AFIP

15 CLAVES DEL REGISTRO DE ALQUILERES

18/FEB/2021

Las 15 claves del nuevo registro para los contratos de alquiler ante AFIP

Cuánto tiempo hay para hacer el trámite, cómo realizarlo y quiénes están obligados a informar al ente recaudador.

Como parte de la Ley de Alquileres, sancionada a mediados de 2020, la AFIP reglamentó este miércoles la inscripción de los contratos de locación ante ese organismo. Aclaró que será necesario registrar todos los contratos celebrados a partir del 1° de julio del año pasado. A continuación, una guía con las claves de la medida que comenzará a regir desde 1° de marzo.

¿Cuánto tiempo tengo para inscribir el contrato?

Se deben registrar ante la AFIP dentro de los 15 días corridos posteriores a su celebración. Sin embargo, como la resolución general 4933 del organismo entra en vigencia a principios de marzo y es retroactiva a julio, el ente decidió brindar un plazo excepcional para realizar la inscripción.

De esta manera, hasta el 15 de abril se podrán informar los contratos cerrados a partir del día 1° de julio de 2020 y que continúen vigentes al 1° de marzo de 2021, como así también los contratos celebrados entre el 1 y el 31 de marzo de 2021 inclusive.

¿Qué contratos hay que declarar?

Se deben registrar los contratos celebrados, por cuenta propia o de terceros, aun cuando hayan sido firmados mediante plataformas digitales o aplicaciones móviles (por ejemplo, las web de alquileres temporarios). Con respecto al tipo de contratos, Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios,detalló que deberán inscribirse los siguientes contratos:

  • Locación de inmuebles urbanos, así como las sublocaciones.
  • Arrendamientos sobre inmuebles rurales, así como los subarriendos.
  • Locaciones temporarias de inmuebles -urbanos o rurales- con fines turísticos, de descanso o similares.
  • Locaciones de espacios o superficies fijas o móviles -exclusivas o no- delimitados dentro de bienes inmuebles. Por ejemplo, locales comerciales o “stands” en supermercados, hipermercados, shoppings, centros, paseos o galerías de compras, complejos, centros o “polos” gastronómicos, culturales, complejos comerciales no convencionales, ferias, mercados, centros de convenciones, multieventos o similares, terrazas, sótanos, azoteas u otros.

¿Quiénes deben registrar los contratos?

Es una obligación de quien asuma el rol de locador, arrendador, sublocador o subarrendador al momento de celebrar el contrato. Esto incluye a personas humanas, empresas y sucesiones indivisas. “En el caso de inmuebles que pertenezcan a sujetos residentes en el exterior, la obligación de registro estará a cargo de sus representantes en el país, cualquiera sea la modalidad de la representación”, explicó Domínguez.

¿Hay excepciones?

Están excluidos de registrar los contratos cuando las partes que lo celebren sean el Estado nacional, los Estados provinciales, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o los municipios, sus respectivas reparticiones, entes centralizados o descentralizados.

¿Las inmobiliarias pueden registrar los contratos?

Sí, aunque no están obligadas. “Los intermediarios, por ejemplo, las inmobiliarias, no tienen obligación de registrar los contratos de alquiler de inmuebles. Sin embargo, podrán hacerlo en representación de los locadores o arrendadores”, indicó Domínguez. En esos casos, el locador, arrendador, sublocador o subarrendador quedará exceptuado de registrar el contrato, a la vez que el intermediario confirma la participación en la operación económica.

¿Todos los condóminos deben registrar el contrato?

En el caso de los condóminos, es decir, cuando elinmueble pertenece a varias propietarios en forma indivisa, cualquiera de los locadores podrá registrar el contrato. Esto libera del deber informativo a los restantes propietarios siempre que, al momento del registro, se haya informado la totalidad de los integrantes.

¿Cómo es el trámite de registro del contrato ante AFIP?

Los contratos se deben registrar a través del servicio “Registro de Locaciones de Inmuebles-RELI-CONTRIBUYENTE”, al que se accede con clave fiscal.

La sanción de la Ley de Alquileres fue largamente pedida por los inquilinos y finalmente se aprobó en 2020. (Foto: Télam/Santa Cruz Alejandro).Por: Telam/Santa Cruz Alejandro

Si se modifica el contrato registrado, ¿hay que volver a informar?

Sí. Las modificaciones de los contratos registrados deben ser informadas dentro de los 15 días corridos posteriores a su realización.

