MORENO

GENDARME MATÓ A UN LADRÓN

02/FEB/2021

Un gendarme mató a un ladrón que apuñaló a un vecino durante un robo en Moreno

El hombre fue asaltado por personas con las que había acordado la venta de un celular y sufrió un corte en la pierna.

Un efectivo de Gendarmería vio cómo dos ladrones atacaban a puñaladas a un vecino al que trataron de robarle en Moreno y mató de un disparo a uno de ellos, que tenía 16 años. La víctima fue agredida después de pactar con ellos la venta de un celular y sufrió un corte en una pierna.

El violento intento de asalto fue el domingo en Morón y Lincoln, en Moreno. Manuel Alejandro Espinoza fue agredido al encontrarse con los falsos compradores para concretar la venta de un celular. Los delincuentes lo amenazaron para robarle y lo apuñalaron en una pierna.

El violento intento de asalto se produjo en Moreno (Foto: captura Google Maps).

Espinoza pidió ayuda y el gendarme salió de su casa al escuchar los desesperados gritos del hombre. Al ver el ataque a su vecino disparó con su pistola reglamentaria 9 milímetros e hirió a uno de ellos, de 16 años, mientras que el otro se fugó en una moto. Los trasladaron a los dos a un hospital de la zona, y el ladrón murió.

Los peritos secuestraron en la escena del crimen un cuchillo tipo Tramontina con el que hirieron al vecino. La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Moreno, que todavía no dispuso acciones sobre el gendarme que mató al ladrón.

Un policía mató a uno de los motochorros que trataron de robarle la moto

La semana pasada un policía asesinó de un balazo a uno de los cuatro motochorros que intentaron robarle la moto mientras circulaba con su mujer hacia su casa en La Matanza. Fue en Éufrates y Settino, Rafael Castillo, y el efectivo no quedó detenido ya que la Justicia consideró que actuó en legítima defensa.

El policía trabaja para la Jefatura Departamental de La Matanza y estaba de franco al momento del intento de asalto. Volvía a la vivienda junto a su pareja cuando fueron sorprendidos por cuatro motochorros armados que llegaron en dos motos y los amenazaron para robarles la moto.

El hombre se identificó como policía, sacó su pistola calibre 9 milímetros reglamentaria y se produjo un tiroteo que terminó con la muerte de uno de los asaltantes, que recibió un disparo a la altura del abdomen. Tanto el efectivo como su mujer resultaron ilesos.

Investiga el caso el fiscal Gastón Duplaá, que ordenó el secuestro de un arma marca Thunder calibre 9 milímetros del efectivo para el peritaje. Por el momento no dispuso medidas sobre el policía, al considerar que se trató de un caso de legítima defensa. Los cómplices del delincuente asesinado son buscados por la policía, que analiza si son responsables de otros robos con modalidad similar.

Fuente: TN