DECRETO

DECRETO PRESIDENCIAL

30/ENE/2021

Se extiende el distanciamiento y se avala la vuelta de las clases presenciales

El Presidente ya firmó el decreto por el cual el distanciamiento social durará, al menos, hasta el 28 de febrero. Además, se priorizará el regreso a las escuelas, aunque la decisión final será de cada provincia. Los docentes pasarán a ser personal esencial.

A 48 horas de que se venciera el actual distanciamiento social preventivo y obligatorio (DISPO) desde el 21 de diciembre pasado, el presidente Alberto Fernández firmó este viernes el decreto para extenderlo. La medida fue publicada este sábado en el Boletín Oficial, y se extenderá hasta el próximo 28 de febrero.

El flamante DNU establece que “se buscará priorizar el funcionamiento de los establecimientos educativos con modalidades presenciales, y el reinicio de las clases se instrumentará de acuerdo a los parámetros del Consejo Federal de Educación”.

Sin embargo, en la Casa Rosada temen que la vuelta del ciclo lectivo en forma presencial provoque una aceleración en la llegada de la segunda ola de coronavirus en el país.

Por este motivo, el Gobierno barajó la opción de extender el DISPO por tan solo dos semanas más en lugar de las cuatro que decidió finalmente. Si bien el nuevo DNU no tendría grandes modificaciones en comparación con el vigente, existe la posibilidad de que el Presidente ordene algunos cambios durante el transcurso de febrero.

En el decreto también se destaca que cada provincia podrá decidir si reanuda las clases con los docentes y alumnos dentro de las aulas, y si eventualmente las suspende por un agravamiento de la situación epidemiológica, según publica el diario Clarín. Una postura similar a la que tomó el Gobierno con las restricciones nocturnas.

En el decreto de la extensión del DISPO se destaca que cada provincia podrá decidir si reanuda las clases con los docentes y alumnos dentro de las aulas o no. (Foto: NA)

En este sentido, el texto del DNU remarca que “en aquellos casos en que resulte necesario disminuir la circulación de personas a fin de mitigar la propagación del virus SARS-CoV-2, se deberán implementar políticas sanitarias que prioricen el funcionamiento de los establecimientos educativos con modalidades presenciales”.

Por este motivo, el personal docente y el no docente será incluido en el listado de actividades esenciales por lo cual podrá comenzar a circular en el transporte público con la correspondiente autorización.

Qué actividades seguirán vedadas

Por su parte, seguirán prohibidos los eventos culturales, sociales, recreativos, religiosos o familiares y actividades en general de más de veinte personas en espacios cerrados y en espacios privados al aire libre.

Para tomar la decisión de extender el DISPO, el Presidente esta vez no convocó a los 24 gobernadores para debatir la situación epidemiológica en las jurisdicciones. La última reunión que hizo, por videoconferencia, fue el 6 de enero, cuando sondeó la posibilidad de llevar adelante un “toque sanitario”.

En esta ocasión, el jefe de Estado terminó de afinar los detalles del nuevo DNU con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, el jueves por la noche. Y puso su firma este viernes, luego de haber participado de una reunión con el Grupo de Puebla desde su despacho de la Casa Rosada.

SERVICIOS, TARIFAS y DECRETO

17/DIC/2020

El Gobierno comenzará a revisar cambios pero mantiene el congelamiento por tres meses

La decisión fue comunicada este jueves a través de un decreto publicado el Boletín Oficial

El Gobierno comenzará a estudiar cambios en las tarifas de energía eléctrica y de gas. Si bien se mantendrá el congelamiento de precios por los próximos tres meses, los entes reguladores renegocian los montos que terminarán afectando a los consumidores.

La medida fue publicada este jueves en el Boletín Oficial.

A través del Decreto 1020/2020, el Poder Ejecutivo determinó que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) estarán al frente del proceso de renegociación.

De acuerdo con el texto, podrán prever “adecuaciones transitorias de tarifas”, antes de finalizar el proceso de revisión integral que no podrá extenderse más de dos años.

Los entes reguladores deberán organizar un banco de datos del proceso de renegociación, llevar adelante los regímenes de audiencia pública, de consulta pública y de participación ciudadana que resulten pertinentes.

“Los acuerdos definitivos o transitorios deberán formalizarse mediante actas acuerdo con las concesionarias o licenciatarias y los titulares del Enargas y del ENRE, así como del Ministerio de Economía, quienes los sucribirán ‘ad referendum’ del Poder Ejecutivo”, establece el texto del decreto.

Además de la extensión del congelamiento en los precios, también se prorrogó la intervención del ENRE y del ENARGAS por un año o “hasta que se finalice la renegociación de la revisión tarifaria”. Mientras perdure la intervención, el ENRE mantendrá su competencia sobre el servicio público de distribución de energía de las concesionarias Edenor y Edesur.

Un tiempo de “transición”

En los últimos días desde el Ministerio de Transporte se mencionó la previsión de aumentos para el transporte público del Área Metropolitana en los primeros meses de 2021. Se sumó asi a las pistas dadas desde el Gobierno respecto de un tiempo de transición para ir hacia incrementos de los servicios públicos.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, afirmó recientemente que “hay correcciones que probablemente se empiecen a hacer, pero nunca van a ser tarifazos, ni nada de lo que estuvimos acostumbrados estos últimos cuatro años”.

Si bien el funcionario no habló de fechas exactas, anticipó modificaciones. “Este Gobierno ha tomado una decisión desde el primer día, que fue defender a los que menos tienen. No vamos a tomar ninguna decisión que atente contra eso. Ese es nuestro compromiso político”, aclaró.

En ese sentido, insistió en que las miradas están puestas en la reactivación económica de cara al 2021. “Lo que está establecido en el Presupuesto es que las pautas inflacionarias que se perciben tengan una correlación con las posibilidades que tienen los argentinos de afrontar los servicios públicos”, remarcó. “Lo que necesitamos es que primero recuperen su capacidad de compra, sus haberes jubilatorios en términos reales, y sus salarios”, sostuvo Cafiero.

Fuente: TN