¿Pueden los locatarios o arrendatarios informar los contratos?

Sí. Los locatarios o arrendatarios pueden informar los contratos a la AFIP a través de la opción “Declaración de Contratos” del servicio “Registro de Locaciones de Inmuebles-RELI-CONTRIBUYENTE”.

¿Cuál es el plazo que tienen los locatarios o arrendatarios para informar los contratos?

Los locatarios o arrendatarios pueden informar los contratos hasta 6 meses posteriores a la fecha de la finalización del contrato.

¿Qué sucede si se inician acciones judiciales?

Según explicó Domínguez, cuando se inicien acciones judiciales a causa de la ejecución de un contrato de locación, el juez debe informar a la AFIP sobre la existencia del contrato, a través del módulo “Comunicaciones Judiciales” del servicio “Registro de Locaciones de Inmuebles-RELI-JUZGADOS”. El juez tendrá que informar al ente recaudador antes de correr traslado de la demanda.

La AFIP dará un plazo especial hasta el 15 de abril para inscribir contratos celebrados desde el 1° de julio del año pasado. (Foto: NA/Marcelo Capece).Por: NA/Marcelo Capece

¿Cómo se informan los contratos celebrados en moneda extranjera?

Las operaciones concertadas en moneda extranjera (por ejemplo, dólares o euros) deberán informarse en pesos al tipo de cambio vendedor del Banco de la Nación Argentina para la moneda en cuestión, vigente al cierre del día hábil inmediato anterior a la celebración del contrato.

¿Cómo se pueden consultar los contratos registrados?

Los locadores, arrendadores, sublocadores o subarrendadores, los intermediarios y los locatarios o arrendatarios, pueden consultar los contratos registrados, en los cuales hayan sido informados.

“Para ello, deben acceder a la opción ‘Consultas de contratos’ del servicio ‘Registro de Locaciones de Inmuebles-RELI-CONTRIBUYENTE’, seleccionando la opción correspondiente”, señaló Domínguez. Allí, los locatarios podrán aceptar la información de los contratos registrados por los locadores o hacer las observaciones pertinentes.

¿Se debe cumplir también con otro régimen de información?

No. Los sujetos obligados a registrar los contratos de alquiler o arrendamiento de inmuebles están exceptuados del régimen de información previsto por la Resolución General 3285 de AFIP, por las operaciones vinculadas a los contratos de locación celebrados.

El Gobierno extendió el congelamiento de alquileres hasta fines de marzo. (Foto: Noticias Argentinas).

¿Los contratos se deben inscribir también en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA)?

Sí. En el caso de los contratos vinculados a la actividad de producción y comercialización de granos y semillas en proceso de certificación (cereales y oleaginosas) y legumbres secas también se deben declarar los contratos a través del Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), implementado por la Resolución General Conjunta 4248 del Ministerio de Agricultura, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, el Instituto Nacional de Semillas y la AFIP.

Fuente: TN

ENERO A LAS GANANCIAS

17/ENE/2021

Lo que hay que tener en cuenta en enero

Mientras muchos contribuyentes avanzan en completar la declaración jurada 2020, es clave no olvidar el cambio de año fiscal y ratificar o rectificar datos que para los empleados en relación de dependencia son determinantes en el sueldo mensual.

Pasada la primera quincena de enero, muchos contribuyentes focalizan la atención en el calendario impositivo 2021, donde el Monotributo por la recategorización obligatoria, que la AFIP extendió hasta el 31 de enero, y el Impuesto a las Ganancias se llevan las principales consultas.

En el caso de Ganancias, la mayoría de las dudas este año radica sobre cómo tramitar la devolución del adelanto del 35% por la compra de dólar y gastos con tarjeta realizados entre septiembre y diciembre últimos. Para aquellos que sea trabajadores en relación de dependencia alcanzados por el impuesto patrimonial, aun no esta disponible la posibilidad de deducir esas percepciones a través del formulario 572web.

Más allá de ese reintegro, existen fechas clave en torno a este gravamen patrimonial, más aún en estos primeros meses en los que puede mezclarse qué corresponde hacer con las deducciones según sea el año abordado. Esto porque Ganancias es un impuesto anual: rige desde el 1 de enero al 31 de diciembre, pero exige reportar información ante la AFIP con un calendario diferentes según el tipo de contribuyente.

