POLITICA

El eje bolivariano le quiere quitar a Alberto Fernández la presidencia de un foro regional

Protestas de la oposición y los exiliados venezolanos por la llegada de Maduro

La primera de las marchas contra el presidente de Venezuela será mañana frente al hotel Sheraton, mientras los líderes opositores manifestaron su repudio a la invitación para que participe de la cumbre de la CELAC.

La venida del presidente venezolano Nicolás Maduro al país para participar de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) despertó las alarmas de la oposición que radicó una denuncia ante la Justicia y se prepara para participar de las manifestaciones que tendrán lugar este domingo y el martes.

Las protestas organizadas por la diáspora venezolana tendrán lugar en la Torre de los Ingleses, frente al Hotel Sheraton, donde se espera que se hospede Maduro y donde se desarrollarán las jornadas del CELAC. Este domingo se reunirán ahí a partir de las 16. El martes será desde las 10.

Dirigentes como la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, su par de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, el funcionario porteño Waldo Wolff y otros legisladores como la radical Karina Banfi, Ricardo López Murphy participarán de los actos.

También estará presente Elisa Trotta Gamus, ex representante del venezolano Juan Guaidó en Argentina y que ahora trabaja junto a venezolanos en el país. 

Algunos de ellos participan de la denuncia penal a Maduro, Daniel Ortega (Nicaragua) y Miguel Díaz-Canel (Cuba) apenas se rumoreó la noticia de que alguno podía venir. 

«Desde el Foro para la Democracia en la Región presentamos una denuncia penal contra los tres por haber cometido delitos de lesa humanidad, con 40 páginas de argumentos y casos recientes», aseguró Banfi a Clarín. Y agregó: «Es importante que la justicia argentina tome cartas en el asunto ya que cualquier dictador debe ser perseguido en el mundo bajo la jurisdicción universal que tienen los delitos de DDHH aberrantes, como los que se cometieron en esos pueblos».

La causa la tramita ahora el fiscal Gerardo Pollicita y el juez Sebastián Casanello.

«Voy a estar en la marcha contra las dictaduras, el autoritarismo y la violación a los DDHH. Es una cargada del gobierno nacional ir a la ONU, defender a CFK, atacar a nuestra Justicia, al tiempo que se abrazan con Maduro, Díaz Canel y Ortega», adelantó Wolff (PRO).

La presidenta de ese partido había pedido su detención apenas pisara Argentina. 

Mirá también

«Debe ser detenido de manera inmediata por haber cometido crímenes de lesa humanidad. Tal como ocurrió con Pinochet en Londres, en 1998», había apuntado.

En Congreso, legisladores como María Eugenia Vidal y López Murphy presentaron proyectos para declararlo «persona no grata» y apuntaron contra el presidente Alberto Fernández.

«Alberto Fernández invitó a un dictador a pasear por nuestro país. El kirchnerismo es cómplice», afirmó Vidal. «Mi absoluto repudio ante cualquier ingreso de dictadores a nuestra Patria. Su sola presencia es un insulto a la democracia y a nuestra Constitución», sentenció López Murphy.

El liberal José Luis Espert también se refirió al mandatario. «Estamos a punto de festejar 40 años de democracia y el imbécil del Presidente se manda el moco de recibir a estos asesinos«, señaló en diálogo con Radio Mitre.

En un comunicado de la Coalición Cívica, por parte, habían señalado que «el silencio cómplice y el doble standard solo genera democracias cada vez más agrietadas y sociedades polarizadas».

Desde la Rosada, la portavoz Gabriela Cerruti había declarado sobre Venezuela: “No es que nos parece todo bien lo que está sucediendo, pero mucho menos nos parece todo mal».

«Venezuela es un país que ha estado bajo asedio en los últimos años, donde han llegado a hacer cosas absurdas. La Argentina también bajo la presidencia de Macri, y junto a otros países liderados por Trump en EE.UU. como reconocer a un señor de la oposición que se paró en una plaza y dijo ser el presidente y de repente otros países empezaron a reconocerlo”, agregó.

Mirá también



Source link

Alberto Fernández aprovecha la cumbre de la Celac para acercarse más a Lula y se distancia de México

Alberto Fernández aprovecha la cumbre de la Celac para acercarse más a Lula y se distancia de México

EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

El Presidente tiene mejor vínculo con el brasileño que llega este domingo al país. Lula también se verá con Cristina Kirchner.

Un funcionario empapado de los diálogos que mantuvieron argentinos y brasileños el pasado 1 de enero cuando Alberto Fernández estuvo en la asunción de Luiz Inacio Lula da Silva, en Brasilia, contó a este diario que en determinado momento de la tarde unos y otros hablaron de la ausencia del presidente de México Andrés Manuel López Obrador en la fiesta del PT y uno de los hombres del nuevo mandatario brasileño disparó: «Al único lugar del mundo al que viaja AMLO es a los Estados Unidos, por más que diga lo contrario, México siempre termina en el norte».

La llegada de Lula da Silva al poder ha generado un fuerte impacto psicológico a nivel internacional, aunque es tal el tamaño de las crisis en todas partes, y en Brasil, en particular, que aún se desconoce si podrá reeditar el liderazgo global que tuvo en sus dos presidencias de 2003 a 2010.

Pero para Alberto Fernández la llegada de Lula es importante. Y si bien en su entorno niegan que los ruidos que hubo con Mexico hayan dañado «la amistad», otros sectores del oficialismo sostienen que ya se está experimentando lo que llamaron «un giro natural» en la alianza que Argentina tuvo con López Obrador hacia la que buscan ahora con Lula da Silva. Es decir, un reposicionamiento de Argentina con México a otro de Argentina con Brasil.

Lula da Silva llega el domingo a la noche a Buenos Aires para una ansiada visita a nivel local, que todos remarcan como el «primer viaje» al exterior del líder del PT como presidente. En febrero viaja a los Estados Unidos para ver a Joe Biden, y en marzo a China para ver a Xi Jinping.

El lunes se verá con Alberto Fernández y también tendrá un encuentro con Cristina Kirchner pero por fuera de la agenda de la Celac. 

Fernández fue también el único que, siendo presidente electo en 2019 visitó a Lula en prisión y encabezó la campaña por el Lula Libre. El brasileño , acaparará la atención en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), del martes 24, y a la que llegarán una veintena de líderes que llegarán a Buenos Aires, para entrevistarse con él, entre ellos, posiblemente Nicolás Maduro de Venezuela. 

