lousteau? Momento. Mientras Jorge Macri ostenta el apoyo clave de su primo, el jefe del distrito duda. O al menos no cierra ninguna puerta. Horacio Rodríguez Larreta, de él se trata, dijo que habilitará a que participen todos los que se sientan capacitados y con ganas. Al menos en estas instancias previas.

La que ya levantó la mano es la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña. También amagó y se mantiene en gateras Fernán Quirós, el ministro de Salud y quien vio reconvertir su carrera por el lugar que le dio la pandemia (y supo aprovechar). A la primera, algunos la imaginan más para completar una fórmula. A Quirós, no lo ven aún decidido.

«Si Quirós quiere, por la imagen que tiene, casi que ni hace falta que hable y va a medir bárbaro. Pero hay que ver si quiere», avisa uno de los funcionarios más cercanos a Larreta. Rápido, Jorge Macri ya dijo que no le disgustaría Quirós para completar el binomio. En una charla con Clarín, el ministro de Salud se anotó pero hasta ahí

Hay quienes ven esa jugada del jefe de Gobierno de mostrar a Quirós como una repuesta al apoyo de Macri (Mauricio) a Macri (Jorge). Sería para incomodarlo al ex presidente, en esa puja sorda (al menos en público) que mantienen por la puja mayor: el sillón de la Rosada. Si bien es cierto que fue Larreta quien convocó al ex intendente de Vicente López para que lo ayude en su carrera presidencial, de entrada dejó en claro que no habría exclusividad para sucederlo en CABA.

Incomodidad por Lousteau

Lo cierto es que esa apertura distrital del jefe de Gobierno incluye sociedades que al ex presidente lo fastidian. ¿Cuáles? Puntualmente la aceitada relación entre Larreta y Lousteau, que implicó entre otras cosas cargos en la Ciudad y lugares en la Legislatura para ese sector de la UCR (Evolución).

«Es verdad que a Mauricio eso le molesta, porque él quiere obviamente que este distrito siga siendo amarillo. Y también es verdad, y ya lo reflejó no sólo en privado sino también en público, que su candidato en la Ciudad es Jorge«, confirmaron a Clarín cerca del ex presidente.

Un dato anexo: el coordinador de la comunicación de Jorge Macri es Fernando de Andreis, uno de los dirigentes más cercanos al ex mandatario. No se descarta incluso que termine convirtiéndose en su jefe de campaña. Las vueltas de la política: en 2015 ocupó ese cargo pero para Larreta, que debutaba en la interna contra Gabriela Michetti.

Fue esa tanda electoral, hace ya 7 años, en la que Lousteau le produjo un fuerte susto al PRO y a Larreta, cuando quedó a muy pocos puntos del balotaje. El actual senador radical contó con el inestimable apoyo del kirchnerismo/anti macrismo para el mano a mano.

¿Y hoy no vuelve a ser un riesgo Lousteau? «Si tenemos un solo candidato del PRO, para una interna, no debería ser problema», minimizan cerca de Larreta. Se verá.

La performance electoral del economista tuvo altibajos. El clímax lo consiguió en ese balotaje de 2015. Ese mismo año le había ganado fácil la interna a Graciela Ocaña para jefe de Gobierno y después superó los 20 puntos en la primera vuelta.

En 2017, pelea con Macri y Larreta mediante porque no lo dejaron participar de la interna, se volvió de la embajada de Estados Unidos para postularse por afuera y bajó a poco más de 10% como cabeza de lista para diputados. En 2019 se candidateó para senador ya como aliado de Juntos por el Cambio y le fue mucho mejor, pero con el ex presidente y el jefe de Gobierno traccionando en la lista.

¿Más candidatas o nuevas chicanas?

En el revoleo de nombres que hacen cerca del jefe de Gobierno, piden no descartar a dos mujeres: «Hay que ver qué hace Patricia (Bullrich), si no le da la nafta para una presidencial. Y la que siempre nos gustó, y por eso la pusimos de candidata en la Ciudad el año pasado, es María Eugenia (Vidal)».

Quienes siguen de cerca la interna, por fuera del mundo Larreta, sonríen: «Andá a preguntarle a Patricia a ver si quiere ir a la Ciudad… Antes la mencionaban en Provincia. Son todas operaciones del Pelado (por Larreta) para socavarla. Y a María Eugenia no la veo, no sé. Está recorriendo el país. Por ahí le molestó que ustedes pusieran que Mauricio la ve bien para presidenta». Cuando la fuente habla de «ustedes», se refiere a una columna de Santiago Fioriti en Clarín, dos domingos atrás.

Como también contó este diario, más que esperar que se le acabe la nafta, Larreta aceleró para vaciarle el tanque a Bullrich. En la Ciudad confían en que por estructura y (sobre todo) fondos para la campaña, la presidenta del PRO podría bajarse más temprano que tarde. Ella jura que no y se ilusiona con encuestas que la dan competitiva

En cuanto a Vidal, ya avisó que quiere recorrer el país, que si no es ahora puede ser más adelante y que hará lo que sea mejor «para derrotar al kirchnerismo». En el larretismo intentan mantener la buena relación con la ex gobernadora, pero cambió el semblante. Si hace un año, esa instalación nacional de ella era funcional «por si se cae el jefe de Gobierno», con la elección acercándose, incomoda un poco más.

«La idea de que Mariú va a hacer lo que le convenga a Horacio no existe. No va a tomar una decisión sin consultarlo o hablarlo en una mesa, pero va a hacer lo que a ella le parezca mejor», concluye un dirigente que se para equidistante de ambos. Por ahora, lo que le parece mejor no estaría en la Ciudad. Igual falta.

Mirá también

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.