El empleado puede cargar deducciones, percepciones y retenciones para suavizar el impacto de Ganancias sobre el salario mensual, pero el 31 de marzo es el plazo máximo para presentar el “cierre” 2020, vía el formulario 572web. A partir de ese, el empleador -agente de retención- procede a los ajustes correspondientes (si debe reintegrar algunos de los adelantos descontados durante el año, como por ejemplo la devolución por el anticipo de la compra de dólares).

Plazo para informar las deducciones del año fiscal 2020. (Foto: captura de pantalla Sidarig. AFIP)

Para los autónomos ese plazo opera entre el 11 y 15 de junio, mientras las empresas tienen otro calendario según las fechas de cierre de balances.

Lo que vence es la presentación de la declaración jurada del año previo: es decir lo que se informe hasta el 31 de marzo, corresponde a las deducciones de 2020, que deben hacerse con la tabla de alícuotas del año pasado. Entre las deducciones figuran:

  • hijos,
  • cónyuge;
  • gastos médicos,
  • intereses de préstamos hipotecarios
  • alquiler de vivienda permanente,
  • seguros de vida;
  • personal de casas particulares.

En paralelo y con el cambio de año, rige la nueva tabla de alícuotas con una actualización del 35%, poco más de un punto porcentual menos que la inflación del año pasado. Es allí donde el contribuyente de la cuarta categoría no debe olvidar iniciar el año fiscal 2021 y cargar las deducciones que correspondan en el formulario572 web.

Para no pagar Ganancias un trabajador soltero y sin hijos a cargo deberá tener ingresos mensuales menores netos (de bolsillo) a $74.812. En el caso de un empleado que deduce su cónyuge y a dos hijos, la cifra neta se eleva a $98.966.

Con la actualización del mínimo no imposible, también se elevan las principales deducciones que puede hacer el contribuyente. Es que según la ley de Ganancias, el alcanzado tiene derecho a realizar deducciones para aliviar la carga del tributo si es residente en el país, tiene hijos y/o un cónyuge, paga un crédito hipotecario o un alquiler, un seguro de vida, gastos médicos y también imputar otros gravámenes como el impuesto al cheque o la reciente alícuota de 35% por la compra de dólar ahorro.

Para 2021, las principales deducciones anuales quedaron en:

Tabla de deducciones anuales del artículo 30 de la ley de Impuesto a las Ganancias. (Fuente: AFIP)

Cada año fiscal, se pueden declarar ante la AFIP, esas deducciones que les permita descontar lo que deben tributar, pagos a cuenta o datos de pluriempleo (salarios pagados por un empleador diferente del que opera como agente de retención de Ganancias).

La carga del formulario

En el servicio Siradig-Trabajador, el trabajador en relación de dependencia deberá elegir el nuevo período fiscal. La AFIP precarga algunos parámetros “trasladados” de los años previos: empleadores o cargas de familia. No obstante, esas precargas deberán ser ratificadas o rectificadas por el contribuyente.

En el caso de la deducción por hijo, el sistema preguntará si se perciben asignaciones familiares o no y el porcentaje de deducción que aplicará el progenitor (50% o 100%), una vez reafirmado, esa carga de familia estará disponible en todo el año fiscal.

Primera carga de deducciones de Ganancias del año fiscal 2021. (Foto: captura de pantalla Siradig. AFIP)

Una vez cargadas las deducciones, el contribuyente deberá enviar el formulario on-line, a fin de que su empleador .agente de retención- las tenga en cuenta al momento de la liquidación mensual de los haberes.

Fuente: TN

MONOTRIBUTO 2021

14/DIC/2020

Cómo será la nueva tabla de categorías, las escalas de facturación y las cuotas

Si bien falta que la AFIP lo oficialice, el último aumento de jubilaciones, pensiones y asignaciones determinó cuál será la actualización del Régimen Simplificado

El Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes, más conocido como Monotributo, tendrá su actualización anual desde el 1 de enero próximo, con alzas de poco más de 31% para las escalas de facturación y cuotas mensuales. A la vez, servirán de referencia para la primera recategorización obligatoria que opera el 21 del primer mes.

Aunque todavía falta que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficialice las subas para las categorías y los pagos mensuales, el último aumento a jubilados, pensionados y asignaciones que paga la ANSeS (5% en diciembre) permite calcular cómo quedará el régimen en 2021.

Según establece el artículo 52 de la Ley de Monotributo, “los montos máximos de facturación, los montos de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales se actualizarán anualmente en enero en la proporción de las dos últimas variaciones del índice de movilidad de las prestaciones previsionales”.