Lula será recibido por Cafiero el domingo y llegará con seis ministros, entre ellos el de Economía, Fernando Haddad; el de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira y Paulo Pimenta, de Comunicación de Presidencia, más varios Secretarios de Estado y su veterano asesor y amigo Celso Amorim. 

El embajador Daniel Scioli ha tenido encuentros en Brasilia esta semana con tres de los ministros de Lula para ajustar los términos del encuentro en Buenos Aires y de la declaración, mientras en su momento, el ministro de Economía argentino Sergio Massa viajó a Brasilia para verse con Haddad. 

Ha decir verdad, aunque ahora hablan de «relanzamiento», los vínculos golpeados en lo político por la mala relación Fernández-Jair Bolsonaro se mantuvieron porque Scioli y Cafiero supieron sobrellevarlo por canales diplomáticos y económicos sensatos.

A los argentinos les hubiera gustado hacer anuncios este lunes que todavía están negociándose como el deseo local de ir hacia una moneda común, en principio para los intercambios comerciales. Pero dadas las asimetrías entre las economías de Brasil y la Argentina, los vecinos lo resisten o al menos van más despacio y buscan consensos con el Mercosur.

Massa en particular busca nuevo mecanismo de compensación en el sistema de moneda local, un swap de monedas entre los respectivos Bancos Centrales, y busca financiamiento brasileño para la segunda parte del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, que podría tener una línea de crédito del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

En este viaje, Lula podría anunciar a su embajador en la Argentina,novedades que se comparten con el nuevo embajador de Brasil en Caracas. Se habló de que Dilma Rousseff quería comandar el Palacio Pereda, residencia de Brasil en Argentina. Pero ahora baja el nombre de Rousseff y sube el nombre de otros candidatos como el de la respetada diplomática Gisela Padován, que fue segunda del canciller Vieira cuando fue embajador en este país.

Otro punto sobre el que tendrán que conversar es que si bien Alberto F. quiere seguir presidiendo la CELAC, Lula es partidario de darse a San Vicente y las Granadinas, que la reclama por un acuerdo de enero de 2022 en que México ayudó para dársela a la Argentina. Como no hay consenso, posiblemente el presidente argentino siga a cargo de la misma, pero al mismo tiempo en su afán de conducción internacional, Lula ya ha dicho que prefiere revivir la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) en lugar de la CELAC, donde hay tantas regiones y sub regiones, incluyendo a Mexico que es más difícil alcanzar acuerdos. 

Mexico y Brasil son dos polos regionales no complementarios. Alberto F. comenzó a encontrar diferencias con AMLO cuando apoyó al candidato brasileño Ilan Goldfajn como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y tras varios desencuentros. 

Fuentes empapadas con estos temas dijeron que, primero se encontraron con el desdén de México en que faltó reciprocidad en las visitas. Dejaron a Alberto F. sólo en la CELAC al privilegiar su vínculo con Estados Unidos.  Lo más significativo es cuando Argentina quiso organizar la contracumbre en Los Angeles y AMLO no fue, mientras a la semana siguiente viajó a entrevistarse con Biden

Segundo. La densidad de los vínculos con Brasil frente a los vínculos con México. Brasil es nuestro principal socio comercial, tenemos acuerdos en casi todos los campos (ciencia y tecnología, defensa, salud, energía ) México tiene una relación multidimensional con EEUU a la que el voluntarismo no puede hacer mella. Tarde o temprano priman sus intereses



Source link

Máximo Kirchner y Mayra Mendoza escucharon el discurso de Cristina colgados de un paravalanchas

Máximo Kirchner, en silencio furioso, opera contra Alberto, Kicillof y Massa

Cristina y Máximo Kirchner volvieron de Santa Cruz hace poco más de una semana. Descansaron en familia en la provincia que gobierna la cuñada de ella, es decir, la tía de él, y donde aun viven los hijos del diputado que es líder de La Cámpora, o sea, los nietos de su mamá vicepresidente. Cristina hizo de su retorno secreto a la Capital Federal un retorno público a la política: usó su tuiter para publicar una tira de textos breves y críticos sobre sus obsesiones de siempre: la Justicia, la Corte Suprema, el fiscal Carlos Stornelli, el espionaje ilegal, la oposición y los medios.

El legislador Máximo, en cambio, continúa en silencio. Lo que no significa que no haya vuelto a hablar. Se reunió en privado con varios dirigentes, sobre todo de la provincia de Buenos Aires, a los que les repitió lo que ya conocían de su pensamiento, pero que confirma que todo sigue igual para el primogénito K que mueve a una parte del poder y el dinero de varios de los organismos claves del Gobierno.

Kirchner transita con trauma el último año del mandato del presidente Alberto Fernández. Y de su compañera de fórmula, su mamá. Es un silente ofuscado, al menos, por ahora, en el ámbito público. Las rabias privadas las deja trascender en diálogos reservados pero no secretos con la dirigencia afín.

O a través de voceros informales que, para la interna, son indudables mensajeros de sus objetivos. Máximo enfrenta una paradoja que consiste en una habitualidad en su familia dedicada a la política: los rivales a vencer, o a cooptar mediante negociación o claudicación contraria, se encuentran por el momento más en el oficialismo que en la oposición. Son las rarezas que su genealogía contagió a la coalición de gobierno que alcanzó el poder y que fue conocida, en su apogeo, como el Frente de Todos. Máximo se calla para no generar todavía más confrontación entre los propios. Aun así opera, con brutalidad variable, contra el propio Presidente de la Nación; los ministros que no le son afines; el gobernador bonaerense Axel Kiciloff; el ministro de Economía, Sergio Massa; y hasta disiente con su madre sobre diversos aspectos políticos.

El enfrentamiento que más profundizó es el que mantiene con Alberto Fernández.

Ninguno de los dos intenta, como en el pasado, ocultarlo.

Esa bronca se transforma en acción política a pesar de que las venganzas mutuas se instrumenten vía funcionarios del Estado.

El Jefe de Estado es desconocido por los ministros o secretarios de Estado que militan en la agrupación La Cámpora.

Él, ya castigado hace demasiados meses por esos modos, los deja hacer. Aunque ahora se anima a tomar alguna represalia contra quienes le disputan algo de su poco poder.

Una de las últimas renuncias de una funcionaria develó esa metodología novedosa pero que aun no se profundiza sobre funcionarios ultra K de peso real en el Gabinete.

