Ryan Reynolds perdió una apuesta y tuvo que hacerse una colonoscopía: «Me salvó la vida»

Ryan Reynolds perdió una apuesta y tuvo que hacerse una colonoscopía: "Me salvó la vida"


El actor compartió en las redes sociales un video para sus más de 40 millones de seguidores.

«Me encontraron un pólipo», reveló Ryan Reynolds, que filmó su propia colonoscopía y compartió el resultado en las redes sociales para generar conciencia sobre la importancia de realizarse el procedimiento y la detección temprana del cáncer colorrectal.

El actor de 45 años, apelando a su humor característico, suele mostrar hechos de su vida cotidiana junto a su familia, su esposa Blake Lively y sus hijos Inez, Betty y James, en sus cuentas de redes sociales. Esta vez decidió ir mas allá y aprovechar para crear conciencia sobre un problema que suele surgir en muchos hombres después de los 40 años.

El actor de «Deadpool» sorprendió a sus seguidores con un mensaje muy particular sobre su salud, con el que procuró generar conciencia sobre la importancia de los controles para la detección temprana del cáncer colorrectal.


«Me encontraron un pólipo», reveló Ryan Reynolds.

En su cuenta de Instagram, Reynolds, que además es vicepresidente del club de fútbol galés Wrexham Association Football Club, compartió un video que realizó en conjunto con la organización de concientización sobre el cáncer de colon Lead from Behind y Colorrectal Cancer Alliance, en el que dio cuenta de su propia experiencia.

Una apuesta que le salvó la vida

El actor canadiense relató en el clip que todo comenzó con una apuesta que le realizó a su colega y también dirigente del Wrexham, Rob McElhenney. Si su amigo aprendía a hablar en galés, él filmaría su colonoscopía.

El actor de "Deadpool" sorprendió a sus seguidores con un mensaje muy particular sobre su salud.
El actor de «Deadpool» sorprendió a sus seguidores con un mensaje muy particular sobre su salud.

«Rob y yo cumplimos 45 años este año y, ya sabes, parte de tener esta edad es hacerte una colonoscopia», explicó en el video. «Es un paso simple que literalmente podría, y quiero decir literalmente, salvar tu vida», agregó, sentado junto a su amigo, que también hablaba a cámara, pero en galés.

El clip comienza con el recorrido de Reynolds por el centro de salud. En la primera parte, se lo ve ingresando al NYU Langone Health, el centro de salud en el que se realizó la colonoscopia: «Normalmente, no filmaría un procedimiento médico y lo compartiría. Pero se trata de un estudio que literalmente puede salvar vidas».

En las imágenes se lo ve esperando en su camilla, hasta que aparece el médico Jonathan LaPook, el encargado de llevar adelante el estudio. Después de un fundido a negro, se ve a Reynolds despertándose de la anestesia, y luego a LePook analizando las imágenes del estudio, que arrojó la existencia de un pólipo «extremadamente sutil» en el lado derecho del colon del actor.

El estudio arrojó la existencia de un pólipo en el lado derecho del colon del actor.
El estudio arrojó la existencia de un pólipo en el lado derecho del colon del actor.

«Esto fue potencialmente un salvavidas para ti», le explica el médico. «Es exactamente por eso que es necesario hacerse este estudio».

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, «no existe una forma segura de prevenir el cáncer colorrectal», pero sí hay varias cosas que las personas pueden hacer para reducir el riesgo.

La principal, justamente, es la realización de una prueba de detección de cáncer colorrectal. El propósito es que, mediante el estudio, los médicos busquen indicios de cáncer en personas asintomáticas.

"Esto fue potencialmente un salvavidas para ti", dijo el médico.
«Esto fue potencialmente un salvavidas para ti», dijo el médico.

Según datos científicos, desde el momento en el que las primeras células anormales comienzan a convertirse en pólipos, tardan en general entre 10 y 15 años en convertirse en cáncer colorrectal.

«Estás interrumpiendo la historia natural de una enfermedad o un proceso que podría haber terminado convirtiéndose en cáncer y causando todo tipo de problemas», explicó LaPook.

«En cambio, no solo pudimos diagnosticar el pólipo, sino que podemos sacarlo». En la segunda parte del video se ve a McElhenney preparándose también para realizarse la colonoscopía.

En su caso, el estudio también resultó revelador: los médicos encontraron tres pequeños pólipos, que dijeron que no eran un gran problema y pudieron extirparlos.

ANSA



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.