INFLACION

ENERO: INDICES Y CANASTAS

17/FEB/2021

Las canastas que miden la pobreza y la indigencia aumentaron más que la inflación en enero

La canasta básica total subió 4,2% durante el primer mes del año, según difundió el Indec, y corresponde a los bienes que necesita una familia tipo. Tanto el índice alimentario como el total subieron más que los precios promedio.

La canasta básica total, que se utiliza para determinar la línea de pobreza, aumentó 4,2% en enero. Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia, subió 4,6% en el primer mes del año. Ambos indicadores avanzaron a un ritmo mayor al 4% que marcó el índice de precios al consumidor (IPC) en el primer mes del año.

Según los últimos datos, publicados este miércoles por el Indec, la canasta básica total cerró en $18.271 por persona. Se trata de un indicador que incorpora alimentos pero también considera bienes y servicios de otro tipo. Así, una familia tipo necesitó $56.459 para no caer en la pobreza.

Por su parte, la canasta básica alimentaria, sumó $7677 por persona en enero, lo que significó que una familia tipo necesitó $23.722 mensuales para no ser indigente.

La canasta básica alimentaria mide la línea de indigencia mientras que la canasta básica total marca los ingresos necesarios para no ser pobre. (Foto: Indec).

Con respecto a los datos interanuales, la canasta básica alimentaria aumentó 44% contra enero de 2020, mientras que la canasta básica total subió 39,8% en los últimos 12 meses. Si bien la primera desaceleró la variación de 12 meses en comparación con diciembre, cuando había marcado 45,5%; la segunda incrementó el ritmo, ya que el mes pasado había mostrado una suba interanual de 39,1%.

Al igual que en el caso del dato mensual, el dato que compara con el mismo mes del año previo también superó al índice de precios al consumidor, que anotó un alza de 38,5% en el último año.

Suba en los alimentos y fiscalizaciones

El precio de los alimentos preocupa al Gobierno ya que afecta especialmente a los sectores más vulnerables de la población, que destinan una mayor parte de su ingreso a esos productos. Dado que las canastas básicas tienen un fuerte componente alimentario, los incrementos que mostraron en enero fueron en línea con el alza del rubro “alimentos y bebidas no alcohólicas”, que avanzó 4,8% en enero y superaron el promedio. En algunos productos, las subas llegaron a 40% en enero.

Como paliativo a esta situación, el Gobierno anunció un aumento de 50% en el monto de la Tarjeta Alimentar y busca cerrar cuanto antes un acuerdo de precios y salarios con el objetivo de alinear las expectativas de inflación.

Fuente: TN

Noticia en desarrollo, que está siendo actualizada.-

DOLAR E INFLACION QUE SE NOS VIENE

17/FEB/2021

A cuánto llegarán el dólar y la inflación en los próximos meses: los pronósticos del sector privado para la economía argentina

Estiman que la actividad tendrá un rebote de 5,2%, inflación de 47,7% y un dólar mayorista a $126,48 para fin de año

Según las proyecciones del mercado, este año la economía argentina tendrá un rebote de 5,2% —luego del desplome que registró en 2020 como consecuencia de la pandemia— y el porcentaje de inflación anual será de 47,7% (1,2 puntos porcentuales menos que la predicción anterior). En tanto, esperan que el dólar mayorista alcance los $126,48 a fin de año. Esas son las predicciones del último informe de Latin Focus Consensus, donde se que reflejan las estimaciones de un grupo de 40 consultoras y fondos de inversión.

“Se espera que la economía recupere en 2021 algunas de las pérdidas del año pasado, gracias a un repunte de la demanda interna y a una economía mundial revitalizada en medio de la eliminación gradual de las restricciones. Sin embargo, el aumento de la inflación, los desequilibrios macroeconómicos y los controles de capital afectarán la actividad. Las prolongadas renegociaciones de la deuda y la lenta campaña de vacunación complican el panorama”, señaló el informe de Latin Focus Consensus. El crecimiento estimado de 5,2% es 0,2 puntos porcentuales más alto que la estimación que habían realizado en enero pasado. Para 2022, la estimación de crecimiento es de 2,4 por ciento.El peso está destinado a perder más terreno en el futuro, en medio de una inflación elevada y una economía frágil

El crecimiento esperado para América Latina es de 4,3%. El país con expectativas más altas es Perú, con una estimación de 9,5%, seguido por Chile y la Argentina, con 5,2%. Luego, se ubican Colombia (4,9%), México (4%) y Brasil (3,5%).

Sin embargo, las consultoras y fondos relevados advierten sobre el pesimismo de los consumidores durante el cuarto trimestre del año pasado, lo que sumado a la aceleración inflacionaria restringió el gasto de las familias. “La inflación aumentó a 38,5% en enero desde el 36,1% de diciembre, marcando la cifra más alta en cinco meses. Mientras tanto, el aumento mes a mes en los precios al consumidor tuvo la cifra más alta en más de un año. Este año, el financiamiento monetario del déficit fiscal a través de una expansión sostenida de la base monetaria avivará la inflación”, proyectaron los economistas de FocusEconomics.La inflación anual de 47,7% proyectada para la Argentina es la segunda más alta de la regiónLa inflación anual de 47,7% proyectada para la Argentina es la segunda más alta de la región

La inflación anual de 47,7% proyectada para la economía argentina en 2021 es la segunda más alta de la región. En primer lugar se ubica Venezuela, con un estimado de 1.535%, mientras que el promedio para América Latina es de 6,9% anual. Detrás de la Argentina, se ubica Uruguay con 7,4% anual; México y Brasil, ambos con 3,6% anual; y Chile, con 3% anual.