Victoria Donda era todavía titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) cuando participó del último acto que encabezó la vice en el partido de Avellaneda. El único ministro que también estuvo en esa audiencia fue el titular de Interior, Eduardo De Pedro, más relevante en el esquema del poder central.

Donda debió dejar su puesto días después. 

Donda destacó en un comunicado que quien realmente sí escucha y realiza política “sin rencor” era Cristina Kirchner.

Se inauguraba así la nueva etapa entre funcionarios K y los “albertistas”, si es que tal categoría aplica a la política .

Máximo fue quien ordenó también que ningún funcionario de La Cámpora se hiciera presente en un acto que el Presidente lideró en la provincia de Mendoza. Coincidió así con el gobernador radical de esa provincia, Rodolfo Suárez, que evitó recibir al Jefe de Estado.

Otra funcionaria “camporista” había ninguneado al Presidente en un acto que compartieron en Mar del Plata. Fue Fernanda Raverta, del ANSES. Ella dio un discurso en el lanzamiento de mejoras del plan de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Mencionó a Alicia Kirchner, a Néstor y a Cristina ídem, y evitó resaltar la gestión de Fernández, quien la escuchaba algo azorado sobre el mismo escenario.

El Presidente fue a cenar a un restaurante de esa ciudad llamado Casa Pampa, propiedad del empresario Roberto Fiocca. Como consecuencia de ese hecho inofensivo, quizás por azar, por profesionalismo de la burocracia, o por política e internas, llamó la atención en el poder lo que pasó después. Tras esa comida de Fernández, un balneario que es propiedad de Fiocca fue inspeccionado por el ministerio de Trabajo bonaerense, al mando del amigo de Máximo, el gremialista Walter Correa. Incluso la AFIP marplatense, que depende políticamente de Raverta, también le solicitó papeles de sus negocios al dueño de Casa Pampa, que evitó hacer comentarios al respecto.

¿Será cierto, como afirman fuentes del oficialismo, que el propio Presidente se comunicó después con las autoridades de la sede de AFIP en Mar del Plata para pedirle explicaciones sobre lo ocurrido? Los rumores más extremos afirman que incluso habría pedido la renuncia del encargado de enviarle a su amigo la orden de analizar sus papeles impositivos.

Fuentes que frecuentan a Máximo Kirchner destacaron a Clarín que el hijo de la Vice no puede reprimir su enojo con el Presidente, y que se siente incómodo también con algunas medidas impulsadas por el ministro de Economía, Massa, a quien sin embargo dice valorar en diálogos privados.

¿Cómo podría caerle al principal dirigente K que resistió el acuerdo con el FMI que Massa haya podido cumplir las pautas económicas que impuso el organismo multilateral? ¿Y qué podría pensar Kirchner del pago de mil millones de dólares a bonistas, dinero que se podría haber destinado a otros objetivos, según su ideología?

Kirchner hijo está en silencio, espera que Massa logre bajar la inflación, pero quien sí habló sobre un tema que el ministro no quiere imponer como política pública fue el ministro de Desarrollo Social de Buenos Aires, Andrés “Cuervo” Larroque, uno de los mejores amigos del jefe de La Cámpora.

Massa Larroque volvió a pedir que el Gobierno obligue al empresariado a pagarle una suma fija como aumento a sus trabajadores.

“El Cuervo” apoyó la gestión de Massa pero pidió, en una entrevista radial, profundizar sobre cuestiones que para él siguen irresueltas.

Criticó con dureza a Alberto Fernández: “A uno le gustaría ver al Presidente a la cabeza de esta pelea y si no pasa tenemos que ver entonces qué hacemos».

Larroque es un funcionario bonaerense fiel a los Kirchner. Es parte del Gabinete del gobernador bonaerense Kicillof.

Ese dirigente es otro de los grandes dilemas que carcomen al primogénito K.

Su madre valora, estima y consulta sobre economía y política a Kicillof. Es uno de los dirigentes a quien ella más protege. Su hijo no concuerda con el análisis de su madre respecto a la valoración de la gestión bonaerense.

Kicillof trabaja para ser reelegido como mandatario provincial.

Máximo preferiría que el postulante que apoye su espacio sea otro peronista del conurbano: su principal aliado en la Provincia, el jefe de Gabinete de la Gobernación, intendente en uso de licencia de Lomas de Zamora, Martin Insaurralde. Convive con cierta paz con Kiciloff por mandato materno y conveniencia política.

El gobernador que quiere ser reelecto es consciente que de que la vice escucha de su hijo, y de otros dirigentes, que él debería saltar de la Provincia para ser precandidato a Presidente. No aceptaría ese destino. “Yo trabajé para ser gobernador y quiero seguir siéndolo. Si tengo que ir a las elecciones como candidato a Presidente prefiero irme a mi casa”, es el pensamiento íntimo del gobernador. Muchos intendentes del PJ de Buenos Aires que antes resistían la gestión de La Plata empiezan a darse cuenta que tal vez lo más conveniente para mantener sus cargos tras los comicios es alinearse con Kiciloff alejándose así de los Kirchner. El año electoral acaba de empezar.

Insaurralde es un funcionario autónomo a su jefe formal, o al menos así intenta administrar la jefatura de gabinete provincial.

Kiciloff sigue teniendo como principal asesor a Carlos Bianco, antecesor en el puesto de Insaurralde.

De acuerdo al relato de las fuentes consultadas por este diario, Máximo tuvo varias reuniones con jefes territoriales del peronismo tras su vuelta del sur. Fueron esos dirigentes los que reconstruyeron sus operaciones políticas contra casi todos los jefes del ex Frente de Todos. Kirchner analiza la coyuntura política de este modo, siempre de acuerdo a sus interlocutores: considera que es obvio abrirse al diálogo con actores y sectores de la economía, y de la política, a los que el kirchnerismo suele enfrentar y castigar como enemigos. Antes de eso, afirmaría, se debe volver a retener al “voto propio”: “Primero tenemos que resolver nuestros quilombos internos antes de buscar votos en electorados más amplios”, resume, palabras más, palabras menos.

En eso está. A su modo.



Source link

Javier Milei dejó La Renga por un rato y cantó "O sole mío" en Cariló

Javier Milei dejó La Renga por un rato y cantó «O sole mío» en Cariló


Lo hizo junto a un artista callejero en el marco de una recorrida por distintas ciudades de la Costa Atlántica. Además, prometió «recortar» el Estado «a ocho ministerios».

