Tras el reclamo de Cristina Kirchner a Sergio Massa se reactivó el proyecto de «refuerzo de ingresos» en el Senado

Cristina Kirchner asumirá el viernes su propia defensa en el juicio por Vialidad

La propuesta es impulsada por Juliana Di Tullio y existe la intención de que «avance» en las próximas semanas.

El mensaje de la vicepresidenta Cristina Kirchner reclamando al ministro de Economía, Sergio Massa, que se «refuerce» la seguridad alimentaria frente al aumento de la indigencia renovó la ilusión de los legisladores de las organizaciones sociales de concretar un proyecto que promueve «un refuerzo de ingresos» para los sectores que están en la extrema vulnerabilidad y que es motorizado por una senadora ultra k.

Como es habitual, la ex Presidenta abrió el debate con un hilo de tuit en el que pidió al ministerio de Economía «diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia». El mensaje se conoció poco después de que el Indec informara que la pobreza en Argentina llegó al 36,5 % en el primer semestre del año mientras la indigencia alcanzó al 8,8 % .

Pero este reclamo de Cristina Kirchner reavivó una polémica que se eclosionó en agosto pasado cuando Juan Grabois anunció la posibilidad de que los diputados y legisladores que pertenecen al Frente Patria Grande conformen un bloque propio, por fuera de la estructura del Frente de Todos, ante la falta de aprobación del Salario Básico Universal, promovido por su espacio.

En ese contexto político y en medio de las dificultades económicas que aún atraviesa el Gobierno tras la renuncia de Martín Guzmán y el paso de Silvina Batakis, la senadora ultra K Juliana Di Tullio avanzó con una propuesta para reemplazar el proyecto impulsado por Itaí Hagman, Natalia Zaracho y Federico Fagioli orientado a los sectores que viven en la indigencia.

Puntualmente, el proyecto de «refuerzo de ingresos» de Di Tullio plantea la necesidad de que se garantice el acceso a una adecuada alimentación de las personas que se encuentren en situación de «extrema vulnerabilidad». Este subsidio está previsto para las mujeres de entre 25 y 59 años y los varones entre 25 y 64 años, uno de los puntos que no termina de cerrarle a la gente de Grabois, que exigen que se parta desde los 18 años en ambos casos.

Si bien desde el entorno de la senadora mantuvieron un estricto silencio, Clarín pudo averiguar que el equipo de trabajo de Di Tullio siguió en contacto con los diputados del Frente Patria Grande, que finalmente dieron marcha atrás en la decisión de abandonar la banca oficialista cuando  Massa prometió un nuevo refuerzo para “sectores vulnerables” con lo recaudado con el dólar soja.

Este jueves y tras los mensajes de la vicepresidenta, desde el ministerio de Economía se volvió a reflotar la idea de un bono para los sectores que están en emergencia al finalizar el incentivo a los agroexportadores, pero como la definición se dilata, la atención quedó puesta en lo que se pueda avanzar en el Congreso.

El refuerzo impulsado a través del proyecto de Di Tullio prevé un monto igual al valor de la Canasta Básica Alimentaria de un adulto, que para julio estaba por encima de los $ 16.000. La prestación es por un año y podrá ser nuevamente solicitada, se puntualizó en la propuesta.

Al respecto, Hagman apuntó a este diario que el reclamo de la ex Presidenta «empalma» con el planteo que tanto hicieron por el Salario Básico Universal como con el proyecto de Di Tullio y el refuerzo de ingresos que prometió el Gobierno que se va a implementar en los próximos tres meses.

«Pero necesitamos que avance el proyecto de ley o exista un decreto del Poder Ejecutivo para instrumentar una política similar que continúe en 2023«, resaltó el diputado, quien confirmó que hay intención de que la propuesta que está en el Senado «vaya avanzando en las próximas semanas».

Sin embargo, Hagman remarcó que se requiere de «una decisión política» del Frente de Todos y del Poder Ejecutivo para garantizar que el próximo año se mantenga «alguna medida» que garantice un piso para los sectores que no cubren la canasta alimentaria.

En sí, la propuesta Di Tullio tiene el respaldo político, ya que cuenta con la aprobación de Cristina y lleva la firma de la mayoría de los miembros de la bancada kirchnerista en el Senado. Incluso en los fundamentos del proyecto, que tuvo giro a la Comisión de Trabajo y Previsión Social -presidida por la senadora ultra-, se resaltó que mientras se aborda la agenda de temas de mediano y largo plazo, «una parte de la población requiere de medidas urgentes que no pueden esperar a resolver los indicadores macroeconómicos».

Mirá también



Source link

Actualidad | Diario Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *