PRO

EL “PRO” VA POR LA “VUELTA A CLASES”

25/ENE/2021

Juntos por el Cambio presiona por la vuelta a clases con una jornada de protestas

Será el 9 de febrero, una semana antes del comienzo del ciclo lectivo en la Ciudad. Patricia Bullrich dijo que se buscará dar un “mensaje político fuerte” a los gremios y a los gobiernos provinciales.

La oposición saldrá a la calle a respaldar el inicio de las clases presenciales en todo el país a pesar de la negativa de los gremios docentes. Será el 9 de febrero próximo, justo una semana antes del regreso a la escuela previsto en la Ciudad de Buenos Aires. Ese día, Juntos por el Cambio prevé convocar a “aulas abiertas” en varios puntos del país para presionar a los gobiernos provinciales y a los sindicatos.

“Será el 9 de febrero. La idea es tener un aula abierta en cada provincia. Seguramente en lugares emblemáticos, como el Palacio Pizzurno, sede del ministerio de Educación de la Nación o en escuelas tradicionales de cada lugar”, dijo la titular del PRO, Patricia Bullrich.

Las clases en la Ciudad de Buenos Aires se iniciarán de manera escalonada a partir del 17 de febrero de 2021. (Foto: NA)

Y añadió: “Después vamos a promover que en cada ciudad y pueblo se armen lo mismo. La idea del aula abierta es simular una clase donde vengan docentes, padres y alumnos y pelear por la vuelta a clases. Veremos con el paso de los días cómo lo organizamos. Vamos a tener 24 lugares que van a hacer los centros de cada provincia”.

La exministra de Seguridad dijo que “la propuesta salió del PRO a la mesa de Juntos por el Cambio” y precisó que fue aceptada por todos los partidos que integran la coalición. “Ya estamos armando los grupos organizativos para que la gente sepa dónde van a ser los actos en cada uno de los lugares del país. No apuntamos a la masividad, pero sí mostrar cómo se puede dar una clase”, indicó.Patricia Bullrich

La idea del aula abierta es simular una clase donde vengan docentes, padres y alumnos y pelear por la vuelta a clases

La idea, prosiguió, es dar “un fuerte mensaje político” a los gremios docentes y a las autoridades provinciales.

El plan

La iniciativa fue discutida este lunes en una reunión virtual en la que participaron varios referentes de la coalición opositora y a la que adhieren todos los partidos de la alianza.

Según se acordó en el encuentro matutino, se buscará un respaldo de la población en los principales puntos del país para dar visibilidad a un reclamo que caló hondo en las familias con hijos en edad escolar.

TE PUEDE INTERESAR

En la reunión de este lunes participaron varios referentes de Juntos por el Cambio, aunque no estuvieron ni Mauricio Macri ni María Eugenia Vidal.

No es la primera vez que Juntos por el Cambio organiza este tipo de movilizaciones. La juventud de la alianza realizó recientemente un acto que incluyó la colocación de pupitres en la calle frente al Palacio Pizzurno, sede del ministerio de Educación de la Nación.

La convocatoria oficial se conocerá en los próximos días, según fuentes partidarias, ya que primero se buscará coordinar los distintos actos con intendentes y dirigentes afines en todo el país.

Negativa docente

La jornada nacional pretende poner presión en especial a los gremios docentes, algunos de los cuales ya anunciaron que no concurrirán a clases al considerar que no están dadas las condiciones en el marco de la pandemia de coronavirus.

En la Ciudad de Buenos Aires, donde el comienzo de las clases presenciales está previsto para el 17 de febrero, el secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, dijo que se reunirán el 8 de ese mes, nueve días antes del inicio del ciclo lectivo 2021, para decidir qué posición tomar sobre el tema. Además, no descartó medidas de fuerza para confrontar con las políticas del gobierno porteño.

Pero no fue el único. La secretaria general de UTE – CTERA Angélica Graciano hizo una serie de críticas al anuncio del gobierno porteño, que tildó de “marketing educativo”. En ese sentido dijo en Twitterque “nunca se hicieron test obligatorios durante el 2020, no se constituyeron los comités mixtos ni de monitoreo y no hay previsión de más puestos de trabajo docentes y auxiliares”.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, dijo que se les descontará el día a los docentes que no concurran a clases.

Fuente: TN