Javier Milei, economista y diputado nacional por Libertad Avanza, sumó un nuevo capítulo a su recorrida por el país y, por unos instantes, abandonó el rock de La Renga para inclinarse por la música lírica.

“Hola a todos, yo soy el león” es el comienzo de la letra de la canción de la banda argentina que el precandidato presidencial suele utilizar en sus actos. Sin embargo, al recorrer Cariló, cambió de género y entonó junto a un artista callejero “O sole mio”.

La canción, escrita en napolitano en 1898 por Giovanni Capurro y Eduardo di Capua, fue interpretada desde entonces por grandes figuras, entre las que se destacan Elvis Presley, Luciano Pavarotti y Plácido Domingo, entre otros.


Javier Milei revolucionó Cariló y Villa Gesell en su recorrida por la costa

Previamente, Milei realizó una caminata por Pinamar y luego por Villa Gesell. Entre ambas ciudades balnearias, sucedió el curioso recital en la calle y rodeado de una verdadera multitud. Junto a él estuvieron su hermana, Karina y otros integrantes del espacio político que encabeza.

Luego de su demostración musical, se refirió a algunas ideas que llevaría a cabo si es electo presidente. Entre las principales, por caso, mencionó la de reducir al Estado a ocho ministerios.

Javier Milei revolucionó Cariló y Villa Gesell en su recorrida por la costa
Javier Milei revolucionó Cariló y Villa Gesell en su recorrida por la costa

“Con una motosierra hay que bajar el gasto público, los impuestos y desregular para avanzar con una reforma del mercado laboral y luego abrir la economía», siguió.

Y precisó: “Vamos a llevar el Estado a ocho ministerios, que son el de Economía, Relaciones Exteriores, Acción Social, Infraestructura, Seguridad, Defensa, Justicia e Interior, con lo cual lo primero que va a haber que hacer es un fuerte recorte de las áreas del Estado”.

Además, aseguró que «el Frente de Chorros y Juntos por el Cargo son lo mismo» y que “el curro de la Ciudad no está en la cantidad de ministerios, sino en que crean secretarías, subsecretarías, direcciones, subdirecciones». «Hay una suerte de duplicación de la estructura”, agregó.

“Larreta dice que la culpa de la inflación es de los monopolios. Son las mismas cosas que decían Kicillof y Cristina”, amplió.

Milei finalizará su gira por la costa mañana en Mar del Plata, a las 20, con una caminata que partirá desde Santiago del Estero y peatonal San Martín.

ES

Mirá también



Source link

Un fallo de Zaffaroni, como juez de la Corte Interamericana, debilita el juicio político contra el máximo tribunal argentino

Un fallo de Zaffaroni, como juez de la Corte Interamericana, debilita el juicio político contra el máximo tribunal argentino

EXCLUSIVO SUSCRIPTORES

El ex abogado de Boudou fue citado por el kirchnerismo para apoyar el juicio político a los miembros de la Corte argentina. Pero hace dos años, firmó una sentencia que golpea los argumentos jurídicos de la denuncia del oficialismo.

El kirchnerismo impuso como testigo estrella en el juicio político a la Corte a Eugenio Zaffaroni sin saber que hace menos de dos años, como juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, votó un fallo que establece que los jueces no pueden ser sometidos a juicio político por el contenido de sus sentencias.

Antes de llegar a la Corte Interamericana por impulso de Cristina Kirchner, Zaffaroni fue abogado del ex vicepresidente Amado Boudou, entre otros gestos de cercanía con el kirchnerismo.

Se trata de la sentencia del 19 de agosto de 2021 en el caso de los ex jueces de la Corte del Paraguay, Bonifacio Ríos Avalos y Carlos Fernández Gadea contra el estado paraguayo.

El fallo fue votado por unanimidad por los miembros de la Corte Interamericana, Elizabeth Odio Benito, Presidenta; L. Patricio Pazmiño Freire, Vicepresidente; Eduardo Vio Grossi, Juez; Humberto Antonio Sierra Porto, Juez; Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, Juez; Eugenio Raúl Zaffaroni, Juez, y Ricardo Pérez Manrique, Juez.

El fallo de 63 páginas, al que accedió Clarín de manos de un abogado especializado en derecho internacional que pidió el anonimato, se basa en una recomendación de la CIDH, la misma que denunció los desaparecidos durante la dictadura en 1978.

Y se relaciona con una serie de violaciones a las garantías constitucionales que habrían ocurrido en el marco del juicio político que culminó con la destitución de Ríos Avalos y Fernández Gadea de los cargos de ministros de la Corte Suprema de Justicia del Paraguay en 2003.

El pedido de juicio político, presentado esta semana por el diputado del FdT y operador judicial de Cristina Kirchner, Eduardo Valdés, junto a otros legisladores del oficialismo, consta de 410 páginas y propone citar a los cuatro jueces del máximo tribunal -Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti- bajo la causal de “mal desempeño”.

Luego de analizar la presentación, la constitucionalista Angelica Gelli sostuvo en el canal TN que el presidente Alberto Fernández habría violado la Constitución al proponer, en el pedido de juicio político original citado por Valdés, juzgarlos por la cautelar. De esa forma, dijo, violó el artículo 109 que establece que “en ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas”.

Al margen de ese error, la causal, dice la presentación de Valdés, se basa en la cautelar de la Corte que ordenó al gobierno nacional pagarle una parte de la coparticipación fiscal que le quitó al gobierno de la CABA y el fallo que anuló la ley de Cristina Kirchner que había reducido la cantidad de miembros del Consejo de la Magistratura de 20 a 13 para tener mayoría y controlarlo. Así como el llamado fallo Muiña que le concedió a un represor el beneficio del 2×1 para cumplir su condena, entre otros.

Sin embargo, en el llamado Caso Ríos Avalos y otro Vs. Paraguay la Corte Interamericana –en pocas palabras- dictaminó que “resulta violatorio del orden regional de los derechos humanos la aplicación la causal de juicio político por mal desempeño, cuando ésta se funda en el desacuerdo con el contenido de las decisiones judiciales adoptadas por el magistrado en el ejercicio de su función”.

Ese tribunal, que la Argentina reconoce como instancia judicial superior, sostuvo que “la garantía de la independencia de la judicatura impone que, en la instauración de juicios políticos contra funcionarias y funcionarios judiciales, le está vedado al órgano u órganos que intervienen en su trámite, deliberación y resolución, revisar los fundamentos o el contenido de las decisiones emitidas por aquellas autoridades”.