El informe también destacó el pesimismo de los consumidores sobre su futura situación financiera y sobre las condiciones económicas generales en 2021. Los economistas encuestados por Latin Focus Consensus Forecast proyectan un crecimiento del consumo de 6% en 2021, que es 0,7 puntos porcentuales más con respecto a la previsión del mes pasado. Para 2022, esperan una expansión del consumo privado de 3%.El aumento de la inflación, los desequilibrios macroeconómicos y los controles de capital afectarán la actividad

Con respecto al precio del dólar mayorista, el informe destaca que cotizaba a $88,54 el pasado 12 de febrero, una depreciación de 3,4% en el último mes. “El peso está destinado a perder más terreno en el futuro, en medio de una inflación elevada y una economía frágil. Nuestro panel considera que el peso finaliza en 2021 en $126,48 y 2022 en $166,56 ″, anticipó el relevamiento, que se realiza en forma mensual.

El informe también proyecta que las tasas de interés se mantendrán elevadas durante 2021, mientras el Banco Central intenta limitar la depreciación de la moneda local. Los analistas de Focus Economics ven las tasas de las Leliq en 42,33% para fines de 2021 y de 36,42% para fines de 2022.

Fuente: INFOBAE

CUBRIR EL AGUINALDO DE LA INFLACION

17/DIC/2020

Qué opciones hay para invertirlo y cubrirse de la inflación o un salto dólar

El mercado financiero local brinda una serie de alternativas a corto mediano plazo cambio de sumas acotadas con mejores retornos que un plazo fijo. También otras para aquellos dispuestos a asumir mayores riesgos

Si tienen margen, muchas personas suelen pensar a esta altura del año en ahorrar al menos una parte de la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario (SAC), más conocido como aguinaldo, y la principal duda pasa por cuáles elementos financieros serían los más eficaces a la hora de cubrirse de la inflación o de una eventual devaluación.

Si bien la primera opción que les puede surgir a la mayoría de los ahorristas conservadores es constituir un plazo fijo existen en el mercado varias alternativas a corto, mediano y largo plazo que ofrecen retornos mucho más interesantes, y que no implican tener un conocimiento acabado del mercado financiero. Ni siquiera desembolsar grandes sumas de dinero.

Tres millones de personas eligen en la actualidad el plazo fijo como herramienta de ahorro, aunque la tasa que paga está en torno al 37%, por lo que el año próximo perderá contra la suba de precios esperada, al menos por los analistas relevados mensualmente por el Banco Central (BCRA) que la ubican en 50% para 2021

En ese sentido, lo primero que tiene que definir es si se busca cubrir los ahorros de la inflación o de la devaluación del peso. Una vez tomada la decisión se abre un abanico de opciones más o menos conservadoras, según sea el perfil del cliente, comentó José Ignacio Bano, gerente de research de InvertirOnline.

Para quien busque ganarle a la inflación, las opciones más al alcance de la mano del pequeño ahorrista o comerciante son los bonos atados a la evolución de los precios.

Se trata de los bonos CER, que actualmente están pagando la inflación del período más un 6% al final de la vida del elemento. “Es una buena opción porque hay una serie que vence en abril próximo, así que es corto el plazo y podés cubrirte de la inflación”, indica el analista.

Estos bonos que son en pesos, son considerados de bajo riesgo, y pueden comprarse a través de los bancos, a través de algunas plataformas virtuales o bien por agentes de bolsa. La mayoría no tienen costo de apertura de cuenta, ni mantenimiento ni monto mínimo para acceder. En general el desembolso inicial arranca en $1000.

Para quien busque ganarle al devaluación del peso, en tanto, la alternativa que recomienda Bano fue la “estrella” de los últimos meses ante las mayores restricciones al acceso a la divisa oficial (cupo mensual de US$200 por persona y cargas impositivas que encarecen la operatoria en 65%. Se trata de los bonos dólar-linked.

Los pequeños ahorristas pueden acceder, a través de su banco o de un agente de bolsa, a los fondos dólar-linked, que conjugan una canasta de bonos en divisas y otros en pesos calzados a futuroEn este tipo de instrumentos, se puede acceder desde $100 y el rendimiento es la devaluación oficial más 2% o 3% según el fondo y el plazo de que se trate.

Otra opción, suma Bano, son las cauciones bursátiles, que pueden hacerse por plazo de un día o más y pueden servir por ejemplo para sacar un rendimiento con dinero que se tiene inmovilizado en el banco entre que se deposita el sueldo y el vencimiento de la tarjeta de crédito.

En tanto, para personas más arriesgadas, una buena opción son los Cedears, que son los certificados de depósito de acciones de sociedades extranjeras u otros valores que no operan en el mercado local. Permiten adquirir, en pesos, títulos de gigantes mundiales como Apple, Coca-Cola, Walt Mart, Testa, entre otroas.

“Esta es una inversión más a largo plazo, porque las acciones son las más rentables en el tiempo”, sostiene Bano. En la Argentina se puede operar con unas 200 empresa a través de Cedears y entre 50 y 60 firmas son las que más demanda generan. La inversión es variable, pero accesible: hay certificados que van de $1500 a $4000, aproximadamente.

“Lo importante es que es el cliente el que define el riesgo que va a correr. Puede diversificar comprando un bono CER, un fondo dólar linked y algún Cedear”, completa el especialista.

Fuente: TN