Por tercer día, levantan las barreras en las autopistas a La Plata y a Mar del Plata

Por tercer día, levantan las barreras en las autopistas a La Plata y a Mar del Plata


Por tercer día consecutivo, las barreras de los peajes en la autopista Buenos Aires-La Plata y en el corredor del Atlántico (caminos que llevan hasta ciudades de la costa bonaerense) permanecen levantadas por una protesta de los trabajadores.

Es un conflicto que estalló luego del despido supuestamente “injustificado” de trabajadores que pertenecen a la empresa Aubasa, concesionaria del servicio vial. Y también por un reclamo gremial por presuntos malos tratos y dificultades para mantener un diálogo con las autoridades de la compañía, en medio de un programa de reconversión que podría derivar en reducción de puestos laborales.

La medida de fuerza fue dispuesta por el Sindicato Único de Trabajadores de Peajes y Afines (Sutpa), una entidad que creó y lideró por años Facundo Moyano, ex diputado nacional y dirigente del Frente de Todos, ahora alejado de ese espacio.

La protesta comenzó el miércoles y aunque hubo una reunión con el Ministerio de Trabajo y un pedido de conciliación obligatoria, Sutpa decidió mantener el paro. Así, desde mitad de semana los autos, camiones y colectivos pasan por los puestos de peaje sin pagar.

Según plantearon en Aubasa, esta decisión provocó la pérdida de “más de 40 millones de pesos en concepto de servicios de peaje” para la firma estatal. En el gobierno y en la compañía creen que “no existen motivos que justifiquen un conflicto de esta magnitud, que causa daños irreparables” dijeron. Sospechan de intencionalidad política. Aunque no aclaran cuál sería.

Sutpa denunció un incumplimiento del acuerdo paritario​, que contempla la creación de una mesa de trabajo para establecer pautas en la aplicación de nuevas tecnologías y reconversión laboral. Y también se quejan porque habría “incompetencia, destrato y falta de predisposición al dialogo del presidente de la empresa, Ricardo Lissalde”, un ex diputado que fue designado este año por Axel Kicillof en Aubasa.

El gremio acusó a Lissalde por el despido de un gerente a quien antes habrían “destratado y amenazado”. Esa metodología también alcanzaría al vice de la empresa, Felipe Vismara, y al gerente de Recursos Humanos, Luis Barreiro. “Todos actúan con el mismo nivel de intolerancia”, se quejan desde el sector laboral.

Además de la interrupción del cobro de la tarifa por el uso del servicio, los trabajadores realizan protestas en los puestos de Dock Sud y de Hudson. Y difundieron en las redes sociales del gremio el testimonio de los trabajadores afectados por los despidos.

Protesta, paro y barreras levantadas en la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Una empresa estatal en proceso de cambios

Aubasa tiene la concesión del acceso a la Capital Federal por el sur: son 54 kilómetros que unen el centro porteño con la capital de la provincia. Además, tiene a su cargo el mantenimiento y la administración de 850 kilómetros de carreteras y autovías en la zona costera.

Incluye la estratégica Ruta 2, 400 kilómetros de vía que unen el Área Metropolitana con Mar del Plata.

La empresa estatal atraviesa dificultades financieras (por retrasos en los cuadros tarifarios) y un proceso de readecuación que encaró Lissalde. “Desde hace varios meses mostramos intención de dialogo para poder trabajar conjuntamente para la reconversión laboral de nuestra actividad, pero el funcionario no está dispuesto a sentarse con los trabajadores”, denuncian en el gremio que creó Moyano, hijo de Hugo, el histórico líder camionero.

Se buscaría transformar las estaciones de cobro con otros sistemas. Se analiza instalar “antenas de cobro” como en otros corredores y accesos, pero los dirigentes gremiales aseguraron que “no están contemplando qué lugar tendrán los trabajadores de cabina y cómo será la reconversión o capacitación”.

El listado de reclamos incluye el “cierre arbitrario” de una oficina de atención al publico que estaba en Mar del Plata. “Teniendo en cuenta que la actividad de peaje está en proceso de evolución y reconversión, el presidente de la empresa pretende mandar al personal de la oficina al peaje, sabiendo que no hay funciones para ellos en ese lugar”, dijeron desde Sutpa.

Protesta, paro y barreras levantadas en la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Protesta, paro y barreras levantadas en la Autopista Buenos Aires-La Plata.

En julio de este año Aubasa inició los trámites para la actualización tarifaria y aplicó (desde mediados de agosto) un incremento de hasta el 50% en el precio de los tickets para la categoría automóvil.

Para recorrer el camino entre las ciudades de Buenos Aires y La Plata hay que abonar $ 100 en horario normal y $ 120 en el denominado horario pico. Hasta ahora, ese viaje costaba $ 66 y $ 84 en cada categoría.

De acuerdo con el nuevo cuadro tarifario autorizado por el gobierno de Kicillof, el costo en la Ruta 2 para coches de hasta 2.500 kilos pasó de $ 120 a $ 180 en cada puesto (Samborombón y Maipú). Y la tarifa bonificada (de lunes a viernes en períodos fuera de temporada o de fines de semana largos), de $ 100 a $ 150.

No obstante el ajuste, Aubasa requiere asistencia mensual del Tesoro de la Provincia para poder funcionar. El 70% del pago de sueldos debe ser afrontado con recursos del Estado bonaerense, según dijeron a Clarín en Sutpa.

La Plata (Corresponsalía)

NS



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.