Además, “es inviable que el juicio político o la eventual destitución de juezas o jueces, como consecuencia de dicho procedimiento, se fundamente en el contenido de las decisiones que hayan dictado, en el entendido que la protección de la independencia judicial impide deducir responsabilidad por los votos y opiniones que se emitan en el ejercicio de la función jurisdiccional”.

Mirá también

El fallo de la Corte estableció que el estado paraguayo fue “responsable por la violación de la independencia judicial, reconocida en el artículo 8.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con las obligaciones de respetar y garantizar los derechos que establece el artículo 1.1 del mismo instrumento, en perjuicio de Bonifacio Ríos Avalos y Carlos Fernández Gadea”. Y condenó a Paraguay a resarcir a los magistrados, entre otras penalidades.

La prohibición de que los jueces sean juzgados por el contenido de sus sentencias para no quedar bajo el control de los gobiernos o los congresos tiene, además, antecedentes históricos locales.

Uno de los más conocidos, recordó la fuente, es el discurso que hizo el primer diputado socialista de la Argentina Alfredo Palacios con motivo del juicio político a los miembros de la Corte en el año 1947.

En su alocución Palacios expuso que “así como ninguno de los miembros del Congreso puede ser acusado, interrogado judicialmente ni molestado por opiniones que emita en el desempeño de su mandato; ni el Poder Ejecutivo puede atribuirse funciones judiciales, recíprocamente los magistrados no pueden ser enjuiciados por las doctrinas o convicciones que sustenten en sus fallos porque entones desaparecería totalmente su independencia y quedaría abolido el principio de separación de poderes”.

¿Cuando Zaffaroni declare como testigo en la comisión de Juicio Político borrará con sus palabras lo que escribió y firmó hace menos de dos años atrás en la Corte Interamericana y se acordará del discurso de Palacios?

Mirá también

Mirá también



Source link

Horacio Rodríguez Larreta volvió a criticar al Gobierno por el juicio contra la Corte Suprema y habló de los chats filtrados

Horacio Rodríguez Larreta volvió a criticar al Gobierno por el juicio contra la Corte Suprema y habló de los chats filtrados

Dijo que hay dos fallos que determinaron que es ilegal usar los comunicaciones hackeadas como acusación contra los jueces.

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta salió a cuestionar al Gobierno por el juicio político que impulsa contra la Corte Suprema y sostuvo que es ilegal usar chats obtenidos por un hackeo para acusar a los magistrados y a otros involucrados, entre los que están el ministro de Seguridad y Justicia con pedido de licencia Marcelo D’Alessandro.

Fue en un encuentro que mantuvo en Corrientes con el gobernador de esa provincia, el radical Gustavo Valdés. «El objeto que inventó el Gobierno para hacer el juicio político se cayó antes de empezar”, dijo en referencia a las pruebas que presentó el oficialismo en el proceso de juicio político.

Una de ellas son los presuntos chats hackeados entre D’Alessandro y Silvio Robles, secretario del presidente de la Corte Horacio Rosatti. Esas comunicaciones se filtraron producto de un hackeo ilegal. «No se puede juzgar a un juez de ningún nivel por el contenido de sus fallos», arrancó Larreta. Los K justamente cuestionan a la Corte por los fallos que no les gustaron. Uno es el de ordenó devolverle fondos de la Coparticipación a la Ciudad.

Luego siguió: «Salieron dos fallos que dicen que el contenido de los chats que es la base de la que se agarra el Gobierno nacional para ir contra la Corte es ilegal. Y además ayer salió un informe que dice que los chats pueden ser adulterados. Con lo cual hasta el objeto que inventó el Gobierno para hacerle juicio político se les cayó antes de empezar el juicio», agregó.

El informe que sostiene que los chats pueden ser adulterados fue adelantado este sábado por Clarín.

Uno de los involucrados en los presuntos chats es Marcelo D’Alessandro, que tuvo que pedir licencia luego de que se ventilaran sus charlas. El ministro sostuvo en su momento que las comunicaciones habían sido adulteradas. La frase de Larreta ahora pareciera un respaldo a su ministro. 

Además, la Justicia cerró una causa contra Silvio Robles porque consideró que no se puede hacer una investigación con material que fue obtenido de manera ilegítima.

Larreta también habló sobre el fallo de la Corte Suprema de la Justicia por la discusión de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad:  “Cuando el gobierno nacional le sacó a la Ciudad de Buenos Aires los fondos, a Corrientes y al resto de las provincias les dio cero pesos; todo fue a la provincia de Buenos Aires, supuestamente, para mejorar la seguridad. Digo “supuestamente” porque hoy la provincia de Buenos Aires está peor”. Y cerró: “La devolución de fondos no le afecta a las provincias, lo aclara explícitamente el fallo de la Corte”.



Source link

"Esa es la dictadura de Insfrán"

«Esa es la dictadura de Insfrán»


Las salas se cerraron cuando comenzó la pandemia de coronavirus y las autoridades formoseñas anunciaron que reabrirán recién en febrero.

Pasaron tres años. Algo así como mil días. En el medio, una pandemia que congeló el mundo y amenazó con terminar con todo lo conocido. Pero la llegada de las vacunas hizo que de a poco se retomara la normalidad. Todo volvió a ser como era. O casi todo. Los cines en la provincia de Formosa todavía siguen cerrados y el anuncio de su tardía reapertura le sirvió a la oposición para cuestionar las medidas de su gobernador, Gildo Insfrán.

Fue Patricia Bullrich quien tomó esa noticia y compartió un video acompañado de una fuerte crítica.

«¿Sabían que en Formosa los cines están cerrados desde que comenzó la pandemia y los van a abrir recién ahora?», dijo.

Y quien aspira a la presidencia de la Nación agregó: «Esa es la dictadura de Insfrán. Esa es la falta de libertad. Vamos a luchar con fuerza para que Formosa sea libre».

«Desde la pandemia que los cines están cerrados. Los tienen cerrados. Si vos sos de Corrientes o del Chaco, desde hace mucho podés ir al cine», siguió la presidenta del Pro.


Kevin, en el centro de aislamiento de Formosa.

«Eso es la dictadura argentina. Esa es la falta de libertad. Vamos a luchar para que Formosa sea libre», cerró en un claro tono de campaña.

El texto estuvo acompañado de un video que tiene algunos toques de producción. Comienza con una cuenta regresiva bien típica de cine. Luego aparece ella en lo que simula ser una pantalla grande ubicada en una sala. Se ven las butacas y la gente que espera ver una película. 

