qué opinan en Estados Unidos sobre la visita de Nicolás Maduro a la Argentina

qué opinan en Estados Unidos sobre la visita de Nicolás Maduro a la Argentina

EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

Está previsto que el presidente de Venezuela participe el martes próximo de la reunión regional en Buenos Aires.

El gobierno de Joe Biden no quiso comentar la visita a la Argentina del venezolano Nicolás Maduro, que llegaría a nuestro país para asistir el martes a la cumbre de líderes de la CELAC, pero expertos consultados por Clarín en Washington señalaron que los mandatarios americanos deberían aprovechar la oportunidad para presionarlo para que convoque a elecciones libres, respete la democracia y el estado de derecho.

Maduro, acusado de violaciones a los derechos humanos y considerado un dictador por Estados Unidos, fue invitado por el presidente Alberto Fernández, que hoy lidera la CELAC, junto con mandatarios de toda la región y todo indica por ahora que viajará. El jefe de la Rosada también invitó a Biden –que no asistirá y enviará a Chris Dodd, su asesor especial para la región— y al chino Xi Jinping, que intervendrá con un video.

Consultado por Clarín, el Departamento de Estado declinó responder: “Sin comentarios”, dijo un portavoz sobre el viaje de Maduro.

Venezuela es un asunto incómodo para Estados Unidos. Si bien la administración Biden recientemente ha suavizado su política hacia Venezuela –tras el evidente fracaso de la “mano dura” que buscó aplicar Donald Trump— Maduro sigue siendo considerado un dictador, tiene en Estados Unidos una orden de arresto por narcoterrorismo y está sometido a sanciones económicas junto a su familia y principales funcionarios.

Por otra parte, el gobierno de Biden ve hoy a Venezuela como una posible alternativa energética y tiene problemas con miles de refugiados venezolanos que huyen de la crisis y la violencia y buscan ingresar a suelo estadounidense. Necesita una solución.

La opinión de los expertos

Michael Shifter, del InterAmerican Dialogue, dijo que “la visita de Maduro a Argentina será dolorosa para los más de 7 millones de venezolanos que, por su sufrimiento y miseria, tuvieron que salir de su país desde 2014, con un número importante en Argentina. Maduro ha dejado un colapso económico y una catástrofe humanitaria sin precedentes en Sudamérica”.

«Sin embargo –afirma Shifter–, no es sorprendente que Maduro haya sido invitado a la reunión de CELAC. Con el fracaso rotundo de la estrategia contra el régimen venezolano de ‘presión máxima’, que consistía en aislamiento diplomático y medidas de castigo, hay un giro de enfoque hacia mayor ‘engagement’ o compromiso, con el fin de influir hacia una mayor apertura económica y política, utilizando las sanciones impuestas por Washington como herramienta de presión».

El experto agregó que «después de todo, Maduro participó en COP27, saludando al presidente Emmanuel Macron y a John Kerry, el zar del cambio climático de la administración Biden, además de que hubo visitas de altos oficiales estadounidenses a Caracas y un apoyo de Washington al acuerdo humanitario y con Chevron sobre petróleo».

«El gran interrogante es si los países miembros de CELAC, y también los Estados Unidos y Europa, están dispuestos aprovechar su compromiso con Maduro para presionarlo hacia un respeto al estado de derecho y un camino democrático, o más bien aceptar y legitimar su dominio dictatorial. La segunda opción sería muy decepcionante y desafortunada», añadió.

Geoff Ramsey, director del departamento de Venezuela de WOLA, organismo con sede en Washington que promueve los derechos humanos en América, dijo a Clarín que «la región ha entendido que la política de máxima presión terminó y que hoy la estrategia de compromiso con Caracas es que se encare una solución democrática vía negociaciones. El desafío para el presidente Fernández es ser claro en que Maduro no tiene un mandato democrático y al mismo tiempo comprometerse con el régimen».

Para Ramsey, «será un error para los líderes regionales de la CELAC no usar la oportunidad en Buenos Aires de alentar a Maduro a iniciar las negociaciones con la oposición para unas elecciones libres».

«Washington sabe que estamos en otro momento con Venezuela. El gobierno de Biden ha comenzado a comunicarse con Maduro, hubo varios viajes de diplomáticos estadounidenses a Caracas, incluso el presidente colombiano Gustavo Petro ya ha comenzado a relacionarse. La administración Biden entiende que cada país tiene diferentes aproximaciones a la crisis en Venezuela. Y que hay unidad en el llamado para las elecciones libres como solución de la crisis», agregó.

El experto señaló que «Maduro está sujeto a una orden de arresto de Estados Unidos por narcotráfico y otros cargos y si va a Buenos Aires asume riesgos legales. También es investigado por crímenes de lesa humanidad. Es importante para los países que sean claros que en régimen venezolano es un severo abusador de derechos humanos y que un compromiso con Caracas echará luz a la realidad en el terreno».

Javier Ruiz, experto en derecho penal internacional, dijo que si viaja a Buenos Aires Maduro sufre riesgos jurídicos en dos frentes: primero, con el proceso que se le sigue en la Corte Penal Internacional en La Haya y que lo acusa por crímenes contra la humanidad. En este caso, dice Ruiz, «solo hay investigación y acusación formal hacia Maduro, pero no hay orden de arresto».

«Otro frente jurídico es por una orden de arresto emitida por el Departamento de Estado, actuando en conjunto con el Distrito Sur de Nueva York, por la que se lo acusa desde 2020, e incluso ofrece recompensa, por cargos de narcoterrorismo», explicó.

«Existiendo una orden de detención en Estados Unidos, cualquier fiscal o juez federal, puede ejecutarla, aplicando el principio de Jurisdicción Universal, es decir, la jurisdicción penal internacional que está dada por la naturaleza del delito. Solo un juez federal puede hacerlo», señaló Ruiz.

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *