Que nada nos robe la Primavera

Que nada nos robe la Primavera


El auto circula por el Bajo en un día tibio, con sol a pleno, cielo totalmente despejado, ni una nube en el horizonte y un aire indisimulable de primavera anticipada. De repente, la marcha serena se ve alterada por un corte imprevisto que ninguna app había alcanzado a detectar.

Desde la radio del taxi, las noticias parecen brotar a borbotones. Y no son buenas. No hay respiro, ni aquí, ni allá, ni del otro lado del mundo, con su guerra interminable.

Por la ventanilla abierta se cuela el irresistible olor a pasto mojado. Tierra, agua, césped. Tres elementos esenciales se conjugan por una fracción de segundo e inundan el interior del auto. Es imposible no dejarse arrastrar por ese aroma que envuelve, y sus reminiscencias.

Superado el piquete, es ahora un semáforo en rojo el que obliga a frenar. El lugar no pudo ser más oportuno: un intenso aroma a café recién molido se escurre por las puertas abiertas del bar, aquí nomás, entremezclado con el de tostadas recién hechas y facturas horneándose.

Hay algo de primario, de vuelta al origen, de tibieza de hogar que se apodera de este taxi donde las noticias siguen sucediéndose pero que ahora, con esta sensación de deliciosa embriaguez, suenan cada vez más lejanas.

Cambia el semáforo a verde y se reanuda el viaje. Un auto con sus cuatro vidrios bajos, se pone a la par. La marcha lenta, producto del intenso tránsito a esta hora de la mañana, y que en otro momento hubiera sido causa de malhumor y quejas, se agradece como una bendición: el conductor de al lado se inclina hacia adelante y de repente a todo volumen estalla el Concierto de Aranjuez.

La voz de la radio sigue inmutable su letanía de robos, inflación, disparada del dólar. Pero la magia de la música la vuelve cada vez más débil. Como un torbellino, irrumpe en la memoria aquella frase: “Podrán cortar todas las flores pero no podrán detener la primavera”. Que así sea.

Mirá también

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.