LA MATANZA

VIOLENTO ASALTO EN LA MATANZA

15/FEB/2021

Violento asalto a un policía en La Matanza: le gatillaron en la cabeza pero las balas no salieron

Los ladrones eran cinco y escaparon con el arma reglamentaria y el auto de la víctima.

El sábado a la noche un joven policía fue atacado brutalmente por cinco delincuentes cuando salía de su casa de la localidad bonaerense de Villa Celina, en La Matanza. La víctima iba vestida de civil y fue sorprendida cuando se subía a su auto, que estaba estacionado en la vereda.

El violento asalto ocurrió en las últimas horas en Martín Ugarte al 1200 y fue registrado por una cámara de seguridad ubicada en la misma cuadra. Las imágenes permitieron a los investigadores reconstruir toda la secuencia y son ahora una prueba clave en la causa para identificar a los sospechosos, que permanecen prófugos.

El efectivo recién terminaba de abordar su vehículo cuando otro auto de color azul metalizado se detuvo a la par, del cual bajaron rápidamente los asaltantes y se le abalanzaron bajo la modalidad conocida como “robo piraña”.

Gentileza TN

Los ladrones bajaron a golpes al policía del Volkswagen Bora, le pegaron en la cabeza con la culata de sus armas cuando estaba tirado en el piso y hasta le gatillaron varias veces. Afortunadamente, los disparos no salieron y el violento episodio no se convirtió en una tragedia.

Antes de escapar en el coche del agente, los agresores también le quitaron su arma Bersa modelo BP9CC calibre 9mm, con el cargador colocado con ocho municiones intactas y su credencial identificatoria de grado, indicó el portal local Info La Matanza que además difundió el video del ataque.

La causa es investigada por el fiscal Claudio Fornaro, de la U.F.I. Nº 1 del Departamento Judicial de La Matanza, quien ya tomó declaración testimonial a la víctima y ordenó el relevamiento de cámaras y pericias en el lugar del hecho.

Intentaron robarle la moto a un policía y respondió a los tiros

Días atrás, un policía mató de un balazo a uno de los cuatro presuntos “motochorros” que intentaron robarle la moto cuando se dirigía junto a su mujer a su casa en el partido bonaerense de La Matanza.

El hecho ocurrió en el cruce de las calles Éufrates y Settino, de la localidad de Rafael Castillo, y en principio el efectivo de la Policía bonaerense no quedó detenido ya que la justicia determinó que actuó en legítima defensa.

Todo comenzó cuando el policía, que se desempeña en el área Logística en la Jefatura Departamental de La Matanza, se hallaba franco de servicio y vestido de civil y se movilizaba junto a su mujer a bordo de una moto Rouser 200.

El hombre se identificó como policía cuando lo interceptaron los delincuentes y extrajo su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria, tras lo cual se originó un tiroteo en el que uno de los asaltantes murió al recibir un balazo a la altura del abdomen.

Fuente: TN

BARBARIE EN BUENOS AIRES

28/DIC/2020

Asesinaron de un tiro a un nene de tres años en La Matanza y sospechan que se trató de una venganza contra un familiar

Al menos dos hombres dispararon hacia la casa donde vivía la víctima en circunstancias que se investigan. La Justicia ya identificó a los presuntos autores del crimen

Un nene de tres años fue asesinado de un balazo en el pecho en González Catán, partido de La Matanza, cuando al menos dos personas abrieron fuego en dirección a la casa en donde se encontraba junto a su familia. Si bien las circunstancias del crimen aún no fueron esclarecidas, la principal hipótesis de los investigadores sostiene que se trató de una venganza contra el tío de la víctima, identificado como Cristian Iñigo de 20 años, a raíz de una “disputa barrial” que tenía con los sospechosos.

Todo comenzó minutos antes de la medianoche del sábado en calle Larraya al 4900, cuando un grupo de hombres que viajaban a bordo de un Ford Focus gris intentó robarle la moto a un vecino. Al escuchar sus gritos, Iñigo salió de la casa en la que estaba con Benjamín, su sobrino de tres años, los padres y la abuela del nene.

Al ver al joven, al menos dos de los asaltantes comenzaron a disparar en dirección a la vivienda, aunque sin conseguir herirlo. Sin embargo, una de las balas le dio en el pecho a Benjamín, que se había acercado a la puerta, mientras que otra impactó contra la pierna a su abuela, identificada como Josefa Monserrat de 61 años.

De urgencia, el chico fue trasladado a la Clínica Figueroa Paredes, donde murió producto de la herida. En tanto, Monserrat recibió asistencia médica y se encuentra fuera de le peligro.

Tras lo ocurrido, el fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios de La Matanza, ordenó una serie de pericias en el lugar del hecho, donde la Policía Científica secuestró tres vainas servidas calibre 22 largo.

Benjamín Iñigo, el nene de tres años asesinado en La Matanza (Foto: Facebook/@MatanzaSufre).

La hipótesis de venganza

Al ser entrevistado por los investigadores, Cristian Iñigo contó que el jueves 24 tuvo un entredicho con tres jóvenes que viajaban en moto, cuando se encontraba con amigos en la vereda de su casa. El joven aseguró que uno de ellos era un adolescente y que iban armados. Además, dijo que luego de intercambiar insultos, se fueron disparando al aire y prometieron que “volverían por venganza”.

La principal hipótesis de investigación sostiene que los agresores formaban parte del grupo que intentó robarle al vecino el sábado por la noche y que, al reconocer a Iñigo, abrieron fuego contra él. También se determinó que el Ford Focus gris en que el que se desplazaban había sido robado horas antes en la localidad de Laferrere.