Represión en Formosa a manifestantes que se oponen a volver a fase uno
Represión en Formosa a manifestantes que se oponen a volver a fase uno

Según consigna el diario La Mañana, la reapertura de los cines se realizará en febrero. El primero en hacerlo será el Cine Italia y luego el complejo de Cines Avenida.

Esta medida de reabrir los cines se da luego de que los formoseños realizaran constantes quejas en redes sociales, ya que para ver una película debían trasladarse hasta Chaco o Corrientes.

Protestas en Formosa durante la pandemia por las duras restricciones impuestas por Gildo Insfrán. Foto José Gandolfi
Protestas en Formosa durante la pandemia por las duras restricciones impuestas por Gildo Insfrán. Foto José Gandolfi

En el medio hubo estrenos como la súper taquillera Spider Man: sin camino a casa o la candidata al Oscar, Argentina 1985.

En ese tiempo, también, la provincia dirigida por Insfrán fue acusada en reiteradas ocasiones por la violación de derechos humanos. Amnistía Internacional fue una de las organizaciones que advirtió al respecto.

La fuerte represión a las marchas en contra de la estricta cuarentena, se sumó a las denuncias repetidas que llegaban desde los centros de aislamiento obligatorios a los que sometía a sus ciudadanos y los «varados» que no podían entrar a la provincia donde viven.

El 20 de marzo del 2020 se declaró el aislamiento preventivo por la pandemia, pero a pesar de que desde hace ya más de un año la vida recuperó el ritmo que mantenía antes de la llegada del coronavirus hay una provincia en la que sigue sin haber cines abiertos. En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, las salas reabrieron en febrero del 2021. Esa decisión, a Formosa, llega dos años después.

DB

Mirá también



Source link

dijo que su mujer estaba desaparecida pero la había descuartizado

«La violencia machista hiere a toda nuestra sociedad»


El Presidente se refirió al asesinato de Nilda Rosa González Ojeda, una joven de 29 años, a manos de su pareja, quien primero denunció que la habían secuestrado y después confesó el crimen.

En medio de la conmoción por el brutal femicidio en Moreno de una joven de 29 años a manos de su pareja, el presidente Alberto Fernández apuntó contra «la violencia machista» que «hiere» a la sociedad y pidió «estar alerta y actuar» para frenar la violencia.

El mandatario se pronunció en Twitter al comentar la publicación de la ministra de las Mujeres, Género y Diversidad, Ayelén Mazzina, quien sostuvo que el crimen de Nilda Rosa González Ojeda «no es una noticia más, porque la violencia machista no es un hecho aislado«.

«La violencia machista hiere a toda nuestra sociedad. Estamos comprometidos con la búsqueda de la igualdad y vamos a redoblar nuestros esfuerzos para que no haya más Nildas a las que lloremos como hoy«, escribió Fernández.

Y agregó: «Este femicidio nos convoca a estar alerta y actuar de forma conjunta para lograr frenar la violencia. Abrazo fuerte y sentido a la familia de Nilda. Y que se haga justicia por su muerte».

La pareja de Nilda, de 36 años, fue detenida por el brutal crimen. Primero fue a denunciar el secuestro extorsivo de su mujer pero terminó quebrándose y confesó que la había matado. La descuartizó: arrojó el torso, la cabeza y la zona de la pelvis dentro de una mochila al costado de la ruta 24 en Moreno.

Los investigadores encontraron el viernes a la noche parte del cuerpo desmembrado de Nilda, madre de cinco hijos, en un campo ubicado en la avenida San Fernando del barrio El Quijote de Francisco Álvarez, en el límite entre los partidos de Moreno y José C. Paz.

Por la mañana, la pareja de la víctima, Juan Darío Sanabria Báez había ido a la Comisaría 4ta de Moreno (Cuartel V) para denunciar que Nilda había salido a las 9 de la casa a hacerse unos estudios médicos a Morón y la habían secuestrado.

Dijo que los captores le escribieron por WhatsApp desde el celular de ella y le pedían 100.000 dólares para liberarla, sino la matarían y venderían sus órganos. Ahí mismo, la Delegación Departamental de Investigaciones de la Policía Federal analizó los celulares de ambos y comprobaron que abrían antena en el mismo lugar sobre la ruta 24, cerca de la zona del hallazgo.


Nilda Rosa González (29), asesinada por el padre de sus cinco hijos en Moreno.

«Cuando le empezaron a preguntar más empezaron las contradicciones, el imputado se puso nervioso y confesó el femicidio», explicaron fuentes judiciales a Clarín. Y agregan: «Pero no explicó el móvil».

Sanabria Báez contó después que el jueves a la noche, tras la cena, había discutido con su mujer por una «infidelidad» y la mató a puñaladas con un cuchillo en la misma vivienda donde la pareja convivía con sus hijos, en Azteca al 200, en Moreno.

Allí se desesperó y comenzó a trabajar para esconder el cuerpo. Primero la descuartizó y la desmembró para luego arrojar la cabeza y el torso en el medio del campo. Mientras que otras partes estaban en un pozo ciego de la casa.

La noticia del femicidio causó conmoción en Moreno y la publicación en los medios derivó en indignación en las redes sociales. Entre los muchos comentarios se expresó la ministra de Mujeres, Género y Diversidad. «No aparecemos muertas, ¡nos matan! El femicidio de Nilda hoy nos llena de rabia y nos moviliza. Abrazo con todas mis fuerzas a su familia y a toda la comunidad de Moreno. No es una noticia más, porque la violencia machista no es un hecho aislado», sostuvo Mazzina.

Y siguió, enfática: «No voy a parar de trabajar para que este machismo salvaje se termine! Estoy segura, en la Argentina que todos y todas queremos, no hay lugar para violencias de ningún tipo. Por eso vuelvo a llamar la acción colectiva, a todos y a todas: frenemos los femicidios».

DB​

Mirá también



Source link

El Gobierno defiende su embestida contra la Corte, critica a los medios y victimiza a Cristina Kirchner en un informe ante la ONU

El Gobierno defiende su embestida contra la Corte, critica a los medios y victimiza a Cristina Kirchner en un informe ante la ONU

En una insólita denuncia en la que desprestigia a las instituciones de la Argentina y a los poderes de la democracia que no le son afines, el Gobierno llevó al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas su embestida contra la Corte Suprema, a cuyos integrantes busca destituir en juicio político.

