INSEGURIDAD INFORMATICA

EXTORSION SEXUAL | MODALIDAD DELICTIVA

19/FEB/2021

Aumenta la “sextorsion” en 2021: cómo actuar ante estos ataques

El incremento de casos se relaciona al mayor uso de videollamadas. “Estas estafas son peligrosas e intimidantes”, advierten expertos en seguridad.

Especialistas en seguridad informática revelaron que solamente en enero se registraron cerca de medio millón de casos de sextorsión. Si bien la mayoría de estos ataques extorsivos tuvieron como víctimas a usuarios de habla inglesa, también se registraron en otras latitudes. En Argentina hubo más de 21.000 casos en el mencionado período, según datos provistos por investigadores de la firma de ciberseguridad Avast.

La sextorsión es un tipo de fraude informático que consiste en notificaciones (pueden ser vía correo electrónico, mensajeros, etcétera) en las que el atacante asegura que grabó a su víctima en momentos sexuales, o que cuenta con fotos o videos con contenido sexual explícito, y pide una suma de dinero para no divulgar ese material en la escena pública. En muchas ocasiones solicitan una transferencia de bitcoins. Además, algunos ataques incluyen un temporizador que presiona aún más a las personas afectadas con una cuenta regresiva que, al finalizar, supuestamente marcará el límite para la divulgación de aquellas escenas.

Según comentaron desde la mencionada compañía, el aumento de casos se explica en buena medida por el mayor uso de aplicaciones de videollamadas como Zoom, herramienta que, es sabido, han incrementado exponencialmente su popularidad en tiempos de pandemia y distanciamiento social. En este punto, cabe recordar que especialmente Zoom ha tenido numerosas fallas de seguridad y los piratas informáticos que realizan acciones de sextorsión aprovechan esa situación para presionar a sus víctimas, en la mayoría de los casos sin tener en su poder material sensible.

“Las estafas de sextorsión son peligrosas e intimidantes, e incluso pueden tener consecuencias trágicas que lleguen a provocar el suicidio de las personas afectadas. Durante la pandemia, los ciberdelincuentes han visto una gran oportunidad para llevar a cabo con éxito este tipo de ataques, ya que la gente pasa más tiempo en Zoom y delante de su computadora”, comentó al respecto Luis Corrons, investigador adjunto de Avast. “A pesar del miedo que puedan dar estos correos electrónicos, instamos a la gente a mantener la calma si reciben un mensaje de este tipo y a ignorarlo, ya que no es más que una artimaña de los ciberdelincuentes que intentan hacerse con su dinero”, recomendó.

“Los delitos contra la intimidad, el honor y la imagen de las personas en Internet proliferan y cobran formas impensadas. La difusión no consentida de imágenes personales (incluso por alguna expareja o compañero circunstancial), la sextorsión y hasta el hackeo de cuentas personales para perjudicar a alguien son algunas de las formas que toma el cibercrimen y que requieren de una nueva conciencia. Un conocimiento profundo sobre cómo se llevan adelante estos actos y cómo podemos protegernos para intentar prevenirlos o actuar frente a ellos”

Consejos para las víctimas de sextorsión

  • Es importante saber que usualmente los extorsionadores no cuentan con el material que dicen tener. Apelan a las amenazas para chantajear a sus víctimas y conseguir su cometido: una transferencia de dinero que frene esa posible difusión.
  • Los expertos aconsejan siempre mantener la calma ante este tipo de fraudes y no actuar por impulso. Tal como señalamos anteriormente, los atacantes usualmente no poseen ninguna grabación.
  • Se recomienda dar a esas notificaciones y tratamiento similar al spam: ignorar esos correos o mensajes, eliminarlos, no responder y nunca seguir los pedidos de los extorsionadores.
Los casos de sextorsión aumentaron en paralelo al mayor uso de herramientas para videollamadas (Foto: FBI)
  • En caso de que el atacante incluya una contraseña que se ha filtrado y que daría mayor credibilidad a su amenaza, lo mejor es cambiar ese password por otro seguro.
  • “Siempre se sugiere contactar de manera inmediata a un abogado especializado en estas cuestiones para que resguarde la evidencia junto a un escribano y un perito informático. En la desesperación, la gente actúa emocionalmente y elimina la evidencia lo que entorpece mucho el proceso. Es clave poder certificar la evidencia”, señaló el antes citado experto Miguel Sumer Elías, abogado, docente y especialista en cibercrimen, privacidad y emprendimientos digitales.

Fuente: TN / TECNO