Según fuentes del caso, los sospechosos ya fueron identificados y el fiscal Medone ordenó varios allanamientos de urgencia para poder atraparlos. Uno de ellos es menores de edad, tiene antecedentes por robo de automotor y fue trasladado este año al instituto de menores de Abasto, de la ciudad de La Plata.

En tanto, la familia de Benjamín realizó durante la tarde del domingo una movilización en la puerta de su casa, donde ocurrió el crimen, para reclamar el pronto accionar de la Justicia. “Ya a mí bebé no me lo devuelve nadie. Vamos a reunirnos en la cuadra de mi casa solo para pedir justicia por mí bebé”, dijo Melina Acevedo, madre de la víctima.

Fuente: TN

ABUSO, ROBO DE MENORES Y TRATA DE PERSONAS

02/DIC/2020

En nombre del “Señor”: siete detenidos y 69 víctimas rescatadas de un “templo” en La Matanza

Una banda de falsos pastores evangélicos forzaba a sus seguidores a desprenderse de “lo más preciado”. Hubo operativos en Buenos Aires, Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén y Entre Ríos

La “Tía Eva” dirigía todo: el templo, la voluntad de sus fieles y una red de delitos contra la integridad sexual, la identidad y, obviamente, la propiedad. La comunidad religiosa autodenominada  “Filadelfia”  operaba en Buenos Aires y otras varias provincias, e incluso en países limítrofes.

Este miércoles, tras un megaoperativo donde participaron 250 agentes de la Policía Federal Argentina y la Gendarmería Nacional, detuvieron a siete integrantes de la organización criminal y rescataron a 69 víctimas.

El templo “Filadelfia” se dedicaba a la trata de personas, lavado de dinero, delitos contra la integridad sexual de menores y adultos, contra la identidad y contra la vida. En total, se hicieron 23 allanamientos en las provincias de Buenos Aires, Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén y Entre Ríos.

Según los investigadores, las y los miembros de la “comunidad” sustraían menores a sus padres biológicos para inscribirlos luego como hijos de varias mujeres de la organización. Además, se pudo establecer que los detenidos cometieron instigación al suicidio en perjuicio de un joven que se había reconocido como homosexual, hecho por el que sufrió permanentes hostigamientos y agresiones.

Siempre bajo “la palabra divina”, el joven había sido obligado a desnudarse públicamente, fue golpeado y sufrió agresiones (como baldazos de agua fría), entre otras atrocidades. Finalmente el joven se quitó la vida.

La banda cometía delitos contra la integridad sexual, la identidad y la propiedad. (Foto: Ministerio de Seguridad)

A raíz de un operativo realizado en 2019 por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, se inició una investigación que, en aquel momento, concluyó con varios allanamientos por los delitos de trata de personas y lavado de dinero. En ese entonces, se comprobó que la organización criminal operaba con un minucioso sistema de captación de personas para, posteriormente, explotarlas laboralmente y someterlas a la servidumbre.

En aquel procedimiento fue detenida la “Tía Eva”, una de las líderes de la organización, que forzaba a sus fieles a desprenderse de “lo más preciado”. Hubo 26 detenidos. Se incautaron casi 40 mil dólares, más de un millón de pesos y 17 vehículos.

El personal de GNA y de PFA, junto con el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Número 3 de Morón, a cargo del Dr. Juan Pablo Barral, secretaría Número 9 de la Dra. Mariana Sioli, continuó con la pesquisa a partir de reiteradas denuncias que realizaron las víctimas.

“Evitar el pecado”, la excusa para las atrocidades

El grupo, oculto bajo una presunta vocación religiosa, comenzó sus actividades en el país entre 1972 y 1973 y estaba liderado por “Tía Eva” y dos cómplices a quienes se las acusa, hasta ahora, de dos abusos sexuales (en el marco de acciones “religiosas” con el objetivo de “evitar el pecado”) contra, por lo menos, un menor. Dado su forma de actuar y el modus operandi, este tipo de hechos se fueron reiterando a lo largo de los años.

Con un “templo” principal emplazado en el Gran Buenos Aires y “anexos” en varias provincias y -según se presume e investiga- en Brasil y Paraguay, captaban personas en distintas partes del país. Centralmente, esas captaciones eran realizadas sobre niñas y niños en situaciones de pobreza y vulnerabilidad. Bajo mecanismos de persuasión y coerción les hacían creer que la líder de la organización era una persona con un poder supraterrenal.

Una vez cooptadas, las víctimas eran obligadas a vivir en condiciones deplorables, carentes de higiene y con una alimentación degradante. No se podían comunicar con sus familias, no se les permitía ir a la escuela y quedaban, además, sin su documentación personal. También eran obligados a trabajar en una panificadora que poseía la organización.

En el megaoperativo rescataron a 69 víctimas. (Foto: Ministerio de Seguridad)

En conferencia de prensa, la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic destacó “el trabajo profesional, pormenorizado y sigiloso que realizaron las fuerzas” en auxilio de la Justicia. En ese sentido, remarcó que el operativo “no despertó las sospechas de nadie, por lo que se consiguió ingresar a los lugares y desbaratar la organización”.

El secretario de Seguridad y Política Criminal, Eduardo Villalba, agregó: “Estamos muy satisfechos y vamos a redoblar los esfuerzos en este tipo de investigaciones para desbaratar el delito complejo”.

Junto a Frederic y Villalba estuvo el subsecretario de Intervención Federal, Luis Morales. Además, en representación de la PFA asistieron el jefe y el subjefe de la fuerza, Juan Carlos Hernández y Osvaldo Mato; y las máximas autoridades de la Superintendencia Federal de Intervención Territorial, Pablo Daniel Moreno, de la Superintendencia de Investigaciones Federales, Gustavo Acero, y del Departamento Unidad de Investigación de Trata de Personas, Dardo Castro.

Fuente: TN