Este informe, que se presentará en sociedad el lunes, critica a los medios de comunicación independientes, a la oposición política y a “sectores concentrados del poder económico y mediático” que, llega a decir, tienen la finalidad de “proscribir” a figuras centrales del escenario político”.

De hecho, el informe al que tuvo acceso Clarín porque ya está publicado en el Consejo de Derechos Humanos, que tiene sede en Ginebra, habla explícitamente de que la ex presidenta y hoy vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner es víctima del llamado “lawfare”, mecanismo que describe de manera casi escolar.

Algunos dirigentes de la oposición ya empezaron a repudiarlo en sus redes, dándolo como versión, como el senador Federico Pinedo y el diputado Fernando Iglesias. Sin embargo, en los hechos, este ya fue presentado y no se puede modificar su letra. Lo rechazó la ex titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso.

“El informe es una vergüenza y atenta contra nuestra historia en materia de derechos humanos. Hablar de ´lawfare´ o ´guerra jurídica´ es una excusa para violar la independencia judicial”, señalaron, por su parte, el presidente de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro, y la diputada nacional Marcela Campagnoli del bloque de legisladores nacionales de la CC.

Este informe será presentado a la comunidad diplomática este lunes 23, a las 14.30 hs, hora suiza, en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. Será en el marco del “Examen Periódico Universal” (EPU) sobre la Argentina.

Esta actividad se produce aproximadamente cada cinco años, desde el año 2006 y por decisión de la Asamblea General de la ONU.

La delegación argentina estará encabezada por el Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti y el Representante ante los Organismos Internacionales del gobierno de Alberto Fernández, Federico Villegas Beltrán. Pietragalla es un dirigente que utiliza su despacho de secretario de Estado para defender a ultranza las causas del ultrakirchnerismo.

Sin embargo, en el ámbito diplomático informaron que Villegas Beltrán no escribió el informe y que estará en la presentación debido a que es el responsable de la misión argentina en Ginebra.

El Examen Periódico Universal (EPU) es un examen de la situación de derechos humanos de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas que ofrece a cada país la oportunidad de exponer sobre los avances en materia de derechos humanos al tiempo que recibe las “recomendaciones” de los restantes miembros de la comunidad internacional acerca de cómo mejorar la situación de los derechos humanos en el país bajo examen. No existe ningún otro mecanismo similar en el ámbito de las Naciones Unidas.

Lo usual es que se presente un “Informe Nacional” sobre su situación o avances en los derechos humanos, presentando la mejor cara en la materia ante la comunidad internacional, sobre Salud, Educación, Discriminación, Derechos del Niño. 

Pero el Gobierno lo utilizó para victimizarse del “lawfare o guerra jurídica” contra Cristina Fernández de Kirchner. En ese tren sostiene que dicha práctica “es impulsada por sectores del Poder Judicial, la oposición política y sectores concentrados del poder económico y mediático con la finalidad de ‘proscribir’ a figuras centrales del escenario político”.

Dice que el lawfare es una práctica violatoria de los derechos humanos, una política de hostigamiento, proscripción y persecución política en sede judicial, un proceso penal fraudulento contra referentes políticos que representan a sectores populares, por lo que le reclama finalmente el “acompañamiento del Consejo de Derechos Humanos”.

Dando un ejemplo dice: “Otro de los desafíos que enfrenta nuestro país es el fenómeno del “lawfare o “guerra jurídica”. Y asegura: «Desde el actual Gobierno Nacional y el movimiento de derechos humanos se advierte que la práctica del lawfare – impulsada por sectores del Poder Judicial, la oposición política y sectores concentrados del poder económico y mediático – constituye una práctica violatoria de los derechos humanos y opera como condicionante de los procesos electorales, de la agenda política y de la opinión pública».

Continúa diciendo que en estas causas judiciales, como las que enfrenta la ex Presidenta de la Nación, bajo la excusa de la investigación y sanción de hechos de corrupción, «se violan garantías fundamentales del Estado de Derecho», que se desconocen garantías básicas del debido proceso como la presunción de inocencia, el derecho de defensa y el principio de objetividad que debe guiar la actuación del Ministerio Público Fiscal.  Y afirma que estas causas penales se impulsan únicamente en «contra de referentes políticos que representan a sectores populares, mientras se mantiene en la impunidad a sectores poderosos, que han permitido o avalado el endeudamiento criminal que ha generado pobreza e indigencia en la población».

Sigue y se queja de que «aunque el Gobierno Nacional cambió en diciembre de 2019, y terminó así la práctica de avasallamiento a la independencia judicial por parte del Poder Ejecutivo Nacional, la persecución política en sede judicial se encuentra plenamente vigente, en tanto integrantes del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal siguen llevando adelante procesos penales fraudulentos contra las principales figuras políticas del actual oficialismo, otrora oposición al gobierno de la anterior gestión».

El informe dice que «las estrategias de persecución, cuya finalidad última es la proscripción de figuras centrales del escenario político, son ejecutadas en la práctica por jueces y fiscales que visitaban asiduamente al ex presidente, tanto en su residencia oficial como en sus residencias privadas, lo que demuestra la espuria convivencia entre ambos sectores y la continuidad de una política de hostigamiento que afecta los principios democráticos de nuestro país, en especial aquellos que hacen a la independencia e imparcialidad con la que deben actuar el Poder Judicial de la Nación y los Ministerios Públicos»

Entonces le reclama el acompañamiento del Consejo de Derechos Humanos «para fortalecer la independencia judicial, la legitimidad del servicio de justicia y, en definitiva, el Estado de Derecho en nuestro país”.

El informe tiene por momentos características escolares. Por ejemplo, cuando intenta  explicitar con mayor detalle algunas referencias dentro del documento, abre notas al pie. Por ejemplo:

“(169) El lawfare es una práctica violatoria de derechos humanos, en primer lugar, en tanto avasalla derechos fundamentales de las víctimas directas que son objeto de su accionar (dirigentes políticos/as, ex funcionarios/as públicos/as y referentes de organizaciones sociales y sindicales). En segundo lugar, porque habilita el diseño e implementación de políticas públicas con un claro sesgo regresivo en materia de derechos humanos (especialmente del conjunto de derechos económicos, sociales y culturales), que tienen profundo impacto en la sociedad como conjunto.