También dispone que “las actualizaciones dispuestas resultarán aplicables a partir de enero de cada año, debiendo considerarse los nuevos valores de los parámetros de ingresos brutos y alquileres devengados para la recategorización prevista correspondiente al segundo semestre calendario del año anterior.

Así los parámetros tendrán un alza de 31,02% para todo el ejercicio fiscal 2021, porque -tal como sucede con la actualización del impuesto a las Ganancias- lo por tercer año consecutivo quedará por debajo de la inflación anual, estimada en torno a 37% para este año.

Este 2020 las escalas de facturación y cuotas se incrementaron en 51% contra una inflación que fue en 2019 de 53,8%. Lo mismo ya había pasado el año anterior, con un alza de 28,48% para el Monotributo y un IPC anual de 47,6% en 2018.

“Así la actualización queda por debajo de la inflación, y el pequeño contribuyente que actualice ingresos cerca del costo de vida queda expuesto a pasar a una categoría más alta y pagar una cuota más alta, o directamente quedar afuera del Monotributo, sin que eso signifique una mejora en los ingresos reales”, explicó el consultor tributario Sebastián Domínguez.

Si un pequeño contribuyente queda fuera del Monotributo, debe inscribirse en el Régimen General, por lo que va a tener que pagar el impuesto a las Ganancias, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y Autónomos, lo que implica una mayor carga fiscal.

Según el cálculo, el año próximo, el pequeño contribuyente no podrá excederse de facturar en todo 2021 más de $2.278.780,55 para aquellos que presten servicios o $3.418.170,85 para los que vendan productos.

A la vez, la cuota mínima (componente impositivo más aportes jubilatorios y obra social) pasará a $2562 para todos los monotributistas de la categoría mas baja y la máxima estará en $12.383 para los locadores y prestadores de servicios (categoría H) y en $19.280 para los comerciantes (categoría K).

El ente recaudador oficializará en los próximos días las categorías y cuotas del Monotributo 2021.

Mientras se terminan de elaborar las tablas finales, el Gobierno busca definir cambios en el régimen simplificado. El objetivo es realizar un pase más “suave” entre el Monotributo y el Régimen General, que de momento es “un salto al vacío”, como definen los tributaristas.

Cómo quedan las categorías y las cuotas para 2021

  • La categoría A, la más baja del Monotributo, tendrá el año próximo un máximo de facturación de $273.453, tanto de bienes como de servicios. La cuota mensual será de $2562.
  • La categoría tendrá una facturación anual de hasta $410.180 y una cuota de $2864 por mes, tanto para servicios como para los que venden productos.
  • La categoría abarcaráa aquellos pequeños contribuyentes que facturen por año $546.907. La cuota será de $3275 por mes para los prestadores o locadores de servicios $3219 para los comerciantes.
  • La categoría D tendrá un límite de facturación de $820.361 y cuotas mensuales de $3862 para servicios y $3770 para la venta de productos.
  • La categoría E será para quienes tengan ingresos brutos anuales hasta $1.093.014. La cuota por mes será de $5072 para los servicios y de $4561 para bienes.
  • La categoría F será parafacturación en el año de hasta $1.367.268, mientras la cuota mensual quedará en $6072 para servicios y de $5245 para la venta de productos.
  • La categoría se limita a ingresos anuales por $1.640.722 y cuotas de $7082 para servicios y $5972 para productos.
  • La categoría H será para una facturación en el año de hasta $2.278.780, mientras las cuotas irán de $12.383 para servicios (esta es la última categoría permitida para locadores y prestadores) y $10.332 para la venta de bienes.

Por su parte, las categorías más altas para los monotributistas que vendan productos quedarán de la siguiente forma:

  • La categoría I regirá para ingresos brutos anuales de hasta $2.677.577 y la cuota de $14.852 por mes.
  • La categoría J para facturación por hasta $3.076.353 y una cuota mensual de $17.058.
  • La categoría K será para facturación anual hasta $3.418.170 y cuota total de $19.280 por mes.

Beneficios por ser buen contribuyentes

Por la moratoria ampliada, cuyo vencimiento opera este martes 15, luego de dos prórrogas, los pequeños contribuyentes podrán acceder a bonificaciones, siempre que hayan cumplido de manera total de las obligaciones tributarias, tanto informativas como pagos, desde el 1 de enero de 2017 y el 26 de agosto de 2020, inclusive.