(171) Recientemente, se tomó conocimiento de una denuncia presentada contra el Estado argentino ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas por un grupo de importantes juristas internacionales, alegando que se han cometido graves irregularidades en los procesos penales seguidos en contra de la Dra. Kirchner” Esta insólita presentación, rompe con una regla de oro en el ámbito internacional en el sentido de que en este Examen, los funcionarios gubernamentales defienden íntegramente la posición de su país frente a las críticas eventuales de la comunidad internacional. En este caso, el kirchnerismo utiliza este foro para desprestigiar a la Argentina acusando con una dura retórica a los sectores de la oposición política, al poder judicial, a los sectores económicos, y a la prensa, de conspirar contra los principios democráticos en el país.



Source link

"Intente despedirse del cargo con algo de dignidad"

«Intente despedirse del cargo con algo de dignidad»

El ministro de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, se descargó este sábado en sus redes sociales y le respondió a Alberto Fernández, quien el viernes publicó un video de campaña en el que indirectamente lo acusó de querer que «a la Argentina le vaya mal«. Ante eso, lo cruzó: «Deje de mentir. Intente despedirse del cargo con algo de dignidad».

Durante la tarde del viernes, el Presidente lanzó un spot de campaña disimulado, en el que la excusa fue mostrar los avances en las obras que se realizan en el Gasoducto Néstor Kirchner. En el video, volvió a subir al ring electoral a Mauricio Macri, a quien ya había elegido como adversario directo en una publicación del mismo tono el pasado 11 de enero.

En palabras del jefe de Estado, en la oposición «quieren que a la Argentina le vaya mal. Esa es su receta y esa es su campaña». Y para graficarlo utilizó imágenes del ex presidente y también de Jorge Macri.

Es por eso que el primo del líder del Pro publicó un texto en que salió a responderle a Fernández. Y lo hizo con munición pesada.

«Basta de mentiras y descalificaciones, señor Presidente», comenzó. A partir de ahí hizo un repaso de los motivos por los cuales decidió publicar ese texto: «Normalmente no le respondería, porque casi nada de lo que dice Alberto Fernández es verdad o tiene buena fe. Pero no puedo permitir que diga que no quiero que a la Argentina le vaya bien».

El descargo estuvo acompañado de una foto que hizo temblar al Gobierno. Fue la que lo muestra a Fernández en la Quinta de Olivos rodeado de familiares y amigos en el cumpleaños de su mujer, Fabiola Yánez, en medio de la estricta cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus que el propio mandatario impuso sobre la sociedad

Luego atacó y cuestionó el contenido del video: «Es insólito porque Alberto está vendiendo como un éxito la construcción de un gasoducto tres años demorado por la incompetencia y la ideología de su gobierno. Pero eso no importa tanto, estamos acostumbrados a que este gobierno y este Presidente mientan constantemente, sobre cualquier tema».

Se defendió de las críticas y dijo que tanto él como su primo buscan corregir errores y «sacar al país del pantano«. Y sigue: «El que quiere que a la Argentina ‘le vaya mal’ parece ser el Presidente que en sus tres años de mandato no arregló ningún problema y empeoró muchos de los que ya teníamos, como la inflación y la pobreza».

Para eso le pidió que mire su responsabilidad y la de su partido «que gobernó casi 30 años de los 40 que llevamos de democracia. Alguna tienen que tener«, chicaneó.

Para el final del texto, Macri volvió a acusar de mentiroso al mandatario: «Todos estamos hoy peor que hace tres años. Menos sarasa y menos mentiras, entonces, y más responsabilidad, se lo pido como ciudadano», le dijo.

Y finalizó: «Le queda menos de un año de mandato. Intente despedirse del cargo con algo de dignidad«.

El texto de Jorge Macri completo

El Presidente me incluyó ayer en un video que publicó en sus redes sociales. En un momento, sobre una imagen primero de Mauricio y después sobre una mía, dice: “Quieren que a la Argentina le vaya mal. Esa es su receta, esa es su campaña”.

Normalmente no le respondería, porque casi nada de lo que dice Alberto Fernández es verdad o tiene buena fe. Pero no puedo permitir que diga que no quiero que a la Argentina le vaya bien, cuando he dedicado toda mi vida, y especialmente estos 20 años que llevo en la política, a tratar, con mayor o menor suerte, de ayudar a que tengamos un país mejor.

El video es insólito porque Alberto está vendiendo como un éxito la construcción de un gasoducto tres años demorado por la incompetencia y la ideología de su gobierno.

Pero eso no importa tanto, estamos acostumbrados a que este gobierno y este Presidente mientan constantemente, sobre cualquier tema.

Lo que importa es la insistencia y la ceguera del Presidente para reconocer que la Argentina tiene problemas serios, que debemos resolver con urgencia. Hace casi 15 años que no crecemos y, uno podría decir, hace varias décadas que nuestra economía está estancada, perdiendo oportunidades, enfrascada en los mismos problemas de siempre. Reconocer eso, como hicimos Mauricio y yo, no es querer que a la Argentina le vaya mal. Es justamente lo contrario. Es admitir que, si queremos salir del pantano en el que estamos, tenemos que hacer algo distinto de lo que venimos haciendo. Por ejemplo, retomar el rumbo que intentamos entre 2015 y 2019.

El que quiere que a la Argentina “le vaya mal” parece ser el Presidente, que en sus tres años de mandato no arregló ningún problema y empeoró muchos de los que ya teníamos, como la inflación y la pobreza. En lugar de levantar el dedito con mentiras, como tanto le gusta hacer, debería mirar cuál es su responsabilidad y la de su partido, que gobernó casi 30 años de los 40 que llevamos de democracia. Alguna tienen que tener.

Yo sé por qué estamos como estamos. Me duele reconocerlo. Somos un gran país en muchas cosas, nuestra gente es excepcional y tenemos todo para salir adelante. Pero no podemos negar que una parte de la clase dirigente (incluyendo a los políticos, pero no sólo los políticos) le ha fallado a la sociedad. Le ha fallado, o le hemos fallado, al argentino que quiere salir a trabajar y que le saquen el pie de encima.

A la argentina que quiere progresar y quiere reglas claras para que se valore su sacrificio. A las familias dispuestas a esforzarse pero que sienten que su esfuerzo, en este país de hoy, no tiene recompensa.

Para esos argentinos tenemos que trabajar, señor Presidente. Y usted, aunque diga lo contrario, no lo está haciendo. No sólo eso, nos miente todos los días sobre la situación del país. Todos estamos hoy peor que hace tres años. Menos sarasa y menos mentiras, entonces, y más responsabilidad, se lo pido como ciudadano. Le queda menos de un año de mandato. Intente despedirse del cargo con algo de dignidad.

DB

Mirá también



Source link