Para los monotributistas cumplidores, se estableció que serán eximidos del componente impositivo del pago mensual a partir del período fiscal enero de 2021 y se realizará en cuotas mensuales y consecutivas con un tope de $17.500. El beneficio varía de acuerdo con cada categoría del contribuyente.

A fin de obtener las bonificaciones, el contribuyente debe solicitar el beneficio hasta este martes 15 de diciembre por la página web de la AFIP y seguir los pasos que indica el sistema.

Fuente: TN

SE VIENE EL IMPUESTO AL SOLTERO

12/DIC/2020

Impuesto a las ganancias: a partir de qué salario se pagará en 2021

Se definieron las escalas para el tributo que regirán desde enero. Los montos y los detalles

El viernes se conoció la actualización del índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), que avanzó un 35,38%. La nueva cifra repercutirá en el universo de trabajadores alcanzados por el impuesto a las Ganancias en 2021.

Desde enero, el salario más bajo alcanzado por el tributo será de alrededor de $74.812 para los solteros sin familiares a cargo.

La ley 27.346 establece que el Ripte es el índice que se aplica para actualizar todos los años los valores del esquema tributario. Además, determinó que, para el reajuste de los valores que definen quiénes y cuánto tributan, el cálculo debe hacerse según el porcentaje de variación entre los meses de octubre. Además, en igual proporción se incrementan los valores de la tabla que determina con qué alícuota se tributa, según de cuánto sean los ingresos sujetos a la carga fiscal.

Desde el año que viene se actualiza el esquema.

Si bien los números exactos se conocerán cuando la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) los publique de manera oficial, teniendo en cuenta el porcentaje de aumento, se pueden establecer las cifras aproximadas.

En ese sentido, comenzarán a tributar quienes perciban un sueldo igual o superior a $74.812, sean solteros y no tengan hijos a cargo. Si se trata de un empleado que deduce a su cónyuge y a dos hijos, el menor ingreso mensual imponible será de unos $98.966. En caso de declarar deducción por dos hijos, el sueldo neto a partir del que se tributará rondará los $86.940.

Así,subirá de $58.232,65 a $78.835 el monto que se deduce anualmente por cada hijo a cargo, y de $115.471,38 a $156.325 la deducción por cónyuge (que solo es admitida si la persona no tiene ingresos, o los tiene pero son muy reducidos).

También se actualizan según el mecanismo legal los importes máximos deducibles por pagos de salarios y contribuciones del servicio doméstico y por alquileres. El tope de lo que podrá descontarse en los dos casos del ingreso sujeto al impuesto por todo 2021 será de $167.683.

Las cifras corresponden a los ingresos promedio mensuales que se cobren durante todo el año, incluyen el proporcional del aguinaldo y son netos de los aportes a la seguridad social.

Para los trabajadores autónomos, el ingreso mensual promedio alcanzado por Ganancias será de $41.920 si no se deduce ningún familiar. De $68.0087 si se declaran a cargo cónyuge y dos hijos, y de $55.060 si hay deducción por dos hijos.

La Justicia ratificó un fallo que prohíbe descontarles Ganancias

Hace un mes la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó una medida cautelar que impide retener el impuesto a las Ganancias a una pareja que recibe haberes previsionales. Consideró en la decisión la situación de vulnerabilidad” de ambos adultos mayores “que padecen afecciones de salud”.

La Justicia prohibió a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS) y a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) retener y descontar sumas en concepto del impuesto a las Ganancias sobre los haberes previsionales ambos jubilados.

El fallo de la Sala I del tribunal de alzada confirmó la medida cautelar dictada en primera instancia en la demanda declarativa de certeza que promovieron una pareja de adultos mayores que, además, reclamaron que se les reintegren los montos retenidos cuando haya sentencia definitiva.

En su demanda, los jubilados, identificados como M.P. y M.A.S., citaron como jurisprudencia el precedente “García, María Isabel” de la Corte Suprema de Justicia y plantearon la inconstitucionalidad de la Ley 20.684 para que se declare que los beneficios jubilatorios que perciben no se encuentran alcanzados por esa norma.

La AFIP se había opuesto a la cautelar en primera instancia, bajo el argumento de que no se había tenido en cuenta el interés público, y que, a diferencia del caso citado como jurisprudencia de la Corte, no se demostró el estado de “vulnerabilidad” de los jubilados o que los descuentos -cuyo monto no trascendió- resultaran confiscatorios.

Fuente: TN